MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

CRIMEN EN EL FIOUCO
El domingo, 10 de abril de 2016, D. José de Cora en su sección “Historia Criminal de Lugo” del diario El Progreso, ya hace una reseña de este crimen.
Esta comarca que se hallaba relativamente tranquila y al mismo tiempo, orgullosa por no figurar apenas en las estadísticas del crimen, ahora se encontraba atemorizada y llena de espanto.
El labrador residente en el lugar de “Tuche” de la parroquia de Santiago de Reigosa (Pastoriza), Francisco Uz Rodríguez, de 48 años de edad, de estado casado y padre de seis hijos, se vio envuelto en un hurto continuado de leña de tojo ocasionado a D. José Rodríguez López, maestro de Reigosa. Al presenciar el acto delictivo en algunas ocasiones y al encontrarse su vivienda muy próxima al lugar de los hechos es citado por el juez de Mondoñedo, como testigo.
El día 5 del mes de junio de 1889, Francisco sale al amanecer de su domicilio de Santiago de Reigosa, caminando por Lagoa, Cadavedo y montes del Fiouco en dirección a la ciudad episcopal, con intención de testificar. Van pasando los días y la familia no tiene noticia alguna de Francisco y comprueban que no ha llegado a declarar en Mondoñedo y ante su extraña desaparición presentan la competente denuncia.
Durante varios días la guardia civil lo busca por todo el recorrido que tenía que realizar Francisco desde Santiago de Reigosa hasta Mondoñedo. El día 12 el teniente de la guardia civil, D. Vicente Blesa, ordena a sus subordinados una inspección meticulosa de la ruta que tenía que seguir Francisco y cuando los agentes pasan a un costado de un espeso matorral y de un riachuelo que desciende de la ladera del monte del Fiouco, situados a algo más de 5 kilómetros de Mondoñedo, lugar conocido como “Carballo Gordo”, perteneciente a la parroquia de S. Bartolomé de Cadavedo, observan con incredulidad que sale del interior del matorral un perro, con un trozo de carne en la boca. Se introducen los agentes en el espeso matorral y descubren el motivo de tan macabro hallazgo. Eran aproximadamente las cuatro de la tarde y allí, a los pocos metros de donde salió el perro, metido en el agua hasta las rodillas, del riachuelo que desciende del Fiouco, hallan el cadáver de desafortunado Francisco, al que ya le faltaba un brazo, la mano del otro y parte de la espalda, arrancados por los bruscos mordiscos de los animales (1).
A las ocho y media de la noche del citado día 12 es trasladado el cadáver por el alto del Fiouco, Argomoso y por Valiñadares hasta Mondoñedo, acompañado por dos parejas de la guardia civil, para que le fuera practicada la autopsia y de esta manera, se confirmaran las sospechas de un asesinato. Realizan la autopsia en el cementerio de Mondoñedo los médicos D. Pastor Taladrid y D. Manuel Leiras Pulpeiro. Había sido un crimen de feroz ensañamiento, pese a las heridas causadas por los animales, hay que sumar las que en verdad fueron mortales, al destrozarle la garganta con varias y profundas cuchilladas.
El teniente de la guardia civil, que acababa de resolver el tristemente recordado crimen de Santa Cruz del Valle de Oro, comienza a tirar del hilo de la madeja, que lo lleva a realizar varias detenciones; cuatro hombres y una mujer (2).
En un principio, fue detenido y considerado como presunto autor de la muerte de Francisco, el vecino de la parroquia de S. Vicente de Reigosa, Francisco Expósito (A) “Inchabolos”, de 22 años, de poca estatura y de complexión gorda. Finalmente, el veredicto dictado por el Jurado ha sido el de culpabilidad para “Inchabolos”. Dictada sentencia por el Tribunal de Derecho, condena al procesado a cadena perpetua.
Los restos mortales de Francisco reciben sepultura en el cementerio municipal de Mondoñedo el 13 de junio de 1889. Su viuda esposa, María Agustina López Fernández, natural de S. Jorge de Rioaveso (Villalba), pero vecina de Santiago de Reigosa, falleció el 22 de octubre de 1907, a los sesenta y cinco años, en el citado lugar de “Tuche”. En el momento de su defunción, le quedaban de su matrimonio cuatro hijos.

(1)- “Gaceta de Galicia”, núm. 131, del 25 de junio de 1889, pág. 2.
(2)- “El Regional”, núm. 2146, del 9 de febrero de 1890, pág. 2.

Comentarios (3) - Categoría: Cronicón - Publicado o 17-05-2016 22:40
Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
3 Comentario(s)
1 dfg#blgtk08#fh
Comentario por swiss replica watches (18-07-2016 11:42)
2 En el momento de su defunción, le que#blgtk08#daban de su matrimonio cuatro hijos.
Comentario por gucci replica (01-11-2016 10:07)
3 Shades for Women online offer you an extensive variety of both Cat#blgtk08# eye and Wayfarer shades, so pick admirably which suits you well.
Comentario por http://www.rbsunglasses.co.uk (24-05-2017 05:34)
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural