MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

D.JUAN BASILIO AENLLE Y ROCHA

En otro apartado del blog dejamos constancia de que la edificación conocida entre los vecinos como “Torre del Gorrete” de S. Andrés de Masma de Mondoñedo, a comienzos del siglo XVIII era propiedad de D. Juan Basilio Aenlle y Rocha, vecino del lugar de Pié de Viña, de Abajo, de la parroquia de San Juan de Villaformán (Trabada). Recientemente, mi apreciable amigo Fernando Villapol me facilitó una copia del extenso testamento de D. Juan Basilio, del que hemos extraído algunos datos biográficos e incluso algunos párrafos, por parecernos muy interesantes para el lector.
¿Quién era D. Juan Basilio? D. Juan Basilio era hijo de D. Pedro Aenlle y Rocha y de Dª María de Ron y Tobar, vecinos del lugar de Pié de Viña de Abajo, de la parroquia de San Juan de Villaformán (Trabada). Era nieto paterno de Alexos de Aenlle y de Dª María de Serantes. Era nieto materno de D. Diego Fernández de Ginzo y de Dª María de Ron y Tobar.
D. Juan Basilio Aenlle y Rocha se casó el 18 de mayo de 1705 en la parroquia de Santo Tomé de Lorenzana con Dª Margarita Gertrudis Sanjurjo Montenegro. Su esposa Dª Margarita Gertrudis era hija de D. Juan de Estoa y Rois y de Dª Antonia Sanjurjo Montenegro, vecinos de Santo Tomé de Lorenzana, pero ella natural de S. Andrés de Masma (Mondoñedo).
Su tío paterno, D. Andrés Aenlle (Presbítero) mandó edificar en la casa y torre del lugar de Pié de Viña (Villaformán-Trabada) una ermita de la advocación de Nuestra Señora de Alta Gracia, San José y Santa Lucia. La ermita fue edificada por su sobrino D. Juan Basilio, con autorización del Obispo de Mondoñedo D. Juan Muñoz y Salcedo y el 20 de septiembre de 1709 fue bendecida y dedicada al culto. Al fallecimiento de D. Juan Basilio y de su esposa Dª Margarita Sanjurjo Montenegro, el patronato de la ermita quedó incorporado a la Casa y Torre de Pié de Viña (1).
En la feligresía de San Juan de Villaformán, D. Juan Basilio era propietario de numerosas parcelas de terreno y de varias edificaciones: una casa al lugar de Pié de Viña, de un alto, de frente diez varas y de fondo ocho. Otra casa al sitio de Pié de Viña, de un alto, de frente catorce varas y de fondo doce. Otra casa al sitio de Pié de Viña, de un alto, de frente diez varas y de fondo ocho.
También era propietario de un molino harinero en el arroyo al sitio de Pié de Viña (solamente molía tres meses, por la escasez de caudal). En su domicilio tenía las siguientes cabezas de ganado: cinco cerdos, de a dos años; dos bueyes; una vaca; un ternero de este año; un xato de dos años. En una de sus parcelas de terreno tenía depositadas once colmenas.
D. Juan Basilio Aenlle y su esposa Dª Margarita Gertrudis Sanjurjo, como ya hemos dicho, eran propietarios de la “Torre del Gorrete” de San Andrés de Masma (Mondoñedo). Esta edificación, situada en el lugar de O Rigueiro, tenía de frente 32 varas y de fondo 20. Pegada a ella había otra edificación, terrena, con un frente 6 varas y un fondo de 10, que era utilizada como cocina. En la citada parroquia, también eran propietarios de una casa al sitio de A Retorta, otra en el mismo Rigueiro, otra en A Seara, otra en O Castro y otra al sitio de Rego. También eran propietarios de veinte ferrados de sembradura, de primera calidad, al sitio de O Rigueiro, cerrada con muro de piedra. Propiedades heredadas por su esposa de sus abuelos maternos: D. Pedro Sanjurjo Montenegro “El Viejo” y de Dª Magdalena Díaz da Fraga.
D. Juan Basilio falleció el 5 de octubre de 1752 en Villaformán. Le quedaban de su matrimonio los hijos siguientes. D. Fernando Jacinto, casado con Dª Nicolasa de Moscoso, en su compañía; D. Juan Antonio, casado en Pedrido-Vilamor (Mondoñedo) con Dª Cayetana Gutiérrez de Cancio; D. José Antonio, cura en Cervo; D. Pedro Antonio y D. Andrés Antonio, presbíteros. D. Juan Basilio pide ser enterrado en la sepultura más inmediata a la pila de agua vendita, a la entrada de la puerta y que se cubra con una Baeta.
En uno de los apartados de su testamento, Don Juan Basilio nos dice: “Las armas de que use y con qué serví al Rey (q.Dios.g) como noble que asistí a la convocatoria de Nobleza con los más nobles caballeros hijosdalgos del Reino, el año pasado de mil setecientos dos en la ciudad de Santiago, que se señaló para plaza de armas y desde allí, en la ciudad y presidio de La Coruña, y últimamente en la villa de Vigo, asistiendo a todas las funciones que se han ofrecido con la Armada Inglesa y Holandesa, hasta desapoderarlos del castillo de Rande y villa de Redondela. Dichas armas son una escopeta larga, con sus viseras y abrazaderas de plata, y dos pistolas y espada de merca, con el puño de hilo de plata y aderezo templado y un espadi con la contera y guarnición de plata”.
En otro apartado nos indica su indumentaria: “El vestido de gala de mi poner, de paño de Segovia, ya usado, con abotonadura de plata filigranada y un coleto de ante de calle con sus brochas de plata. El vestido de campo, de mi poner; se compone de calzón, chupa y casaca de la manera castellana, color musgoscuro, medias de lana, de estambre de Castilla, un sombrero ordinario y un zintillo de plata”.
En otro apartado dice: “con los cuadros y escudos con sus letreros que contienen la genealogía de mis progenitores y un molino de moler pimienta”.
Y en otro apartado nos dice que “en su poder y en una caja de jadelata grande se hallan recogidas dos Reales cartas ejecutorias, la primera ganada a instancia de su séptimo abuelo, que tuvo principio en 1501”.
Su esposa, Dª Margarita Gertrudis Sanjurjo Montenegro falleció en Villaformán el 18 de febrero de 1756.
Su primogénito, D. Fernando Jacinto, en 1761 tenía la edad de 58 años y residían en su compañía una hija y un criado mayor.
En la tarde del 9 de junio de 2019 visitamos el lugar de Pié de Viña de Abajo, en Villaformán, lugar donde tenía su hacienda D. Juan Basilio. Nos sorprendió verlo totalmente despoblado, con todas las edificaciones abandonadas, alguna de ellas, incluso con el tejado caído al suelo, exuberante vegetación por todas partes y ni restos de la capilla existente en su momento. Es triste ver todas las edificaciones tan deterioradas, sin habitantes, vegetación a raudales, tierras que en su momento daban buenas cosechas, incluso de viñas y hoy cubiertas de zarzas o eucaliptus. ¿Cómo se encontrará todo esto dentro de cincuenta años?
Como remate, enormemente agradecido a mi amigo Fernando Villapol por facilitarme copia de tan interesante documento.

(1)- Archivo Histórico provincial de Lugo, protocolos notariales de D. Gregorio Fernández Salgado.
(2)- Archivo General de Simancas, Dirección General de Rentas, Real de Legos de la feligresía de San Andrés de Masma. D.G.R. 1RE-939-1

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 11-08-2019 22:14
Ligazón permanente a este artigo
IRAVEDRAS DE VILAMOR

Conocíamos la existencia de varios vecinos de la calle Méndez Núñez (actual de Álvaro Cunqueiro) y del barrio de Los Molinos de Arriba de Mondoñedo que llevaban el apellido Iravedra y que eran más conocidos entre nosotros por el mote de “Os do Roxo”. Los miembros de esta familia eran originarios del ayuntamiento de Riotorto.
Posteriormente, supimos que una conocida familia del lugar de “A Torre” de la parroquia de Santa María de Vilamor también lo llevaba. Hablamos en varias ocasiones con Dª Isabel Iravedra, última moradora en el lugar e incluso realizamos varias fotografías a las edificaciones existentes (una ya se vino al suelo). Nuestro vecino Ricardo Gacio, descendiente por línea materna de los habitantes en “A Torre” de Vilamor me facilitó la lectura de algunos documentos familiares muy interesantes.
Posteriormente, repasamos en el Archivo Diocesano de Mondoñedo los libros parroquiales de defunciones, de matrimonios y de bautizados de la citada parroquia con intención de conocer sus orígenes y de esta manera, poder aportar algunos datos familiares. El dato más antiguo que logramos localizar de esta familia fue la defunción en 1699 de Domingo de Iravedra (observamos que el párroco dejó escrito que era vecino) y que se hallaba casado con Antonia González. El 11 de mayo de 1699 falleció en “A Torre” de Vilamor, Domingo de Iravedra. El 6 de junio de 1718 falleció su viuda esposa, Antonia González. Había testado ante D. Juan Antonio de Villar y Rubiños.
Les quedaban de su matrimonio los hijos siguientes: Alonso de Iravedra (N-1680, F-1728)), Dionisio de Iravedra (N-1695, F-1758), Juan Antonio de Iravedra (estudiante) (N-1698), Antonia González (se casó el 19/1/1722) y María González.
El 4 de diciembre de 1695 fue bautizado un niño, hijo de Domingo de Iravedra y de Ana González. Se le impuso el nombre de Dionisio. Fueron sus padrinos Dionisio y su mujer María Juana, vecinos de la ciudad de Mondoñedo. El 19 de marzo de 1758 falleció Dionisio de Iravedra González, casado con Cayetana da Folgueira Cornide *. Testó ante Alonso Fernández del Riego (18/3/1756). Ofrendó, entre otras cosas: “cinco fanegas y media de fruto, un almallo, un carnero, un barril de vino”. El 20 de octubre de 1762 falleció Cayetana da Folgueira Cornide, viuda de Dionisio de Iravedra. Le quedaban de su matrimonio los hijos siguientes: Jerónimo, José (casado en Masma), Juliana y Antonia.
Jerónimo Antonio de Iravedra da Folgueira fue bautizado el 2 de septiembre de 1735. Fueron sus padrinos D. Domingo de Iravedra, cura párroco de S. Jorge de Lorenzana y Antonia González de Iravedra (tía), mujer de D. Manuel Teixeiro, vecinos de la feligresía de S. Jorge.
En el año 1760, Jerónimo de Iravedra era propietario de una casa al sitio de Vale, era de un alto, con un frente de 18 varas y un fondo de 10. Lindaba por la izquierda y derecha con otros bienes del interesado. También era propietario de las dos cuartas partes de otra casa terrena al sitio de Vale, las dos restantes eran de D. Felipe Bermúdez, presbítero, vecino de Santa María de Lieiro (Cervo). Era propietario, entre otras, de un ferrado de viña, de segunda calidad al sitio de A Veiga. De un ferrado de viña, de primera calidad, al sitio de Pereira. De un cuarto ferrado de viña, de primera calidad al sitio de Guillade.
En su domicilio poseía las siguientes cabezas de ganado: Dos bueyes, una vaca, un ternero, un jato de un año, cuatro ovejas, tres corderos, dos carneros y dos cerdos de un año (1).
Jerónimo de Iravedra da Folgueira falleció el 22 de abril de 1802. El 24 de enero de 1802 había fallecido su esposa Francisca Fernández. Le quedaban de su matrimonio los hijos siguientes: Juan (residente en Seibane), Francisco, Vicente y Josefa (+6/1/1812).
Vicente Iravedra, hijo de Jerónimo Iravedra y de Francisca Fernández se casó con María Reimunde Rodríguez Villarmea. Sus suegros, eran vecino de S. Martín de Mondoñedo.
María Reimunde Rodríguez Villarmea, mujer de Vicente Iravedra, falleció el 15 de abril de 1832. Le quedaban de su matrimonio los hijos siguientes: Juan, de 25 años; Juana, casada con José do Barro en Viloalle.
El 1 de noviembre de 1849, falleció su viudo esposo, Vicente de Iravedra, a la edad de 71 años. Le quedaban de su matrimonio los hijos siguientes: Juan, casado con Jacinta Maseda en la casa patrucial y Juana, casada con José do Barro en el lugar de Casablanca de Viloalle. Testó el 17 de septiembre de 1844, ante el Notario de Mondoñedo D. Fernando Paz Vivero.
José do Barro se había casado en Vilamor con Juana Iravedra el 21 de julio de 1828. Fueron testigos del enlace: Juan Iravedra y su hijo D. Vicente, clérigo de menores y vecinos del lugar de Seibane.
El 14 de octubre de 1872 falleció Juan Iravedra Rodríguez Villarmea, marido de Jacinta Maseda (natural del barrio de Cesuras). Le quedaban de su matrimonio los hijos siguientes: Francisco, presbítero, de 29 años; Vicente, de 26 (pagó para no realizar el servicio de las armas), Andrés Juan, de 23; y Vicenta, casada con Benigno Flores (alfarero en el Río de Sixto de Mondoñedo).
El 14 de mayo de 1869, D. Francisco Iravedra y Maseda, natural de Vilamor, clérigo de prima, se hallaba cursando Sagrada Teología en el Seminario Conciliar de Mondoñedo. El 12 de octubre de 1893 falleció D. Francisco Iravedra Maseda, presbítero, hijo de Juan y de Jacinta, a la edad de 50 años. Habitaba en compañía de su hermano Andrés, en el lugar de “A Torre”.
Su hermano, Andrés Iravedra Maseda, se casó con Francisca Palacios Méndez, natural de Villanueva de Lorenzana. Su esposa, falleció el 12 de junio de 1906, mayor de 50 años. Le quedaban de su matrimonio los hijos siguientes: Concepción, casada en Villanueva de Lorenzana; Consuelo y Francisco Iravedra Palacios, solteros.
Andrés Juan de Dios Iravedra Maseda, viudo de Francisca Palacios falleció el 13 de noviembre de 1917, a los 68 años de edad. Le quedaban de su matrimonio los hijos siguientes: Concepción; Consuelo, casada; y Francisco, casado.
*- Su hermana Catalina Gertrudis da Folgueira Cornide, se hallaba casada con Nicolás de Leiras en el barrio de “O Castro” de Lindín (tatarabuelos paternos del médico y poeta D. Manuel Leiras Pulpeiro).

(1)- Archivo General de Simancas, Dirección General de Rentas, Real de Legos de Santa María de Vilamor, pág.240.

Breves apuntes de una conocida familia de Santa María de Vilamor.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 11-08-2019 22:00
Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
© 2009-2018 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural