MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

Campana de Coubeira
(Campana de Coubeira)
LAS CAMPANAS DE SANTA MARÍA MAGDALENA DE COUBEIRA

La parroquia de Santa María Magdalena de Coubeira se encuentra situada al norte de la ciudad de Mondoñedo y a una distancia de unos cinco kilómetros.
Su antigua iglesia parroquial era de reducidas dimensiones y se encontraba ubicada en el lugar de “A Franca”. En la actualidad se pueden observar restos de sus muros e incluso alguna de las piedras calizas que cubrían las sepulturas de su pequeño cementerio.
En el año 1.925 se levanta la edificación actual, toda construida con piedras de cantería muy bien labradas, se construye un nuevo cementerio parroquial y se instala todo ello en un lugar más céntrico dentro del territorio de la parroquia.
En la espadaña de la nueva edificación se colocan dos campanas: La de menor tamaño se le impuso el nombre de San Andrés, necesitó ser refundida en el año 1.927 por Constantino Linares Ortiz, que tenía su taller de fundición de campanas en la población de Carabanchel Bajo (Madrid). La de mayor tamaño, también necesitó ser refundida en el año 1.946 por José Cabrillo Mayor, que tenía su taller de fundición de campanas en la población castellano-leonesa de Salamanca.
Con el paso de los años, esta última campana se raja de nuevo en sentido vertical y le salta un considerable trozo de metal. El actual cura párroco D. Manuel Escariz hace las gestiones oportunas y compra una nueva campana para colocar en el lugar de la que está rota.
Esta nueva campana es fundida en los últimos meses del año 2.008 por fundiciones Quintana, que tiene su taller en la población palentina de Saldaña. Posee en uno de sus costados gravada una artística cruz y en el otro la inscripción siguiente: “Año 2.008, número 3.740. Me hizo Saldaña- Palencia- España”.
Este taller de fundición se remonta al siglo XIX, cuando Manuel Quintana Iriondo llega a Villota del Páramo, donde por causa de la guerra civil (tercera carlista) quedó aislado, pero su origen es santanderino. En el taller, además de los hermanos Maruja y Manuel, que realizan la función de dirección, tiene tres operarios.


AGD
Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 10-03-2009 18:18
Ligazón permanente a este artigo
La Plazuela Oswaldo Codina (III)
Posteriormente causa baja en el citado batallón y pasa a prestar sus humanitarios servicios en el Hospital Güines, donde causa baja en marzo de 1.898 y pasa a la Habana, como jefe del detall del Parque de Sanidad Militar y empieza a prestar servicio en el hospital de San Ambrosio, desde donde tuvo que salir urgentemente, con objeto de auxiliar el salvamento del vapor Alfonso XII, incendiado por la escuadra americana. El 26 de diciembre de 1.898 embarca para España. Ya le había sido concedida por sus actos heroicos la Cruz de San Fernando de Primera Clase.
El 12 de enero de mil ochocientos noventa y nueve desembarca en el puerto de Santander, el 10 de febrero se incorporó a su destino de Madrid, pasando luego a Valencia.
En los meses de mayo y junio de mil novecientos, disfrutó de licencia para viajar por París, Viena, Cartagena y Mondoñedo, contrayendo matrimonio en segundas nupcias (anteriormente había estado casado con Carmen Bonafás y Más) el 12 de diciembre del mismo año, con dispensas de segundo grado de consanguinidad, con María Josefa Carmen Zapico Villariño, soltera, nacida el 17 de marzo de 1.873 en la vivienda señalada con el número diez y seis de la calle Herreros de Mondoñedo, hija legítima de Joaquín Zapico Parga y Concepción Villariño Fernández, difuntos, pero naturales y vecinos que fueron de Mondoñedo. Fueron sus abuelos paternos Francisco Zapico, natural de Serrapio, concejo de Aller, obispado de Oviedo y Rosa Magdalena Parga de Riotorto; maternos, Andrés Villarino de San Andrés de Masma y Agustina Fernández de Villanueva de Lorenzana(4). La ceremonia del enlace tuvo lugar en la capilla del palacio episcopal de Mondoñedo, oficiando en la misma el bondadoso obispo Dr. D. Manuel Fernández de Castro. En estos felices momentos D. Oswaldo Codina ocupaba el empleo de capitán de Sanidad Militar y su padre D. Rafael Codina el de General de Brigada.
Según su expediente militar estaba en posesión de la Cruz de San Fernando de Primera Clase; de la Cruz de María Cristina, también de primera clase; de la Cruz de Isabel la Católica y otras muchas más.
Ha superado una terrible epidemia, ha esquivado la muerte en duros combates, apenas transcurrido un año de haber contraído segundas nupcias y no ver cumplidos los cuarenta años, falleció de “enteritís” (proceso inflamatorio del intestino delgado) a las cinco de la tarde del día primero de junio del año mil novecientos uno(5).

(4)Registro civil de Mondoñedo, sección primera, tomo número 4, folio 48, número 73.
(5)D. Francisco Mayán Fernández, diario El Progreso de Lugo de fecha 12 de agosto de 2.002.

AGD
Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 10-03-2009 17:51
Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural