As Campaíñas


La chica Einstein, de Philip Sington,
NA NOSA BIBLIOTECA


Nestas vacacións de Semana Santa acompañoume La chica Einstein, axudándome a superar as inclemencias do tempo. É unha novela fundamentalmente de intriga que te engancha desde o principio. Pero arredor da intriga central: quen é realmente 'la chica Einstein'? discorre unha historia de amor no escenario convulso do Berlín de 1933 (nese ano Hitler chega ao poder). Está excelentemente documentada desde o punto de vista histórico e a mistura de personaxes e situacións reais co argumento inventado polo autor fíase con naturalidade.

Unha novela máis que recomendable para todos aqueles que gozan co suspense, pero tamén para todos aqueles que saben saborear con paciencia unha boa historia ben contada.

Heladio



Las miserias de lo oculto


JOSÉ MANUEL SÁNCHEZ RON

BABELIA - 20-03-2010
En 1987, Princeton University Press publicaba el primer volumen de The Collected Papers of Albert Einstein. Contenían una sorpresa: 51 cartas que Albert Einstein y Mileva Maric, su futura esposa (se casaron en 1903), intercambiaron entre 1897 y 1902. Habían sido puestas poco antes a disposición de los editores por los herederos de uno de los dos hijos de Einstein y Maric, Hans Albert (1904-1973). La correspondencia valía su peso en oro (y no es metáfora: en noviembre de 1996, Christie's de Nueva York las vendió por 442.500 dólares). Las misivas que se intercambiaron los dos enamorados permitían conocer detalles preciosos acerca de las lecturas e ideas de Albert, todavía lejos de su explosión creadora de 1905. Pero la gran noticia residía en un dominio más íntimo: las cartas mostraban que en algún momento a comienzos de 1902 Mileva tuvo una hija de Albert, denominada en sus escritos "Lieserl", de cuya existencia no se había tenido noticia antes.
Por entonces, la "hija desconocida" de Einstein podía estar aún viva. Se hicieron esfuerzos por encontrarla, por averiguar si había sido dada en adopción o si había muerto al poco de nacer. Hasta la fecha no existen respuestas a estas preguntas... salvo las imaginadas, como en esta excelente novela de Philip Sington, La chica Einstein.
Como el título sugiere, Sington da vida a "Lieserl", convirtiéndola en uno de los dos personajes centrales de su novela (el otro es un psiquiatra). Aunque importantes, no son éstos, naturalmente, los únicos mimbres en que se basa esta entretenida historia, que busca combinar elementos narrativos tan viejos como la humanidad: el misterio y el amor. Así, también desempeñan papeles destacados en ella el momento histórico en el que se sitúa la trama (el de la Alemania nazi), la teoría de la relatividad general einsteniana y personajes reales. Además de Einstein y Mileva, aparecen dos que merece la pena mencionar: Max von Laue, un físico de Berlín muy apreciado por Einstein, y el otro hijo de Einstein y Maric, Eduard (1910-1965).
Tras el divorcio de sus padres, Eduard, un joven intelectualmente muy dotado, padeció trastornos emocionales. En 1932 sufrió un ataque de esquizofrenia, siendo internado en un centro psiquiátrico, la clínica Burghölzli de Zúrich (que aparece en La chica Einstein). Inicialmente no se quedó allí, pero el año siguiente volvió a ser ingresado, finalmente de forma permanente. Einstein, ya un exiliado de la Alemania nazi, visitó a Eduard por última vez en mayo de 1933, cuando hizo una breve visita a Suiza desde su refugio en Bélgica, Le Coq sur Mer (que también se menciona en la novela), pocos meses antes de viajar a Estados Unidos, país que ya nunca abandonó.
Para cualquiera que se haya acercado a la biografía de Einstein, la figura de Eduard y las relaciones que mantuvo con su padre constituyen motivo de interés. Recordemos que un esquizofrénico no es una persona que viva permanentemente alienada del mundo. Con frecuencia son personas conscientes y sensibles, así que: ¿qué pensó Eduard del comportamiento que tuvo con él su mundialmente famoso progenitor? Desgraciadamente, no sabemos mucho de esto. Carl Seelig (1894- 1962), un adinerado escritor y crítico de arte suizo que publicó en 1952 una magnífica biografía de Einstein, debió saber bastante, ya que para obtener más información sobre Einstein, y con el permiso de éste, visitó en la clínica a Eduard y, siendo como era un hombre compasivo, hizo lo que el gran físico nunca quiso hacer: continuó visitando hasta su propia muerte a Eduard. Sin embargo, apenas dejó constancia en su biografía, o en otros lugares, de lo que supo.
¿Qué nos queda, por tanto? Callar o imaginar. Y en este punto surge, salvadora o pecadora, la literatura, que no se ve constreñida por la carencia de datos factuales, circunstancia que Sington ha aprovechado bien. La caracterización que ha construido de la personalidad y pensamientos de Eduard es uno de los aspectos más logrados y sugerentes de su novela, o al menos los que los interesados en el mundo de Albert Einstein más apreciarán. Y aunque de ellos sí dispongamos de mucha más información, las personalidades de que ha dotado a Einstein y a Maric, menos convencionales que las al uso habitualmente, no dejan de tener sus elementos de plausibilidad. Las miserias de "lo oculto", que sabemos no escasearon en la vida de Einstein (y no sólo con su misteriosa y perdida hija), toman así protagonismo en su biografía, aunque sea en la ficción.

Comentarios (2) - Categoría: Recomendacións - Publicado o 24-03-2010 12:54
# Ligazón permanente a este artigo
Tokio Blues, de Haruki Murakami
NA NOSA BIBLIOTECA


Tokio blues é o título en español desta novela editada por Tusquets. O seu autor é o afamado Haruki Murakami. O ano pasado recolleu no IES Rosalía de Castro de Santiago o premio S. Clemente, outorgado polo alumnado dese e outros catro centro galegos, pola súa obra Kafka en la orilla, como mellor novela en lingua estranxeira. Outra das súas novelas de éxito é Do que estou a falar cando falo de correr (Galaxia).

Achegueime a Tokio blues con receo, xa que os poucos achegamentos que teño feito á literatura xaponesa non me resultaron moi satisfactorios, pero teño que recoñecer que a historia narrada por Toru Watanabe enganchoume desde o principio, producíndome unha constante inquietude, un permanente vaivén entre o frío e a calor, entre a rutina e a paixón.

Porque o que conta non parece extraordinario, non é máis que vida cotiá dun estudante ao final da súa adolescencia en Toquio, pero detrás da vulgaridade da normalidade late o irremediable desexo de amar que todos sentimos e que, como lle ocorre aos protagonistas, nos conduce moitas veces ao desencanto, á frustración por non ser capaces de ser felices. É aquí, nesa capacidade de moverse no fío entre o insignificante e os máis profundos sentimentos onde o autor se manexa con mestría. As escenas de sexo son o paradigma desa dualidade, descritas sen adornos, crúas, sempre nos deixan o sabor da súa necesidade. Abonda con ter alguén disposto a agarimar a túa pel.

É un drama, con personaxes que loitan por sobrevivir (e ás veces non o conseguen), por non ceder á dor de vivir e ao peso do pasado, pero o autor é quen de darnos moitos respiros de humor e, creo, rematar cunha mensaxe optimista, podemos vivir e gozar, convivir coa angustia, a soidade e o medo, sen caer na desesperación. Só temos que recoñecer que somos vulnerables e necesitamos aos demais. Non os deixemos escapar.
Comentarios (0) - Categoría: Lecturas - Publicado o 10-03-2010 01:13
# Ligazón permanente a este artigo
Mulleres que escriben
Comentarios (1) - Categoría: Eventos - Publicado o 05-03-2010 20:05
# Ligazón permanente a este artigo
Club de Lectura
As Campaíñas
CPI don Aurelio
Cuntis

O meu perfil
cpidonaurelio@gmail.com
 CATEGORÍAS
 FOTOBLOGOTECA
 RECOMENDADOS
 ANTERIORES
 ARQUIVO
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS

© by Abertal