MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

AVATARES DE LAS ANTIGUAS FÁBRICAS

El 17 de octubre de 1847 ante el Notario de Mondoñedo, D. Pascual Faraldo, comparecieron Benita de la Torre, viuda de Antonio Varela y sus hijos: Jacinta, María, Pascual y Antonia (casada con el capitán D. Juan José Fernández de Noriega y residente en Cambre) con intención de realizar la partija de sus bienes. Entre los numerosos bienes existentes, encontramos el edificio de las antiguas fábricas de D. Antonio de la Riba López, situadas en las inmediaciones de la capilla de S. Cayetano de Mondoñedo.
En un principio acordaron partir por la mitad la casa dedicada a fábrica de alfarería. “La mitad para el lado del Sur, desde la entrada antigua de la casa hasta el medianil que separa la propia porción del horno y se compone de patio o portal y piso alto con su cocina y chimenea, con dos ventanas, una a la parte del Sur y otra al del Levante. El palomar por entero. Los vagos de aquella parte, hasta una piedra o marco alto, que se halla frente al medio de la puerta que baja a las huertas. El alpendre o cabaña de abrigar leñas, cubierto de losa y madera, abierto que está por la parte de debajo de dichos vagos, hasta el sitio del pajar, inclusive, que tocó en el primer departamento de huertas y las tres porciones o cuarterones de huerta que se hallan a la parte más inferior de ellas y en hilera, de Sur a Norte. La mitad de la parra que cubre los citados vagos”. Esta parte le tocó en suerte a su hija Jacinta Varela de la Torre.
La otra parte le tocó en suerte a su hermano Pascual. “La otra mitad, para el lado del Norte, de la citada edificación. Desde el medianil que separa la otra mitad, del costado del Sur, adjudicada a la hermana Jacinta, del patio por donde se entra en la casa, por el costado del Levante, o sea de la solana, hasta el extremo de toda ella por el Norte, cuya mitad se compone del referido patio, bodega o caballeriza terrena, con portal al Levante, en el patio, el horno de cocer ollas, sobre el patio un cuarto alto con una alacena, con ventana al Levante, dividido con voladizo de madera de un pasadizo que intermedia el propio cuarto y la pared de la casa del Poniente, en la que hay dos linteles con reja que comunican la tienda al pasadizo y al horno y escalera unida a él por donde se sube del patio referido para esta mitad de casa. Una sala con entrada al frente de esta escalera y dos ventanas, una al Levante y otra al Poniente, la cual tiene fayo o desván encima y un cuarto terreno al Norte de la sala, con entrada por la misma y dos ventanas, una al Norte y otra al Levante, muy reducido, en el que hay un tramo dividido con voladizo de madera. Al Levante de toda esta parte de casa, unido a ellos, un cobertizo o bodega terrena, con entrada por el Sur, un lintel y una ventana al Norte y dos hacia el Levante. El primer cuarterón de huerta unido a la parte de casa inserta por los costados de Levante y Norte, desde el sitio de los pajares. Y el otro cuarterón o tramo de huerta unido a aquel por el fondal , pared en medio, y además la mitad de la parra alta que cubre, tanto los referidos vagos de esta partida como los aplicados a su hermana Jacinta. También le quedan dos de las cuatro vigas que se hallan en la bodega o cobertizo de la solana” (1).
En otro apartado del documento aparecen citadas algunas condiciones. 1-Que el poseedor de la mitad del Sur queda con derecho a cocer la obra de barro que fabrique en el horno que queda dentro de las demarcaciones de la del Norte. 2-Que será del uso de los poseedores de las dos mitades el molino de vidriado de la fábrica.
Por las fábricas de S. Cayetano pagaba Froilán Varela (padre de Antonio) de canon foral catorce reales anuales a D. Pedro Marzo según escritura de mayo de 1807, ante el escribano de Mondoñedo D. Ramón Seijas.
A la mayoría de los lectores, las personas que aparecen citadas en el documento, les resultaran totalmente desconocidas, pero les resultaran más conocidos, si les decimos que son los bisabuelos y los abuelos maternos del maestro y poeta D. Antonio Noriega Varela y de su hermano D. Félix.

(1)- Archivo Histórico provincial de Lugo, protocolos notariales de D. Pascual Faraldo, sig. 6285-02.


Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 10-02-2017 00:31
Ligazón permanente a este artigo
LA FUENTE DE LOS PELAMEOS DE MONDOÑEDO

La abundante fuente de “Os Pelameos” se halla situada en el barrio de Los Molinos de Arriba de Mondoñedo. La gran cantidad de agua que mana por sus cuatro gruesos caños de hierro es conducida por medio de unas tuberías hasta juntarse con la de una presa que conduce el agua desde el río Valiñadares para mover las piedras de varios molinos harineros del Barrio.
Muchas veces nos preguntamos ¿desde dónde vendría tanta cantidad de agua? Tendríamos que prestar más atención a los comentarios que hacen muchas veces nuestros mayores. Siendo prácticamente un niño escuchamos comentar a algunos vecinos que el agua de este conocido y abundante manantial procedía de las estribaciones de A Pena da Roca, muy cerca de las viviendas del lugar de Prado.
A mediados del mes de abril del 2013, el agua de Os Pelameos comenzó a salir por sus caños toda turbia, con un intenso color amarronado. El miércoles, día 17, después de comer decidimos hacer una excursión por la parte superior de los montes de Zoñán y Estelo. Una vez en la cima de los primeros, nos llamó la atención el gran movimiento de tierras que se estaba realizando en las inmediaciones de las viviendas de Prado para rellenar un hueco que se había realizado hace ya muchos años en el terreno al extraer gran cantidad de piedra caliza para As Pontes. De este modo, tenemos respuesta a nuestra pregunta.
Revisando el terreno desde el lugar de Prado hasta el barrio de los Molinos, nos encontramos con el “Ollo da Fonte”, donde brota gran cantidad de agua en la parte inferior de unas tierras de labor de Gontariz. El agua desciende precipitadamente por el trazado de un camino de carro, realizando un gran socavón en él y arremolinándose, desapareciendo a continuación la mayor parte del agua.
Más adelante nos encontramos con la masa de roca caliza de “A Picheira” en Barbeitas. Un poco más adelante aparece otra masa rocosa en “Sanguiñedo” y por último con la masa caliza de “Campos Travesos” y “Bosque do Rulo”. Enfrente del barrio de los Molinos, se puede observar con claridad la mole caliza de la parte superior del trazado de la calle San Roque, donde en los años treinta del siglo pasado, la familia de “Los de la Huevera” tuvieron varios años funcionando un horno de calcificación de piedra caliza (caleira).
El trayecto que tiene que recorrer el agua desde el lugar de Prado hasta Los Molinos, en línea recta y todo a través de una masa caliza, es relativamente corto y el desnivel bastante pronunciado.
La palabra “Pelameos”, que da nombre a este manantial, ya aparece citada en algunos documentos del Archivo Catedralicio de Mondoñedo del siglo XIV.

Comentarios (1) - Categoría: Cronicón - Publicado o 01-02-2017 20:23
Ligazón permanente a este artigo
[1] [2] 3
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural