As Campaíñas


Lecturas para el Dia de la Paz
Infantil
El libro de la Paz
Tood Parr
Ed. Serres

A través de graciosas y sencillas ilustraciones, de gran colorido y
frases cortas, se presentan diferentes situaciones de la vida cotidiana
para que niños y niñas entiendan qué es la Paz. Paz es hacer amigos
nuevos, mantener el agua azul, escuchar todo tipo de música, ayudar
a tus vecinos, pedir perdón si se hace daño a alguien, plantar un árbol,
compartir comida, cuidar un huerto, aprender otros idiomas, viajar a
muchos sitios, pedir un deseo a una estrella... aprender a ser tú mismo
o misma.


Primer ciclo Primaria
El pequeño libro de la paz
STILTON, GERONIMO
Ed. Intermón Oxfam

Hace algunos días, mi sobrino Benjamín, al volver de la escuela, me
preguntó por qué no todos los pueblos viven en paz. Entonces me senté
en el sofá a su lado. Le di un abrazo muy fuerte para que sintiese que
estaba cerca, e intenté explicarle, a mi manera, qué es la paz. Así comienza
Gerónimo Stilton la narración de este entretenido libro.


Segundo ciclo Primaria
Rayuela: para que los niños y las niñas conozcamos nuestros derechos
MAGGIORINI, MAURICIO
Ed. Liga Española de la Educación y la Cultura Popular

Rayuela es un libro que trata sobre lo que las niñas y niños necesitan y
quieren para que su vida sea sana y feliz. Es decir, Rayuela habla de
los Derechos de la Infancia, lo hace a partir de cosas cercanas e interesantes
como cuentos, trabalenguas, pintura, historias verdaderas contadas por niños,
niñas y adultos, que hará entender los derechos de la infancia de una forma
agradable, sencilla y divertida.


Tercer ciclo Primaria
Los derechos y deberes de los niños
ARÀNEGA, MERCÈ DELGADO, JOSEP-FRANCESC
Ed. Edebé

Un libro educativo, planteado de forma visual, con un texto breve
y un lenguaje sencillo, para que de forma amena y divertida los
niños y las niñas conozcan los deberes y derechos sociales. Así
entre todas las personas podremos construir un mundo justo y
solidario.


Primer ciclo de Secundaria
Érase una vez la paz
AA.VV
Ed. Planeta

Veinte autores e ilustradores han colaborado solidariamente en este
libro en favor de todos los niños y niñas del mundo. Cuentos para
sensibilizarnos de la situación en que viven las niñas y los niños
refugiados huérfano s que han sido utilizados como soldados
en conflictos bélicos.Prologo escrito por José María Bandrés.


Segundo ciclo de Secundaria y Bachillerato
El niño con el pijama de rayas
BOYNE, JOHN
Ed. Salamandra

Bruno, un chico de nueve años, tiene que trasladarse con su familia
desde Berlín al campo de concentración de Auchviz, donde su padre
ha sido nombrado director. Bruno, desde la ventana de su habitación,
ve una alambrada alta donde vivían niños, jóvenes y ancianos, todos
vestidos con pijama de rayas. No entendía qué hacían allí aquellas
personas delgadas y tristes, y decidió investigar. Paseando por la
alambrada se encontró con Shmuel, un niño judío, al que visitaba
cada día.


Profesorado y familias
La Llave de Sarah
ROSNAY, TATIANA DE
Ed. Suma

El pequeño Michel se oculta en un armario para huir de la redada. Su
hermana Sarah cierra la puerta para protegerle y se guarda la llave,
pensando que va a regresar en unas horas. Sin embargo, el destino de
los Starzynski es protagonizar una de las páginas más negras de la
historia gala. Los gendarmes confinan a los miles de detenidos
durante cinco días en el Velódromo de Invierno, cerca de la
Torre Eiffel, sin comida ni agua. Después envían a las familias
a un campo de concentración francés, donde los separan
como paso previo a su posterior traslado a Auschwitz.

Comentarios (6) - Categoría: Recomendacións - Publicado o 26-01-2012 09:35
# Ligazón permanente a este artigo
A fantástica historia da J.K. Rowling galega

Xerais tira do prelo 'Dragal: A metamorfose do dragón', a segunda parte dunha historia que naceu como un conto para un fillo que só lía, precisamente, a 'Harry Potter'


HÉCTOR J. PENA 24/04/2011
Harry Potter é o nome dun rapaz que protagoniza un dos maiores éxitos editoriais da historia. Con máis de 500 millóns de copias vendidas –dende a publicación do primeiro título, A pedra filosofal, no ano 1997–, os libros da saga do neno meigo son os responsables de crear toda unha xeración de lectores nun tempo no que as letras tiñan perdida a batalla fronte á televisión, internet ou as videoconsolas. Porén, o mundo que habita Harry Potter é 100% británico, como así reflicten as súas localizacións. Sirvan como exemplo o Castelo de Alnwick, onde se sitúa Hog­warts nos filmes, ou o comedor da escola de maxia, que na vida real pertence ao Christ Church College’s de Oxford.
Por iso, tomando como referencia ese mundo de fantasía, a xornalista Elena Gallego Abad pensou que ela tamén podería levar a cabo a súa propia novela de aventuras e fantasía, pero creando un universo netamente galego. E así naceu Dragal. A autora explica que no momento no que empezou a escribir, o seu fillo tiña en torno a 15 anos, “unha idade na que os rapaces teñen aínda moitas ansias por devorar fantasía”. O problema para ela era que se deu de conta de que todos os títulos que lía o neno eran “en castelán ou de autores foráneos traducidos, como o caso de Harry Potter, había moi pouca cousa en galego”. “Así foi como se ocorreu a idea dunha historia para dar vida a un dragón galego”, explica Elena Gallego.
O obxectivo da autora, unha vez concibida a idea, foi “demostrar que se podía contar coas tradicións galegas para facer unha fantasía interesante”, e así foi como veu a luz o conto do último dragón galego, que ten uns fondos alicerces nas tradicións do país, que son realmente fantásticas”. Non obstante, a autora enfrontouse con outro reto: o editorial. “Eu quería escribir un libro fantástico, si, pero unha vez feito queres publicalo, o que en Galicia é moi difícil, sobre todo cando non se é coñecido nos circuítos literarios, pero para iso están os premios de literatura fantástica en Galicia, para que todos o podamos intentar”, expón. Por iso, quedar finalista na edición 2009 do Premio Caixa Galicia de Literatura Xuvenil foi fundamental para que Dragal chegase a ver a luz.
Pouco despois do seu éxito no concurso, no 2010, a editorial Xerais lanza Dragal: A herdanza do dragón no marco da colección Fóra de Xogo. Esta primeira parte conta a historia de Hadrián, un rapaz aparentemente normal, pero que está destinado a converterse no último dragón galego. Nesta novela danse cita dende elementos do imaxinario fantástico galego, como un templo medieval ou certos poderes máxicos, até os valores que son recorrentes nesta clase de traballos destinados a un público xuvenil, como o compañeirismo ou a amizade, que nesta primeira entrega de Dragal representan Don Xurxo, o sacerdote da parroquia e Mónica, unha compañeira de clase de Hadrián.
Non obstante, a nai da criatura considera que, se ben o público obxectivo de Dragal son os mozos, o texto “ten cousas que lectores de 50, 60 ou 70 anos me teñen dito que son interesantes, pois abordo temas, por exemplo, de arquitectura e de historia, como o románico tradicional galego. Ese é un valor engadido que gusta e sorprende a moita xente”.
A SEGUNDA PARTE, XA DISPOÑIBLE
Con respecto ao éxito acadado pola primeira parte de Dragal, a súa responsable síntese moi satisfeita, pero recoñece, sincera, que non o esperaba. “Non pensaba que ía triunfar tanto, pero mentiría se dixese que non soñaba con iso. O certo é que me sorprendeu grata e positivamente”, sinala Elena Gallego, que considera que co éxito “o libro deixa de ser do seu autor e comeza a ser dos lectores”.
Asemade, a escritora considera a labor creativa que hai detrás de Dragal “todo un reto”. “É unha historia protagonizada por un dragón e ambientada na vida actual do século XXI, é moi complexo manter en pé a historia e buscar as coartadas necesarias para que o dragón poida seguir vivindo na vida e tempo real”. Por outra banda, Gallego afirma que “hai moito esforzo documental no texto” e, ademais, recoñece que “en cada capítulo tento sorprender o lector, pois eles saben que teñen que chegar a un punto e hai que darllo. Ás veces fago o que debo e lévoo directamente, outras veces métome nun compromiso e teño que ver logo como saio de alí...”, indica a autora entre risos.
Con respecto á elaboración da segunda parte da historia, Dragal II: A Metamorfose do Dragón, que xa está dispoñible nas librarías do país, Gallego Abad apunta que “cada vez é máis difícil afondar na historia”, e explícao establecendo un paralelismo coas pequenas mentiras dos nenos pequenos. “Eses contos, canto máis grandes se van volvendo máis custa mantelos. A min pásame algo parecido, porque canto máis grande é o libro máis me custa desenvolvelo, porque son moi esixente comigo como escritora e quero que cada libro sexa, cando menos, tan bo como o anterior, se non superalo”.
A xornalista di que nas páxinas do novo volume de Draga, este decatase por primeira vez na súa milenaria historia de que existe certa limitación nos seus poderes, e para poder superala terá que absorber a materia gris do cerebro de Hadrián, e así acadar a simbiose coa súa alma. Don Xurxo e Mónica acadarán maior protagonismo nesta segunda parte, pois terán que tratar de salvar o seu amigo. “Esta segunda parte ten de todo: unha orde de cabaleiros medievais, máis referentes da cultura mitolóxica ou o alquimista máis coñecido de Galicia”, expón Elena Gallego Abad.
Con respecto á terceira parte, a escritora adianta para Xornal de Galicia que a súa idea é que estea na rúa en abril ou maio de 2012. “Cando empecei a escribir a saga de Dragal dinme de conta de que quedara curta. Entón, a partir do segundo libro, empecei a deseñala como se se tratase dunha triloxía, na que se poidan ir dando respostas a todas as preguntas que vou deixando, para que os lectores sintan as súas expectativas colmadas”, explica a escritora, que parece ter ten un obxectivo ben diferente a, por exemplo, o dos guionistas de Lost.
DRAGAL, UNHA AVENTURA UNIVERSAL
A súa responsable considera que Dragal “é unha fantasía universal, porque os dragóns existen en todas as culturas. Eu estiven en China, e alí teñen dragóns; na cultura dos Estados Unidos hai dragóns moi importantes e ,de feito, nas principais igrexas de Nova York, como San Patricio ou San Xurxo, teñen o seu dragón correspondente. Tanto a cultura cristiá, como a árabe ou calquera outra, ten dragóns, así que creo que por esa parte funcionaría en todo o mundo”.
Cuestionada sobre a posibilidade de que a súa novela cruce os Ancares e sexa traducida a outros idiomas, como o español, Gallego Abad está segura de que, se se dese esa posibilidade, Dragal “funcionaría como o que é, unha aventura xuvenil deseñada para uns rapaces que investigan, pescudan, tentan descubrir os segredos de por que pasa isto ou o outro”.
“O que pasa”, sinala Elena Gallego, é que “eu escribo en galego porque foi como soñei Dragal, porque se non fora pola nosa cultura e tradicións, o libro non existiría”. “Ademais, para traducilo a outras linguas ten que haber alguén a quen lle interese, un interese editorial. Quizais algún día apareza ese interese que eu creo que debe merecer. Chegado ese momento poderase ler noutras linguas”, conclúe.
Comentarios (2) - Categoría: Recomendacións - Publicado o 27-05-2011 20:22
# Ligazón permanente a este artigo
El viaje de Kalilu
NA NOSA BIBLIOTECA

ALBERTO FERNÁNDEZ LIRIA- PÚBLICO- 15/1/10
Jefe del servicio de Psiquiatría del Hospital Príncipe de Asturias y profesor asociado de la Universidad de Alcalá

El viaje de Kalilu. Cuando llegar al paraíso es un infierno; de Gambia a España: 17.345 km en 18 meses, el relato de Kalilu Jammeh publicado en la Editorial Plataforma, representa el primer intento descarnado de colocar, ante los ojos del lector europeo, el horror de una experiencia en la que sólo sobrevive un 5% de quienes la emprenden. Una experiencia que cuestiona la idea de ser humano en la que nos complace reconocernos. Una experiencia que, a pesar de que anega hasta nuestros previsibles telediarios, nos empeñamos en ignorar con una ignorancia que sólo puede compararse a la de los vecinos de Auschwitz, que aseguran que nunca se preguntaron qué producía aquellos humos en los que se estaban convirtiendo entonces cuatro millones de judíos y 19.000 gitanos. Exactamente como no nos preguntamos nosotros qué ha hecho que la población de tiburones se desplace de sus caladeros habituales en el Atlántico o que las arenas del Sáhara se hayan poblado de osamentas humanas.
La novela Si esto es un hombre de Primo Levi, sobre su experiencia de superviviente de Auschwitz, inaugura lo que podríamos considerar casi un género: el de la literatura sobre el holocausto, que enfrenta dos dilemas fundamentales.
El primero de estos dilemas se refiere a la posibilidad de narrar lo inenarrable que confronta a quien lo intenta con la radical soledad que supone saber que después de contarlo todo, lo esencial de la experiencia sigue sin ser contado. La de quien comprende que quien lo escuche seguirá sin comprender qué le pasó. La del narrador que se quedará sin sentir que el otro puede sentir lo que él siente. Que quedará seguro de que el otro no puede realizar esa operación de ponerse en su lugar a la que llamamos empatía. O sea, de que esta experiencia, más allá del sufrimiento que haya supuesto en ella misma, le ha excluido del género humano que sigue viviendo como si aquello no hubiera pasado porque, en realidad eso sólo le ha pasado a él.
El deber de contarlo
Primo Levi fue capaz –como hizo también el psiquiatra Viktor Frankl, autor de El hombre en busca de sentido– de escribir su libro en 1946; es decir, inmediatamente después de regresar a Italia (si es que a lo que sucede cuando una vuelve al lugar geográfico en que vivió antes de este tipo de experiencias se le puede llamar regresar). E hizo del deber de narrar –para que se supiera, para que no se repitiera…– el leitmotiv de su vida. Amery, Steiner o Semprún no pudieron escribir hasta 20 años después, según nos cuenta este último, porque hubieron de elegir entre el intento –por otro lado, imposible– de contar y el de vivir, que entendieron eran incompatibles.
El segundo dilema se refiere a qué hacer con la experiencia una vez que ha pasado. Algo en lo que entrará en juego una amalgama de memoria, culpa, perdón, resentimiento, aprendizaje, verdad, justicia, reparación… frente a los que los autores de este extraño género se han posicionado de forma diversa y han polemizado con amargura. Y levantará una pregunta fundamental que plantea el mismo título del primer libro de Levi.
En qué medida es posible sentirse humano en esa experiencia y, aún peor, a qué humanidad nos remitiría esa condición de humano, cuando lo que ha sucedido ha podido suceder a manos de seres humanos y ante la mirada indiferente de seres humanos.
Los escritos de Levi y Frankl nos hicieron entrever el interior de los vagones de ganado, el hacinamiento de los cadáveres, la intimidad con el miedo, la traición, la culpa, los niños a la puerta de la cámara de gas y la recogida de cadáveres y enseres después de una sesión, y nos hicieron familiarizarnos con términos como lager, kapo, Häftling, sonderkommando o Musselmann. Era necesario saber que eso ocurrió para poder discutir después qué significa.
Un nuevo holocausto
Kalilu Jammeh coloca ante nuestros ojos al menos la sombra de la misma intimidad con los cadáveres, la misma necesidad de retirar la mirada de quien va a morir para poder vivir, mujeres a las que se les abre el vientre para acceder al dinero que se habían tragado antes de ser violadas, madres que arrojan al suelo del desierto a sus bebés no mucho antes de caer exhaustas y morir sobre ese mismo suelo, personas alegrándose de poder beber al menos orina con azúcar… Y nos confronta con el léxico del nuevo holocausto con sus gidos, sus Kocseurs y sus combates…
Hay una diferencia entre Kalilu Jammeh y Levi o Frankl. Estos últimos escribieron cuando la guerra que puso fin al Holocausto había terminado. El nuevo holocausto está sucediendo ahora. Y gracias a gente como Jammeh –o por su culpa– nos va a ser mucho más difícil disculparnos frente a nosotros mismos y nuestros hijos con la excusa de no habernos enterado que creer a los vecinos de Auschwitz que dicen que no sabían, o no llegaron a preguntarse, qué producía el humo que impregnaba de aquel olor la atmósfera de su tranquilo pueblo.
Comentarios (1) - Categoría: Recomendacións - Publicado o 12-03-2011 21:55
# Ligazón permanente a este artigo
‘La bambina filosófica’, un éxito en Italia
Booket acaba de publicar en castelán ‘La bambina filosófica. Anatomía de una ruina’, un libro de banda deseñada da autoría de Vanna Vinci protagonizado pola que a propia editorial denomina “a Mafalda do século XXI”, unha nena moi especial que le a Kant cando ten insomnio ou que mesmo pide un lifting como agasallo de aniversario


TEXTO: MANUEL PEREIRA

Neste primeiro libro protagonizado pola Bambina filosófica asistimos ó orixinal nacemento da nena e ós seus primeiros anos, nos que van aparecendo os personaxes que a acompañarán nas súas aventuras cotiás. A súa nai, o gorila de peluxe Lillo, o porquiño Lino ou a compañeira de clase da nena, Angelicia, vana acompañando ó longo das tiras e das páxinas completas monotemáticas –desde posibles disfraces para a Bambina ata tests de personalidade–.

A Lillo atopouno nunha tenda cando a súa nai lle ofreceu comprarlle unha boneca ou un boneco –como alternativa á tan popular Barbie– e tan logo como o viu –el soíño nun estante– decidiu que era o que realmente buscaba, converténdose deste xeito no seu compañeiro case inseparable, co que fala continuamente e que claro, sempre a escoita sen poñer mala cara nin contestarlle.

O porquiño Lino chegou á casa da nena enviado pola súa tía Cicci para converterse en salchichas, pero... resulta que sabe falar, bailar ou fregar o chan, ten unha tarxeta de visita propia e sobre todo sabe gañar axiña a confianza da xente, por esa razón acaba por ser un convidado máis na vivenda, co seu propio espazo –habilitará o rocho– que el decorará escollendo persoalmente os mobles nunha tenda de Ikea.

A Angelicia coñécea como compañeira de clase, tras pasar fugazmente por un xardín de infancia onde a súa actitude fronte ós seus compañeiros foi, podiamos dicir, cando menos incomprendida, e onde non se sentía integrada. A súa nova amiga é realmente o seu contrapunto: son efectivamente amigas pero ó tempo as súas personalidades son totalmente diferentes: mentres Angelicia é unha rapaciña ben guiada e tamén podemos considerala como unha soñadora, a Bambina é ante todo rebelde e profundamente crítica co contorno no que lle tocou vivir.

A protagonista principal deste libro fala e compórtase como unha moza máis que como unha nena no referente a moitas cuestións, interésase pola filosofía –ata o punto de que le autores coma o prusiano Inmanuel Kant, cuxos textos mesmo lle serven de remedio contra o insomnio– e está afeita a pensar sobre algunhas das grandes cuestións da vida, tanto que ás veces ata a cabeza lle bota fume e ten que refrescala.

Xa dixemos que foi comparada con Mafalda, a nena que popularizou no mundo o debuxante arxentino Quino, pero tamén con Calvin, o neno que canda o tigre de peluxe Hobbes converteu noutra estrela da banda deseñada o debuxante estadounidense Bill Watterson.

Con Mafalda comparte certamente actitudes coma o incorformismo –algo do que imos atopando mostras en moitas das tiras deste libro– e co inimitable Calvin algunhas cousas como o feito de ser un pouco traste e compartir as súas vivencias cunha mascota de peluxe, e tamén, por suposto, as queixas sobre a súa vida.

Neste primeiro libro algunhas das tiras e dos debuxos a toda páxina están inspirados directamente por frases pronunciadas por personaxes populares en distintos ámbitos. Por exemplo, o debuxo dunha das páxinas do volume está baseado na provocadora declaración da actriz estadounidense Mae West: “Cando son boa, son moi boa, pero cando son mala, son mellor”.

E velaí outra cita xurdida do xornalista e escritor satírico austríaco Karl Kraus: “Moitos queren matarme. Moitos queren pasar unha hora charlando comigo. Dos primeiros protéxeme a lei”.

Acerca da autora de La bambina filosófica. Anatomía de una ruina, hai que dicir que Vanna Vinci naceu en Cagliari no ano 1964 e que traballa no mundo dos cómics desde o ano 1990. Iilustrou libros infantís para editoriais de prestixio como Fabbri e Mondadori e colabora coa páxina cultural L’Unità. Gañou o premio Yellow Kid como mellor deseñadora no ano 1999 e actualmente vive e traballa na cidade de Boloña.

Na súa web, en www.vannavinci.it, pode verse unha ampla mostra dos seus traballos, e en concreto sobre o personaxe que constitúe o eixo do libro que estamos a falar hai unha web específica, que é www.labambinafilosofica.it, onde se poden ver algunhas tiras –en italiano– e mais poderemos atopar debuxos dos personaxes principais da obra e unha pequena descrición sobre eles e o papel que lles toca xogar dentro das aventuras da Bambina. En italiano xa se publicaron outros tres libros desta serie que agora comeza a publicar Booket.
Comentarios (2) - Categoría: Recomendacións - Publicado o 07-03-2011 21:57
# Ligazón permanente a este artigo
Redelibros, nova referencia
12.11.2010/ Galicia Hoxe/ Maré
Galicia conta coa súa primeira rede social de seareiros da Literatura, Redelibros, unha plataforma que trata de construír un espazo de encontro para escritores, editores, libreiros, bibliotecarios e lectores. Redelibros preséntase hoxe na Taberna-taller do Marco e nos próximos meses tamén se abrirá unha fiestra para descargas en soporte electrónico e papel.


Redelibros xunta nunha mesma plataforma virtual os amantes da literatura, tanto os que elixen o soporte electrónico como o de papel.

O mundo do libro rabuña espazos virtuais con Redelibros, a primeira rede social galega para seareiros da Literatura. A plataforma preséntase hoxe en Vigo, na taberna-taller Detrás do Marco, coa actuación do contacontos Anxo Moure, impulsor do proxecto itinerante ciclobiblioteca. Os organizadores recoméndanlles, ademais, aos asistentes que leven un libro para intercambiar, nun improvisado mercadiño de troco.

Redelibros anúnciase como unha rede social cunha peculiar característica: foi deseñada para crear en Internet un espazo cultural común, construído para dar acollida a todo o universo do libro do país. O seu obxectivo é reunir escritores, editores, libreiros, bibliotecarios e lectores nun acontecemento marcado, segundo os seus impulsores, polo amor á literatura.

Atopar outros lectores cos nosos mesmos gustos, buscar información sobre as nosas vindeiras lecturas, deixar comentarios sobre o que limos, recomendar libros, crear as nosas propias bibliotecas virtuais, estar ao día de todo canto acontece no mundo do libro, asistir a relatorios de escritores... son, entre outras, as actividades que terán acubillo nesta plataforma en liña.

Redelibros está formada tamén por unha plataforma de difusión do libro, tanto electrónico como en papel, que abrirá as súas portas nuns meses. Esta ferramenta permitiralles aos usuarios entrar en calquera das librerías asociadas e descargar obras para eReaders, teléfonos móbiles, tablets, ordenadores, iPads... ou mesmo acceder a obras en papel e adquirilas para que seren recibidas por correo postal.
Comentarios (0) - Categoría: Recomendacións - Publicado o 14-11-2010 16:13
# Ligazón permanente a este artigo
O primeiro capítulo de 'Todo é silencio'
Primeiro capítulo da nova novela de Manuel Rivas en Edicións Xerais (entrevista co autor)


MANUEL RIVAS
EL PAÍS - 01-10-2010

A boca non é para falar. É para calar.
Era un dito de Mariscal que o seu pai repetía como unha ladaíña e que Víctor Rumbo, Brinco, lembrou cando o outro mozo, abraiado, viu o que había no raro envoltorio que el sacara do cesto e preguntou o que non tiña que preguntar.
-E iso que é? Que vas facer?
-Teñen boca e non falan -respondeu lacónico.
A marea estaba baixa ou pensando subir, nunha calma atónita e escintilante das augas que alí resultaba estraña. Estaban os dous, Brinco e Fins, perto da rompente das rochas, ao pé do faro do cabo de Cons, e non moi lonxe das cruces de pedra que lembran os mariñeiros e náufragos mortos.
No ceo, tendo como epicentro a lanterna do faro, as gaivotas peteiraban o silencio. Había un saber burlón naquela espreita das aves do mar. Un rosmar foraxido. Íanse para logo retornar máis perto, achegándose en círculos cada vez máis insolentes. Tomaban esa confianza, partillando con xactancia un segredo que o resto da existencia prefería ignorar. Brinco mirou de esguello, divertido co escándalo das aves do mar. Sabía que el era a causa da súa excitación. Que estaban ao axexo.
Que agardaban un sinal decisivo.
-Meu pai sabe o nome de todas estas pedras -dixo Fins, tentando desatarse do curso das cousas-. As que se ven e as que non se ven.
Brinco xa aprendera a ter o desdén. Gustáballe ese sabor das frases urticantes no padal.
-As pedras non son máis que pedras.
Brinco empuñou o cartucho de dinamita, xa montado coa mecha. Co estilo de quen sabe como se usan.
-Teu pai será un bo mariñeiro, non o nego. Pero vas ver como se pesca de verdade.
Prendeu á fin a mecha do cartucho. Tivo o sangue frío de sostelo un intre en alto, diante da cara espantada de Fins. Tirouno logo con forza, con xeito de adestrado, por enriba das cruces de pedra. Ao pouco, escoitouse o retumbo do estoupido no mar.
Eles agardaban. As gaivotas axitáronse máis, en manda voadora, cun axirío cómplice, animando cada chouto de Brinco nos penedos. Fins tiña os olios espetados no mar.
-Agora isto vai ser unha marca de medo.
-O que?
-Os peixes non volven. Onde estoupa a dinamita non volven.
-Por que? Porque o di teu pai?
-Iso sábese. É o esquilmo.
-Si, home, si -burlouse Brinco.
No Ultramar oíra conversas semellantes e sabía a resposta: "Agora vai ser que os peixes teñen memoria!"
Sorriu de súpeto. Unha forza pode con outra no interior e é a que articula o sorriso. O que lle veu á boca foi unha sentenza de Mariscal. Unha frase das que dan un triunfo, mentres Fins Malpica está cada vez máis intimidado na espera, calado e pálido como un penitente. O fillo do Pau da Santa Cruz.
-Se es pobre moito tempo -dixo Brinco con medida contundencia-, acabas cagando branco como as gaivotas.
Sabe que con cada dito de Mariscal, queda o campo para un. Non fallan. Amólalle, por outra banda, ter esa fonte de inspiración. Mais ocórrelle algo curioso con Mariscal e as súas sentenzas. Aínda que pechase os oídos, prenderían igual nel. O que lle pon o rabo ás cereixas. Esa é outra del. Outra que prendeu. Non falla.
Brinco e Fins sentaron nunha rocha e meteron os pés descalzos nunha poza de auga de mar. Naquel acuario, a única vida visíbel era o xardín animal das anemones. Xogaron a achegar as dedas, e ese movemento provocaba que a falsa floración axitase os tentáculos.
-As putas delas -dixo Brinco. Semellan flores e son sambesugas.
-A boca é tamén o seu cu -dixo Fins. É o mesmo buraco, a boca e o cu.
O outro mirouno incrédulo. Ía soltar unha arroutada. Pero pensouno mellor e calou. Fins Malpica sabía moito máis ca el de peixes e animais. E do resto. Polo menos na escola. Así que o que fixo Brinco foi coller algo na poza e metelo na boca. Pechouna e mantivo a cara inchada como un bofe. Ao abrila, empuxou para fóra coa lingua un pequeno cangrexo vivo.
-Canto tempo podes aguantar sen respirar?
-Non sei. Media hora, ou así.
Fins ficou pensativo. Sorriu para dentro. Con Brinco ese é o xogo, hai que deixarse gañar para que estea a gusto. Facer o papalvo.
-Media hora? -dixo Fins-. Que merda!
Era a primeira vez que rían xuntos dende que chegaron ao cabo de Cons. Brinco ergueuse e esculcou no mar. Con ese movemento, co aceno de pór a man de viseira, no ceo intensificouse o balbordo. O chiar torvo peteirou a atmosfera no punto máis feble. Entre a escuma, como fervidos polo mar, apareceron os primeiros peixes mortos. Brinco vai por eles á présa co trueiro. Traían a tripa rebentada. Na palma atrita da man, contrastaban moito máis o fuixir prateado da pel e o sangue das garnelas abertas.
-Ves? É ou non é un milagre?
Comentarios (1) - Categoría: Recomendacións - Publicado o 01-10-2010 19:54
# Ligazón permanente a este artigo
El siglo XX según Ken Follett


FIETTA JARQUE - Madrid
ELPAIS.com - Cultura - 20-09-2010

Siglo XX. Para cualquier persona viva que haya dejado atrás la niñez, nuestro siglo, nuestra historia. El escritor Ken Follett se ha propuesto la hercúlea tarea de sumergirse en él y relatar la complejidad de sus episodios más relevantes a través de una trilogía de dimensiones épicas titulada simplemente así: El siglo. El primer volumen, de más de mil páginas, saldrá a la venta en un lanzamiento mundial el próximo martes 28. El suplemento cultural Babelia, a través de elpais.com, ofrece a sus lectores a partir de hoy, en exclusiva, el primer capítulo de la primera novela de este gran proyecto literario, La caída de los gigantes, editada en España por Plaza Janés.
"Tras la gran acogida de Los pilares de la tierra y Un mundo sin fin, quería crear otra historia que tuviera el mismo encanto para mis lectores", dice el autor galés en la presentación. "Por eso, decidí escribir sobre el siglo XX y retratar a los europeos y a los norteamericanos que vivieron aquella época tan emocionante y, a la vez, tan violenta de la historia de la humanidad". Follett ha planteado su relato a través de cinco familias a los largo de tres generaciones. Los Williams, mineros del carbón en Gales; los Fitzherbert, aristócratas ingleses; los Kostin, dos hermanos rusos; los Ulrich, aristócratas alemanes, y los Dewar, miembros de la alta sociedad estadounidense.

La caída de los gigantes tiene como escenarios la Primera Guerra Mundial y la Revolución Rusa. En los primeros capítulos Follett presenta la intimidad de los personajes que seguirá el lector a lo largo de esta ambiciosa historia, pintando con exactitud y habilidad las circunstancias sociales y políticas en las que viven. En el primer capítulo el joven Billy Williams, de apenas trece años, desciende por primera vez a la mina y tiene una experiencia que definirá su carácter.

Ken Follett tiene acostumbrados a sus millones de lectores en todo el mundo a una combinación de historias individuales entrelazadas, llenas de acción, intriga y drama, junto a una rigurosa investigación histórica que proporciona un marco fiable al desarrollo de la trama. Después de estudiar filosofía, trabajar como periodista y escribir sin mucho éxito diez novelas, Follett consiguió finalmente con la undécima, La isla de las tormentas (1978), el renombre y la fórmula del éxito que lo mantiene en primera fila de los autores de best sellers internacionales.
Comentarios (0) - Categoría: Recomendacións - Publicado o 24-09-2010 14:09
# Ligazón permanente a este artigo
Salón do cómic de Barcelona
Altarriba y Kim, reyes del Salón


Su álbum 'El arte de volar' (NA NOSA BIBLIOTECA) logra los galardones principales de la gran cita barcelonesa del cómic - El dibujante Rubén Pellejero recibe el Gran Premio


ÁLVARO PONS - Barcelona EL PAÍS - Cultura - 08-05-2010

El voto de los profesionales del cómic ha sido unánime y ha reconocido El arte de volar, escrito por Antonio Altarriba y dibujado por Kim, no sólo como la mejor obra española publicada en 2009, sino además como merecedora del premio al mejor dibujo y al mejor guión.

La odisea vital del padre del guionista recorre 90 años de la existencia de un hombre que es arrastrado por la corriente de la vida, sin poder hacer poco más que sobrevivir. Desde la Guerra Civil al exilio, la vuelta como vencido y el envejecimiento, un duro relato que habla de una sociedad que fagocita a sus individuos y que el dibujante Kim ilustra con magisterio, consiguiendo dotar al relato de la tensión y atmósfera necesarias para que la narración fluya según marca Altarriba en su relato. El libro, publicado por Edicions de Ponent, consigue así arrasar en los premios de Barcelona siguiendo el camino iniciado ya con el Premio Cálamo, el Premi Nacional de Cómic de Catalunya y el reconocimiento general de la crítica y público.
Por su parte, la espectacular interpretación gráfica del Génesis de Robert Crumb (La Cúpula) se alzó con el premio a la mejor obra extranjera publicada en España y el joven Alfonso Zapico, autor de obras tan sugerentes como Café Budapest o La guerra del profesor Bertenev, recibió el premio Josep Toutain al autor revelación. Completando el palmarés, Dos veces breve consiguió el premio a la mejor revista; Gato Negro, el de mejor fanzine; la web www.entrecomics.com, el premio a la divulgación de la historieta, y el madrileño Espacio Sins Entido el de mejor librería especializada.
El Gran Premio del Salón ha recaído este año en Rubén Pellejero. El dibujante catalán debutó en los años ochenta en la revista CIMOC con series como Historias de una Barcelona o Monsieur Griffaton, pero sería el personaje del aventurero Dieter Lumpen, creado junto a Jorge Zentner, el que le daría mayor fama y proyección, así como el salto al tebeo francés, donde sería reconocido por obras como El silencio de Malka o Tabú, también junto a Zentner, o Un poco de humo azul o El vals del Gulag con Denis Lapière. Hace apenas un par de meses, la editorial Astiberri editó el álbum En carne viva, donde el dibujante hace una impresionante labor gráfica sobre un guión de Frank Giroud y Florent Germaine. El premio reconoce así una de las trayectorias más importantes de la historieta española.
La votación del público premió como mejor obra de 2009 El juego de la Luna, de José Luis Munuera y Enrique Bonet.
Comentarios (0) - Categoría: Recomendacións - Publicado o 09-05-2010 20:33
# Ligazón permanente a este artigo
Ébano, de Ryszard Kapuscinski
NA NOSA BIBLIOTECA


http://librosylecturas.blogspot.com/2007/01/ryszard-kapuscinski-bano.html

Ryszard Kapuscinski ha muerto y aunque rehuyo escribir sobre actualidad (ya hay demasiado) no puedo menos que acordarme del excelente libro que de él leí. Me refiero a “Ébano”.

“Después de observar a los mosquitos durante muchos años (o más bien, durante muchas noches), he llegado a la conclusión de que estos seres deben de tener muy arraigado el instinto suicida, una necesidad incontrolada de autodestrucción que hace que al ver la muerte de su predecesor (en realidad de su predecesora, pues son las hembras del mosquito las que nos atacan y transmiten la malaria), en vez de renunciar, de perder las ganas de guerrear, todo lo contrario, claramente excitados –o sea excitadas- y desesperadamente decididos –o sea decididas-, se lanzan uno tras otro –una tras otra- a una muerte inmediata e inevitable.” (pag. 72)

Así escribe Kapuscinski, no sólo de mosquitos sino de todo lo que lo rodea, con imparcialidad y a la vez intentado meterse en los escondrijos cerebrales de sus sujetos observados. En sus múltiples visitas a África ofrece una imagen diferente a la de otros informadores, quizá más la de un novelista, pero siempre documentado y de tan realista hasta parece surreal, onírico, lo que cuenta.

“Es un hecho que lo que más nos impacta de la gente que encontramos en países como Ruanda es un profundo provincialismo en su manera de pensar. Y es que nuestro mundo, aparentemente global, a la hora de la verdad no es sino un conglomerado de cientos de miles de provincias de lo más diverso y que no tienen ningún punto de encuentro. El viaje por el mundo es un peregrinar de una provincia a otra, y cada una de ellas es una estrella solitaria que brilla sólo para sí misma. Para la mayoría de la gente que vive allí, el mundo real se acaba en el umbral de su casa, en el límite de su aldea o, todo lo más, en la frontera de su valle. El mundo situado más allá no es real ni importante, ni tan siquiera necesario, mientras que el que se tiene a mano, el que se abarca con la vista, aumenta ante nuestros ojos hasta alcanzar el tamaño de un cosmos tan inmenso que nos impide ver todo lo demás. “ (pag. 184)

Al leer estas líneas pensaba que Kapuscinski describe una sensación muy conocida por todo viajero; aquella de que el mundo que dejó hace poco se ha convertido en imaginario y que parece tan lejano, frente a lo que ve, que tiene que hacer un esfuerzo para no creer que lo ha soñado. Así de omnipotentes son nuestros sentidos que se imponen a la memoria y a la inteligencia, y así se explica como formando parte del mismo mundo, cada localidad, cada país, se considera el centro del mundo y de la civilización.

Pensaba también, y ahora lo traigo a este presente en el que ya no está Kapuscinski, que se necesita de libros como el mencionado para torpedear esa visión etnocéntrica que ingenuamente todos tenemos. Viajar no es suficiente, a veces se aprende mucho más si dejamos que alguien como el autor viaje y luego nos lo cuente. Por eso lamento la pérdida de Ryszard Kapuscinski; cuando alguien inteligente se va definitivamente, nos quedamos un poco más pobres.
Comentarios (0) - Categoría: Recomendacións - Publicado o 03-05-2010 16:05
# Ligazón permanente a este artigo
La chica Einstein, de Philip Sington,
NA NOSA BIBLIOTECA


Nestas vacacións de Semana Santa acompañoume La chica Einstein, axudándome a superar as inclemencias do tempo. É unha novela fundamentalmente de intriga que te engancha desde o principio. Pero arredor da intriga central: quen é realmente 'la chica Einstein'? discorre unha historia de amor no escenario convulso do Berlín de 1933 (nese ano Hitler chega ao poder). Está excelentemente documentada desde o punto de vista histórico e a mistura de personaxes e situacións reais co argumento inventado polo autor fíase con naturalidade.

Unha novela máis que recomendable para todos aqueles que gozan co suspense, pero tamén para todos aqueles que saben saborear con paciencia unha boa historia ben contada.

Heladio



Las miserias de lo oculto


JOSÉ MANUEL SÁNCHEZ RON

BABELIA - 20-03-2010
En 1987, Princeton University Press publicaba el primer volumen de The Collected Papers of Albert Einstein. Contenían una sorpresa: 51 cartas que Albert Einstein y Mileva Maric, su futura esposa (se casaron en 1903), intercambiaron entre 1897 y 1902. Habían sido puestas poco antes a disposición de los editores por los herederos de uno de los dos hijos de Einstein y Maric, Hans Albert (1904-1973). La correspondencia valía su peso en oro (y no es metáfora: en noviembre de 1996, Christie's de Nueva York las vendió por 442.500 dólares). Las misivas que se intercambiaron los dos enamorados permitían conocer detalles preciosos acerca de las lecturas e ideas de Albert, todavía lejos de su explosión creadora de 1905. Pero la gran noticia residía en un dominio más íntimo: las cartas mostraban que en algún momento a comienzos de 1902 Mileva tuvo una hija de Albert, denominada en sus escritos "Lieserl", de cuya existencia no se había tenido noticia antes.
Por entonces, la "hija desconocida" de Einstein podía estar aún viva. Se hicieron esfuerzos por encontrarla, por averiguar si había sido dada en adopción o si había muerto al poco de nacer. Hasta la fecha no existen respuestas a estas preguntas... salvo las imaginadas, como en esta excelente novela de Philip Sington, La chica Einstein.
Como el título sugiere, Sington da vida a "Lieserl", convirtiéndola en uno de los dos personajes centrales de su novela (el otro es un psiquiatra). Aunque importantes, no son éstos, naturalmente, los únicos mimbres en que se basa esta entretenida historia, que busca combinar elementos narrativos tan viejos como la humanidad: el misterio y el amor. Así, también desempeñan papeles destacados en ella el momento histórico en el que se sitúa la trama (el de la Alemania nazi), la teoría de la relatividad general einsteniana y personajes reales. Además de Einstein y Mileva, aparecen dos que merece la pena mencionar: Max von Laue, un físico de Berlín muy apreciado por Einstein, y el otro hijo de Einstein y Maric, Eduard (1910-1965).
Tras el divorcio de sus padres, Eduard, un joven intelectualmente muy dotado, padeció trastornos emocionales. En 1932 sufrió un ataque de esquizofrenia, siendo internado en un centro psiquiátrico, la clínica Burghölzli de Zúrich (que aparece en La chica Einstein). Inicialmente no se quedó allí, pero el año siguiente volvió a ser ingresado, finalmente de forma permanente. Einstein, ya un exiliado de la Alemania nazi, visitó a Eduard por última vez en mayo de 1933, cuando hizo una breve visita a Suiza desde su refugio en Bélgica, Le Coq sur Mer (que también se menciona en la novela), pocos meses antes de viajar a Estados Unidos, país que ya nunca abandonó.
Para cualquiera que se haya acercado a la biografía de Einstein, la figura de Eduard y las relaciones que mantuvo con su padre constituyen motivo de interés. Recordemos que un esquizofrénico no es una persona que viva permanentemente alienada del mundo. Con frecuencia son personas conscientes y sensibles, así que: ¿qué pensó Eduard del comportamiento que tuvo con él su mundialmente famoso progenitor? Desgraciadamente, no sabemos mucho de esto. Carl Seelig (1894- 1962), un adinerado escritor y crítico de arte suizo que publicó en 1952 una magnífica biografía de Einstein, debió saber bastante, ya que para obtener más información sobre Einstein, y con el permiso de éste, visitó en la clínica a Eduard y, siendo como era un hombre compasivo, hizo lo que el gran físico nunca quiso hacer: continuó visitando hasta su propia muerte a Eduard. Sin embargo, apenas dejó constancia en su biografía, o en otros lugares, de lo que supo.
¿Qué nos queda, por tanto? Callar o imaginar. Y en este punto surge, salvadora o pecadora, la literatura, que no se ve constreñida por la carencia de datos factuales, circunstancia que Sington ha aprovechado bien. La caracterización que ha construido de la personalidad y pensamientos de Eduard es uno de los aspectos más logrados y sugerentes de su novela, o al menos los que los interesados en el mundo de Albert Einstein más apreciarán. Y aunque de ellos sí dispongamos de mucha más información, las personalidades de que ha dotado a Einstein y a Maric, menos convencionales que las al uso habitualmente, no dejan de tener sus elementos de plausibilidad. Las miserias de "lo oculto", que sabemos no escasearon en la vida de Einstein (y no sólo con su misteriosa y perdida hija), toman así protagonismo en su biografía, aunque sea en la ficción.

Comentarios (2) - Categoría: Recomendacións - Publicado o 24-03-2010 12:54
# Ligazón permanente a este artigo
1 [2] [3]
Club de Lectura
As Campaíñas
CPI don Aurelio
Cuntis

O meu perfil
cpidonaurelio@gmail.com
 CATEGORÍAS
 FOTOBLOGOTECA
 RECOMENDADOS
 ANTERIORES
 ARQUIVO
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS

© by Abertal