MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

GASEOSAS Y REFRESCOS “CASBA” DE VILOALLE

En el lugar de Casablanca de la parroquia de Santa María de Viloalle de Mondoñedo se fabricaron unas de las mejores gaseosas y refrescos del territorio nacional. A finales del siglo XIX, D. Antonio Barrro González, natural de la citada parroquia, es el fundador de esta prospera industria. D. Antonio era hermano de otro importante industrial de la comarca, D. José Barro, propietario de la floreciente industria automovilística de Chavín (Vivero).
A este emprendedor, vecino de Viloalle, hermano de otro emprendedor, el Gobierno civil de la provincia le concede en 1910 el aprovechamiento de 500 litros de agua por segundo, tomadas del arroyo Figueiras, en la parroquia de Viloalle, con destino al establecimiento de una fábrica de carburo de calcio y utilización de este con fines industriales (1).
En 1920, D. Antonio solicitó autorización al Gobierno civil de Lugo para dedicar al transporte de mercancías por las carreteras de la provincia un camión-automóvil, así como para conducirlo él y poder llevar cuatro viajeros (2).
A finales de los años veinte y comienzo de los treinta, D. Antonio ocupó el cargo de concejal de la Corporación mindoniense.
En una parcela de monte de su propiedad, situada en las inmediaciones de “Casablanca”, se extraía arena de una mina abierta. En el año 1931, al poco de iniciarse la tarea diaria, se desprendió un gran bloque de arena, arrollando a los obreros Manuel Fernández Valiña y Filomeno Valoría Rico, causando la muerte instantánea al primero y graves lesiones al segundo. La mina carecía de cualquier medida de seguridad (3).
En sus inicios, la industria de gaseosas tenía etiquetado sus embases con el nombre de gaseosas “BARRO”, pero al fallecer éste (D. Antonio) y al sustituirlo al frente del negocio, su hija Josefa “Pepita” Barro, casada con el coruñés, Leandro Casariego Dávila, pasa a denominarse gaseosas “CASBA”. Dicho anagrama responde a las primeras silabas de los primeros apellidos de sus nuevos propietarios. D. Antonio Barro González había fallecido en su domicilio de “Casablanca” de Viloalle el 15 de diciembre de 1949, a los 72 años.
Con los nuevos dirigentes, se han construido nuevas edificaciones, unos pabellones más amplios y luminosos, se adquirieron varios vehículos y se compró maquinaria nueva y de buena calidad, lo que hizo que la factoría de Casablanca se pusiese a la altura de las mejores de su género. La empresa llegó a estar dotada de un pequeño taller de carpintería y de otro mecánico (preparaban las cajas para los embases). La fábrica comienza a elaborar refrescos de limón y naranja e incluso es distribuidora para el Norte de la provincia de Lugo y parte de Asturias de la ginebra holandesa “Wilson” (4). Las botellas se suministraban en cajas de madera, posteriormente en metálicas y por último, de plástico. También se cambia el sistema de cierre a las botellas, abandonando la típica bola de cristal. Con algunas de estas bolas de cristal, numerosos niños de Mondoñedo hemos pasado muchas tardes jugando a las canicas al costado del Palacio Episcopal, enfrente de la ferretería Castañal.
El agua usada en la elaboración de gaseosas y refrescos brota entre arena de cuarzo, de un manantial existente en una parcela de monte de su propiedad.
La fábrica de gaseosas disponía de moderna maquinaria, con filtraje de agua a base de sílex y que después pasaba el líquido elemento a través de un enfriador de agua, volviendo luego a pasar por otro filtro anti-gérmenes, antes de entrar en la máquina saturadora y llegar al tren de embotellado. Se cuidaba con exquisito esmero el lavado de botellas y su esterilización con detergentes a 60º.
Las gaseosas y refrescos “CASBA” se vendieron en toda la provincia de Lugo y en la zona de As Pontes (A Coruña). En los años sesenta, en pleno apogeo, sus propietarios podían abarcar mayor mercado, pero no daban abasto por la escasez de botellas. En una entrevista realizada en la prensa, se quejaban de que las fábricas de vidrio abastecían con prontitud a las grandes industrias y se olvidaban un poco de las pequeñas (5).
Dos camiones y otro vehículo de menor capacidad, eran los encargados de hacer el reparto diario por los diversos puntos de la provincia de las gaseosas y refrescos “CASBA”. Esta prospera industria llegó a dar trabajo a unos 16 operarios, vecinos de la parroquia de Viloalle o del barrio del Coto de la Recadieira.
A comienzos de los años ochenta, sus propietarios han fallecido y van apareciendo en el mercado otros productos y los grandes supermercados, lo que hace que esta industria vaya decayendo y finalmente, cierre sus puertas. Después de llevar varios años sin actividad, unos jóvenes de Ribadeo la alquilan y la ponen de nuevo en funcionamiento, pero a menor escala. El negocio no aporta la prosperidad por ellos deseada y pocos años más tarde cierra sus puertas para siempre.
Todavía se conservan en muchos domicilios de Mondoñedo envases de gaseosas o refrescos con el anagrama “Barro” o “Casba”, de un litro, de medio o de los típicos sifones. Estos últimos eran muy pesados y resistentes.
Otra industria mindoniense, que ha facilitado trabajo a muchos vecinos y que ha desaparecido.

(1)-“El Correo de Galicia”, del 12 de julio de 1910, pág.2.
(2)-“El Norte de Galicia”, núm.5501, del 25 de junio de 1920, pág.3.
(3)- “El Progreso”, núm.11042, del 23 de septiembre de 1931, pág.2.
(4)- Diario “El Progreso”, núm.17481, del 18 de octubre de 1963, pág.4.
(5)-“El Progreso”, núm.18250, del 10 de abril de 1966, pág.5.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 20-11-2020 20:28
Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal
© 2009-2020 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0