MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

“VIZCAINO”

Nombre futbolístico por el que era conocido nuestro vecino Dictino Vizcaino Bouza (1957-2016). El domingo 21 de febrero del 2016, me entero de una sorprendente y triste noticia, al hallar colocada en uno de los sitios de costumbre la esquela que anunciaba su defunción. Sabíamos de su grave enfermedad por un amigo común, pero nunca nos imaginamos que fuera a dejarnos tan rápido.
Conocíamos a “Vizcaino” desde niños. Compartimos en los años sesenta una de las aulas de la antigua escuela de Alcántara de Mondoñedo, donde era nuestro profesor D. Mauricio Lado de Pomiano. Posteriormente coincidimos en el Instituto S. Rosendo durante nuestros estudios de bachillerato. Me acuerdo perfectamente de su debut con el equipo de fútbol de la S. D Mindoniense en el viejo terreno del Campo de la Feria. Era muy joven; se hallaba en edad cadete. Ya despuntaba maneras.
Posteriormente formó parte de una de las mejores generaciones de juveniles en la historia del fútbol mindoniense. “Vizcaino” y “Suso Meilán” formaban el centro de aquella defensa, que tan compenetrada estaba, que ganó el campeonato, que disputó varias eliminatorias a nivel gallego y que llegó a ser conocida en toda la comarca. Muchos de aquellos jóvenes jugadores pasaron a formar parte de la S.D. Mindoniense en los inicios de “Viñas da Veiga”.
Tuve la fortuna de compartir vestuario durante una temporada con “Vizcaino” en la S.D. Mindoniense, donde, pese a su juventud, actuaba como un gran veterano y junto con Magín, Chencho y Piñeiro, eran el espejo al que nos mirábamos los que iniciábamos nuestra etapa con los “mayores”. Por último, por motivos laborales, dejamos de jugar al fútbol y nuestros destinos se alejaron.
Cuando, buenos amigos, ex jugadores de fútbol y aficionados le rendimos un merecido homenaje al inolvidable Ramón, compartimos mesa en el Hostal Montero de Mondoñedo, donde dimos un verdadero repaso a aquella etapa de nuestras vidas; ya tan lejana, y repasamos un montón de anécdotas. La última vez que pude hablar con “Vizcaino” fue en el terreno de juego de “A Biduera” de Cervo, presenciando un encuentro de fútbol entre la S.D. Cervo y el Mondoñedo F.C, donde ya jugaba mi hijo Diego García CARRO.
La imagen es de La S. D. Mindoniense, del año 1977, con la segunda camiseta de la equipación. Con motivo de la festividad de Nuestra Señora de Los Remedios, nos enfrentamos en “Viñas da Veiga” al “Peña Vieipo” de La Coruña. Aparecemos en la imagen, de izquierda a derecha y de arriba abajo: Magín (capitán), Guillermo Rubal (guardameta), Cabado, Piñeiro, Vizcaino, Andrés, José Luís “Canterón” (Lorenzana), Carlos Leiras, Chencho, Patricio y Valentín. Brillante y efectiva tarde del defensa, Valentín.
Es muy triste recordar estas cosas; pero así es la vida. Ya nos dejaron, en la plenitud de sus vidas, nuestros compañeros y amigos: Magín, Quique “Guerra”, Vizcaino, José Luís “do policía”, Venancio “Oirán” o Manolo “do Jarano”.

Comentarios (0) - Categoría: Mondoñedo F.C. - Publicado o 02-06-2020 14:03
Ligazón permanente a este artigo
UN CASO DE MONOMANIA ERÓTICA

En el mes de agosto de 1887 apareció en Mondoñedo una mujer, que según pudo averiguarse se llamaba Antonia López, natural de la parroquia de Santa María de Bretoña (Pastoriza). Antonia daba fuertes gritos por las calles, pronunciaba palabras groseras e indecentes, insultaba a los viandantes e incluso apedreó el comercio de la viuda del Sr. Folgueira. En poco tiempo, cometió multitud de excesos, lo que revelaba su estado de demencia, por cuya causa el Alcalde (1) ordenó que fuera recogida y llevada a la cárcel, al no existir en la localidad asilo de dementes ni ser admitida en el Hospital de S. Pablo.
El 24 de septiembre es conducida por una pareja de la guardia civil y puesta a disposición del alcalde de Pastoriza, con un oficio en el que se encargaba su entrega a familiares, o bien, rogándole al alcalde, para que instruyera el oportuno expediente de demencia. El día 25, el alcalde de Patoriza manifiesta que Antonia López, si bien es natural de aquel ayuntamiento, ni estaba avecindada ni tenía en él parientes, afirmando que había unos 16 años que venía residiendo en Mondoñedo y que se había dedicado al servicio domestico.
A los pocos días, Antonia reaparece en Mondoñedo, cometiendo “nuevos desmanes y alborotando furiosamente, dando mal ejemplo a la juventud con sus expresiones groseras y escandalosas” y es ingresada de nuevo en la cárcel pública. El Alcalde solicita a los facultativos titulares de la ciudad, D. Francisco Lamas García (2) y D. Ramón Mon Rebellon un informe del estado de salud de la Antonia.
Ellos informan que vienen visitando por orden de la alcaldía a la mujer detenida en la cárcel pública, llamada Antonia, para comprobar su estado de locura. En un principio, ambos facultativos, de perfecto acuerdo creen que “en una casa de reclusión, más imponiéndole temor y castigo acomodado a la prudencia más noble, podría moderar sus hábitos y llegar a alcanzar la moralidad que la sociedad exige”. Cómo no se observaba mejoría alguna, la alcaldía de Mondoñedo dispuso la instrucción del expediente de alienación y ordenó que la presunta demente continuara en observación.
El médico titular Lic. D. Ramón Mon Rebellón, quién después de haberla observado durante unos dos meses, requirió el auxilio del Subdelegado de Medicina, D. Francisco Lamas García, para poder diagnosticar con más precisión la enfermedad de Antonia López. Ambos facultativos manifiestan que han obtenido el convencimiento pleno de que aquella padece una “monomanía erótica” expresada por las palabras más torpes que pueden salir de la “boca más corrompida y del alma más relajada”.
El facultativo, Sr. Lamas, añade que ya la tuvo a su cargo por tres veces en el Hospital de S. Pablo, de donde hubo que despedirla por ser “incompatible con la moralidad y orden en un asilo de enfermos”.
En virtud de todo, y creyendo suficientemente acreditado el estado de demencia y practicadas por la alcaldía las diligencias preliminares, que le encomienda el Real decreto de 19 de mayo de 1885, en providencia de 3 de abril, el alcalde acordó, una vez que Antonia López carece de familiares y de parientes conocidos, se le instruya el expediente oportuno para ingresar en un manicomio, por cuenta de los fondos provinciales.
En comunicación del 24 de septiembre de 1888, Antonia López ha sido remitida el siguiente día, a disposición del Sr. Gobernador civil de la provincia para ser conducida al manicomio de San Baudilio de Llobrregat. No conocemos el final de la desdichada Antonia López (3).

(1)- Era Alcalde de Mondoñedo D. Pedro Mon.
(2)- D. Francisco Lamas García, médico cirujano de Mondoñedo, obtuvo el título el 27 de diciembre de 1839. Título concedido por el Ministerio de la Gobernación.
(3)- Archivo Municipal de Mondoñedo, carpeta 881, médicos.

Comentarios (2) - Categoría: Cronicón - Publicado o 27-05-2020 21:13
Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
© 2009-2018 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural