MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

La Plazuela Oswaldo Codina (II)

Durante el violento combate los rebeldes causaron numerosas bajas entre los soldados españoles, entre ellas la del Sr. Romero, que es sustituido por el valiente Nieto, ayudante del bizarro general Bernal. Vuelve el batallón de San Marcial de nuevo a la carga, alentado por su nuevo jefe, que cae también; tiene que retroceder una vez más el batallón, y entonces óyese una potente voz que grita: “¡Adelante San Marcial!”, es la del médico Codina, que se adelanta con nueve hombres y llega hasta la trinchera enemiga. Pasan unos instantes y sólo regresan dos de aquellos valientes, ¡Codina y el practicante!, pero traen consigo el cadáver del teniente coronel Romero, rescatado por el heroísmo del médico mindoniense. Deja nuestro protagonista su carga en tierra y empieza a curar los numerosos heridos. El enemigo empieza a ceder, el general Bernal montado en su caballo reconoce al poco de rematar el combate la línea y allí se encuentra al médico todavía curando heridos. Desciende de su montura y llorando le abraza. “¡es usted un valiente!”, le dice el general.(2)
No satisfechos con los valiosos datos encontrados por casualidad, nos propusimos buscar la anotación de bautismo de este vecino nuestro, poco conocido en el Archivo Diocesano de Mondoñedo. Una vez más, nos atendió amablemente su archivero D. José María Fernández.
Rápidamente encontramos su anotación de bautismo, la cual dice así: “Calle del Puente- Oswaldo Julio Francisco Rafael Natalio, hijo legítimo de D. Rafael Codina y de D ª Dolores Zapico. El 2 de diciembre de 1.861. D. Ramón Fernández San Mamed, cura rector de Santiago de Mondoñedo y su unida de Santa María de Viloalle, bauticé solemnemente un niño que nació ayer a las once de la noche, hijo de legítimo matrimonio de D. Rafael Codina y Primo, teniente del batallón provincial de Mondoñedo, natural de la ciudad de Játiva y de D ª Dolores Zapico Parga, natural de esta ciudad de Mondoñedo, residentes en la calle del Puente. Abuelos paternos D. Dionisio Codina, natural de Goyanes, provincia de Valencia y de D ª Concepción Primo, natural de dicha Játiva y ahora difuntos. Maternos D. Francisco Zapico, natural de Serrapio, concejo de Aller, Obispado de Oviedo y de D ª Magdalena Parga, difunta, natural de Riotorto y vecinos de esta ciudad. Púsele de nombre Oswaldo Julio Francisco Rafael Natalio. Fueron sus padrinos D. Francisco Checa, segundo comandante del referido batallón de Mondoñedo y D ª Julia Martínez, mujer del primer comandante del ejército D. Juan de Uria, residentes en la ciudad de Mondoñedo, a quienes advertí lo que previene el Ritual Romano y para que conste lo firmo: Ramón Fernández San Mamed.”(3)
Gracias a un artículo de D. Francisco Mayán Fernández, actual cronista de la ciudad de Mondoñedo, publicado en el diario El Progreso de
Lugo, conocemos más datos biográficos de nuestro vecino, los cuales resumimos a continuación.
Oswaldo Codina se graduó de licenciado en Medicina y Cirugía en la ciudad de Valencia en el año 1.881, verificando los ejercicios de Doctor en 1.882, en la Universidad Central de Madrid.
Ingresó en el ejército en 1.891 siendo destinado al Regimiento de Infantería de Navarra y posteriormente al Regimiento de Infantería de Sevilla nº 33, de guarnición en Murcia.
Más tarde estuvo en Orihuela, Cartagena, Valencia, etc. Por su comportamiento ejemplar durante la epidemia colérica que causó tantos muertos en 1.885 en la población de Orihuela, le fue concedida la Cruz de epidemias.
Por sorteo le correspondió marchar para la isla de Cuba, siendo destinado a prestar sus servicios en el hospital de Bayamo, no haciéndolo así, por haberlo dispuesto la misma superioridad que lo hiciera en el Batallón de San Marcial nº 44.

(2)La Ilustración Española y Americana, publicaciones periódicas, año XLI, número 2, Madrid 15 de enero de 1.897
(3)Archivo Diocesano de Mondoñedo, parroquia de Santiago, libro 29 de bautizados, folio 116.
(Continúa)

AGD
Comentarios (1) - Categoría: Cronicón - Publicado o 10-03-2009 17:29
Ligazón permanente a este artigo
La Plazuela Oswaldo Codina (I)
(Oswaldo Codina Zapico)
En pleno centro del casco urbano de Mondoñedo se halla la plaza conocida con el nombre “del Concello”. En los años noventa del pasado siglo la corporación mindoniense siendo alcalde el médico D. Javier Loira Rúa acuerda en pleno cambiar de nombre varias calles del citado casco urbano (Méndez Núñez, Marqués de Rodil, Cándido Martínez, Calvo Sotelo, Oswaldo Codina), una de ellas la actual “del Concello”.
Esta plaza se llamó de “la Soledad”, al hallarse en uno de sus costados la capilla de La Soledad, que fue derribada en el siglo XIX; en sus terrenos se levantó la esbelta vivienda de la familia Mon. Todavía se puede observar un fragmento de cornisa, toda ella construida con piedra de cantería, de la antigua capilla en uno de sus muros laterales, concretamente en la parte superior del tejado del comercio dedicado actualmente a librería.
Con el transcurso de los años pasa a denominarse este espacio público “Plazuela de Carruajes”, al estacionar allí los numerosos carruajes que atravesaban la población de Mondoñedo.
A finales del siglo XIX la corporación mindoniense acuerda cambiarle de nuevo el nombre a la citada “Plazuela de Carruajes” por el de “Plazuela de Oswaldo Codina”. Muchos mindonienses nos preguntamos, alguna vez, ¿quien era Oswaldo Codina?. Nos resultaba algo desconocido.
Buscando información de una antigua conducción de agua a la población de Mondoñedo y consultando en el archivo del Ayuntamiento los libros de actas de la segunda mitad del siglo XIX, encontramos una anotación muy importante para nosotros y que responde en gran parte a nuestra pregunta y dice más o menos así: “El Señor Presidente (alcalde) manifestó que en vista del acto de heroísmo llevado a cabo en el año último por D. Oswaldo Codina Zapico, médico del batallón de San Marcial, de operaciones en la isla de Cuba, en la acción de la Loma de la Ceja del Negro, arrancando en la trinchera de las manos de los insurrectos el cadáver de su bizarro jefe el Teniente Coronel Sr. Romero, según más o menos consta en acuerdo tomado por la Excelentísima corporación, en sesión de 23 de noviembre de 1.896, se estaba en el caso y era digno que por tal acto y cómo hijo preclaro de esta ciudad, se rotulara la Plazuela titulada “De Carruajes” con el nombre de “Plazuela del heroico médico D. Oswaldo Codina Zapico”. La Excelentísima Corporación está conforme con el pensamiento del Sr. Presidente y por tanto acuerda que desde luego se rotule la “Plazuela de Carruajes” con el nombre de tan valiente paisano”.(1)
Según hemos podido averiguar al consultar diferentes fuentes, los hechos ocurrieron de la siguiente manera: El general insurrecto Antonio Maceo, también conocido con el sobrenombre de “El Titán de Bronce” avanzaba rumbo a occidente. Cruzó con sus tropas la provincia de la Habana, donde sostuvo diversos combates con tropas españolas y penetra en la provincia de Pinar del Río, en donde se suceden de nuevo los combates. Es histórico el combate celebrado al despuntar el día del 4 de octubre de 1.896 en la Loma de la Ceja del Negro; lugar muy cercano al conocido Valle de Viñales. En tal combate tomaron parte 500 de nuestros soldados, armados con mosquetones Máuser (arma de mucho alcance para la época), al mando del teniente coronel Romero, ante unos 7.000 insurrectos.

(1)Archivo del Ayuntamiento de Mondoñedo, carpeta número 970, libro de actas de los años 1.891-97.(Continúa)
AGD
Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 10-03-2009 16:50
Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural