MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

¡PROMESA CUMPLIDA!
Hace unos días, me desplacé en compañía de mi padre, hasta el territorio de la parroquia de San Martín de Galgao (Abadín), en busca de una cruz de mármol que recuerda el lugar donde ocurrió una desgracia hace ya muchos años. Después de caminar casi dos horas por caminos y parcelas de monte de la parroquia, logramos localizarla. Vaya sorpresa nos llevamos: faltaba la cruz y la placa de mármol, la vegetación de su alrededor estaba recién cortada e incluso una de las estacas de madera y alambre que la rodeaba estaba retirada. Nos preguntamos: ¿Hallándose en un lugar tan escondido, no podía ser un acto vandálico?. ¿Si no había restos de la cruz y de la placa de mármol, podría haber sido retirada intencionadamente por la familia?. ¿Cómo el corte de la vegetación era muy reciente y en sus inmediaciones pasta en recintos cerrados numeroso ganado vacuno, álguien debería saber algo?. Regresamos al vehículo y nos detenemos en el barrio de “O Sumeiro” de Galgao, con la intención de preguntar a algún vecino por los propietarios de la cruz. Tuve la suerte de encontrarme con un vecino de 85 años que me informó correctamente y me dirigió a la vivienda de un hermano de la víctima. Continúan nuestras sorpresas; pregunto a un grupo de personas, que se hallaban realizando unas tareas, por Carlos y me responde un hombre de algo más de setenta años: -¡Carlos soy yo!. Yo le respondo si podía hablar un momento con él. Me recibe muy amablemente y le explico el motivo de mi visita. Hace ya unos años que yo lo conocía de vista, pero él conocía a toda mi familia y nosotros a la mayoría de la suya. Carlos nos relató con toda clase de detalles el fatal suceso, al ser hermano de la víctima. Nosotros intentaremos con brevedad relatar el suceso lo más aproximado posible. El quince de junio de 1955, Antonio Rivas Otero, vecino de Galgao, de 22 años de edad, que se hallaba librando del servicio militar obligatorio por un problema físico en la muñeca de su mano izquierda, se hallaba pastoreando en el lugar conocido como “O Vedro da Ponte Vella” de la parroquia de San Martín de Galgao, un numeroso rebaño de ovejas y de cabras propiedad de la familia. Antonio marchaba cubierto con un saco de esparto, popularmente llamado “de corno”, con el paraguas cerrado y colgado del cuello de sus ropas y un pequeño saco al hombro, donde llevaba sus pertenencias. Se desata una espectacular tormenta, desciende un gran rayo que lo alcanza y le penetra en su cuerpo por la parte trasera de la cabeza, le desciende por el tórax, por su pierna izquierda y lo lanza al aire una altura considerable. La muerte de Antonio fue fulminante. La desgracia familiar es todavía mayor, pues 70 cabezas de ganado (entre ovejas y cabras) perecen abrasadas por el rayo. En las inmediaciones del lugar se hallaban en una gran parcela de monte cavando “en la roza” 26 hombres, que no pudieron hacer nada por socorrer al desafortunado Antonio. Transcurrido un tiempo, la familia decidió colocar una placa y una cruz de mármol sobre un muro de piedra para recordar el lugar del trágico suceso. El muro de piedra fue construido por Patricio Valle Folgueira y la placa y cruz de mármol por José Otero Arias, ambos vecinos de Galgao. El deterioro de los materiales usados en la construción y las inclemencias meteorológicas hicieron mella en todo el conjunto. La madre de Carlos, antes de fallecer, le pidió a éste que siempre conservará en buen estado la cruz y la placa de mármol que recordaba a su hermano. Carlos como buen hijo y como buen hermano cumplió su promesa. Todas estas tareas le fueron encargadas a Pedro Lorigados, industrial de la piedra mindoniense. Al conjunto le fue colocada una nueva placa de blanco mármol en su frontal que dice: “Aquí falleció Antonio Rivas Otero el 15 de junio de 1955, a los 22 años de edad. D. E. P. R. de sus padres y hermanos”.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 07-11-2011 21:13
Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural