MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

EL MOLINO VIEJO DEL RÍO DE SIXTO
En la edad media, los molinos de mano aumentan de tamaño y pasan a ser movidos por la fuerza motriz del agua.
Cualquier corriente de agua era aprovechada por nuestros antepasados para la construcción de un molino harinero. Por lo general eran varios sus usuarios (quendeiros), los cuáles se encargaban de su mantenimiento.
Muchos molinos harineros desaparecieron, otros se encuentran en estado ruinoso y un número muy escaso continúa moliendo.
En el margen derecho del cauce del río de Sixto, en la parte inferior de las tierras de labor de los lugares de Gontariz y Barbeitas, se pueden contemplar todavía las ruinas de la edificación de un molino harinero. Tienen las citadas ruinas una longitud de 5,20 metros y un ancho de 3,40. Dicen los mayores de los lugares más próximos que el molino era de “quendeiros” y que es conocido como “o muíño vello”.
Muy próximas a su edificación y a la orilla de la corriente de agua que movía sus piedras fueron colocadas dos grandes piedras inclinadas, que fueron utilizadas durante muchos años para lavar la ropa a mano.
Este molino harinero ya aparece citado en el siglo XVI, en un documento del archivo catedralicio de Mondoñedo, publicado por su archivero D. Enrique Cal Pardo.
Hace muchos años que ha dejado de mover sus piedras y en estos momentos, la edificación se encuentra sin el tejado, sin su puerta de entrada y su interior atollado de escombros y de maleza.
Cierto día, caminando por entre las ruinas de las edificaciones de “A Picheira” de Barbeitas, encontramos la piedra que se movía de este viejo molino harinero, también conocida como “capa”, que fue reutilizada como base de una “cancela” de madera, que no permite el tránsito de animales por varias parcelas de terreno de cultivo.
Las principales causas de la desaparición de los molinos harineros son que el campo se abandona a pasos agigantados, que disminuye el cultivo de cereales, que aparecen los molinos eléctricos y que prácticamente nadie cuece en casa.
Según un conocido mindoniense, “no es decadencia; es que… las ruedas de los carros de nuestros campesinos no giran a compás del tiempo”.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 21-07-2014 16:16
Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural