MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

ACOMETIDA DE UN TORO

En los primeros años del siglo XX, en una vivienda del barrio del Monfadal, de la parroquia de Nuestra Señora del Carmen de Mondoñedo residía el matrimonio formado por Rosendo Bouso Rodríguez, más conocido como “O Llano” y su esposa Manuela López Pernas. Como la gran mayoría de vecinos de la parroquia, el joven matrimonio se dedicaba a las labores del campo y además, entre su ganado vacuno poseían un buen ejemplar de toro de raza gallega que dedicaban a la reproducción.
El ganado vacuno del “Llano” del Monfadal llegó a gozar de gran fama en Mondoñedo y en sus los alrededores, participando en varias ocasiones con excelentes ejemplares en el Concurso de ganados que se realizaba por las ferias de S. Lucas. En el Concurso de 1910, “O Llano” obtuvo el primer premio que ascendía a 100 pesetas, con un buen toro de raza gallega (1). En el Concurso de 1913, en el apartado de vacas en gestación de dos a doce años, obtuvo el tercer premio, que ascendía a 15 pesetas. En el Concurso de ganados de 1914, en el apartado de toros de raza gallega consiguió un primer premio, que ascendió a 60 pesetas y en el apartado de becerros de raza gallega consiguió un primer premio, que también ascendió a 60 pesetas. En el Concurso del año 1930, en el apartado de terneros obtuvo el segundo premio, que ascendió a 50 pesetas.
Con el ganado vacuno de casa, no fueron todas alegrías para la familia del “Llano”, también surgió algún incidente de suma importancia En los últimos días del mes de mayo del año 1913 estuvo a punto de ocurrir una desgracia en la vivienda del “Llano” del Monfadal, de la parroquia del Carmen de Mondoñedo. Rosendo Bouso tenía en el establo de su vivienda un ejemplar toro de raza gallega, que dedicaba a la reproducción. Ocasionalmente, su esposa Manuela se hallaba en el interior del establo, se soltó el animal, acosando a la indefensa mujer hacía una esquina de la dependencia, corneándola repetidas veces y produciéndole una herida de siete centímetros en el vientre, que casi le ocasiona la muerte. La inmediata, intervención de un muchacho, que por casualidad se encontraba allí y que castigó físicamente al animal, impidió que posiblemente se hablara de un accidente mortal (2).

(1)- “El Progreso”, núm. 752, 20 de octubre de 1910, pág. 2.
(2)- “La Voz de la Verdad”, núm. 846, 29 de mayo de 1913, pág. 1.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 23-11-2015 21:00
Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural