Esquencérame contarche....


O meu Blog personal
Lugar para compartir datos que teño na casa referentes á miña parroquia, que coido poden interesar a algún veciño.ou a calquera interesado nestas cousas. E dende o que irei contándovos cousas que me ocorren e que se me ocorren, pensamentos que me veñen, labouras nas que ando e outras lerias miñas que, postas nunha rede social desaparecen en pouco tempo.



contador de visitas

Contador de visitas
Web economica Sevilla


O meu perfil
chairego55@gmail.com
 CATEGORÍAS
 FOTOBLOGOTECA
 RECOMENDADOS

 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

Catastro de Ensenada - Xermar


RESPUESTAS GENERALES DE LA FELGRESÍA DE SANTA MARÍA DE GERMAR

En la feligresía de San Juan de Támoga a ocho días del mes de marzo de mil setecientos cincuenta y tres, el señor don Juan Clemente de Neira y Ron, subdelegado por la Real Junta de la Única Contribución para su establecimiento en este reino y en el departamento del señor Don Juan Phelipe de Castaños, Ministro Principal, director encargado para lo referido en el expresado Reino de Galicia habiendo precedido la fijación del edicto general y otras diligencias al cumplimiento de la Real Instrucción últimas órdenes, y al de evacuar las preguntas generales de el interrogatorio impreso de la letra A por lo que mira a la feligresía de Santa María de Jermar hizo concurrir a esta casa de audiencia a Juan Díaz, juez ordinario de ella, Miguel Díaz Pardo, perito nombrado por aquel común y Andrés Pérez y Andrés Pérez Graña, vecino de Santiago de Bahamonde, por parte de la Real Hacienda, unos y otros para absolver las respuestas generales de dicho interrogatorio, como personas inteligentes en el número de casas y calidades de las tierras de aquel término, sus frutos cultura y productos artefactos, numero de vecinos de el pueblo, sus artes oficios e industrias, granjerías y utilidades. Como también concurrió a dicho efecto para autorizar mas bien este acto don José de Castro y Silvosa. Cura propio de dicha feligresía en virtud de carta cortesana que se le ha pasado, de los cuales (a excepción de dicho cura) el referido señor subdelegado recibió juramento que lo hicieron cada uno de por sí según se requiere. De que doy fe. Bajo el juramento hecho y ratificándose de nuevo en el primero, ofrecieron declarar la verdad en cuanto alcanzaren y comprendieren según sus inteligencias y conocimientos, y siendo examinados a tenor del citado interrogatorio y de cada una de las preguntas, responden lo siguiente:

A la primera dijeron que dicha población se llama Feligresía de Santa María de Jermar. Y responden.

A la segunda pregunta dijeron que dicha feligresía es de señorío de doña Antonia Francisca de Navia y Bolaño, vecina de dicha feligresía de Jermar a quien pagan trece vecinos de ella, por razón de Vasallaje cuatro reales de vellón al año, que importan cincuenta y dos. De otros cinco vecinos cobra por igual razón a tres reales de vellón y seis capones de cada uno que importan al año setenta y cinco reales, de otro vecino, un real y diecisiete maravedises y seis capones que ajustan veintinueve reales y dieciocho maravedises. De otros veintiún vecinos a cumplimiento del número de que se compone la citada feligresía, percibe de cada uno a dos reales y veintiséis maravedises que suman cincuenta y ocho reales y doce maravedises, y el todo el año de otro vasallaje doscientos dieciséis reales y trece maravedises, asimismo percibe de luctuosa y por ella de los herederos de cada cabo de casa que fallece, un buey, Vaca o mejor alhaja de cuatro pies, y su valor anual regulando un año con otro ascenderá a cincuenta reales. Sin que haya otros derechos concernientes a esta pregunta. Y responden

A la tercera pregunta dijeron que la A la tercera pregunta dijeron que la referida feligresía tendrá de Levante a Poniente tres cuartos de una legua, de Norte a sur media y de circunferencia tres leguas, que para caminarla a paso regular se ocuparán seis horas. Linda principiando por la parte de levante en el marco dos Berdes, de allí sigue al de Espadañeiro, de este al de Riva da Insua, de allí a la Madorra, desde allí a la Pedra
Blanca de allí al marco dos Rozas, de este al de Rivela, de allí al da Casa da Granda, de allí al das Rozas, de allí al Puente de Villaguisada de allí al marco da Roza, de allí al do Campo Vello, de éste al expresado dos Berdes, primera demarcación y su figura es la del margen. Y responden

A la cuarta pregunta dijeron que las especies que se hallan dentro del término de la expresada feligresía, son tierras de sembradura de secano, en huertos, cortiñas, labradíos que producen sin intermisión, una sola cosecha al año. Otras tierras también labradíos en agras y leiras que descansan un año, prado de secano, chousas que sólo sirven de pasto para ganados, montes bajos de particulares y comunes todos abiertos, los que se rompen, siendo de primera calidad cada treinta años, de segunda cada treinta y ocho y de tercera cada cincuenta, sin que en el intermedio produzcan leña alguna. Y responden

A la quinta pregunta dijeron que las calidades que hay en las especies de tierras del citado término son en las huertas, primera y segunda y en todas las demás, primera, segunda y tercera. Y responden

A la sexta pregunta dijeron que los árboles frutales que hay en dicha feligresía son manzanos. Y responden

A la séptima pregunta dijeron que los referidos manzanos están plantados en las tierras de huertas. Y responden

A la octava pregunta dijeron que los árboles frutales que dejan referidos se hallan plantados en las márgenes de las expresadas tierras sin orden ni regla. Y responden

A la novena pregunta dijeron que la medida que mas comúnmente se usa en dicha feligresía es de un Ferrado de Centeno en sembradura, que consta de veintisiete varas y media castellanas en cuadro y en cada medida de éstas se siembra un ferrado de la misma especie de centeno, de trigo que sólo se siembra en los montes cinco octavos de ferrado, cuya medida se compone de veinte cuartillos de a veintisiete onzas y media cada una. Y responden

A la pregunta diez dijeron que dentro del término de la referida feligresía de Jermar habrá seis mil y seiscientos ferrados de sembradura de centeno de toda especie de tierras, diez de ellos en huertas en huertas, seis de primera calidad y cuatro de segunda. ciento cincuenta ferrados de cortiñas labradías que producen sin intermisión cinduenta de primera, treinta de segunda y setenta de la tercera; mil y quinientos ferrados de la otras tierras laborables en agras y leiras que producen, con un año de descanso cuatrocientos de la primera calidad, seis de la segunda y quinientos de la tercera. Cien ferrados de prado de secano, cuarenta de primera, treinta de la segunda y treinta de la tercera. Ciento sesenta ferrados de chousas de pasto para ganado, sesenta de ellos de la primera calidad, otros sesenta de la segunda y cuarenta de la tercera. Doscientos ferrados de monte bajo de particulares, son cien de ellos de la primera calidad, cincuenta de la segunda y cincuenta de la tercera. Dos mil ferrados de monte bajo y comunes a todos los vecinos de dicha feligresía, los mil de ellos de primera calidad a la parte del Sur, quinientos de segunda calidad a la del Norte y quinientos de tercera al Poniente, en una pieza. Otros dos mil ferrados asimismo de monte bajo y comunes a todos los vecinos en otra pieza, los quinientos de ellos de primera calidad a la parte del Norte, quinientos de segunda al Levante y mil de tercera al Sur. Cuatrocientos ferrados de monte bajo inútiles por naturaleza y los ochenta ferrados restantes a cumplimento de el todo se hallan ocupados sitios de casas, vallados y cerrados. Sin que en dicha feligresía haya otra especie de tierra. Y responden

A la pregunta once dijeron que las especies de frutos que regularmente se cosechan en dicha feligresía son; centeno, coles, hierba y trigo en los montes. Y responden

A la pregunta doce dijeron que las huertas producen berzas, el ferrado en sembradura de las tierras de cortiñas que producen sin intermisión sembrado de centeno, siendo de primera calidad, con una ordinaria cultura, redituará al año seis ferrados de la misma especie, de segunda cuatro y medio y de tercera tres. El ferrado de sembradura de las otras tierras labradas en agras y leiras que descansan un año, siendo de primera calidad cuatro ferrados y medio, de segunda tres y medio y de tercera dos y medio. Los prados de secano que producen hierba de guadaña. Las chousas pasto para ganado, el ferrado de sembradura de montes bajos de particulares y comunse siendo de primera calidad producirá el año que se rompen cuatro ferrados de trigo, de segunda tres y de tercera dos y medio. Y responden

A la pregunta trece dijeron que aunque hay en el referido término los árboles frutales que dejan referido, respecto se hallan plantados en las tierras de hortaliza, por el perjuicio que infieren el el fondo y substancia de ella, no les consideran utilidad alguna computable , si bien refundida en el producto de las propias tierras. Y responden

A la pregunta catorce dijeron que ordinariamente un año con otro, vale el ferrado de centeno en dicha feligresía a tres reales y medio, el de trigo a cinco y medio. El par de capones a cuatro reales. El ferrado en sembradura de huerta de primera calidad, redituará al año veinte reales y de segunda quince. El ferrado en sembradura de prados de secano de primera calidad, catorce reales, de segunda diez y de tercera seis. El ferrado en sembradura de devesas de pasto de primera calidad cinco reales, de segunda cuatro y de tercera tres. Y responden

A la pregunta quince dijeron que sobre las tierras de dicho término se paga de diez uno por razón de diezmo y de cada vaca parida por razón de leche dieciséis maravedís. En todo lo que hace don José Castro y Silvosa, párroco, siete porciones de sesenta y cuatro que se prefixa y además elixe un diezmero. doña Antonia Francisca Volaño, vecina de dicha feligresía hace treinta y dos, don Francisco Barrera, vecino de Santa María de Cospeito diez, doña Ana da Fraga, de la misma vecindad, siete. don Miguel da Uz de San Miguel de Roás cuatro; dos Domingo López, presbítero, vecino de la feligresía de San Miguel de Otero de Rey, cuatro; el arcediano de Montenegro, dignidad de la Catedral de Mondoñedo, percibe la mitad de los diezmos que producen las tierras del iglesario y fábrica; asimismo paga cada labrador casado y viudo medio ferrado de centeno y las viudas a cuarto ferrado a la Iglesia Catedral de Mondoñedo por razón de voto. También paga cada casado a la cofradía del Santísimo Sacramento de la parroquia de dicha feligresía treinta y dos maravedises, los viudos y viudas a diez y seis maravedises; y a la de Nuestra Señora del Rosario inclusa en esta parroquia, los casados a diez y seis maravedises, los viudos y viudas a ocho.Sin que haya derechos de primicias, tercios ni otros derechos que correspondan a esta pregunta. Y responden

A la pregunta dieciséis dijeron que el valor anual de los diezmos de dicha feligresía, ascenderá a mil doscientos y sesenta reales, Los ciento noventa y uno y medio de ellos corresponden al cura por esas siete partes que hace y el diezmero que ***elixe****, seiscientos a doña Antonia Bolaño, ciento ochenta y siete y medio a don Francisco Barrera, setenta y cinco a don José da Uz, setenta y cinco a don Domingo López, ciento treinta y uno a doña Ana da Fraga, las del arcediano de Montenegro veinte reales de vellón. El derecho de votos a doscientos noventa y dos reales, los que se paga a la cofradía del Santísimo Sacramento treinta y siete reales y veintidós maravedises, a la de Nuestra Señora del Rosario diez y ocho reales y veintiocho maravedises, uno y otro año y según el número de vecindario que al presente hay. Y responden

A la pregunta diecisiete dijeron que en el término de la prenotada feligresía hay un molino harinero, en el sitio y río de Villaguisada que muele con dos muelas ocho meses al año, pertenece a Doña Antonia Francisca de Navia y Bolaño y le redituará al año, por ser de maquía trescientos reales de vellón, Sin que haya en dicho término minas, salinas ni artefactos. Y responden

A la pregunta dieciocho dijeron que al término de dicha feligresía no viene ganado al esquileo y en cuanto a los esquilmos que producen los que hay en él, según sus especies, lo regulan en la manera siguiente: a cada oveja, que puede principiar a parir desde los tres años hasta los nueve de su edad, regulan su cría por cada uno en que la tenga en cuatro reales y a cada oveja o carnero de los que hay en el término, media libra de lana al año, que en bruto valoran en diecisiete reales. A cada cabra que puede principiar desde los tres años hasta los diez de su edad, regulan su cría en cada uno en que la tengan en cuatro reales. A cada vaca de vientre, que puede procrear desde le cuarto año de su edad hasta el décimo, regulan su cría en cada uno en que la tenga, sea ternero o ternera en treinta y tres reales y por la leche y manteca al mismo respecto en diez reales. Una lechona que puede procrear desde los dos años inclusives hasta los cuatro en que ordinariamente se matan en dicha feligresía. Le consideran pare solamente una vez al año cuatro lechoncitos, los cuales separados de la madre a los seis meses, tasan cada uno en cinco reales. A cada yegua que consideran puede parir delde los cuatro años de su edad hasta los once, si fuese potra en treinta y tres reales y si potro en veinte. Si mula en ciento veinte y si muleto den ciento y por las demás utilidades que resultan de las *aparcerias* que se usan en dicha feligresía teniendo presente esta pregunta con las posteriores ordenes de la Real Junta igualmente dijeron que aunque algunos bueyes de labor que *fueron* dados en aparcería a los vecinos y colonos, no les consideran utilidad alguna compatible por ser su aumento tan accidental como la minoración y dirigirse el principal fin de este ingreso mas para la industria y cultura de las tierras que no por otro beneficio alguno ***********************************a un cordero de seis meses hasta completar el año, por su aumento le regula tres reales, de uno a dos cuatro y de dos a tres uno y siendo cordera de seis meses hasta completar el año tres reales, de uno a dos, dos y medio y de dos a tres, diecisiete maravedises. A un cabrito o cabrita de seis meses hasta completar el año cuatro reales, de uno a dos otros cuatro y de dos a tres, tres reales. A un novillo o novilla de un año hasta dos por su aumento treinta reales, de dos a tres, siento buey cuarenta y cuatro, si vaca diez y de tres a cuatro al buey cuarenta y a la vaca diez. A un lechoncito de seis meses hasta completar el año, por su aumento diez reales, de uno a dos veinte y de dos a tres seis. A una muleta separada de la madre de un año a dos por su aumento setenta reales de dos a tres otros setenta, de tres a cuatro diento veinte a un muleto de un año a dos por su aumento sesenta reales de vellón, de dos a tres otros sesenta y de tres a cuatro noventa. A un potro igualmente separado de la madre, de un año a dos, por su aumento treinta reales, de dos a tres, veintidós y de tres a cuatro dieciocho. A una potranca por el mismo respecto, estiman su utilidad de uno a dos años treinta reales, de dos a tres, veinte y de tres a cuatro, dieciocho; cuyas utilidades no pueden retribuir distinta y separadamente por ignorar las condiciones particulares de sus contratos y declaran que la práctica más común que hay en dichas aparcerías así en la citada feligresía como en las de sus cercanías es la de los bueyes de labor a la mitad de sus ganancias quedando el principal para el dueño propietario. Las vacas, ovejas, cabras y yeguas al cuarto de la cría para el aparcero y los tres para los dueños de estos ganados y los cerdos a la mitad de sus multiplicaciones, quedando también el principal para el dueño.. Y responden.

A la pregunta diecinueve dijeron que en el término de lla feligresía hay 94 colmenas pobladas de miel y cera. Las seis de ellas pertenecen a Cayetano da Veiga, una a Juan Díaz Pardo, dos a Juan de Castro, dos a Antonio de Castro, una a Miguel Díaz, siete a Vicente Díaz, una a Juan Rodríguez, veinte a Santiago López, dos a José Corbelle, dos a Inés de Otero, dos a Isabel Fernández, diez a Lucía Fernández, seis a José de Curral, doce a Juana Monte, seis a Fernado do Rigueiro y catorce a Pedro Curral; y el producto de cada una de ellas regulan en media libra de cera y un cuartillo de miel, la cera en cuatro reales y la miel en uno, que hacen cinco y las de aparcería están a la mitad de sus ***creces, también regulan la misma utilidad compartida así entre dueño y aparcero. Y responden.

A la pregunta veinte dijeron que las especies de ganado que hay en el referido término son Bueyes, cacas, novillos, terneros, terneras, cabras, cabritos, machos de cabra, ovejas, carneros, cerdos, cerdas, yeguas, potros, potras, muletos y muletas. Sin que ninguno tenga cabaña o yeguada que paste fuera del referido término. Y responden.

A la pregunta veintiuno dijeron que en dicha feligresía hay cincuenta y dos vecinos y once viudas. sin que ninguno de ellos tenga casa de campo ni alquería. Y responden.

A la pregunta veintidós dijeron que en la nominada feligresía hay sesenta y tres casas habitables, tres inhabitables y dos arruinadas, sin que por su fundo y establecimiento se pague cosa alguna al dueño jurisdiccional. Y responden.

A la pregunta veintitrés dijeron que el común de la precitada feligresía no tiene ni disfruta derechos de propios algunos. Y responden.

A la pregunta veinticuatro dijeron que el nominado común tampoco disfruta arbitrio, sisa ni otra cosa de lo que contiene la pregunta. Y responden.

A la pregunta veinticinco dijeron que dicho común no tiene gasto alguno que satisfacer en la paga de salarios de Justicia, regidores, fiestas de Corpus, empedrados, fuentes ni otra cosa de lo que contiene la pregunta. Y responden.

A la pregunta veintiséis dijeron que el citado común no tiene carga de Justicia, censos ni otra cosa de lo que contiene la pregunta. Y responden.

A la pregunta veintisiete dijeron que los vecinos de dicha feligresía pagan al año por servicio ordinario y extraordinario en la tesorería de rentas provinciales de la ciudad de Lugo ciento ocho reales y veinticuatro maravedises y así este derecho como los demás reales y concejiles con que contribuyen al año constan de testimonio que la Justicia entrega a el señor subdelegado. Y responden.

A la pregunta veintiocho dijeron que en esta feligresía no hay empleo ni alcabala enajenada de la Real Corona. Las penas de cámara pertenecen a S.M. cuyo valor ascenderá s siete reales de vellón anuales. Y resoponden

A la pregunta veintinueve dijeron que en el referido término hay una taberna que rige y surte por arriendo que le ha hecho el vecindario en setenta y siete reales al año, de cuya industria y la de vender vino por menor. le resultará de utilidad cien reales, sin que haya mesones, tiendas, panaderías, carnicería ni otra cosa de lo que contiene la pregunta. Y responden.

A la pregunta treinta dijeron que no hay hospital alguno. Y responden.

A la pregunta treinta y uno dijeron que en la feligresía no hay mercader de por mayor, cambista ni otra persona que beneficie su caudal por mano de corredor con lucro e interés ni sin él. Y responden.

A la pregunta treinta y dos dijeron que en la feligresía hay un arriero de vino que se llama Antonio Rodríguez con cuatro mulos y una jaca, que ganará al año con este oficio novecientos y cincuenta reales de vellón. También hay un estanquillo de tabaco a cargo de Roque Díaz, quien despachará al mes dos libras de este género y le resultarán de utilidad noventa y seis reales al año; Juan Díaz, juez de dicha feligresía, le dejará la vara de justicia al año cien reales. Sin que haya en ella tiendas de paños, ropas de oro, plata y seda, lienzos, especería, médicos, cirujanos, boticarios escribanos, abogados, sacristanes ni otra cosa de lo que contiene la pregunta. Y responden

A la pregunta treinta y tres dijeron que en dicha feligresía hay las ocupaciones de artes mecánicas siguientes: Juan Antonio de Deb es cerrajero y ganará al año por este oficio 400 y cincuenta reales de vellón. Juan Rodríguez, mozo de casa abierta, ejerce el oficio de herrero y ganará por este oficio trescientos reales. Pascual López usa el de sastre, ganará por él trescientos y sesenta reales. Juan López es carpintero de obra gruesa y ganará cien reales. Juana do Rigueiro, soltera, sus padres difuntos usa el oficio de tejedora y ganará al año ochenta reales. Juana Fernández, soltera de padres difuntos también es tejedora y ganará al año ciento veinte reales. María González, soltera, hija de Juan Ferreiro, asimismo es tejedora y ganará al año cien reales. Francisca da Veiga hija de Bernardo Bodenlle, es tejedora y ganará por esta industria otros ciento veinte reales. María Fernández, soltera, sus padres difuntos, tejedora, ganará otros cien reales. María de Castro, hija de Agustín Corral, ganará ciento veinte reales. Juana González, soltera, hija de Inés, viuda, es tejedora y ganará cien reales. María Alonso, mujer de Domingo de Castro, tejedora, ganará al año ciento veinte reales. Cayetana de Rivas, soltera, hija de Mariana de Rivas, viuda es tejedora y ganará al año sesenta reales. Francisca González, mujer de Juan López, tejedora y ganará sesenta reales. María Antonia Moinelo mujer de Pascual López, tejedora y ganará al año sinto veinte reales. Aunque unos y otros a excepción del cerrajero también lo hacen la mayor parte del año el de labradores por cuyo motivo no les pueden regular más utilidades de las que van expresadas. Y responden.

A la pregunta treinta y cinco dijeron que no hay en el referido término jornalero alguno, y a cada labrador si se emplease a jornal le consideran dos reales por día laborable. Y responden.

A la pregunta treinta y seis dijeron que en dicha feligresía no hay pobre alguno de solemnidad. Y responden.

A la pregunta treinta y siete dijeron que no hay individuo alguno que tenga embarcación en el mar y río. Y responden.

A la pregunta treinta y ocho dijeron que en la expresada feligresía hay de eclesiásticos seculares don Francisco Pérez y don Juan Fernández de Barcia. Y responden.

A la pregunta treinta y nueve dijeron que no hay en la referida feligresía conventos de religión de uno y otro sexo. Y responden.

A la pregunta cuarenta dijeron que S.M. en la citada población no tiene finca ni renta que deje de corresponder a las generales y provinciales. Y responden.

En cuya conformidad dicha justicia y peritos nombrados lo han expuesto bajo juramento hecho en que se afirmaron, sin que para ello interviniese dolo, colusión ni engaño, antes si lo ejecutaron bien y fielmente según sus inteligencias, noticias y conocimiento que han tenido. Firmó se señor Subdelegado, Juez y peritos de que doy fe =Juan Clemente de Neira y Ron =Juan Díaz Pardo =Miguel Díaz Pardo =Como testigo José de la Vega =Ante mi Andrés Antonio Sánchez Vaamonde










Comentarios (0) - Categoría: Hustoria - Publicado o 01-03-2019 12:35
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL:
\"www.cerotec(Debe
Comentario:
© by Abertal
Educando en liberdade, responsabilidade, verdade, os espíritos elévanse coma pompas de xabrón