MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

EL CRISTO DE BARBEITAS
En una de las paredes laterales de una edificación dedicada a pajar, propiedad de la familia Pardo del lugar de Milladoiro del barrio de Barbeitas de Mondoñedo, fue colocado un bonito Cristo crucificado, dentro de una hornacina. En su momento, la hornacina fue decorada y la imagen protegida por una puerta con cristal, la cual, en un principio fue iluminada con una lámpara de aceite y posteriormente con luz eléctrica.
En este lugar se cruzan varios caminos de carro y era punto de paso obligatorio para los difuntos que pertenecían a la parroquia de Santiago de Mondoñedo. Por este motivo, en su costado derecho fue construida una meseta de piedra, donde los sufridos porteadores depositaban el ataúd, para descansar y reponer fuerzas, antes de descender hasta la parroquial de Santiago y el sacerdote que acompañaba al difunto, aprovechaba para rezar un responso.
Como bien nos dice una inscripción realizada en piedra caliza, colocada en su base, se remató el 2 de enero de 1903 y era su propietario D. Ramón Pardo. La inscripción también nos dice que: “El Ilustrísimo Sr. Obispo de Mondoñedo concede cuarenta días de indulgencia a los fieles que devotamente ante esta imagen rezaren V.G. el padrenuestro, el credo etc”. Era obispo de Mondoñedo el adorado D. Manuel Fernández de Castro.
Al fallecer Feliciano Pardo, propietario de la hornacina, sus hijos deciden retirar el Santo Cristo de la misma y guardarlo en su domicilio. Las inclemencias meteorológicas y el abandono han hecho mella en la hornacina y posiblemente nunca más podremos contemplar el Santo Cristo colocado en el lugar.
Sería una decisión muy acertada que las autoridades municipales dialogaran con los propietarios de la edificación y del Santo Cristo para que lo colocaran de nuevo en su sitio, que a la hornacina le fuera colocada una puerta nueva y pintado su entorno y al mismo tiempo dotarla de luz eléctrica, como estuvo durante mucho tiempo y hoy en día, con la cantidad de peregrinos que transitan por su frontal en dirección a Santiago de Compostela, sería un lugar de oración y de ornato.
Hace muchos años, “Mondoñedo tenía el saco lleno de granos, pero poco a poco fue perdiéndolos por el camino y hoy se puede asegurar que está casi vacío”.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 10-06-2015 14:01
Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural