MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

EL TENIENTE CORONEL PAYO YANGUAS
D. Pedro Payo Yanguas nació el 27 de junio de 1860 en Mondoñedo. Era hijo legítimo de D. Eusebio Gerónimo Payo Piñeiro, capitán del ejército, retirado (1) y de Dª Benita Yanguas Sorzano.
D. Pedro ingresa en el ejército el 26 de marzo de 1879. El 1 de mayo de 1887 asciende al empleo de primer teniente de caballería (2).
En el año 1892, con el empleo de primer teniente lo encontramos destinado en el Regimiento Tacón, Nº.31 de la isla de Cuba. Regresado de ultramar, es destinado al Regimiento Lanceros del Príncipe Nº3 de Barcelona. A primeros del mes de julio del año 1895 asciende al empleo de capitán. En 1896 es destinado una vez más a Cuba.
En 1899, de nuevo en la Península, es destinado a la Plana Mayor del Regimiento de Caballería Almansa Nº 13.
En 1903 es destinado a la Plana Mayor del Regimiento Dragones de Montesa, Nº 10 (Reus). En abril de 1906 asciende al empleo de comandante y es destinado a la Capitanía General de Galicia, como juez permanente de causas.
En 1907 el comandante Payo Yanguas es destinado a la Plana Mayor del Regimiento de Cazadores Tetuán Nº 17. En el mismo año encontramos a varios miembros de esta familia domiciliados en Mondoñedo. En una amplia lista de donantes para la capilla votiva y altar de S. Rosendo encontramos citados a los hermanos Payo Yanguas; Dª María, Dª Dolores y D. Pedro.
En 1909 es destinado de nuevo a la Plana Mayor del Regimiento Almansa Nº 13, que había sido creado el 12 de enero de 1676, en la plaza de Pamplona. En 1910 es destinado al Depósito de Reserva Nº 7 de Murcia, creado en el año 1893. En este año decide contraer matrimonio con Dª Consuelo Pampillo Fernández y solicita autorización para el enlace a S. M. el Rey.
El 16 de noviembre de 1911, D. Pedro asciende al empleo de teniente coronel. Durante el mes de diciembre se halla enfermo de consideración.
A comienzos del año 1913, el teniente coronel Payo Yanguas es destinado al Depósito de Reserva de Lugo Nº 14. En el mes de febrero del mismo año, le es concedida la Placa de S. Hermenegildo. A finales del mes de julio del mismo año se le concede la excedencia a D. Pedro Payo Yanguas.
En el mes de julio de 1924, el ex teniente coronel D. Pedro Payo Yanguas se ve involucrado en un accidente de circulación ocurrido en las inmediaciones de la parroquia de S. Vicente de Mondoñedo, cuando un automóvil de la empresa Freire de Lorenzana se precipitó por un importante desnivel en una de las curvas de Paibeira, al intentar esquivar otro vehículo que subía en dirección contraria. A consecuencia del aparatoso accidente falleció un vecino de Puentenuvo y resultaron varios heridos de consideración. D. Pedro tuvo fortuna; solamente sufrió ligeras erosiones en la cabeza (3).
D. Pedro falleció a las once horas del 28 de marzo de del año 1937 en su domicilio de la calle Progreso de Mondoñedo, señalado con el número 11, a la edad de setenta y seis años. En estos momentos se hallaba en estado de viudez y sin descendencia (4).
Transcurridos unos años, desaparecieron de Mondoñedo todos los miembros de la familia. Solamente queda como recuerdo de su paso por Mondoñedo, sus datos personales en algunos censos municipales de población, algunas citas en ejemplares de la prensa escrita local y una lápida de mármol en el viejo cementerio municipal de Mondoñedo.

1)- D. Eusebio Gerónimo Payo Piñeiro, de sesenta y ocho años de edad, natural de la parroquia de S. Jorge de La Coruña, falleció el 1 de abril de 1886 en su domicilio de la calle Herreros de Mondoñedo (actual Guevara), señalado con el número quince. En estos momentos ya se hallaba viudo, y le quedaban de su matrimonio los siguientes hijos: D. Pedro, alférez de caballería del segundo escuadrón del primer Regimiento del Rey, ausente en Cuba, Dª María y Dª Dolores.
D. Eusebio Gerónimo Payo era hermano del Arzobispo de Manila, Fray J. Pedro Payo Piñeiro, ex Predicador General de la Orden de Santo Domingo en España. El dominico coruñés D. Pedro Payo Piñeiro, fue 23 Arzobispo de Manila (1878-1890). (Registro Civil de Mondoñedo, Tomo14, pág.249).
(2)- Biblioteca Nacional, Hemeroteca Digital, Anuario Militar de España, año 1892, pág. 399 y 417.
(3)- “El Ideal Gallego”, núm. 2034, del 15 de julio de 1924.
(4)- Registro Civil de Mondoñedo, libro de defunciones número 50, folio 166.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 31-05-2017 22:15
Ligazón permanente a este artigo
¡ERAN OTROS TIEMPOS!
El 25 de noviembre de 1887, el peón caminero José García, como encargado de la carretera de segundo orden de Villalba a Oviedo, trozo segundo, entre los puntos kilométricos 28 a 30, denuncia por escrito ante las autoridades municipales a los vecinos de la antigua Rilleira de Trigás: Antonio Nogueira Anllo (do Pacio), José López Doural (do Pedroso), José Maseda (de Pausalido), Antonio García Rodríguez (de Pausalido), Antonio Varela Cobas (da Casabella), Manuel Rey Chao (do Pedroso), José Pardo Cobas (da Casabella), Ramón Varela Fernández (do Vilar) y a Ramón Nogueira Anllo (do Vilar) por incumplir el artículo 19 del Reglamento vigente para la conservación y policía de las carreteras, por “apastar ciento sesenta cabezas de ganado lanar en las cunetas y paseos de la citada carretera”.

El Alcalde de Mondoñedo, D. Pedro Mon, convoca en dependencias del Ayuntamiento al denunciante y denunciados para las diez de la mañana del día seis de diciembre del citado año, con el fin de escuchar sus alegaciones.

Reunidos en dependencias del Ayuntamiento, que por aquellas fechas se hallaba instalado en dependencias del antiguo convento de Alcántara, los vecinos denunciados contestan al Sr. Alcalde “que fuera cierto que las ovejas objeto de la denuncia, atravesaron la carretera en el referido día, por venir del monte llamado Grandela, debiendo parecerle al peón caminero que algunas de aquellas se detenían en los paseos de la carretera, por ser muchas, y los pastores, niños de tierna edad, que según es costumbre en esta localidad, se les utiliza para estos trabajos, pues las personas de mayor edad realizan las labores y cultivos de la tierra, por lo que suplican a la Alcaldía les absuelva de toda posible multa, en consideración a que el transito del referido ganado lanar era de muchos dueños”.

El Alcalde de Mondoñedo, después de escuchar atentamente al denunciante y a los denunciados y considerando que en aquellos momentos el tránsito por las carreteras es completamente libre para toda clase de ganados y el que es objeto de la denuncia, tenía forzosamente que atravesar la mencionada carretera para dirigirse a los establos, que no es posible evitar que dos o más ovejas se separen del rebaño y se detengan en cualquier punto del camino, por cuanto la pobreza y miseria de nuestros labradores y la poquísima utilidad que los rebaños les suministran, no pueden en modo alguno pagar a persona de edad competente para apastar aquellas.

Considerando que en el parte de denuncia de que se trata, no se dice el número de ovejas que se han detenido en la carretera y por consiguiente no se puede precisar las responsabilidad que a los dueños de estas les corresponde según el artículo 18 del citado Reglamento, considerando que los daños ocasionados, según el mismo peón caminero, son insignificantes y que ni siquiera los puede apreciar, el Sr. Alcalde de Mondoñedo declara exentos de toda responsabilidad a los vecinos denunciados (1).

Finalmente, el peón caminero cumplió con sus obligaciones, los modestos labradores expusieron sus convincentes alegaciones y el Sr. Alcalde impartió justicia.

(1)- Archivo del Ayuntamiento de Mondoñedo, informes de los peones camineros, carpeta 861.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 30-05-2017 22:13
Ligazón permanente a este artigo
[1] 2 [3]
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural