MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

UN INGENIERO MILITAR EN MONDOÑEDO
La fatalidad e inundación que se experimentó en Mondoñedo la noche del día 10 de septiembre de 1761, desde las ocho y media de la tarde hasta las seis de la mañana del día once, causó el ahogamiento de varias personas, ruina y atoalladero de varias calles, casas, molinos, puentes, muros de huertas y arrancó algunas paredes del mazelo (matadero) y las que quedaron, se arruinaron. Los caminos por donde se transita a los Reinos de Castilla, ciudad de La Coruña y otras partes, están pantanosos y muy peligrosos. También inutilizó la fuente principal (Fuente Vieja) y causó cuantiosos estragos en puertas, sembrados y edificaciones (1).
Sin demora, para facilitar el tránsito por las calles y uso de ellas, se pusieron a trabajar numerosas personas, con bueyes y carros, necesitándose una importante suma de dinero para sufragar los cuantiosos gastos, teniendo dificultades el Ayuntamiento para hacerles frente, por carecer de fondos suficientes, ni los moradores de las casas y edificaciones, por haber quedado la mayoría en total pobreza. Se le abonó por parte del ayuntamiento a cada persona que participó en tan ingente tarea la cantidad de cuatro reales por día (2).
Pero hallándose imposible el remedio entre los naturales de tanto daño, al no disponer el Ayuntamiento de los caudales suficientes, fue preciso recurrir a la Piedad del Rey (Carlos III) para que se dignara dispensar el alivio de la población. En un principio se pensó en el arbitrio de un real en la fanega de sal o en el de “un quartillo en libra de tabaco del que se consumiese dentro de esta provincia”. Ninguno de los dos mereció la aceptación de S.M.
Se recurrió de nuevo al Rey para que dispensara la ayuda económica tan necesaria a Mondoñedo. S.M. ha concedido para “alivio y reedificación de obras públicas” la cantidad de cien mil reales de vellón, que serían cobrados en la Tesorera del Ejército del Reino (3). La ciudad acordó dar las más expresivas gracias a D. Pedro de Vivero y Pardo, Regidor más antiguo, Alférez mayor de la ciudad y actual Diputado de Millones por el Reino de Galicia y al Sr. Marqués de Croix, Capitán General del Reino.
“Para que la ciudad pueda verificar sus deseos de la mejor aplicación del socorro con que la real piedad se dignó atenderla, y espera merecer, que el Sr. Intendente General del Reino, D. Andrés Gómez de la Vega, disponga que venga un ingeniero de su satisfacción a los sitios y caminos inmediatos a la ciudad, ríos y desagüaderas”.
D. Andrés Gómez de la Vega, Intendente del Reino, dispuso que viniera a Mondoñedo el teniente coronel, D. Martín de Gabriel Vilanova, ingeniero militar, a reconocer los lugares donde la brutal tormenta había causado daños tan cuantiosos. Las autoridades municipales le suplican que se traslade a Mondoñedo, con la mayor brevedad posible, señalándole para su hospedaje la casa de D. Agustín de Barxa Cornide (4). D. Agustín había sido anteriormente convocado al Ayuntamiento, donde se le hizo la propuesta de darle alojamiento al ingeniero y de asistirlo en todo lo necesario; todo por cuenta de la ciudad. D. Agustín aceptó las condiciones propuestas.
D. Martín de Gabriel y Vilanova, había nacido en Alcántara (Cáceres) en 1720. En 1740, es ingeniero Delineante y en 1748, es ya ingeniero Ordinario, destinado en Gerona. Llegó a ostentar el empleo de coronel de Ingenieros y ocupar el cargo de Director del Real Cuerpo de Ingenieros (5). D. Martín estuvo casado con Dª Juana de Estenoz y Suárez de Quiñonez Osorio.
D. Martín realizó intervenciones en Cataluña, Asturias, Extremadura, Ceuta o Galicia (un cuartel de Infantería en Lugo) (6). En esta ciudad gallega realizó el plano para el Hospital de Inválidos, al que se denominará unas veces como cuartel y otras como hospital, situado en las inmediaciones de la puerta de San Fernando. D. Martín, incluso se trasladó a Indias en 1760. En 1777 dejan de localizarse intervenciones suyas.
En el Ayuntamiento se ha visto la carta de D. Andrés Gómez de la Vega, Intendente General del Reino, con fecha del día ocho de septiembre de 1762, acompañada del mapa y planos, reconocimiento y cálculo que ha hecho el ingeniero militar, D. Martín Gabriel. D. Martín estuvo en Mondoñedo, el tiempo necesario para el reconocimiento de los cuantiosos daños que causoó la tormenta y aconsejaba que se procediera a la ejecución de las obras sin demora alguna.
Se acordó elegir supervisores de mismas a D. Blas José Miranda y a D. Luís José Luaces y Somoza. Se nombró como Depositario, para recoger los caudales destinados a las expresadas obras, a D. Luís Marzo y Luaces, Tesorero de la ciudad (7).
Los daños causados por la tormenta fueron tan numerosos y el coste de su reparación, tan elevado, que en las actas municipales del año 1764, se continuaba hablando de algunas reparaciones en la ciudad y en sus contornos.

(1)-Archivo Municipal de Mondoñedo, acta del 13 de septiembre de 1761
(2)-Archivo Municipal de Mondoñedo, acta del 17 de septiembre de 1761
(3)- Archivo Municipal de Mondoñedo, carpeta 2317. Tormenta 1761.
(4)-D. Agustín de Barxa Cornide, fue el autor de las obras del nuevo mazelo (matadero) de Mondoñedo. Establecimiento situado en la parte trasera del Palacio Episcopal e inmediato al muro de cierre de su huerta.
(5)- Antonio Navareño Mateos y María Victoria Rodríguez Mateos, El Castillo de Trebejo en la Cartografía Militar del siglo XVIII, pág.8.
(6)-Adolfo de Abel Vilela, Arquitectura Militar y Neoclasicismo, El Cuartel de Inhábiles de Lugo, pág.20.
(7)-Archivo municipal de Mondoñedo, acta municipal del 31 de julio de 1762.


Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 23-07-2020 17:12
Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal
© 2009-2020 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural