Esquencérame contarche....


O meu Blog personal
Lugar para compartir datos que teño na casa referentes á miña parroquia, que coido poden interesar a algún veciño. E dende o que irei contándovos cousas que me ocorren e que se me ocorren, pensamentos que me veñen, labouras nas que ando e outras lerias miñas que, postas nunha rede social desaparecen en pouco tempo.

O meu perfil
chairego55@gmail.com
 CATEGORÍAS
 FOTOBLOGOTECA
 RECOMENDADOS

 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

Catastro de Ensenada- 1753- Castro do Rei
INTERROGATORIO DE LA FELIGRESÍA DE SAN JUAN DE CASTRO DE REY



En la feligresía de San Andrés de Vendia a quince días del mes de marzo, año de mil setecientos cincuenta y tres, el Señor Don Mathias Freire, abogado de la real audiencia del Reino de Galicia, subdelegado de la Real Junta de la Ünica Contribución. Comisionado por el Señor Don Juan Felipe de Castaños, Comisario Ordenador de los Reales Ejércitos, Ministro Principal encargado por Su Magestad para su establecimiento este dicho Reino. Teniendo presente a Don Manuel Díaz Saavedra, Juez Ordinario de dicha feligresía y vecino de la de San Esteban de Loentia. Don Miguel de Ovarrio, vecino de la feligresía de Santiago de Duarría, Procurador General. Pedro Félix Palmeiro. vecino de la feligresía de San Salvador de Ansemar, perito nombrado por parte de Su Magestad. Tomás de Barja vecino de dicha feligresía de San Juan de Castro de Rey, experto nombrado por el común de ella, uno y otro, así para el reconocimiento de tierras, casas y demás edificios que comprende el término de dicha feligresía, como también para el interrogatorio de preguntas después de haber jurado cada uno en debida forma, y a que se halló presente Don Andrés da Uz Díaz Pérez, cura párroco de dicha feligresía, convocado políticamente como persona imparcial para este efecto. Dijeron que habiéndose cerciorado de los capítulos de dicho interrogatorio, practicaron con el mayor celo y cuidado, las diligencias esenciales para poder contestar a cada uno de ellos con la mayor realidad y pureza que pide el asunto, como lo ejecutaron en la manera siguiente:

1º Al primer capítulo del interrogatorio dijeron que dicha feligresía se intitula San Juan de Castro de Rey. Y responden

2º Al segundo dijeron que dicha feligresía se halla inclusa en la jurisdicción de Castro de Rey, la que es de Señorío de la Excma. Señora Condesa de Lemos, a quien por esta razón, los vecinos de dicha feligresía no pagan cosa alguna. Y responden.

3º Al tercero dijeron que dicha feligresía tendría de distancia de L. a P. medio cuarto de legua y de N. a S. lo mismo y de circunferencia media legua que para la caminar se ocuparía los tres cuartos de una hora. Linda por L. N. y S. con la feligresía de San Pedro de Santa Leocadia y describiendo sus lindes por menor, principiando por L, hacia la parte del N. en la Cruz de Gulpilleiras, de aquí sigue a la Veiga dos Pozos, de esta río abajo al marco que se halla dentro de la casa de Don Fernando Pérez Teijeiro, de aquí al Camino de los Cabozos de éste a la Regueira da Pereira de aquí a la Presa del Puente Nuevo, de esta al Caneiro de Samesugueiras, de aquí a la Cruz de Gulpilleiras, primera demarcación, y su forma es la del margen.

4º Al cuarto dijeron que las especies que se hallan dentro del término de la referida feligresía son tierras de sembradura de secano, hortalizas, prado de secano y montes, y las dichas tierras de sembradura, siendo de primera calidad producen sin intermisión una cosecha al año, alternando un año trigo y el otro maíz, las de segunda y tercera producen centeno con el descanso de un año. Y por lo que respecta a los montes, siendo de primera calidad, se rompen cada veintidós años, de segunda cada treinta y tres y de tercera cada cuarenta y cuatro a excepción de algunos que no se rompen por ser inútiles de naturaleza. Y responden

5º Al quinto dijeron que las calidades de tierras que hay de las especies que se incluyen en el citado término son de primera, segunda y tercera calidad, a excepción de las de hortaliza que es de una sola y de la primera del término de su especie. Y responden

6º Al sexto dijeron que las especies de árboles frutales que hay en el término de dicha feligresía son manzanos y no otras. Y responden

7ª Al séptimo dijeron que dichos árboles se hallan plantados en las tierras de hortalizas y labradío Y responden

8º Al octavo dijeron que dichos árboles se hallan plantados dispersamente y a los márgenes de las tierras. Y responden

9º Al nono dijeron que la medida de que mas comúnmente se usa en dicha feligresía es la de un ferrado de centeno que se compone de veinte y seis varas castellanas en cuadro y cada ferrado tiene veinte cuartillos el cual sembrando de trigo lleva los tres cuartos de un ferrado y sembrado de maíz la sexta parte de otro. Y responden

10º Al diez dijeron que dentro de la enunciada feligresía y término de su comprensión había un mil y ciento diez y seis ferrados de sembradura de centeno de todas las especies en esta forma: de labradío de secano nueve cientos ferrados, setenta de primera calidad, cuatrocientos y ochenta de segunda y trescientos cincuenta de tercera. De hortaliza de primera calidad tres ferrados. De prados de secano cuarenta y tres ferrados, veinte de primera calidad; trece de segunda y diez de la tercera. De montes ciento y diez ferrados: veinte y dos de primera calidad, veinte de segunda; cincuenta y seis de tercera y doce inútiles por naturaleza. Y los sesenta ferrados restantes, ocupan los muros, caminos, casas y sus serventías. Y responden

11º Al once dijeron que las especies de frutos que se cogen en dicha feligresía son: trigo, centeno, maíz, yerba y coles, y aunque se siembran otros frutos y legumbres, les consideran igual producto. Y responden

12º Al doce dijeron que un ferrado de tierra de sembradura de secano, siendo de primera calidad, sembrándose de trigo produce cuatro ferrados y de maíz otros cuatro, alternando las dos semillas. Siendo de segunda calidad, sembrado de centeno ?que no se hace de trigo produce cuatro ferrados con el descanso de un año y siendo de tercera calidad, sembrado de centeno, produce tres con la misma intermisión. Un ferrado de hortaliza, siendo de primera calidad regulan su producto en diez y ocho ferrados. Un ferrado de prado de secano siendo de primera calidad, regulan su producto en diez reales, de segunda en ocho y el de tercera en seis, un ferrado de dehesa, siendo de primera calidad, en cada uno de los doce en que se poda produce seis carros de leña, el de segunda tres y el de tercera carro y medio. En los mismos años, un ferrado de monte, siendo de primera calidad, sembrándose de trigo produce cuatro ferrados, el de segunda dos y el de tercera tres a excepción de los inútiles por naturaleza que no producen fruto alguno. Y responden

13º Al trece dijeron que aunque en el término de dicha feligresía hay la especie de árboles frutales que dejan expresado respecto se hallan plantados en las tierras de hortalizas y labradío por el agravio que estas reciben dejan refundido su producto en ellas mismas por lo que no les consideran otro alguno. Y responden

14º Al capítulo catorce dijeron que un año con otro cada ferrado de trigo vale cinco reales y medio, el de maíz cuatro, el de centeno tres, el de mijo menudo dos y el de habas cinco. Cada carro de leña dos reales, un carnero once reales, un cabrito o cordero cuatro reales, una gallina dos reales, un pollo veinte maravedís, un par de capones cinco reales, un cuartillo de manteca dos reales de vellón. Y responden

15º Al quince dijeron que de todos los frutos que se recogen en dicha feligresía, a excepción de yerba, se paga de diez partes la una por razón de diezmo. La mitad al cura párroco de dicha feligresía y la otra mitad al Colegio Seminario de Santa Catalina de la ciudad de Mondoñedo. Y responden

16.- Al diez y seis dijeron que los diezmos enteramente de dicha feligresía ascenderán, un año con otro a ochocientos reales de vellón, repartidos en esta forma: los cuatrocientos corresponden al cura párroco; y los otros cuatrocientos al colegio de seminario de Santa Catalina de la ciudad de Mondoñedo. Y responden

17º Al diez y siete dijeron que en la feligresía no hay minas, salinas, batanes ni otro artefacto y solo hay un molino harinero de dos ruedas bajo un techo al sitio de Ponte Nova, que muele con agua corriente seis meses de el año, pertenece a Doña Francisca Saavedra, vecina se San Pedro de ?Ascarela??. Y regulan su producto en doscientos reales de vellón al año. Y responden

18ª Al dieciocho dijeron que en dicha feligresía no hay ganado alguno que venga al esquileo y en cuanto a los esquilmos que produce el que hay en el según sus especies regulan en la manera siguiente, Una vaca de vientre que puede procrear desde el cuarto año de su edad hasta el duodécimo, regulan su cría por cada uno de los en que pariere sea ternero o ternera en veinte y dos reales y su manteca y leche al mismo respecto en diez. Una oveja que puede principiar a parir desde los tres años de su edad hasta los ocho regulan su cría por cada uno de los que pariere, sea cordero o cordera en cuatro reales. Una cabra que puede principiar a parir desde los tres años de su edad hasta los ocho, regulan su cría por cada uno de los que pariere, sea cabrito o cabrita en cuatro reales y cada oveja y carnero regulan media libra de lana que en bruto vale un real de vellón. Una yegua que puede principiar a parir desde el cuarto año de su edad hasta los catorce, regulan su cría por cada uno de los en que pariere en treinta y tres reales siendo potro y siendo potranca en cuarenta y cuatro y si es muleto en ochenta y ocho y si es muleta en ciento uno. Cerda que puede procrear desde un año hasta los tres en que ordinariamente se suele matar, consideran que de parir una vez al año cuatro lechoncitos, los cuales separados de la madre a los seis meses regulan cada uno en seis reales y por lo que mira a las mas utilidades que resultan de las aparcerías de dicha feligresía, teniendo presente el citado capítulo dieciocho, con las órdenes de la Real Junta, igualmente dijeron que los ganados que se hallan dados a ella es al cuarto de las crías y mitad de las ganancias, sin que puedan distribuir con la debida proporción las utilidades que de ellas se siguen, tanto para los dueños cuanto para los que las tienen recibidas en la manera predicha. Una novilla o novillo de un año, separado ya de la madre, consideran en su aumento hasta los dos, quince reales; de dos a tres, siendo buey otros quince y siendo vaca, diez. Desde los tres a los cuatro, aunque ya cesó su aumento, sea buey o vaca, veinte y dos reales. Un cordero o cordera de un año a dos, regulan su utilidad en cuatro reales, de dos a tres en dos reales. Un cabrito o cabrita de un año a dos, regulan su aumento en cuatro reales, de dos a tres en otros cuatro. A una muleta o muleto separados de la madre, desde un año a dos, regulan la utilidad de sus ¿creceres? en sesenta y seis reales, de dos a tres en trescientos sesenta y seis y de tres a cuatro en ochenta y ocho, A un potro separado de la madre de un año a dos, regulan su aumento en veinte reales, de dos a tres en veinte y dos y de tres a cuatro en quince. Una potranca por el mismo respecto, de un a dos estiman su utilidad en cuarenta reales, de dos a tres en veinte y de tres a cuatro en treinta. A un lechoncito de seis meses hasta cumplir año, regulan su aumento en seis reales, de uno a dos en doce y de dos a tres en diez. Y por lo que respecta a las mas especies de ganado que existen en el término, no les consideran utilidad alguna. Y responden

19 Al diez y nueve dijeron que en el término de dicha feligresía no hay colmena alguna. Y responden

20º Al veinte dijeron que las especies de ganado que hay en el término de la feligresía son Bueyes, Vacas, novillos, novillas, terneros, terneras, ovejas, carneros, corderos, corderas, cabras, cabritas, cabritos, yeguas, potros, potrancas, muletos, muletas, lechonas de vientre, cerdos grandes y pequeños. Sin que haya cabaña ni yeguada que paste fuera del término. Y responden

21º Al veinte y uno dijeron que los vecinos de que se compone dicha feligresía son nueve. Sin que ninguno tenga casa de campo ni alquería. Y responden

22º Al veinte y dos dijeron que en la referida feligresía hay diez casas habitables y siete arruinadas. Sin que por su fondo o establecimiento se pague cosa alguna al dueño jurisdiccional. Y responden

23º Al veinte y tres dijeron que los vecinos de dicha feligresía no tienen ni gozan propios algunos. Y responden

24º Al veinte y cuatro dijeron que los vecinos de dicha feligresía disfrutan los derechos en que se suelen arrendar una taberna que regulados por quinquenio, importarán al año dos cientos reales de vellón, sin que para ello tengan mas título que el de estar encabezados en la Tesorería de Rentas Provinciales de la ciudad de Lugo. También disfrutan los derechos en que suelen arrendar un mercado y que regulados por quinquenio, importarán al año quince reales de vellón sin que para ello tengan otro privilegio ni convección más que una antiquísima posesión de inmemorial tiempo a esta parte. Y responden

25º Al veinte y cinco dijeron que el común de dicha feligresía no tiene gasto alguno en la paga de salarios a la justicia, fiestas de Corpus, empedrados, fuentes, sirvientes ni otros. Y responden

26º Al veinte y seis dijeron que el común de dicha feligresía no tiene cargos de justicia que satisfacer, censos ni otra cosa de las de este asunto. Y responden

27º Al veinte y siete dijeron que los vecinos de dicha feligresía pagan anualmente a S. M. por razón de servicio ordinario y extraordinario once reales y diez y seis mrs. según resulta de los recibos y repartimientos que manifiestan y les hace la ciudad de Lugo como cabeza de provincia. Y responden

28º Al veinte y ocho dijeron que en la feligresía no hay empleo enajenado que pertenezca a S. M. ni a particular alguno. Y responden

29º Al veinte y nueve dijeron que en dicha feligresía no hay mesones, tiendas, carnicerías, solo hay una taberna que los vecinos de la referida feligresía tienen arrendada a Miguel do Rego, vecino de San Salvador de Ansemar, a quien por la utilidad que le produce, después de pagar los derechos en que la trae arrendada, regulan sesenta reales de vellón; y a José da Castiñeira, vecino de dicha feligresía de San Juan de Castro de Rey, por la de ser tabernero, regulan otros sesenta reales de vellón y por el estanquillo que beneficia de cuenta del administrador de tabacos de la ciudad de Lugo, le regulan ochenta reales de vellón al año. Un mercado que se celebra de quince en quince días, en el que se cobra dos maravedís de cada carga de fruto, cuatro de cada vanasta de sardinas; dos de cada ternero, dos de cada carga de coles y dos de cada herrero, y lo tienen arrendado dichos vecinos a Tomás de Barja, vecino de ella, a quien después de pagar el importe en que lo tiene arrendado, regulan de utilidad quince reales de vellón. Y responden

30º Al treinta dijeron que en dicha feligresía no hay hospital alguno. Y responden

31º Al treinta y uno dijeron que en dicha feligresía no hay mercader de por mayor, cambista ni otra persona que beneficie caudales por mano de corredor ni en otra manera, con lucro e interés ni sin él. Y responden

32º Al treinta y dos dijeron que en dicha feligresía no hay tendero de paños, ropas, de oro, plata, sedas, lienzos ni otros de los que dicho capítulo contiene. Y responden

33º Al treinta y tres dijeron que en dicha feligresía no hay individuo que ejerza oficio mecánico y los que hay se emplean en el de labradores. Y responden

34º Al treinta y cuatro dijeron que en dicha feligresía no hay persona alguna que haga prevención de materiales para vender a otros. Y responden

35º Al treinta y cinco dijeron que en dicha feligresía no hay jornalero alguno que trabaje al jornal diario y cuando acaece se le paga a dos reales de vellón y lo mismo a los labradores. Y responden

36º Al treinta y seis dijeron que en dicha feligresía no hay pobre alguno. Y responden

37º Al treinta y siete dijeron que en la expresada feligresía no hay individuo alguno que tenga embarcación ni esté matriculado en la marina. Y responden

38º Al treinta y ocho dijeron que en dicha feligresía no hay clérigo alguno. Y responden.

39º Al treinta y uno dijeron que en dicha feligresía no hay convento alguno. Y responden

40º Al cuarenta dijeron que S. M. en dicha feligresía no tiene otras fincas y rentas mas de las generales y provinciales. Y responden

Y en todo lo que llevan dicho y declarado se afirman y ratifican bajo el juramento que tienen prestado y a mayor abundamiento de nuevo hacen bien y fielmente según su inteligencia, sin fraude, colusión y engaño y firmaron con dicho señor Subdelegado, el Juez Ordinario, Procurador General y Perito de Su Majestad. No le hizo el del común por no saber, ni el cura párroco, como persona imparcial, de que fueron testigos Don Manuel Joseph Martínez: Don Francisco Piedra Cueva, vecinos de la ciudad de Betanzos y Don Alonso Suárez, vecino de la ciudad de La Coruña y de ello yo escribano doy fe =Don Matías Freire= como testigo y a ruego Manuel Joseph Martínez=Manuel Díaz Saavedra=Miguel de Obarrio y Castro=Pedro Félix Palmeiro. Ante mi Pedro Antonio Cordido.


Auto para que el mayordomo pedáneo y peritos nombrados por parte de SM y del común declaren el estilo que hay en los arrendamientos de tierras de eclesiásticos.

En la feligresía de San Andrés de Bendia a quince días del mes de Marzo, año de mil setecientos cincuenta y tres, el señor d. Mathias Freire, abogado de la Real Audiencia del Reino de Galicia, Subdelegado de la Real Junta de la única contribución. dijo que teniendo presente la Carta orden de dicha Real Junta; con fecha de diez y seis de diciembre del año pasado de mil setecientos cincuenta y uno, por donde se sirve mandar que al tiempo del interrogatorio declare la Justicia la noticia que tenga del estilo que haya mas común en cada término sobre los arrendamientos de eclesiásticos según especies y calidades dirigido al fin de contar las varias distinciones de los tales arrendamientos prolijas arbitrarias o contemplativas de parte de los dueños a favor de los colonos dando cumplimiento a lo así resuelto respecto se hallan presentes el Juez Ordinario, peritos y expertos con motivo de las respuestas generales correspondientes a dicha feligresía de San Juan de Castro de Rey que se está operando por ante mi escribano mandó se haga saber a unos y a otros declaren abiertamente la costumbre que se observa en el término de ella sobre los arrendamientos de tierras de eclesiásticos, si son a la mitad, tercio, cuarto o quinto o mas de los frutos que producen distinguiendo según especies y calidades como en las tierras de sembradura, hortaliza, prado de secano, dehesas y montes expresando se en fuerza de dichos contratos hay o no alguna diferencia respectiva a las semillas de trigo, maíz y centeno, cuya declaración harán con toda claridad posible, adaptando a las calidades de buena, mediana e inferior que hubiere en cada especie, a fin de facilitar los medios de precaver en lo sucesivo perjuicio contra la Real Contribución y la Causa Común, asi lo decreto y firmo de que hago fe=Mathias Freire=Ante mi Pedro Antonio Cordido,




Declaración del Juez Ordinario y peritos.

En la feligresía de San Andrés de Bendia a quince días del mes de marzo del año de mil setecientos cincuenta y tres, el señor don Mathias Freire en consecuencia del auto antecedente y a tiempo de fenecerse el interrogatorio de preguntas correspondiente a la feligresía de San Juan de Castro de Rey, teniendo a su presencia a Manuel Díaz Saavedra, Juez Ordinario, Miguel de Ovarrio, procurador general de dicha feligresía y Pedro Félix Palmeiro, experto del común Y Tomás de Barja, por parte del común, después de haber jurado en forma de derecho de que yo escribano doy fe=dijeron que la costumbre que se observa en la enunciada feligresía, sobre los bienes de eclesiásticos que traen en arrendamiento los Colonos Legos declaran que de las tierras de sembradura de primera y segunda calidad, huertas y prados de todas las calidades perciben los dueños el tercio del producto y los dos restantes el colono poniendo este la semilla que se derrama en las dichas de sembradura después de pagado el diezmo que se suele y por lo que respecta a las demás tierras de sembradura de tercera calidad y montes de todas calidades, perciben los dueños el cuarto y los tres restantes el colono, poniendo éste la semilla. como también lo hacen de la leña de las dehesas de todas calidades, Así declararon y firmaron de que yo escribano doy fe=Antonio Freire=Manuel José Martínez=Manuel Díaz Saavedra.=Pedro Pheliz Palmeiro=Miguel Obarrio=Ante mi=Pedro Antonio Cordido#
Comentarios (1) - Categoría: Hustoria - Publicado o 01-03-2019 12:25
# Ligazón permanente a este artigo
[1] [2] [3] 4
© by Abertal
Educando en liberdade, responsabilidade, verdade, os espíritos elévanse coma pompas de xabrón