MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

VILLAAMIL Y CASTRO Y ARGOMOSO
El archivero, bibliotecario, anticuario, arqueólogo e historiador D. José Villaamil y Castro nació, según algunas publicaciones o trípticos, el 12 de noviembre de 1838 en Madrid. Era hijo legítimo de D. José Villaamil Albareda, natural de la ciudad de Cádiz y de Dª Petra de Castro y Cavia, vecina de Madrid. Era nieto paterno de D. José Villamil Miranda, natural de Mondoñedo, coronel graduado de infantería y de Dª María de la Paz Albareda, vecinos de la Villa de Madrid. Era nieto materno de D. José de Castro y de Dª Josefa de Cavia, vecinos de Madrid.
En el año 1852, su padre, que ya se halla viudo de Dª Petra de Castro y Cavia, residía en la vivienda señalada con el número 15 de la Plaza de la Constitución de Mondoñedo (actual de la Catedral), en compañía de sus hijos de corta edad, José y Teresa. El 22 de septiembre del citado año, su padre se casa de nuevo en la parroquia de Santiago de Mondoñedo (interior de la catedral) con su cuñada Dª Carlota de Castro y Cavia.
El 15 de agosto de 1865, el presbítero D. Juan Santiso Pedrosa (párroco de Triabá y tío de la novia) casó en la parroquia de Santiago de Mondoñedo a D. José Villaamil y Castro con Dª María del Carmen Eduviges Santiso y Cora. Fueron testigos del enlace matrimonial D. Antonio de Cora Pasarón (tío materno de la contrayente), D. Antonio Prieto Canel (casado con Dª Remedios Santiso) y D. Santiago Santiso (tío de la contrayente) (1).
Su esposa, Dª María del Carmen Santiso había nacido en la parroquia de Santa María de Vivero el 18 de octubre de 1842. Era hija legítima de D. Gabriel Santiso Osorio, natural de San Vicente de Lagoa (Alfoz) y de Dª Joaquina de Cora Pasarón, natural de Santa María de Lieiro (Cervo), hacendados. Era nieta paterna de D. Baltasar Santiso Osorio y Moreda, difunto, y de Dª María Pedrosa Andrade y Maldonado, naturales y vecinos aquel fue y esta es de San Vicente de Lagoa. Era nieta materna de D. Miguel de Cora, difunto, natural de Santa María de Lieiro y de su viuda esposa Dª Rosalía Pasarón, de San Justo de Cabarcos. Fueron sus padrinos D. Santiago Santiso, hermano del padre de la recién nacida y Dª Antonia de Cora, tía paterna por parte de madre, vecinos de Santa Cruz del Valle de Oro (2).
El 22 de julio de 1868 fue bautizada su hija Carlota Praxedes. El 10 de enero de 1873, fallece Carlota Villaamil Santiso, de cuatro años de edad, que recibió cristiana sepultura en el cementerio parroquial de S. Pedro de Argomoso. Ofrendaron sus padres cien reales para la fábrica de la parroquia. En el mismo cementerio parroquial, ya había recibido sepultura su tía y madrastra Dª Carlota de Castro y Cavia.
La familia Villaamil Santiso abandona la ciudad episcopal de Mondoñedo en el año 1873 y posteriormente fijan su residencia en la vivienda señalada con el número 43 de la calle Fuencarral de Madrid.
El encontrar dos anotaciones de defunción de unos miembros de la familia Villaamil de Mondoñedo en Argomoso, nos sorprendió y al mismo tiempo desató en nosotros el interés en averiguar el motivo de esas sepulturas. Una vez más nos dirigimos al Archivo Diocesano de Mondoñedo con intención de averiguarlo, pero no hemos tenido fortuna.
Posteriormente logramos averiguar que en el mes de julio de 1907, D. José Neira Villaamil, obtuvo el oportuno permiso de las autoridades eclesiásticas para trasladar los restos mortales de Dª Carlota de Castro Cavia, tía y madrastra de su madre (Teresa), desde el cementerio parroquial de Argomoso de Mondoñedo a Santiago de Compostela. Dª Carlota había sido la segunda esposa de su abuelo D. José. ¡Curiosidades de nuestro Mondoñedo!.

(1)- Archivo Diocesano de Mondoñedo, parroquia de Santiago de Mondoñedo, libro 11 de matrimonios, folio 40 y 40 vuelto.
(2)- Archivo Diocesano de Mondoñedo, parroquia de Santa María de Vivero, libro 6 de bautizados, folios 185 vuelto y 186.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 29-03-2016 20:00
Ligazón permanente a este artigo
INCIDENTE EN AS INVERNEGAS

¿Dónde se hallan? Con el peculiar nombre de “Invernegas” se conoce un diminuto núcleo de población que pertenece a la parroquia de Santiago de Mondoñedo. Las viviendas se encuentran situadas a unos quinientos metros de altitud sobre el nivel del mar, en plena ladera de los montes conocidos como “da Farrapa”.
En el citado lugar nos encontramos con dos viviendas muy antiguas, con otras pequeñas edificaciones para guardar los aperos de labranza y algunos animales y todas ellas rodeadas de robustos muros de piedra y de unos gruesos laureles romanos que las protegen de los fuertes vientos, principalmente del vendaval. Algunas parcelas del terreno de cultivo también fueron rodeadas de gruesos muros de piedra.
En la conocida como “A Casa Nova” del lugar de “As Invernegas”, residían a finales del siglo XIX el matrimonio formado por José García Díaz (A) “Casanova” y su esposa Josefa Maseda Villapol, en compañía de sus jóvenes hijos: Ramón, Antonio, Josefa, otro Ramón y Manuel.
¿Qué ocurrió? El 25 de noviembre de 1894 desaparece de su domicilio Josefa Maseda Villapol. El cuatro de diciembre de 1894, compareció ante las autoridades municipales de Mondoñedo, José García, de 47 años de edad, de profesión labrador y vecino del lugar de As Invernegas, manifestando que el domingo 25 de noviembre, entre diez y doce de la mañana, desapareció de su domicilio su esposa Josefa, de quien decía, que desde su juventud padecía algún trastorno mental.
José García “Casanova” describe a su esposa con toda clase de detalles: edad, cuarenta y dos años, estatura alta, pelo castaño, ojos negros, nariz regular, boca idem, cara larga, color pálido, algo hoyosa de viruelas. Viste saya ordinaria de candil, color castaño, chaqueta o jubón de lana sucada negra y usada, pañuelo de algodón o lana a la cabeza, color negro, dengue al cuello de bayeta negra, usado y calza medias de hilo blanco, con zuecas pintadas de negro y lleva en sus brazos un niño, hijo suyo, de unos dos años y medio, vestido a uso de aldea y con arreglo a su edad.
A pesar de haber practicado José, desde dicho día, activas diligencias en su busca, sólo pudo adquirir noticia de que Josefa había sido vista en el lugar de Gontán (Abadín), donde había comprado una libra de pan el lunes veintiséis, tomando a continuación dirección hacia la parroquia de S. Pedro de Labrada, pero sin tener hasta la fecha más noticia suya.
Por todos los contornos y hasta Villalba, José puso personas encargadas para que le avisaran de si aparecía. Al no tener noticia alguna, por consiguiente, se puso en contacto con el Alcalde de Mondoñedo para que remitiera al Sr. Gobernador Civil de la provincia su desaparición y se pudiera insertar en el Boletín Oficial su búsqueda, con objeto de que si se encuentra a Josefa Maseda y al niño (Manuel), se les conduzca con las debidas consideraciones a disposición de la Alcaldía de Mondoñedo, para su entrega.
El 26 de junio de 1895, después de más de 212 días fuera de su domicilio, de soportar toda la estación invernal, de mojarse, de pasar hambre, frío y de deambular por los enlamados caminos del contorno, Josefa y su hijo Manuel son localizados en las inmediaciones de Villalba.
El día 27 tiene lugar la entrega a la Alcaldía de Mondoñedo de la enferma Josefa y de su hijo de corta edad. Realiza el acto de entrega el guardia municipal de Villalba D. Antonio Hermida, pero al hallarse imposibilitada la enferma para poder hacer el viaje a pié, se le faculta un bagaje de carro por el contratista de esta partida.
Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 20-03-2016 20:46
Ligazón permanente a este artigo
1 [2] [3]
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural