MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

* ESPACIOS NATURALES DE SANTA MARÍA MAYOR *
A la orilla de un viejo camino de carro que transcurre por lo más alto del barrio de Curros, de la parroquia de Santa María Mayor (Mondoñedo), podemos contemplar unas extensas planicies en el terreno. Estas superficies están cubiertas la mayor parte del año de densa hierba, de la que pastan libremente numerosas cabezas de ganado vacuno y caballar y se encuentran bien resguardadas de la fuerza de los vientos por unas amplias lomas. Estas planicies son conocidas entre los vecinos con los nombres de “Campo de la Tienda del Rey” y “Campo de los Maragatos”.
La que conocemos como “Campo de la Tienda del Rey”, ya aparece citada con este nombre en un Apeo de bienes de la feligresía de Santa María Mayor, efectuado por el Monasterio de San Salvador de Lorenzana el 4 de octubre del año 1.527, en su página 427 vuelto. Nos preguntamos si el lugar adoptó este peculiar nombre al acampar en algún momento el Rey con su séquito. No podemos confirmarlo, al carecer de documentación que lo acredite.
A finales del siglo XIX y comienzo del veinte, era el lugar utilizado para reunirse las personas de las diferentes parroquias de Mondoñedo que poseían armas de fuego y eran convocados por las autoridades para participar en las populares monterías contra el lobo y otros animales dañinos.
Un poco más arriba, cerca del manantial donde nace el regato del “Aguillón” y cerca del límite con la parroquia de San Bartolomé de Cadavedo (Pastoriza), nos encontramos con otra planicie del terreno, todavía más resguardada de los vientos, conocida entre los vecinos de Santa María Mayor como “Campo dos Maragatos”. Según nos comentaron los más viejos de la parroquia, este espacio natural era elegido por los comerciantes maragatos para descansar con sus carruajes y caballerías, cuando venían desde Castilla a comerciar a tierras mindonienses con cereales en periodo de necesidad; con aceites y vinos castellanos; con azúcar, quina y chocolate; con cobertores y telas; incluso trasportaron muchas veces a Madrid las recaudaciones, cartas privadas etc. La estampa de la recua de caballerías y carromatos transitando por aquellos caminos imposibles y descendiendo por las laderas de estos empinados montes es histórica. Hace unos años, con motivo de la concentración parcelaria en la parroquia de Santa María Mayor, estas planicies se han visto alteradas y ahora con la construcción de la autovía Trascantábrica, desaparecen prácticamente para siempre.

Cotarelo

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 07-01-2010 09:45
Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural