MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

LA FUENTE DEL RÍO DE SISTO
En las inmediaciones de las viviendas del barrio del Río de Sisto y a la orilla del arroyo que por allí desciende, existe un abundante manantial, con su caño de hierro, que abasteció de agua durante muchos años a numerosos vecinos de Mondoñedo.
Sobre el caño de la fuente, fue construida una pequeña cavidad, cerrada con una puerta metálica, en el interior de la cual se halla un “repartidor de caudal”, confeccionado en plomo, a través del cual, la mitad del agua del manantial viene encañada por el trazado de la calle Rigueira hasta una fuente existente en el interior de la huerta amurallada del Palacio Episcopal.
Junto a la fuente del Río de Sisto fueron construidos unos buenos lavaderos de mano y un amplio estanque, de los que hicieron uso durante muchos años familias mindonienses. Con la llegada de las máquinas lavadoras a los hogares, han dejado de usarse estos apreciados y concurridos lavaderos.
Después de transcurrir varios años sin echar gota de agua el caño de la fuente del Río de Sisto, desde hace un corto periodo de tiempo, comenzó a manar de nuevo abundante agua. La mano destructora del ser humano tuvo algo que ver con este suceso. Persona desconocida introdujo a presión un trozo redondo de madera por el interior del caño. Unos obreros de la empresa de abastecimiento de agua a la población de Mondoñedo (Aqualia) revisaron el manantial y retiraron el trozo de madera.
En estos momentos me viene a la memoria, cuando éramos prácticamente unos adolescentes y regresábamos a nuestros domicilios por el camino del barrio del Río de Sisto, después de jugar unos largos y disputados partidos de fútbol en la pista de cemento de Alcántara. Una vez junto al caño de este abundante manantial, los jugadores hacíamos cola para saciar la sed con su fresca agua.
Durante el tiempo que dejó de manar agua, cada vez que transitábamos a pie por sus inmediaciones, nos asomábamos por la parte superior del muro donde se encuentra colocada para comprobar si salía agua por su caño. Echábamos en falta el sonido de su agua.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 12-08-2010 00:02
Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural