MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

LLANTO EN “A MEIXOADA” (II)
El domingo 17 de septiembre, su hermano Manuel, su tío Juan Rouco, acompañados de Antonio Ramos, siguieron toda la vereda desde su casa hasta el lugar de “A Meixoada”, para informarse de si algún vecino había visto a Nicolasa y “observar y reconocer lo que pidiesen en razón de la noticia que se le diera de una cuadrilla de ladrones” y habiendo hecho las diligencias y comprobaciones oportunas, inmediato al camino y debajo de una peña encontraron el cadáver de Nicolasa, al que habían aplicado suma violencia.
En seguida pusieron algunos hombres para guardar el cadáver. Inmediatamente, Antonio Ramos fue a dar parte a la Justicia de Villanueva de Lorenzana, en cuyo distrito ocurrió el suceso. Manuel, hermano de Nicolasa, todo desconsolado y dando voces a carrera tendida, como loco, volvió junto a su madre, dándole cuenta del hallazgo. Juan Rouco se marchó a junto de su hermana a relatarle el suceso y a consolarla y disponer venir al día siguiente, acompañado de su mujer, de su viuda hermana y del joven Manuel, para asistir al entierro de la desafortunada Nicolasa.
Una vez en el lugar de “A Meixoada”, se encontraron con la Justicia de Villanueva de Lorenzana y con otros hombres. Con la noticia del suceso y de la trágica muerte de Nicolasa, también concurrieron para asistir al dicho entierro, Roque Maseda, Diego Fernández, que se hallaban casados con dos tías de Nicolasa, Antonio González y la viuda de Juán Louzao. Los allí presentes, acompañaban la conducción del cadáver para darle sepultura. Al poco de iniciar el traslado del cadáver, a los tres citados en primer lugar, la Justicia les prohibió proseguir y asistir al entierro, haciéndoles saber que inmediatamente se presentaran por presos en la villa de Villanueva de Lorenzana, bajo la multa de doscientos ducados, orden que han “obedecido y allí les detuvieron y detienen habiéndoles recibido declaración”.(1)
Se comentaba entre la población que en el sitio de “A Meixoada” andaba actuando desde hacía un tiempo una gavilla de ladrones, de tal manera que para transitar por el lugar no se atrevía hacerlo una persona sola, esperando a juntarse varios caminantes para pasar. La citada gavilla ya había sido perseguida y “echa una corrida y registro” de aquellos montes el día nueve del corriente mes, con mucha gente, que convocaron las autoridades de antemano. No hacía muchos días que los delincuentes habían sido vistos por el lugar y que intentaron robar a Juan Gil, vecino de San Pedro de Cangas y a otras personas.
No logramos averiguar, si las personas detenidas por la Justicia de Lorenzana fueron declaradas culpables y posteriormente castigadas por el horrendo suceso.
La madre de Nicolasa, Ana María Basanta, viuda, falleció el 7 de mayo de 1790.(2)

(1)- Archivo Histórico Provincial de Lugo, protocolos notariales de D. Isidro Fernández Valledor.

(2)- Archivo Diocesano de Mondoñedo, parroquia de Santa Eulalia de Frexulfe, libro 2 de defunciones (1745-1832), folio 328, vuelto y 329
.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 26-01-2014 19:40
Ligazón permanente a este artigo
LLANTO EN “A MEIXOADA” (I)
Es la tercera vez que comentamos noticias relacionadas con la pequeña cruz de granito existente en el lugar de “A Meixoada”, cercana al lugar de A Campá, entre las parroquias de San Andrés de Masma y Santa María Magdalena de Coubeira de Mondoñedo.
Continuamos reuniendo información del trágico suceso allí ocurrido en el otoño del año 1775 en los archivos Diocesano, Municipal e Histórico Provincial. No es tarea fácil, pero nunca nos imaginamos encontrar tal cantidad de datos.
La víctima, como ya hemos comentado en el segundo capítulo, se llamaba Nicolasa Basanta Mel, residía en el lugar de Escallal de Abajo, de la parroquia de Frexulfe, en compañía de su madre, y de varios hermanos. Además de los trabajos del campo, las mujeres de la casa se dedicaban anualmente a la fábrica de lienzos como ayuda del gobierno de la casa y “sucumbir a sus urgencias”. Nicolasa acudía desde hacía un tiempo las tardes de los miércoles a la ciudad de Mondoñedo, situada a tres leguas de Frexulfe para asistir los jueves temprano al mercado y adquirir madejas de lienzo y algunos cueros para llevar a su domicilio. El trece de septiembre de 1775 la envió una vez más su madre concurrir al mercado de Mondoñedo, entregándole para este efecto una cantidad de dinero. Fue vista transitar por el camino real por varias personas, pero como el día catorce no regresó a casa como de costumbre, se dirigieron sus familiares a buscarla en dirección a Mondoñedo. Comprobaron que a la casa del sillero de Mondoñedo en que se acostumbraba hospedar no había llegado y al mercado tampoco había asistido.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 25-01-2014 20:48
Ligazón permanente a este artigo
[1] 2 [3] [4]
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural