MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

DESERTÓ COMO SOLDADO

Durante la guerra civil española (1936/39) muchos jóvenes mindonienses, por razón de edad y de residencia, fueron alistados como soldados forzosos en el ejército sublevado. Otros, que ya habían cumplido con el servicio militar obligatorio, fueron movilizados de nuevo. Y otros, que por razón de edad no habían sido todavía alistados, ante la escasez de efectivos fueron llamados a filas. Son los conocidos popularmente como “Quinta del Biberón”. ¡La mayoría de ellos no escogió bando!
Pero conocemos el caso de Germán García Otero (7/3/1912), natural del lugar de “As Barreiras” del barrio de Maariz, de la antigua Rilleira de Trigás de Mondoñedo, que participó en la contienda como soldado y que casi al remate de la misma, disfrutó de un pequeño permiso en su domicilio. Unos días antes de tener que incorporarse a su unidad, Germán decide no regresar al frente de batalla y abandonando su domicilio familiar, en estas fechas en el barrio de O Vilar y se ocultó durante lo que quedaba de contienda en una pequeña cavidad existente en el paraje inhóspito del “Penido de Xastoso”. En otras ocasiones, se ocultó en el paraje conocido como “Os Cortellos”, en lo más alto del monte de A Farrapa, más arriba de las viviendas de As Invernegas.
Germán, prácticamente con lo puesto, se ocultó en los citados lugares. Su familia y su novia Pilar Grandio García, natural del lugar de As Invernegas, le suministraban los alimentos necesarios para su sustento, le lavaban sus ropas esporádicamente, le facilitaban los útiles necesarios para su aseo personal e incluso en alguna ocasión, algunos medicamentos.
Rematada la contienda, Germán abandona su escondrijo y regresa a su domicilio familiar, continuando con el ejercicio de su profesión de herrero. Pocas fechas más tarde, se une en matrimonio con su novia Pilar. El nuevo matrimonio fija su domicilio en el lugar de “As Barreiras” del barrio de Maariz. En esta nueva etapa de su vida, Germán instala su fragua en una pequeña edificación del lugar del Conzado de Maariz y posteriormente en otra situada en las inmediaciones de su domicilio.
A Germán le sorprendió la muerte a mediados de los años ochenta en su domicilio de Maariz. Su esposa Pilar Grandio, logró superar el siglo de vida.
En algunas ocasiones hemos escuchado comentar a nuestros mayores que por estos parajes hubo más desertores y que incluso en una de las catas mineras existentes en el barrio de Barbeitas se ocultaron algunos.
Desconocemos si las autoridades militares, al faltar Germán a varias listas de revista lo declararon como desertor o si lo dieron por muerto. Transcurrido el tiempo, a Germán no le gustaba hacer comentarios sobre este asunto, incluso ante sus más allegados.

Artillero

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 26-05-2019 22:00
Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal
© 2009-2018 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural