MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

EL MANANTIAL DE ANGÜIN
Angüin, es un diminuto barrio, que pertenece a la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios de Mondoñedo. Es como una pequeña atalaya, desde la que se divisa casi todo el fértil valle mindoniense.
Con motivo de la fatal tormenta que se desató sobre Mondoñedo entre los días 10 y 11 de septiembre de 1761, brotó un nuevo manantial en el lugar conocido como "Campo de Angüin". Este nuevo manantial es reconocido en el mes de julio de 1768 por los maestros de mampostería D. Pedro Estévez Barros y por D. José Fausto García, quienes opinaban que era preciso construirle una pequeña arqueta en su origen y colocarle un caño bien fabricado de piedra pizarra. También opinaban que posiblemente no tuviera perpetuidad y que podía darse el caso de que con otro aluvión se desviara a otro lugar. En estos momentos los habitantes de Angüin se surtían de agua potable para uso doméstico y para abrevar el ganado del manantial de Los Pedregás y de la fuente del barrio de las Coruxeiras.
Con motivo de este grave incidente meteorológico y a los cuantiosos desperfectos que ocasionó, también se realizó en la proximidad de las viviendas de Angüin y al camino de carro que nos conduce al lugar de Gontariz, otras obras; como cortar el agua para que no se dirigiese hacia el lugar de Rego de Cas y hacia el Santuario de Nuestra Señora de los Remedios, se hizo una gavia (zanja para desagüe) de tres cuartas de ancho y dos de alto, que ha de principiar en los lugares conocidos como “A Bouza do Pego”, “O Retorno”, “Seixo Blanco” y “Carballo das Coruxeiras”. Para mayor defensa de las aguas de estos caminos, se hicieron unos tramos de calzada en sus pisos, para que no rompa el agua por ellos(1). En el entorno del nuevo manantial, se construyó un bajo-muro de piedra, que casi lo rodea en su totalidad, se le colocó un buen caño de piedra pizarrosa, un grueso pilón de forma rectangular e incluso, en uno de sus costados, le fue instalado un lavadero para lavar ropa a mano. Desde hace ya bastante tiempo, este manantial deja de manar agua en varias estaciones del año. Su pilón, lavadero y caño se hallan limpios, pero vacios del líquido elemento. A los maestros de mampostería, el tiempo les dió la razón.

(1)- Archivo del Ayuntamiento de Mondoñedo, obras con motivo de la tormenta de 1761, carpeta 2317.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 09-07-2011 22:23
Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural