MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

UNA SAGA DE MÉDICOS MINDONIENSES
PATRUCIAL LEIRAS PULPEIRO
I PARTE

En el barrio de “O Castro”, en la parroquia mindoniense de Santiago de Lindín, residía en el primer decenio del siglo XIX el matrimonio formado por José Francisco de Leiras Moreda y Juana de Mon y Cancio. De este matrimonio nacieron varios hijos varones que dedicaron la mayor parte de sus vidas a la religión y a la medicina.
El religioso se llamaba Juán Prudencio Leiras Mon, bautizado el 28 de abril de 1.815 en la iglesia parroquial de Santiago de Lindín. Fue su padrino Juán de la Peña, tío segundo del niño y residente en el lugar del Monfadal (actual parroquia del Carmen).
Era nieto paterno de José de Leiras y de Francisca González Moreda, vecinos del barrio de “O Castro” en Lindín y materno de Santiago Díaz y Dominga de Mon y Cancio vecinos del Monfadal.
A comienzos del año 1.835 hallamos a D. Juán en una relación de frailes que profesaban y residían en el convento mindoniense de “Los Picos”. D. Juán Leiras había pronunciado los votos religiosos en concepto de corista. En el mes de octubre del mismo año se ejecuta la exclaustración de todos los frailes por el alcalde de Mondoñedo D. Vicente María Miranda, por el Procurador del Común y por el regidor D. Antonio Rivas aplicando la Ley de Desamortización de Mendizábal.
En el año 1.860 lo encontramos ordenado de presbítero “a título de pobreza” y nunca pudo lograr la pensión señalada a los de su clase.(1)
El primero de los hijos varones de esta numerosa familia de Santiago de Lindín que estudió medicina fue Antonio María Juán Toribio, nacido a las diez horas del 16 de abril del año 1.811. Fueron sus padrinos de bautismo Juán da Pena, hermano de la abuela materna y Antonia de Mon y Cancio, hermana de la madre y moradores en el barrio del Monfadal.(2)
D. Antonio obtiene el título de médico cirujano el 2 de agosto de 1.838. Título que le fue concedido por el Ministerio de la Gobernación. Prestó durante muchos años sus servicios a los vecinos del Ayuntamiento de Pastoriza, y tenía fijada su residencia en la parroquia de Santa María de Bretoña.
El segundo de los hijos varones que dedicó la mayor parte de su vida a la medicina fue Vicente Agustín, nacido cerca de las doce de la noche del 29 de agosto de 1.820. Fue su padrino de bautismo D. Vicente Rubiños, presbítero, primo segundo del recién nacido.(3)
D. Vicente obtiene el título de médico cirujano el 29 de septiembre de 1.844. Título que le fue concedido por el Ministerio de Consumo Instrucción y Obras Públicas. Fija su residencia en la ciudad de Mondoñedo y obtiene por sus servicios un sueldo de 1.100 reales como cirujano titular.(4)
Unos años más tarde se une en matrimonio con Dª Matilde Pulpeiro García, del cual nacería el insigne médico y poeta mindoniense D. Manuel Leiras Pulpeiro.
D. Manuel nace a las cinco de la tarde del 25 de octubre de 1.854 en la calle de la Ronda de Mondoñedo. Era hijo de D. Vicente Leiras, de profesión médico cirujano, natural de la parroquia de Santiago de Lindín y de D ª Matilde Pulpeiro, natural de Cangas de Foz, pero vecinos de Mondoñedo. Era nieto paterno de José Francisco, difunto, y de Juana Mon, de Santiago de Lindín; nieto materno de Francisco Pulpeiro, natural de Villaselán (Ribadeo) y de D ª María Antonia García, natural de Ferrol.
Fueron sus padrinos D. Manuel Núñez de esta ciudad y la abuela materna.
Cursa cuatro años de estudios eclesiásticos en el Seminario Santa Catalina de Mondoñedo, para matricularse posteriormente en la facultad de medicina de la Universidad Central. “El Ministro de Fomento con fecha de cuatro de mayo de 1.878 y previo el oportuno examen ante la Universidad de Madrid el 22 de diciembre de 1.877, expidió título de Licenciado en Medicina y Cirugía a favor de D. Manuel Leiras Pulpeiro de esta ciudad de Mondoñedo; de cuyo título se tomó razón en dicha Universidad Central en 8 de junio del propio año de 1.878, siendo registrado al folio 11 del libro correspondiente al número 94. D. Manuel Leiras Pulpeiro hizo presentación del referido título al Excelentísimo Ayuntamiento en sesión de 15 de julio de 1.878, en la que se tomó razón”.(5)



(1)- Archivo Diocesano de Mondoñedo, documentación de religiosos exclaustrados.
(2)- Archivo Diocesano de Mondoñedo, parroquia de Santiago de Lindín, libro 1 y 2 de bautizados (1.617-1.823), folio 276.
(3)- Archivo Diocesano de Mondoñedo, parroquia de Santiago de Lindín, libro 1 y 2 de bautizados (1.617-1.823), folio 314.
(4)- Archivo del Ayuntamiento de Mondoñedo, carpeta 968.
(5)- Archivo del Ayuntamiento de Mondoñedo, carpeta 968.


Andrés García Doural - Mondoñedo-


Comentarios (1) - Categoría: Cronicón - Publicado o 25-04-2009 18:33
Ligazón permanente a este artigo
La Torre y Lagar de Villamor
La Torre de Villamor
La parroquia de Stª Mª de Villamor se encuentra situada al norte de la población de Mondoñedo, a una distancia de unos cuatro kilómetros y comprende los barrios de Cima de Vila, Grove, Villaverde, A Veiga, Pedrido, Guillade, Chao do Val, Cornide y Calvela.
En el barrio de Chao do Val, sobre una pequeña loma del terreno, con amplias vistas panorámicas del valle, se encontraba situada una antigua y curiosa edificación, conocida entre los vecinos con el nombre de “A Torre”. Su última propietaria fue Dª Isabel Rey Iravedra.
La citada edificación constaba de planta rectangular, provista de dos alturas, con unos gruesos muros de mampostería, techumbre a dos aguas con vigas y cangos de madera y pizarra del país, con las esquinas de la edificación y marcos de puertas y ventanas de labrada cantería.
“A Torre” era una edificación casi desconocida para los habitantes de Mondoñedo. La primera noticia que conocemos de ella es a través de un artículo de D. Eduardo Lence Santar, publicado en la prensa local (La Voz de Mondoñedo), en el cual habla de la familia Luaces de Mondoñedo y en uno de sus párrafos dice: “Cuando Luís de Luaces y Labrada funda vínculo con Leonor Fernández de Estoa en escritura de 2 de noviembre de 1.581, ante el notario Fernando Rodríguez das Eiras y Villamea, la torre y lagar de Villamor con 34 jornales de viña” (5.304 m. aprox.).
En la parte superior de la fachada principal de la torre se encontraba colocado un escudo heráldico, esculpido en piedra de granito, de forma rectangular, provisto de dos cuarteles; en el de la derecha aparecen las armas de los Luaces y en el de la izquierda las de los Baamonde, una de las familias con más abolengo en las tierras mindonienses.
Con el paso de los años, en el interior de su planta inferior fue construido un horno de cocer el pan, lo que con el uso ennegreció una parte importante de la edificación y se modificaron la altura de una parte del tejado de la torre y algunas dependencias interiores. A finales del siglo XIX se realizan de nuevo modificaciones por parte del abuelo de la última propietaria.
En las curiosas ventanas frontales, de la parte que se conocía como lagar, podíamos contemplar unos cómodos asientos de piedra adosados a ellas, también conocidos como “parladoiros”.
Hace unos años, gran parte de sus pisos de madera desaparecieron. En sus muros se observaron grandes grietas y pronunciadas inclinaciones y sus dependencias eran utilizadas como cuadras para guardar el ganado y depósito de leña. En esos momentos opinábamos que si en un plazo corto de tiempo no se llevaban a cabo obras de reparación y de mantenimiento, por desgracia hablaríamos en pocas fechas de otra edificación histórica que ha desaparecido en Mondoñedo.
En los primeros días del mes de diciembre del año 2.006 se viene al suelo una gran parte de la edificación, sin causar daños personales, arrastrando en su caída el tejado, escudo heráldico y el gran arco de cantería de la entrada principal, derribando en su violenta caída una pequeña edificación existente en su frontal. Lamentamos que nuestros augurios se hayan cumplido. En el mes de enero del año 2.007, ante las dificultades económicas de su propietaria para efectuar las obras necesarias con el fin de mantener la edificación en pie y el escaso interés mostrado por las autoridades competentes que les pudiesen ayudar, con una pala escavadora retira todos los materiales de la torre y de esta manera desapareció para siempre.

A.G.D.

[fotos del álbum]
Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 22-04-2009 09:54
Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
© 2009-2018 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural