MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

UN CUNQUEIRO BOTICARIO EN MONDOÑEDO (I)
En los primeros días del mes de agosto del año 1904, D. Alejo Barja Alonso, de profesión médico forense, D. José Barja Alonso, de profesión Notario y su primo D. José Alonso Parga inician los preparativos para la instalación de una farmacia en la planta baja de su vivienda, señalada con el número 13 de la calle Pasadizo de la Plaza de Mondoñedo (Actual de Noriega Varela). Parece ser, según la documentación que tuvimos la oportunidad de poder consultar, su intención era la de hacer competencia al vecino farmacéutico D. Domingo Martínez.
El médico forense D. Alejo Barja Alonso, con motivo de las importantes obras que fue necesario realizar en la citada planta baja de su vivienda para la instalación de la nueva farmacia, vendió algunas propiedades para hacer frente a los cuantiosos gastos y encargó a D. Ramón Martínez de Insua (Habilitado del clero mindoniense) la elaboración de los planos y la dirección de las obras. Al Sr. Martínez de Insua le facilitaron los propietarios una parte importante de las maderas que se utilizaron en la referida obra. D. Antonio Febrero García, de treinta y nueve años de edad, casado, maestro carpintero y vecino de Mondoñedo, ejecutó las obras de la nueva botica. D. Joaquín Montouto Pardeiro, también vecino de Mondoñedo, casado y de profesión pintor, pulió, barnizó y decoró las nuevas instalaciones. Los aparatos necesarios para el nuevo establecimiento y los productos químicos y farmacéuticos fueron adquiridos en Alemania, Barcelona, Valladolid y La Coruña, una parte por los Barja y otra por el Sr. Piñeiro. Según La Voz de Mondoñedo: “La Banda Municipal tocará al abrirse la puerta de dicha oficina de farmacia. El gusto y amor a las cosas del país, de las que tiene dado prueba el creador del nuevo establecimiento, nos hacen sospechar que alternaran con la banda algunas gaitas. Las cosas que han de sonar que suenen y lo que se debe mojar que se moje….. Hasta que no quede un hilo seco”.
Como los propietarios no estaban en posesión de la titulación adecuada para regentar el citado establecimiento, pusieron a cargo del mismo (con el sueldo de dos pesetas diarias) al farmacéutico D. Valentín Piñero Pena, de 30 años de edad, natural de Santiago de Compostela y de estado civil soltero, que residía en una habitación del segundo piso de la misma vivienda. Al poco tiempo de ser inaugurada la farmacia surgieron graves desavenencias entre los propietarios y el citado D. Valentín Piñero, al que alguno de ellos llegó en cierta ocasión a abofetear. Éste toma la decisión de abandonar la dirección del establecimiento, marcharse a Santiago de Compostela y vender todas sus pertenencias.
En el verano del año 1905 llega a Mondoñedo el joven farmacéutico D. Joaquín Cunqueiro Montenegro, que procedía de la Vega de Ribadeo, donde había estado al frente de la farmacia de la viuda de D. Álvaro Quiroga Garza. En un principio también se encontró asalariado y durante un periodo de tiempo residió en la misma habitación que el D. Valentín. ¿Cómo llega D. Joaquín Cunqueiro a Mondoñedo? Es de suponer que fue por amistad con algún miembro de la familia Barja. D. Joaquín compra los derechos que ostentaba D. Valentín de la citada farmacia el 12 de septiembre de 1905, ante el Notario de Mondoñedo D. Basilio Verdía Tovía, a D. Valentín Piñeiro, por la cantidad de tres mil pesetas, la cual se hallaba surtida de todo lo necesario, tanto por lo que se refiere a productos químicos y farmacéuticos, como por lo que concierne a los aparatos exigidos por las disposiciones vigentes.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 05-09-2010 23:00
Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural