MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

UNA LEYENDA MINDONIENSE

Las mujeres de los Pedregás”
Próximo a las viviendas de Carroceira, Angüin y Gontariz y al cauce del río de Sixto de Mondoñedo, se halla un sitio solidario y melancólico, llamado Pedregás. Sitio formado por una cañada bastante estrecha, con exuberante vegetación, con un arroyo que salta entre las zarzas y pequeñas rocas y unos montes de regular elevación.
Existe en aquellos lugares una caseta abovedada, construida con piedra de sillería, que por su construcción se distingue de otros pequeños depósitos o registros, esparcidos por aquellos contornos y que sirvieron para la primera traída de aguas a la población (1.726), en tiempos del distinguido Obispo de Mondoñedo Fray Juan Muñoz y Salcedo.
“Es creencia del vulgo que en la noche de la víspera de S. Juan, noche tan festejada en varias naciones, que tanto anduvo y anda por los labios de poetas y autores de cuentos y en el citado sitio de Pedregás, ocurre algo fantástico y misterioso. Dentro de la caseta aludida, por encanto de cierto rey moro, se oye una música dulce y prolongada, que confunde sus armonías con el murmullo del arroyo cercano, y el gemido de la brisa entre las ramas de los elevados pinos. Pero esta música no es más que un accidente de la crónica popular, porque lo principal del caso, es que refiere la tradición que, en la expresada noche, solían ir las mujeres mindonienses al sitio de Pedregás y allí, a la hora de las doce en punto, mirando a las estrellas, descubrían el pecho y recibían en él los rocíos del Cielo, con los que pensaban quedar más blancos y más puros. Y a la verdad que no iban muy equivocadas, por si el verdadero rocío del cielo llegase a salpicar el seno palpitante de una mujer, debería, además de producir la blancura y la .pureza del alma, derramar una lluvia de perlas sobre el tierno corazón de la virgen, de la esposa o de la madre.
Y esta escena tan particular de las mujeres de Pedregás, se prolongaba hasta despuntar el sol de la mañana de S. Juan, de ese sol que baila en la aurora de semejante día, según la creencia del pueblo galiciano; pero en tanto, que todo esto pasaba, se dejaba oír la música deliciosa del aludido rey moro, tal vez con el perverso objeto de fascinar y atraer a alguna de aquellas vírgenes que, presentando desnudo el pecho, miraban a la bóveda celeste, proceder- y dispensaré el rey moro- que no parece una gran picardía, o tal vez con la inocente idea de tocar el arpa o el violín, por puro pasatiempo, no pensando así en las largas y tristes horas de su encantamiento y de su prisión”.
Tal es la leyenda o tradición mindoniense de “Las mujeres de Pedregás”, que D. Alfredo García Doriga nos la da a conocer en la Revista Popular de Pontevedra en el mes de mayo de 1.894.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 16-05-2015 14:46
Ligazón permanente a este artigo
¡HAY QUE ELOGIAR!

El día 2 de mayo, a las ocho de la tarde, se disputó en el campo de fútbol de “A Mina” de A Pontenova el encuentro de la Copa Diputación entre el conjunto local y el Lourenzá. Le tocó dirigir el encuentro al jovencísimo colegiado Jesús López Fernández.
Durante los últimos diez años he presenciado multitud de partidos de fútbol de regional preferente; de primera, segunda y tercera regional. He conocido a numerosos entrenadores, jugadores de fútbol y árbitros.
Hasta aquí, todo resulta normal, para un buen aficionado al fútbol. Pero el sábado día dos, para mi sorpresa, vi calentar sobre el terreno de juego de “A Mina” al joven árbitro, como si de un jugador se tratara. Continuó mi sorpresa, viendo su colocación sobre el terreno de juego y los kilómetros que corrió durante el partido. Todavía continuó mi sorpresa, cuando mi hijo, jugador del Lourenzá, me comentó que al final del encuentro, el árbitro felicitó a los jugadores de los dos conjuntos y les dijo: ¡pese a ser un partido intenso de fútbol, os habéis empleado con suma deportividad!
En estos tiempos: que se silba mucho a los árbitros, que se protestan demasiadas jugadas, que se les intenta engañar en muchas ocasiones, que se les sueltan muchos improperios desde el graderío o desde las bandas, o que se les recuerda algún miembro de sus familias, no está demás elogiar la labor de alguno de ellos y destacar su comportamiento sobre un terreno de juego. El sábado, he tenido la oportunidad de presenciar la labor de un buen colegiado.

Comentarios (0) - Categoría: Mondoñedo F.C. - Publicado o 16-05-2015 14:37
Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural