MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

D. RAMÓN PEDROSA Y MONDOÑEDO
Ramón Joaquín Bernardo Pedrosa nació el 20 de agosto de 1786 en la casa de la “Escoura”, de la parroquia de Santiago de Adelán (Alfoz). Era hijo de D. Juan Pedrosa Saavedra y de Dª Manuela de Andrade y Maldonado.
El 3 de noviembre de 1811 se casan en la parroquia de Santiago de Mondoñedo (se hallaba situada en el interior de la catedral) D. Ramón Pedrosa y Dª Dominica Miranda Ron. Dª Dominica era hija legítima de D. José Miranda Ron y de Dª Rosa Pardo Acebo, vecinos de la calle de la Cruz de Mondoñedo. Del matrimonio nacieron dos hijos, que fallecieron de corta edad.
El 4 de enero de 1819, D. Ramón tomó posesión del cargo de Procurador General del Concejo de Mondoñedo. El 30 de septiembre de 1823, siendo ya abogado de la Real Audiencia de Galicia, tomó posesión del cargo de Alcalde mayor interino de Mondoñedo. El 4 de junio de 1825, D. Ramón Pedrosa ya había ascendido al cargo de “Alcalde del Crimen de la Real Chancillería de Granada”.
“Viuda desde 1822 de D. Manuel Peralta Valte, incurrió en el enojo del Alcalde del Crimen D. Ramón Pedrosa, que la creyó cómplice, aunque sin pruebas, de la evasión de D. Fernando Álvarez Sotomayor, preso en la cárcel de aquella ciudad por delitos políticos y amagado de la pena de muerte”. “Desde entonces espió todas las acciones de Dª Mariana Pineda. Supo que dos hermanas suyas, bordadoras de oficio, estaban adornando por encargo de aquella señora, una bandera de seda morada con el lema: Ley, Libertad e Igualdad. Se arrestó a Mariana en su casa, de la cual se fugó. Rápidamente es apresada y trasladada al beaterio de Santa María Egipciaca y de allí a la cárcel. Instruido proceso, el fiscal pidió la última pena, el juez Pedrosa la impuso y la Sala de Alcaldes confirmó la sentencia.
En un cadalso que se levantó junto a la verja de la estatua del Triunfo, se consumó su ejecución el 26 de mayo de 1831.
Hallándose Pedrosa en su casa de la “Escoura”, se presentaron allí un grupo de militares, los cuales lo condujeron preso al castillo de San Antón de la Coruña, donde se le formó causa, siendo desterrado por un período de seis años a Filipinas. Después de cumplir sus años de destierro, se traslada a Roma, donde falleció.(1)
Su esposa Dª Dominica Miranda, habitante en la vivienda señalada con el número 16 de la calle de la Cruz de Mondoñedo (actual Obispo Sarmiento) falleció el 11 de agosto de 1847 y fue enterrada en la capilla de San Isidro del Couto de Otero. Cubre su sepultura una gran piedra caliza, en la que fue grabado un curioso epitafio.

(1)- José Isidro Fernández Villalba, “Mondoñedo Regreso al Pasado VII”, páginas 76, 77 y 81.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 09-12-2012 11:05
Ligazón permanente a este artigo
EL NUEVO PUENTE DE OS CABANEIROS
En el lugar de “Os Cabaneiros” de la parroquia de San Vicente de Mondoñedo existió desde tiempo inmemorial un modesto puente de madera que comunicaba varios núcleos de población de la parroquia y por el que los vecinos trasportaban en sus carros, tirados por yuntas de vacas, los abonos para sus fincas de labor y efectuaban la recogida de sus cosechas. En las inmediaciones del puente existe un viejo molino harinero de “Quendeiros”.
A finales de los años cincuenta, el puente se hallaba bastante deteriorado a consecuencia del tránsito de los carros y de las grandes crecidas del río y los vecinos deciden repararlo. Se construyen de nuevo los muros de su soporte y se le construyen dos vigas de cemento, dejando otras de madera de roble que se hallaban en un estado aceptable. Pese a todos los reparos, el puente se conserva en un estado aceptable, pero no puede soportar el peso de grandes tractores o carrocetas cargadas de madera, que tienen que vadear el río por un lugar cercano.
Después de numerosos tramites y de ciertas demoras, se logra financiar la construcción de un nuevo puente. “El 18 de diciembre de 2009, se dio por rematada la construcción del nuevo puente sobre el cauce del río Valiñadares en el lugar de “Os Cabaneiros” que facilitara el acceso a personas y vehículos desde el lugar de O Pedroso a los de A Valiña y A Pradela en la parroquia de San Vicente de Mondoñedo.
La obra fue adjudicada a la empresa “Vincallo Xestión de Proxectos” S. A. de Foz.
El importe de la obra ascendió a 52.200 Euros, que fueron aportados del Fondo Estatal de inversión local (FEIL)”.
Fue director de la nueva obra D. José Enrique Caciedo Herrero. ¿Qué paradojas tiene la vida? Ahora, que prácticamente se hallan deshabitados estos pequeños núcleos de población y las tierras de labor incultas, se construye un excelente puente.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 05-12-2012 18:46
Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural