MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

LA DEHESA NACIONAL DE TRIGÁS
El 21 de julio de 1754, D. Antonio Pinzón y Reina, del consejo de S. M. visitador de las reales dehesas y montes, visito las Dehesas Reales existentes en los alrededores de Mondoñedo. Estas Dehesas fueron creadas para que la marina, tanto mercante como del Estado, pudieran surtirse de buenas maderas.
Pasó por el barrio de Cesuras y encañadas de agua que descienden en términos de los montes que testan en las laderas de la Infesta y “Losera”, que eran del dominio del venerable Deán y Cabildo de la catedral de Mondoñedo, marcando y disponiendo que un gran trozo de dichos montes para que en él se hiciese y se plantase una Real Dehesa de robles y otros árboles, para su majestad. En el mismo término, también dispuso y marcó, otro pedazo de monte para hacer un vivero sembrado de bellotas y cerrado de pared. En enero de 1791, cumpliendo lo dispuesto por la Real Ordenanza de Montes, se plantaron árboles en las dehesas reales del municipio, las que se hallaban bien amuralladas.
En 1846 las dehesas nacionales de Mondoñedo eran las siguientes: 1)- Otero, en Otero, de 6 ferrados y 178 robles. 2)- Cesuras, en Cesuras, de 8 fanegas. 3)- Ambroz, en Ambroz, de 14 fanegas y 359 robles. 4)- Trigas, en Trigas, de 18 fanegas y 350 robles. 5)- Ferreira, en Santa María Mayor, de 7 fanegas y 556 robles. 65)- Cota, en Lindín, de 2 fanegas y 160 robles. 7)- Barreira, en Argomoso, 48 robles. 8)- Paibeira, en Sasdónigas, de 6 ferrados y 200 robles. 9)- Carballeira, en Cima de Vila, de 3 fanegas. 10)- Camba, en Vilamor, de 8 fanegas. 11)- Ramido, en Viloalle, de 4 fanegas. 12)- Porto do Romeo, en Figueiras, de 7 ferrados y 200 robles. 13)- Corripa, en Masma, de 4 fanegas y 400 robles (1).
La Dehesa Nacional de Trigás se hallaba situada en el lugar denominado “Fraga” o “Valiña da Gloria”, del barrio de Maariz, de la parroquia de Santiago de Mondoñedo. En 1846 se hallaba notablemente despoblada de árboles.
El 24 de marzo del citado año, el juez pedáneo de la Rilleira de Trigás, Santiago Pardo, vecino de Maariz, comunica por escrito al Alcalde de Mondoñedo que en la Dehesa Nacional se han ocasionado varios robos. En concreto, que notó la falta de quince robles, dos de ellos de quince pulgadas de circunferencia, dos de cinco y los once restantes de siete, así como la falta de seis haces de tojos y dos de argoma, no habiendo sido posible localizar al infractor o infractores.
En 1851 era Comisario de Montes de la provincia de Lugo D. Arcadio Sánchez Sandino (2). En 1861 era celador de la dehesa de Trigás Rosendo Cabanas, residente en el lugar de Prado, quién disponía de una carabina de su propiedad. El pedáneo, Santiago Pardo también disponía de arma de fuego propia.
En octubre de 1855 se cortan todas las leñas y árboles viejos y enteramente inútiles, para repoblar toda la dehesa de pinos. En abril de 1858 se cava toda la superficie de la Dehesa de Trigás y se prepara el terreno para la siembra de pinos.
Con el paso de los años, estas dehesas nacionales dejaron de cumplir sus funciones y sus terrenos pasaron a manos particulares. El 9 de diciembre de 1862 es subastada la Dehesa Nacional de Trigás, la que es considerada de primera calidad, pese a contener tojos, pinos nuevos y otras zarzas. El arbolado fue tasado en 2000 reales y el terreno en 4050. Le fue adjudicada la subasta a D. Rafael Núñez, para ceder a D. Pedro y D. Aquilino Arias de Mondoñedo (3).
Transcurrido un tiempo, la superficie de la antigua dehesa, que estaba toda cerrada de un alto muro de piedra, fue adquirida por la familia conocida como “Do Roxo” de Maariz, quienes, con el discurrir del tiempo construyeron en medio de su superficie una edificación, con fuertes muros de piedra y tejado a dos aguas y cultivaron una parte importante de su superficie. En la parte superior de la finca y costado izquierdo de la carretera que comunica Mondoñedo con Villalba, construyeron un pozo artesiano. Toda esta superficie de terreno es conocida entre los vecinos de los lugares más próximos como “A Fraga do Rey”.
Los miembros de esta familia de Maariz, por razón de edad, fueron desapareciendo y la superficie de terreno se fue cubriendo de eucaliptos y de otras especies arbóreas. Hace pocas fechas que fue talada toda la madera de la finca y plantada de nuevo, dejando al descubierto la edificación y los altos muros de piedra que circundan toda su superficie.

(1)- D. Eduardo Lence Santar, Boletín de la Comisión de Monumentos de Lugo, Tomo V, Pág. 163.
(2)- Boletín Oficial de la Provincia de Lugo, núm. 19, 12 de febrero de 1851, pág. 2.
(3)- Boletín Oficial de Venta de Bienes Nacionales: Provincia de Lugo: Núm. 38, 4 de noviembre de 1862.


Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 28-10-2017 21:12
Ligazón permanente a este artigo
EL MANANTIAL DE AMBROZ
Desde muy antiguo en el Ayuntamiento de Mondoñedo existieron tres Rilleiras: Cesuras, Trigás y Ambroz. Con el arreglo parroquial realizado a finales del siglo XIX por el obispo D. Manuel Fernández de Castro, desaparecen estas tres Rilleiras y surgen las actuales parroquias de Nuestra Señora de Los Remedios, San Vicente y Nuestra Señora del Carmen. El resto de sus territorios pasa a pertenecer a la parroquia de Santiago de Mondoñedo.
De la antigua Rilleira de Ambroz, el catastro del Marqués de la Ensenada, en su pregunta tercera nos dice: “dicha Rilleira y su término tiene de Levante a Poniente, un cuarto de legua y de Norte a Sur, media legua, que para andarse a un paso regular se necesitan seis horas por lo penoso y montañoso que es. Linda, principiando en el puente llamado de Ruzos, río arriba, hasta el rego que viene desde la fuente nombrada das Donas, subiendo por este arriba, por la parte del Sur hasta dicha fuente y desde esta, en derechura a la pena que llaman del morto, hacia el Levante, confinando con monte de la feligresía de Santiago de Lindín y desde dicha pena a lo alto del monte que llaman de Camba, dividiendo el Coto de Cima de Vila y la feligresía de Santa María de Vilamor, en derechura, por el Norte, a dar en el río que llaman Sierra de Agua, subiendo por la parte del Poniente a la puente de Ruzos, siguiendo río arriba hasta dicha puente de Ruzos”.
Prácticamente, en el centro del territorio de la antigua Rilleira de Ambroz brota un abundante manantial, que da su nombre a la Rilleira, en el que se ha levantado un modesto muro de piedra para el sustento del terreno, al que le fue colocada una cavidad para depositar las antiguas sellas de madera o cubos para trasportar el agua a los domicilios y unos rústicos lavaderos de mano.
Durante muchos años se surtieron de su agua e incluso hicieron uso de sus lavaderos los vecinos de “Aspera”, “Argueira”, “Longarela” o “As Canoiras”. El agua de este abundante manantial, junto con las “do Torno”, “do Teixo”, “Monfadal”, “Ramis” y otras, forman un torrencial regato, cuyas aguas fueron aprovechadas durante siglos para mover las piedras de tres molinos harineros. Estos tres molinos se hallan: uno prácticamente desaparecido, otro en estado ruinoso y otro en un estado aceptable de conservación.
La despoblación, el abandono del medio rural, la llegada de las máquinas lavadoras y la comodidad de dotar de agua a los domicilios hicieron que la gran mayoría de estos manantiales y lavaderos fueran abandonados y la exuberante vegetación y el deterioro hicieran mella en todos ellos.
La Asociación de vecinos de la actual parroquia de Nuestra Señora del Carmen de Mondoñedo, solicitaron una subvención a la Xunta de Galicia, la cual les fue concedida, para asegurar el muro que sujeta el terreno, limpiar toda la vegetación y recuperar la fuente y lavaderos para disfrute de todos los amantes de la naturaleza. También tienen proyectado adecentar su entorno. Brillante idea y laboriosa actuación.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 12-10-2017 14:32
Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural