MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

“LOS CELTAS” EN MONDOÑEDO

Con este nombre existió un importante grupo de espeleología en los años cincuenta del pasado siglo en la población gallega de Vigo (Pontevedra). En el año 1.954 llega a Mondoñedo un número muy importante de sus componentes, quienes montan sus tiendas de campaña en una “camposa” existente al pie del “Penido do Orxal”, enfrente del inicio del sendero por el que hay que ascender para introducirse en la archiconocida Cueva del Rei Cintolo. Colabora con ellos un grupo de jóvenes aficionados mindonienses, entre los que destaca Nazario González Seco y los hermanos González Redondo. Uno de estos últimos, hacía pocos años que había encontrado por casualidad el artístico puñal que posteriormente sería depositado en el Museo Provincial de Lugo.
Durante el tiempo que permaneció el grupo de “Los Celtas” acampado en territorio de la parroquia mindoniense de San Pedro de Argomoso, hizo numerosas, profundas y largas incursiones a las entrañas de la imponente cueva, en la que descubrieron nuevas salas, siguieron el curso de las aguas del río interior, etc.

Sopena

Comentarios (3) - Categoría: Cronicón - Publicado o 29-08-2009 09:39
Ligazón permanente a este artigo
FOSOS EN EL CADRAMÓN
FOSOS DEL CADRAMÓN
La parroquia de San Jorge del Cadramón pertenece al Ayuntamiento de Ferreira del Valle de Oro y comprende los lugares de: Abelleira, Alvarado, Campo, Cancelas, Corvelle, Cortegaza, Chocha, Fermucente, Folgueiras, Fuente Dávila, Jelfa, Liñarega, Loureiro, Mojoeira, Portodorío, Rego Cabado, Rozas, Sistomayor, Tituelo, Valsa y Veiga.(1)
Por la base de los agrestes montes llamados “Lombo Pequeno”, “Cabanas”, “Fontao”, “Pena do Oso” y “Lombo do Foxo” discurren las aguas del Río Oro, las cuales forman el gran pozo de “La Furna”.
Hace muchos años, en el territorio de la parroquia del Cadramón, los vecinos cavaron en el suelo unos fosos de gran tamaño, de forma circular, con la boca rodeada por un muro de piedra, con una profundidad de unos tres metros y un diámetro de unos cinco. El motivo de estas rudimentarias obras fue combatir los abundantes lobos existentes en este agreste territorio, ya que todos los años causaban numerosas bajas a la cabaña ganadera de la parroquia.
El primero de estos agujeros que conocemos fue excavado cerca del pozo de “La Furna”, en el margen derecho del cauce del Río Oro, en frente del “Prado dos Currás” y un poco más abajo del pequeño regato que desciende desde el lugar conocido entre los vecinos como “a casa da neve”. En la actualidad, el abandono y la espesa vegetación lo han hecho casi desaparecer.
El segundo de estos agujeros se encuentra en la ladera del monte, en el lugar conocido como “As Campelas”, más arriba de las viviendas del lugar de Portodorío. Este agujero se percibe mejor que los otros al encontrarse en una zona de terreno despoblada de vegetación y dedicada al pastoreo del ganado.
El tercero, se encuentra situado en el lugar llamado “Costa Abilleira” o “Rego do Foxo” muy próximo al trazado de la carretera local que atraviesa el territorio de la parroquia, en medio de una finca de monte plantada de eucaliptos, un poco más adelante de las viviendas del lugar de Fonte da Vila.
Estos fosos fueron utilizados durante muchos años por los vecinos del Cadramón para combatir los abundantes lobos existentes. Se introducía un cabrito dentro del agujero excavado, para que sirviera de cebo a los depredadores; el cabrito al encontrarse dentro del agujero y no poder salir profería numerosos lamentos. El hambriento lobo al escucharlo se tiraba decididamente al interior del agujero para capturar al indefenso cabrito, ese momento era aprovechado por los vecinos que estaban al acecho para asomarse a la boca del agujero y utilizando unas largas y bien afiladas lanzas de madera darle muerte.
Nos comentaron algunos vecinos, que estos agujeros hace bastantes años que no son utilizados para darle muerte al lobo, que fueron en parte rellenados para evitar accidentes de personas y animales y que actualmente pasan desapercibidos incluso a algunos vecinos. Tenemos que agradecer la amabilidad de un vecino del lugar de Fonte da Vila que nos los enseñó.
Las normas de caza han cambiado y en la actualidad el lobo es una especie protegida.

Coto

(1)- Diccionario de D. Pascual Madoz, año 1.845, tomo III, página 454.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 23-08-2009 10:06
Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
© 2009-2018 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural