MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

UNA CRUZ DE LOS PASIONISTAS
El jueves 28 de agosto de 1913, aproximadamente a las seis de la tarde, el Obispo de Mondoñedo D. Juan José Solís Fernández regresaba a Mondoñedo en su vehículo particular. Conducía el vehículo José Fernández García y lo acompañaban su íntimo amigo D. Nicanor Valdés y el presbítero D. José Penelas. Dando vista a Mondoñedo, rebasado el punto conocido como "O Pinar de Redondo" el conductor se percató de que los frenos de mano y pie del vehículo no funcionaban correctamente y que aumentaba su velocidad de manera vertiginosa. A pesar de circular a esa elevada marcha, logra salvar la "Vuelta Grande", las curvas de la casilla de peones camineros y la cruz de los P.P Pasionistas. El Sr. Valdés viendo el peligro que corrían todos, abrió la portezuela del vehículo con intención de tirarse. No lo hizo, pero siguió de pie y con la portezuela abierta. Ya muy próximos al Campo de los Remedios y entrada del pueblo, el conductor al llegar en frente del Campo de la Feria, gira el volante del vehículo con intención de dirigirlo al interior de dicho Campo y poder detenerlo. Consigue introducirlo en dicho Campo, pero uno de los neumáticos de las ruedas traseras explotó y el vehículo volcó, pero la fatalidad se interpuso, cogiendo la portezuela al Sr. Valdés por el cuello y ocasionándole la muerte instantánea(1).
En el relato de este desgraciado accidente, es donde vemos citada por primera vez esta cruz de madera de los P. P. Pasionistas. A la orilla del trazado de la antigua carretera nacional que atraviesa la población de Mondoñedo en dirección a Villalba, nos encontramos con una pequeña edificación que fue propiedad de los Padres Pasionistas del convento de Los Picos. En el frontal de la citada edificación fue colocada a las pocas fechas de instalarse en Mondoñedo los Pasionistas (1885) una cruz de madera sobre una gruesa base de piedra de cantería, de forma redonda. En esta edificación los P.P. de los Picos guardaban el vino que usaban para su consumo y para diferentes actos religiosos. También guardaban un carro y una mula que utilizaban para recoger la “rogación” en Mondoñedo y por los ayuntamientos más próximos. Al poco tiempo de marcharse los P. P. de Mondoñedo (1964 ?), esta pequeña edificación es vendida a un particular y la madera de la cruz, por dejadez o por abandono, desaparece posiblemente para siempre. Las parcelas de terreno más próximas a la edificación y a la base de la antigua cruz son conocidas todavía por los vecinos como “As terras da cruz”.

(1)- Semanario “La Voz de Mondoñedo” de 1 de septiembre de 1913.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 24-05-2011 22:06
Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural