Esquencérame contarche....


O meu Blog personal
Lugar para compartir datos que teño na casa referentes á miña parroquia, que coido poden interesar a algún veciño.ou a calquera interesado nestas cousas. E dende o que irei contándovos cousas que me ocorren e que se me ocorren, pensamentos que me veñen, labouras nas que ando e outras lerias miñas que, postas nunha rede social desaparecen en pouco tempo.



contador de visitas

Contador de visitas
Web economica Sevilla


O meu perfil
chairego55@gmail.com
 CATEGORÍAS
 FOTOBLOGOTECA
 RECOMENDADOS

 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

Memoria de 1926
Memoria leida el 1º de enero de 1926 por el Consiliario

Señores socios de la Sociedad Agrícola de Santa Leocadia
Señores:
Tiene vida legal nuestra sociedad desde el 13 de abril de 1921, en cuya fecha fue inscrita en el registro del Gobierno Civil de esta provincia, llevando una vida próspera y pujante durante el resto de dicho año, por cuanto que prestó manifiestos beneficios a sus socios, por la calidad, peso, medida y justo precio en los artículos de consumo y también a los no socios, por ser la regulación de precios en toda la comarca..
Al empezar el año de 1922, debido a poca avenencia en algunos individuos de la junta directiva, nacida de pasiones rastreras de egoísmo, se observa en la vida de la sociedad, cierta anemia, que para no languidecer, fue necesario observar con cierto tiempo de espera, hasta que el encauzamiento de las causas que lo motivaban, pudieran devolverle su primitivo vigor, como se comprueba examinando las actas de 1º de enero, 5 de marzo, 12 de abril, 7 de marzo, 2 de julio y 6 de agosto del año de 1922. Pero la prudencia y buena voluntad de la mayoría de la directiva y el aliento de muchos buenos socios, pudieron arrollar las pasiones rastreras y encauzar nuevamente la sociedad por nuevos derroteros para poder cumplir los altísimos ideales que persigue.
Con el año se 1923, renace nueva vida para la Sociedad a pesar de tropezar con algunas dificultades que aparecen en las actas de marzo y de abril, cuyas dificultades se han podido vencer, por asistirnos la razón y la justicia.
En dicho año es construida y arreglada, como se ve, una buena parte de este domicilio social, debido a la generosidad y buena voluntad de muchos socios, cuyos abnegados trabajos y desinteresados donativos figuran en el libro de construcción de la casa, que aquí está a disposición de quien desee examinarlo, en el que con mucho honor figuran los nombres de cuantos han aportado su grano de arena para tal construcción; a todos los que en nombre de la sociedad se reiteran las más afectuosas gracias y en prueba de tal gratitud, la junta directiva, en sesión de 4 de noviembre tuvo a bien declarar socios protectores a cuantos no siendo socios hayan ayudado a dicha construcción, y que durante un año se les despachasen cuanto objetos necesiten de esta sociedad y poder continuar siendo socios de número en años sucesivos, pagando la cuota asignada a los se número, que la Junta General fija en primero de cada año..
La deuda actual de la construcción de la casa y utensilios que a la sociedad pertenecen y que puede verse en el libro de inventarios es de 4706 pesetas y setenta y cinco céntimos, cuya cantidad se adeuda a la Caja Rural de esta Sociedad y ni un céntimo de dicha cantidad a ninguna otra persona; lo que se manifiesta para disipar errores que personas de lengua viperina andan sembrando en público y en privado con la malévola intención de coartar los ánimos de todas las personas amantes de los nobles fines que la Sociedad persigue. Por su parte, el que dice y en presencia de todos ustedes, protesta de semejantes dicterios y declara no tener más derecho que el último individuo que compone nuestra sociedad, lo mismo en la parte terminada, que en el segundo trozo que hasta la repisa está construido, en armonía con lo acordado por la junta directiva en sesión de 1º de febrero de 1925, por creer de grande utilidad su construcción para evitar lo inconvenientes e ímprobo trabajo que supone la descarga de abonos minerales y sal, con el correspondiente aumento de gastos y trastornos en las mercancías de la cooperativa; cuya construcción continuaremos Dios mediante, en el próximo marzo, máxime contando con la protección y apoyo de las personas de buena voluntad que sabrán sobrepujar y arrollar las rastreras intenciones de aquellos que tan grave daño de la sociedad se complacen en criticarla y calumniarla, sin tener en cuenta que la Sociedad, como individuo moral, es menor y no tiene quien la defienda, más que aquellos buenos socios que la miran con cariño.
El año de mil novecientos veinticuatro, transcurrió con bastante normalidad, a pesar de no cesar en sus innobles campañas los detractores y enemigos de la Sociedad; habiéndose repartido, además de la sal y abono, géneros por valor de 15087 pesetas y quedando durante el mismo existencias por valor de 3355, que en conjunto suman 18442 pesetas y que consta en el libro de inventarios y acta de 1º de enero del presente año. Fue fijado el déficit de la construcción de la casa, según cuentas examinadas y aprobadas, en 5022 pesetas y 25 cs. Fue propuesta y aprobada la facultad de poder imponer cualquiera que sea socio o no socio, en la Caja Rural de este sindicato, la cantidad que cada uno quisiere, en contra de la cantidad que estaba limitada hasta 2000 pesetas y que se abone a los imponentes el 4% en vez del 3% que estaba regulado y se preste al 4 1/2 %, acta citada y 1º de febrero.
El año de 1925 empieza con la renovación de seis miembros de la Junta Directiva y el jefe de la cooperativa, que a pesar de tropezar con las mismas dificultades, hacen llevar a la sociedad un vida bastante normal e ingresan en nuestra unión 14 socios mas.
Son adquiridos por la Sociedad 4 arados de vertedera, para alquilar a los socios que en por si no pueden comprarlos y poder por este medio explotar en mejores condiciones sus tierras y roturar montes con inmejorables resultados, economizando tiempo y dinero, lo que por no ser, conla antelación debida para la roturación, no produjo todo su efecto en el pasado año, pues los meses en que debe hacerse son los meses de Diciembre., enero y Febrero, dando al terreno el tiempo necesario para su descomposición, sin la que no puede producir todo su efecto y aumenta el trabajo con el retraso en la roturación, (Actas es enero y febrero de dicho año.)
Durante el mismo son adquiridas las herramientas de cantera, por cuenta de los fondos de la Sociedad, acta de 5 de abril.
Igualmente fueron adquiridos para los socios 200 kilos de semilla de pino y 34 Litros de semilla de tojo (sesión de 4 de junio) para que los socios puedan por este medio explotar con gran ventaja a lo sucesivo, terrenos improductivos o de escaso rendimiento y despertar el amor al arbolado, que además de grande utilidad para el dueño, reporta grandes beneficios a la comarca y a sus moradores, por lo que sería muy loable no dejase ningún socio de plantar todos los años un cierto número de árboles, eligiendo clases apropiadas para el sitio de la plantación. Y lo mismo se ha de advertir de la siembra del tojo, por ser una de las plantaciones de mayor importancia en este país, debido a la escasez de prados; con un cuartillo de tojo se siembra un ferrado de terreno que se convierte en excelente prado de invierno, suficiente para alimentar una cabeza de ganado durante cuatro meses; lo comen con mucho gusto y es un excelente alimento para ellos dándolo con método. De ninguna otra planta puede obtener el labrador tantas utilidades como de esta. Con tojo puede invernar mucho ganado, trabajar menos y ganar más, por cuanto, el terreno despues de sembrado no exige ningún otro cultivo y perdura rindiendo su utilidad durante un porción de años; al contrario de los otros cultivos que requieren frecuente laboreo y abonado de las tierras para obtener escasos frutos, lo que procede principalmente por carecer los agricultores en general de los conocimientos necesarios de las necesidades de las mismas tierras que cultivan, por cuanto no son analizadas para remediar sus faltas por medio de un abonado racional y ordenado.
Siendo otra de las causas principales, a no dudarlo, el que los abonos químicos constituyen un negocio escandaloso del comercio. Hasta los mismos escrúpulos desaparecen en muchos comerciantes cuando se trata de vender esta riqueza mineral, entonces se apela a todo, e incluso se llega a progresar en la forma de hacer las adulteraciones; la tierra, la arena y la cal servían para agregar al superfosfato o a las escorias. Hoy día se ha cambiado; esto requería fuertes jornales y se iba divulgando la manera de la adulteración, y como lo que se buscaba era aumentar la cantidad a costa de la graduación, se apeló a otro procedimiento mucho más fácil y menos costoso y menos comprometido, con el cual se lograba igual finalidad. En vez pues de comprar en las fábricas de origen graduaciones altas, la de 18/2
por regla general, se compran las más baratas, que se venden con etiqueta de la máxima graduación. Y así se da el caso extraño que no estando autorizada por las leyes que nos rigen graduación inferior a 10/12 por el boletín oficial, se ha comprobado que en algunos análisis se ha llegado incluso a la graduación de 6/8 en varias partidas que fueron analizadas. Corrobora esto un caso referido en el Ideal Gallego en la provincia de La Coruña, de cierto comerciante, representante de abonos de una fábrica, vendió una partida 10/12, al entrar en casa del comprador, pocos días después, se encontró con que toda la partida tenia etiquetas exactamente iguales a las enviadas por la fábrica vendedora, pero con la graduación en ellas estampada de 18/20. En Corcubión, donde hay una fábrica de carburo, un comerciante de allí, vendía 25 céntimos más barato que el representante de la fábrica, el saco de superfosfato; siendo de advertir que el transporte desde casa del almacenista a la del comerciante costaba 3 pts. 39 cs y además la correspondiente ganancia, y gracias si se contentara con anunciar graduaciones medias, pero no; anuncian las máximas por regla general, y es tal la costumbre del labrador de no comprar más que de 18/20, que aún no hace muchos meses, un comerciante de esta provincia decía al representante de una fábrica que le enviase escorias de 18/20 y en caso de que no las tuviese de esa graduación era igual, con tal que las etiquetas expresaran aquella graduación.
La legislación española sobre abonos es muy anticuada. Hoy día casi puede decirse que es de resultados completamente negativos y la falta de recursos y fondos, impide hacer por medio de personas peritas el análisis comprobatorio y nos obliga a recibir. únicamente de buena fe, lo que nos dan, lo que podría evitarse fácilmente si la Sociedad contara con recursos suficientes.
La referida carencia de recursos, es también la que nos impide traer a esta casa personas técnicas y peritos que hagan los análisis de nuestras tierras por zonas, den conferencias a los socios para desterrar la ignorancia y practicar los métodos de mayor producción tanto en la agricultura como en la ganadería.

Causas que entorpecen grandemente la prosperidad y engrandecimiento de la sociedad:
1ª -El individualismo, por el cual es socio que está poseído de él, está completamente destituido de la Caridad Cristiana y no obedece el precepto de Jesucristo, que dijo "amaos los unos a los otros", repugna la práctica de todo bien que pueda redundar en beneficio de los demás y sin ninguna utilidad particular para él, no teniendo otra devoción más que a "San para mi".
2ª-Los negociantes y traficantes, a quienes la unión social estorba en sus poco escrupulosas y fabulosas ganancias, por cuanto el sindicato, sirviendo de fiel balanza, regula precios y medidas y les obliga a contentarse con mas cortas utilidades,
3ª-La frialdad y apatía de ciertas personas bien acomodadas que saben no precisan de la ayuda de los demás y una fuerte e ilustrada unión pudiera el día de mañana, perturbar su feudalismo y sofocar su avaricia; ignorando estos desaprensivos, que la falta de unión entre propietarios y proletarios ha producido en muchas naciones europeas y en la misma España grandes convulsiones y trastornos sociales de los cuales no han salido muy bien librados y con poco provecho del proletario, los cuales han procedido únicamente de causas económicas y que para vencerlas necesitan acercarse todas las clases sociales, estudiar las cuestiones con espíritu cristiano, resolviéndolas en justicia, sin daño para nadie, o proporcional para todos. Nunca fue tan necesario el ayudarse mutuamente.
La cruel ignorancia de muchos socios, carentes de suficientes medios de vida y acaso deudores a los antedichos, se dejan arrastrar por la frialdad y apatía de ellos, que vino a la par, al menos solapadamente ponen todo empeño en contrarrestar las fuerzas de la poca unión de los débiles, para ellos seguir explotando mejor y a mansalva sus usurarios negocios..
La crítica de algunos, que queriendo erigirse en maestros, sin nunca haberse sentado en el banco de discípulo, lanzan contra la Sociedad, toda clase de vituperios y falsedades, dando la más torcida interpretación a todo cuanto a la Sociedad se refiere, no reparando en la ilicitud de los medios con tal de conseguir su intento de rebajar y desprestigiar a la Sociedad y a cuantos en su dirección intervienen, contraviniendo así lo dispuesto en el artículo 30 del reglamento de la Sociedad y en el mueve del mismo reglamento, párrafo cuarto.

Medios para remediar las anteriores causas
1º.- La fiel observancia del precepto de Jesucristo de amarnos los unos a los otros, teniendo el convencimiento pleno, de que donde está uno, estamos todos y de que nada ni nadie romperá nuestra solidaridad ayudándonos mutuamente, socorriéndonos y defendiéndonos en todas las circunstancias y azares de la vida que se presenten, por todos los medios, justos y legales y mirando la desgracia o necesidad del socio como nuestra,
2º,- No contribuyendo con nuestro dinero, a todo traficante que directa o indirectamente, conspire contra los Sociedad, cerrando nuestros oidos a cuanto su rencor vomite contra ella.
3º.- No consentir de ninguna manera, socio alguno, persecuciones o injusticias de nadie y principalmente de personas extrañas a la Sociedad, dando cuenta a la Directiva, quién los dirigirá y apoyará para reparar cualquier atropello, procurando salga triunfante la razón y brillante la justicia.
4º.- Procurar aumentar el número de buenos socios y procurar que cumplan todos sus deberes, pagando como se ha dicho, cada uno su cuota al principio de año; los que dispongan de fondos, imponiendo algunas cantidades en la Caja Rural, para que se puedan aumentar sus operaciones, en beneficio de los mismos socios. El dinero de los socios debe ser para los socios y no para los bancos que solo responden con lo que dicen que tienen y dan en quiebra a veces; pero la Caja Rural no puede quebrar nunca, pues la Casa Social, con todos sus utensilios, con todos lo bienes de todos los socios, responden de lo que en ella se deposita y como se presta con la garantía de otros dos socios de responsabilidad, no es posible fraude de ninguna clase. Además el dinero que ingresa la Caja Rural, se invierte en préstamos y operaciones útiles a los socios h de tal suerte que los que facilitan dinero a la Caja, lo tienen completamente seguro, lo retiran cuando quieren, lo vuelven a ingresar si les da la gana, perciben buen interés y hacen gran bien a sus consocios y vecinos, librando a muchos de las garras de la usura y a otros del servilismo.
5º.- Cumpliendo fielmente con el reglamento, que todo socio recibe al ingresar, leyéndolo varias veces para instruirse en lo que manda, pues muchos dan a comprender con su manera de proceder que lo desconocen o lo desprecian y trabajando todos por despertar el espíritu de disciplina, sometiéndose con gusto a las disposiciones justas de la Directiva. Sin autoridad ni obediencia, no hay obra posible, ni paz, ni riqueza, ni amigo ni orden ni nada.
He dicho.


Comentarios (0) - Categoría: O Sindicato - Publicado o 18-05-2019 12:07
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL:
\"www.cerotec(Debe
Comentario:
© by Abertal
Educando en liberdade, responsabilidade, verdade, os espíritos elévanse coma pompas de xabrón