MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

EL ANTIGUO MATADERO MUNICIPAL DE MONDOÑEDO
A mediados del siglo XIX, existían en la parte trasera de la Catedral y Palacio Episcopal de Mondoñedo dos macelos o mataderos; el primero era propiedad del cabildo catedral y el segundo del Ayuntamiento. El edificio del primero era “raquítico y ruinoso” y era propiedad por aquellas fechas del Estado. El segundo era propiedad del Ayuntamiento y se encontraba casi adosado al anterior.
En el año 1866, por que había crecido mucho el consumo de carne en la población de Mondoñedo, por decoro, por conducta pública, por la necesidad de dar mayor ensanche al reducido espacio que había disponible entre la Catedral, Palacio Episcopal y Seminario Santa Catalina, era muy necesario construir una nueva casa macelo, que reuniera las condiciones de capacidad, higiene y salubridad optimas, más alejado y más ventilado del centro de la población y que el existente en esos momentos era un peligroso foco de infección. La Corporación mindoniense decide expropiar por utilidad pública el antiguo matadero del cabildo, para derribar los dos. De este modo desaparecen ambos mataderos, cuyo aspecto “deforme e inservible” desdice notablemente.
En la sesión supletoria celebrada por el Ayuntamiento de Mondoñedo el día 23 de mayo de 1889 y cuya acta fue aprobada en la ordinaria del día tres de junio, a que concurrieron los señores concejales D. Pedro Mon, Presidente; D. Juan María Cayón, D. Ramón Martínez, D. Dámaso Salaverri, D. José María Tapia, D. Antonio González López, D. José Valle, D. Francisco Alonso, D. Baltasar Prieto Lozano y D. Juan Cendán, número que constituye mayoría absoluta, se tomó el acuerdo de adquirir de D ª Cándida Silva Villaronte, vecina de Villalba, una porción de prado de regadío de su propiedad, inmediato al cauce del río Valiñadares, para construir allí el nuevo matadero público y se comisiona y se les faculta a los señores D. Ramón Martínez de Insua y D. José Valle para formalizar la compra del citado prado y otorgar su escritura.
El 6 de junio de 1889, ante el Notario de Mondoñedo D. Fernando Paz Vivero, D ª Cándida vende al Ayuntamiento el citado trozo de prado, de superficie de un ferrado o sea seis áreas, doce centiáreas y diecinueve centímetros, de forma de trapecio, el cual se halla amojonado por los lados Oeste y Sur. Confina al Este con el río y Puente Posada, Oeste y Sur, más porción de prado de la vendedora y por el Norte con el Río Sisto, camino en medio que del Seminario conduce a la Puente Posada. El Ayuntamiento podrá utilizar para el servicio del matadero dos horas diarias las aguas que fertilizan el prado, desde abril a septiembre, de cinco a siete de la tarde, y en los restantes del año de dos a cuatro de la tarde. La compra fue adquirida por el precio de tres mil pesetas. Dos mil quinientas en monedas de oro y plata y las quinientas pesetas restantes las deja la vendedora depositadas en poder de la Corporación mindoniense para ser empleadas en la recomposición a modo de calzada “segura y buena” del camino público que del Campo de los Remedios baja al barrio de Pelourín, con la obligación de realizar la obra en el corriente año y si no devolvérselas a D ª Cándida. (1)
En la sesión del 2 de julio de 1889 se adjudica la obra de construcción del nuevo matadero a D. Manuel Real en la cantidad de 11000 pesetas. En sesión de 2 de junio de 1890 se acuerda satisfacer al contratista de la obra la cantidad de 3666´66 pesetas. En sesión del 23 de julio de 1890 se acuerda pagar el segundo plazo. El 18 de mayo de 1891 se acuerda abonar al contratista 666 pesetas, a cuenta de lo que se le debe y que la Comisión de Gobierno reconozca la obra para su recibimiento. En sesión del 8 de junio de 1891 se aprueba el informe de la Comisión que inspeccionó las nuevas obras, quedando recibidas las mismas y pagándole al contratista el último y tercer plazo, pero quedando mil pesetas de fianza hasta que pase un año.
A comienzo de los años noventa del pasado siglo, se inaugura un nuevo y moderno matadero en las inmediaciones del barrio de Seivane. Se abandonan las instalaciones del de la Puente Pousada. Siendo Alcalde de Mondoñedo D. Javier Loira, en el año 1996 se crea la escuela municipal de música “O Pallarego”. Se decide rehabilitar el viejo matadero municipal para que sirva de local a la nueva escuela. El 13 de septiembre de 1997 es inaugurado y es bendecido por el Obispo de la Diócesis D. José Gea Escolano.
Con la construcción del excelente edificio del auditorio en las inmediaciones de Alcántara, se traslada la escuela de música al nuevo edificio y es abandonada de nuevo la edificación de la Ponte Pousada. Desde hace unos años, el Ayuntamiento de Mondoñedo cedió el edificio del viejo matadero a una familia que se dedica al arte de la serigrafía, como vivienda y taller.

(1)- Archivo del Ayuntamiento de Mondoñedo, matadero municipal, carpeta 2361-2

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 11-09-2010 08:59
Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural