MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

¡DE PELICULA!

Sobre las cuatro de la tarde del domingo 23 de febrero de 1964, un turismo marca Chevrolet y con matrícula M-203322, ocupado por varias personas, bajó a “velocidad de vértigo” la cuesta de Mondoñedo, huyendo de la persecución que le realizaban los motoristas de Tráfico. Advertido el puesto de la guardia civil de Mondoñedo, el subteniente-comandante del puesto (1), acompañado de varios números, se apostó en las inmediaciones de la estación de servicio “San Rosendo” y cementerio municipal. Nada más llegar las fuerzas de orden público, hace su aparición el mencionado turismo a una velocidad realmente “suicida”, sin prestar la menor atención a las señales que se le hacían de manera visible para que se detuviera. Haciendo caso omiso de las señales, enfila la recta de los Xiros y a la altura del lugar de Arroxo, se desvía por una carretera que estaba en construcción, en dirección a Santo Tomé de Lorenzana. Al darse cuenta de que se habían metido en un callejón sin salida, el conductor viró en redondo y emprendió el regreso por la carretera general hacia Mondoñedo, contando que las fuerzas de la guardia civil de Lorenzana estarían esperándolos y que las de Mondoñedo no sospecharían de su retorno.
Pero esta maniobra no dio el resultado apetecido, ya que el subteniente Basanta, aceptando la colaboración de otro turismo, se puso en marcha en dirección a la Costa, para indagar el paradero del vehículo fugitivo. Minutos después de iniciada la marcha, ve venir el turismo perseguido, rápidamente desciende del vehículo y vuelve hacerle señales bien visibles para que se detenga. El conductor hace caso omiso a las señales y pisa con mayor intensidad el acelerador.
El cerco se iba estrechando, pues la guardia civil de Mondoñedo, utilizando coches rápidos, perseguía a tan extraño vehículo y los agentes de tráfico venían a su encuentro desde Villalba. Al comprender los fugitivos que la huida no era posible, a la altura de Los Paredones (actual Mirador), optan por abandonar en el carril izquierdo de la carretera el vehículo y se internan en una zona boscosa de Gontariz. Varias parejas de la Benemérita los persiguen por los montes de Maariz, San Vicente y Sasdónigas. El comentario general de los mindonienses era que los ocupantes del vehículo eran unos jóvenes portugueses que clandestinamente trataban de alcanzar la frontera de Francia con España.
Pese a la intensa lluvia caída durante aquellas horas, es batida la zona sin poder dar alcance a los huidos. Al echarse la noche encima, la guardia civil montó un dispositivo de vigilancia y con las primeras luces del nuevo día, se reanuda la batida. Sobre las nueve de la mañana del día 26 y a la altura de Sasdónigas, una de las parejas de servicio, detiene a cinco individuos de nacionalidad portuguesa. Habían pasado un día y dos noches en el monte sin dormir, comer y con todas sus ropas mojadas.
Conducidos al Cuartel de la guardia civil de Mondoñedo y de acuerdo a los documentos que pudieron presentar, resultaron ser: José y Adriano Carballo Nogueira, Manuel Matías Simoes, Antonio Garrido y José María Santos Matías, de profesión labradores y naturales de la zona de Coimbra. Habían pagado a un desconocido 5.000 escudos (más de 10.000 pesetas al cambio) cada uno, para facilitarles la salida de su país, pasar clandestinamente por España e internarse en Francia, para conseguir trabajo y de esta manera obtener un mayor nivel de vida. Según las gestiones realizadas por la guardia civil, el conductor del vehículo, que todavía no había sido detenido, tenía fijado su domicilio en Vigo.
Han transcurrido prácticamente unos sesenta años de este suceso, que fue ampliamente comentado por la prensa de la época y fue motivo de tertulia entre los vecinos de Mondoñedo. En la actualidad, continúa sucediendo algo parecido, también comentado por la prensa, televisión o medios digitales, pero el ser humano continúa aprovechándose de las debilidades y necesidades de algunos, sin escrúpulo alguno.

(1)- Por la Ley del 24 de julio de 1960 se crean los empleos de sargento 1º y el de subteniente de la guardia civil. El subteniente de la guardia civil, comandante del puesto de Mondoñedo en 1962, se llamaba D. Domingo Basanta Berasategui, con familia política en el entorno de La Fuente Vieja.
Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 22-05-2022 22:30
Ligazón permanente a este artigo
APUNTES DE UN MAESTRESCUELA DE MONDOÑEDO Y DE SU FAMILIA (II)

Transcurridos muchos años, se realizan importantes reformas en el interior de la iglesia parroquial de Masma. Al construirse el cementerio parroquial, son levantados los restos humanos de las sepulturas que existían en su interior y para pavimentar un trozo del suelo del atrio de la iglesia fueron reutilizadas unas grandes lápidas que cubrían diversas sepulturas, entre las cuales se hallan tres, con la inscripción de miembros de esta importante familia de origen asturiano, pero asentada en Marquide.
El Maestrescuela, D. José María Cienfuegos Ramírez falleció el 10 de agosto de 1884 en Mondoñedo. Otorgó testamento ante D. Fernando Paz Vivero el 6 de agosto del mismo año. Entre otras muchas cosas, deja dispuesto: A la fábrica de la parroquia de San Adriano, 500 reales. A la fábrica de la parroquia de Santa Eulalia de La Devesa, 500 reales. A la fábrica de la parroquia de San Pedro de Foz, 500 reales. 30 misas de San Gregorio, a 10 reales cada una. 98 a la Virgen del Carmen, a 8 reales (4).
-Un sobrino del maestrescuela, de nombre D. José Álvaro Valdés Cienfuegos, siguió la carrera de la judicatura. En 1865, por real decreto es nombrado promotor fiscal de entrada en Holguín (Cuba), que lo era de ascenso en Santiago de Los Caballeros, en Santo Domingo. En 1876 era juez de primera instancia en San Juan de Los Remedios (Cuba).
-Su sobrina, Dª María del Portal Valdés Cienfuegos, oriunda de la parroquia de San Pedro de Grado, de unos treinta años, se casó el 30 de agosto de 1865 en la iglesia parroquial de Masma con el capitán de Infantería, D. Serapio Bellido del Pozo Sánchez, destinado en el Batallón Reserva de Mondoñedo, de unos 45 años, nacido en 1820 en la parroquia de San Miguel de la localidad de Aldearrubia (Salamanca). Fueron testigos del enlace matrimonial: D. José Cienfuegos, Maestrescuela de la catedral de Mondoñedo y Andrés González y José Novo, vecinos de San Andrés de Masma (5).
El matrimonio formado por Dª María del Portal y D. Serapio residió durante un tiempo en la vivienda familiar de Marquide (Masma).
-Otra sobrina, Dª Luisa Valdés Cienfuegos, también oriunda de Grado (Asturias), se casó con el capitán de Infantería D. Pío Obaya Viniegra, también destinado en el Batallón Reserva de Mondoñedo. D. Pío había nacido en 1834 en Orense y se encontraba en estado de viudedad. El nuevo matrimonio residió en la edificación señalada con el número 15 de la calle Progreso de Mondoñedo.
-Otra sobrina, Dª María Jesús Valdés Cienfuegos, con residencia en la calle Herreros de Mondoñedo, de estado soltera, falleció el 2 de julio de 1885, a la edad de 44 años. Su cadáver fue amortajado con el hábito estameña del Carmen y en caja cerrada de madera, fue conducido a la parroquia de San Andrés de Masma, para darle sepultura eclesiástica, como había dejado ordenado en su testamento. El día 3, con permiso y licencia del Gobernador Civil y del Juez Municipal de Mondoñedo se le dio sepultura delante de la puerta principal de la iglesia de Masma.
-Su sobrino y primogénito, D. Ramón Valdés Cienfuegos, se casó con Dª Rosa Estrada, de Grado. D. Ramón falleció muy joven, pero de su matrimonio quedaba descendencia. Su otro sobrino, D. Manuel, también falleció muy joven, en esta ocasión, en Cuba.
También fue hermano del Maestrescuela, D. Manuel Cienfuegos Ramírez, que fue juez en las localidades de Cangas de Tineo, Castropol o Carballo, entre otras.
Importante familia, que se instaló en Marquide alrededor del año 1860 y que ha desaparecido de Mondoñedo. Las propiedades de la familia Valdés Cienfuegos en Marquide y una bonita edificación de la calle Herreros de Mondoñedo (actual Guevara) fueron adquiridas por la familia Trigo-Barro.


(4)- AHDMF, parroquia de Santiago de Mondoñedo, libro 25 de defunciones, folio 109. V.
(5)- AHDMF, parroquia de San Andrés de Masma, libro 4 de matrimonios, folio 24 y 24. V.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 17-05-2022 22:55
Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
© 2009-2022 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0