MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

UN GRUPO DE BUENOS AMIGOS
TRES MIEMBROS DEL MONDOÑEDO F.C.

En la imagen aparecen tres miembros del equipo de fútbol del Mondoñedo F.C. a comienzo de los años treinta en el terreno de juego del “Caneiro”.

De izquierda a derecha aparecen:

Manuel Vázquez Díaz “dos Carneiros”, Sergio Fernández Robles “de Llollas” residentes en el callejón de la calle Padilla (actual Alfonso VII) y Eliseo Iravedra Valle “do Roxo” residente en la calle Méndez Núñez (actual de Álvaro Cunqueiro).

Comentarios (0) - Categoría: Mondoñedo F.C. - Publicado o 25-07-2009 21:13
Ligazón permanente a este artigo
EL MARCO DE LA INFESTA
MARCO DA INFESTA
Recibe el nombre de Infesta uno de los múltiples caminos que comunican la ciudad de Mondoñedo con sus alrededores. Es un camino muy empinado en la mayor parte de su recorrido a causa de la orografia del terreno, lo que no impedía que fuera muy transitado en alguna época por numerosos vecinos de las parroquias de Labrada, Romariz, Fanoy, Abadín, Candia, Castromayor, etc.
Este camino nace en Mondoñedo y pasa por los lugares de Rego de Cas, Pacios de Abajo, Pacios de Arriba, continua por la cruz de “La Revolada” y comienza el duro ascenso de la ladera de los montes de Cesuras, dejando a un lado el conocido monte de la Pena da Roca y al otro los lugares de Cabana de Bella y Valiña de Freire.
En una bifurcación del camino, ya casi en la cima de los montes, se encuentra clavado en la tierra “O Marco da Infesta”, una enorme piedra caliza de sesenta centímetros de ancho que se alza en posición vertical con una altura de unos dos metros.
En sus inmediaciones descansaban los fatigados caminantes que transitaban por este difícil camino, según nos comentaron los más viejos de Cesuras y también hay quien asegura que en otros tiempos se podían leer unas iniciales que estaban grabadas en él.
Según algunos autores existía una costumbre pagana que consistía en clavar una enorme piedra en la encrucijada de algunos caminos en honor a Mercurio, dios de los mercaderes, ladrones y protector de los caminantes.
En la plaza de la catedral de Mondoñedo, sobre la puerta de entrada a uno de los importantes comercios que existieron, encontramos esculpido en piedra granítica el rostro de este dios de la mitología romana, hijo del dios Júpiter y de la diosa Maya, representado como adolescente y tocado con un casco alado, el cual pasa desapercibido para la mayoría de transeúntes.

Andrés García Doural

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 23-07-2009 17:18
Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural