A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

EL AVE DE LA TRAGEDIA, por Edmundo Moure
Es la voz de los paisanos en la honda prosodia del llanto. Son viejas inflexiones de las palabras que parecen abrir el libro de la memoria. Pero esto no es una incursión en la remembranza, como tantas otras que encienden el corazón ávido del poeta, sino que ocurre hoy, en el angustioso ahora, lleno de imágenes y palabras que transmiten de inmediato el horror del trágico accidente, con sus precisiones y detalles escabrosos, con algo de la morbosa delectación humana frente a sucesos lejanos que son como una película, irreal de tanto crudo realismo como el que impregna la noticia; distante, porque no se proyecta en la mezquina contigüidad de nuestros miedos, sino “allá muy lejos”, en esa generalización que la inadvertencia reporteril denomina “España”.

Pero nosotros sabemos que es en Galicia, a minutos de Santiago de Compostela, a pocas horas del inicio de la fiesta del Apóstol Peregrino, un sitio que nos habla desde esa intimidad singular de los lugares amados, donde concurren todos los sentidos en unívoca emoción. Persisten entonces, las voces, como si viniesen de los rincones de esa “casa última” de que nos habla el poeta López Valcárcel, la morada que es también nuestra, desde donde brotaron las primeras palabras existenciales, en cuyos cuartos desolados “A memoria destila un olor de mimosas/ Ponlas esgalladas dunha árbore única/ un tras outro/ arrebatados por unha escura maré…” Es la voz del vecino de Angrois, sobre todo, que habla a los heridos para que le respondan, para que no se dejen abatir por el sueño postrero de la muerte, que amenaza arrastrarlos hacia esa oscura marea, niebla del misterio insondable, pues mientras las palabras salgan de nuestra boca, estaremos vivos… El hilo con el ánima palpitante son las verbas amadas que nos mantienen aferrados a la luz, unidos en la conjugación intemporal de la esperanza.

El tren que lleva el nombre equívoco de Ave, gigantesco pájaro de hierro que se arrastra, a velocidad demencial y desaforada, por su metálico sendero, que levanta el vuelo sólo para estallar como un colosal fuego de artificio que buscara abrazar a la muerte; que vemos en extrañas imágenes televisivas, al otro lado del mar, como un tren de juguete que se deslizara, desnortado y ciego, sobre una plataforma simulada en el espacio cibernético. Luis Gómez, periodista, lo describe con certera elocuencia:

Los niños han jugado toda la vida junto a la vía del tren. Allí estuvo ubicado un parque infantil durante años, o se jugaba a la llave (algo parecido a la petanca, con una especie de herradura o suela metálica). A su lado se celebraban los carnavales y, sobre todo, las fiestas patronales cada primer domingo de julio. Los vecinos todavía no se explican que no haya habido víctimas entre los propios pobladores, visto el itinerario del vagón que saltó por los aires y alcanzó las primeras casas.

Un viejo gallego, con su boina calada y los ojos arrasados por el llanto, cuenta al reportero que ha perdido a la mitad de su familia en esos segundos arteros que la razón no es capaz de asimilar. Una ancestral conformidad parece brotar de sus labios cuando expresa, sin un asomo de protesta o de reproche a lo desconocido, sin que el tono de su voz parezca alterado por el horror: “Que lle imos facer, son cousas que pasan, cousas da vida, home… Que lle imos facer”. Es la congoja de toda una estirpe frente a la impredecible y recurrente fatalidad, ante cuyas garras aleves otros muchos optarán por la reflexión aquiescente sobre esa extraña “voluntad de Dios”, prerrogativa insondable que pugnamos por dilucidar y hacer nuestra con nuestro limitado raciocinio. Ascendencia de innumerables “viúvas de vivos e mortos”, al decir de Rosalía.

“Que lle imos facer, home…” Apago el televisor. No soy capaz de seguir mirando esas imágenes. Recibo correos de apoyo de amigos chilenos, breves condolencias, como si yo fuese un deudo directo de la tragedia de Angrois. Colegas escritores me hacen llegar su solidaridad, porque bien saben de mi amor entrañable por Galicia; yo, que nací en este extremo austral del mundo, llevo en mí las palabras de la aldea, como si fueran sones atesorados en el silencio alerta de las viejas campanas, que a menudo repican en la exaltación de la dicha o en el estallido de la pena.

A primeira da alborada
que me traen os airiños
por me ver máis consolada.

Por me ver menos chorosa,
nas suas alas ma traen
rebuldeira e queixumbrosa…

Ave blanca en las imágenes; ave negra, otra vez, en la desgarrada alma de Galicia.


Edmundo Moure
25 de julio, 2013
Comentarios (0) - Categoría: Colaboración de Edmundo Moure Rojas - Publicado o 29-07-2013 00:30
# Ligazón permanente a este artigo
AREAL Nº 5
Xa podedes acceder á edición dixital do nº 5 da nosa revista Areal.

Comentarios (0) - Categoría: PUBLICACIÓNS - Publicado o 27-07-2013 11:45
# Ligazón permanente a este artigo
MINUTO DE SILENZO POLO ACCIDENTE DE COMPOSTELA
Desde a A. C. Irmáns Suárez Picallo animamos aos veciños e veciñas de Sada a gardar un minuto de silenzo polas vítimas do accidente ferroviario mañán venres ás 12:00 h. ante o edificio do Concello (Avda. da Mariña). Queremos igualmente expresar o noso pesar polo acontecido onte e as nosas condolencias aos familiares das vítimas.
Comentarios (0) - Categoría: Actualidade - Publicado o 25-07-2013 16:29
# Ligazón permanente a este artigo
INFORME-MEMORIA ARQUEOLÓXICA DE ESCAVACIÓN DO CASTELO DE FONTÁN
Na seguinte ligazón pódese descargar o INFORME-MEMORIA ARQUEOLÓXICA DE ESCAVACIÓN DO CASTELO DE FONTÁN, de gran interese pola ampla información que contén, procedente da escavación arqueolóxica dirixida por Antón Fernández Malde en 2008.

INFORME-MEMORIA ARQUEOLÓXICA DE ESCAVACIÓN DO CASTELO DE FONTÁN
Comentarios (0) - Categoría: Historia local - Publicado o 24-07-2013 09:58
# Ligazón permanente a este artigo
ROSALÍA EN NÓS, FILLOS DA EMIGRACIÓN, POR EDMUNDO MOURE

O pasado luns, 15 de xullo de 2013,no mesón Nerudiano en Santiago de Chile, a cento dezaoito anos da morte de Rosalía, Eduardo Peralta organizou un singular encontro, baixo o lema “Un canto a Galicia”, coa participación do cantautor chileno José María Herreros, quen viviu oito anos en Galicia, especializándose en temas da troba galaico-portuguesa. Tamén estiveron no escenario o trobador francés Daniel Fernández, o mozo músico e gaiteiro, José María Moure, e este escriba, que recitou dous dos Seis Poemas Galegos de Federico García Lorca, referíndose así mesmo á vida e obra de Rosalía e á súa propia experiencia en torno á poeta universal galega. Eduardo Peralta ofreceu aos presentes unha serie de poemas rosalianos a través do seu canto e a súa guitarra de eximio trobador. Edmundo Moure Rojas escribiu o que segue...



“Rosalía estaba en nos, os afastados.
Sen querer falar do doble fío da saudade,
soio diremos que a saudade é
a dinámica da emigración,”
Eliseo Alonso


Disto hai xa dezaoito anos. En abril de 1985 recibín por correo un convite para participar no Congreso Rosalía de Castro e ou seu Tempo, convocado en Santiago de Compostela, a partir do 15 de xullo dese ano, en conmemoración do centenario do pasamento de Rosalía, acaecido en 1885, na súa casa de Padrón, localidade de A Matanza, en cuxos ámbitos se sitúa hoxe o Museo que honra a súa memoria.

Dous anos antes desa data, en maio de 1983, viaxei por primeira vez a Galicia e coñecín o casal da Touza, parroquia de Santa María de Vilaquinte, Lugo, onde veu ao mundo o meu proxenitor, Cándido Moure Rodríguez, quen emigrara á Arxentina, en 1924, cos seus pais e os seus seis irmáns. Visitei logo a morada de Rosalía e tiven como xentil anfitrioa á actriz Maruja Villanueva, daquela directora da Casa Museo.

A instancias do doutor Agustín Sixto Seco, un dos destacados promotores do congreso rosaliano, enviei un texto como relatorio, “Rosalía e a nostalxia do paraíso”, que expuxen nunha das aulas da Universidade de Santiago de Compostela, e que hoxe é parte das Actas do devandito congreso. Para min, aquilo foi como a verificación formal dese antigo amor, tanto pola obra poética de Rosalía de Castro coma pola súa figura nimbada de misterio, que xerminara en min ao cumprir os sete anos de idade, cando o meu pai me ensinou a recitar os seus poemas máis coñecidos, comezando por “Adeus ríos, adeus fontes”, que eu declamaba en honor da miña avoa Elena, na súa onomástica do 18 de agosto.

Escoitabamos a lingua galega nos ámbitos de Chacra El Olivo, en Santiago del Nuevo Extremo, de boca da avoa, das miñas tres tías galegas e do meu pai. Os seus dous irmáns varóns preferían o castelán e, como a maioría dos galegos residentes en Chile, esquecían a lingua vernácula, en curiosa e patética mestura de menoscabo cultural do propio acervo e de aquiescencia coa política “españolizadora” e obstinada que o franquismo propugnou, dentro e fóra desa España subxugada, como única vía posible para expresar “o español”; cultura entendida como “charanga, cuplé, toureo e pandeireta”, que continúa practicándose, en moitos dos centros hispanos de América, resaibo dun colonialismo anello e murcho que é parte da desmemoria colectiva e da negación endémica dunha riqueza cultural que radica na diversidade creadora dos pobos que habitan, dende hai milenios, a Península Ibérica, posuidores dun idioma e dunha identidade nacional propios.

Tal como o meu pai pugnaba por revivir aqueles fíos condutores e os referentes existenciais co seu afastado mundo galego, que se abrían na doce prosodia da súa lingua campesiña e mariñeira, a música, o canto e a poesía constituíron pontes de unión e contacto permanentes con esa marabillosa cultura que foinos revelada a través dos sinxelos ritos da mesa e da festa, da comensalía participativa, da literatura e da música, como pan necesario para articular unha vida máis plena de anhelos e de sentido orixinario.

Durante séculos, dende as bisbarras de Occitania, nas faldras do norte dos Pirineos, a través do Camiño de Santiago, as voces dos trobadores francos transmitiron a poesía que cantaban, en pazos, vilas e aldeas, polas rutas setentrionais da Península que desembocaban en Campus Stellae, o Campo das Estrelas, Santiago de Compostela. Nace así a troba galaico-portuguesa, con cantores ilustres e inesquecibles, na rica tradición que vai dende o século XII ata os albores do século XV, expresada por medio das cantigas, nas súas tres vertentes ou modos: De Amor, De Amigo e De Escarnio ou Maldecir.

Máis que simples entretementos da nobreza palaciana, ou solaz de fidalgos, viláns e campesiños, as cantigas constituíron canle viva da cultura do seu tempo, a través de cuxas vías os seres humanos daban a coñecer a súa cosmogonía, a súa visión do mundo e dos seus semellantes, os seus anhelos e inquietudes sociais, as súas esperanzas de encontrar algún día o paxaro azul da felicidade.

A poesía, que era sempre cantada, en inseparable simbiose coa música, provía dun medio dinámico e vario para expresarse e entenderse, dentro das estreitas marxes de liberdade dun tempo en que a teocracia feudal constrinxía, vixiaba e castigaba aos transgresores (pecadores) con miras a conducilos cara á única salvación posible e necesaria: a escatolóxica, mentres os poderosos gozaban ás súas anchas dos bens deste mundo e aseguraban, coa cruz e a espada, as prerrogativas do outro. Pero os códigos da arte son capaces de eludir a pouta do poder establecido, a través dunha linguaxe de símbolos e alegorías, onde o humor adoita transformarse en arma eficaz e comprensible para os desherdados, facendo realidade o vello refrán: “Debaixo do meu manto ao Rei mato”.

O trobador, o xograr, o poeta, encarnarán a irreverencia, a burla posible e oportuna, para acceder á catarse social da festa e da praza, da colleita e do beneficio laboral, como recompensas da suor nos oficios, onde está permitido mofarse dos poderes e dar renda solta aos desexos da humana condición, mediante as formas do sentimento, a alegría, a cólera, o humor, a traxedia e o pracer. Hai creadores que permanecen, cuxos antigos versos aínda se cantan hoxe, como Paio Soares, Don Denís, Airas Nunes, Mendinho e Martín Códax…

O seu testemuño, como nunha carreira de postas que atravesa os séculos, pasa de man en man e de boca en boca, ata hoxe, en que modernos cantautores replican e renovan a troba intemporal, porque se as redes da Historia parecen interromperse, en infaustas ocasións, baixo as tesoiras interesadas do esquecemento, a arte universal mantén os seus fíos misteriosos, o lume de todos os lumes. Dese lume, onde latexa a voz estética da tribo, Rosalía, como a nosa Violeta e outros xenios da poesía universal, recolle testemuños, cantos e ditos populares, para recrealos na súa obra.

En Chile contamos con Eduardo Peralta, herdeiro pertinaz e entusiasta daquela tradición secular. Discípulo de Georges Brassens e émulo distintivo na interpretación musical da mellor poesía chilena e hispanoamericana, Eduardo Peralta percorreu diversos escenarios do noso continente e de Europa, levando aquelas voces na súa guitarra transeúnte; así mesmo, as súas propias composicións, nas que combina o humor, a ironía e a crítica ideolóxica con acertados compoñentes líricos e un notable dominio da linguaxe. Recordamos que no ano 2004 cantou, xunto a Amancio Prada, no Centro Cultural de España, da capital de Chile.

No Mesón Nerudiano, taberna situada no centro bohemio do noso Santiago del Último Reino, Eduardo completou xa quince anos dos seus “Luns Brasensianos”, de xeito ininterrompido, en sucesivas convocatorias onde entrega o mellor do seu quefacer musical, á vez que invita compañeiros na arte para que acheguen e compartan o seu canto ante un público participativo e alerta.

Para o luns, 15 de xullo de 2013, a cento dezaoito anos da morte de Rosalía, Eduardo Peralta organizou un singular encontro, baixo o lema “Un canto a Galicia”, coa participación do cantautor chileno José María Herreros, quen viviu oito anos en Galicia, especializándose en temas da troba galaico-portuguesa. Tamén estiveron no escenario o trobador francés Daniel Fernández, o mozo músico e gaiteiro, José María Moure, e este escriba, que recitou dous dos Seis Poemas Galegos de Federico García Lorca, referíndose así mesmo á vida e obra de Rosalía e á súa propia experiencia en torno á poeta universal galega. Eduardo Peralta ofreceu aos presentes unha serie de poemas rosalianos a través do seu canto e a súa guitarra de eximio trobador.

Ao outro lado do mar, na fría noite do inverno do Sur, escoitaremos a perenne exhortación de Federico:

Érguete Rosalía, que xa cantan os galos do día!
Érguete, miña amada, porque o vento muxe coma unha vaca…!

Rosalía vive en nós, fillos da emigración, para sempre.
Comentarios (0) - Categoría: Colaboración de Edmundo Moure Rojas - Publicado o 23-07-2013 12:40
# Ligazón permanente a este artigo
RECORDANDO A UNA MADRE
Fai hoxe un ano tiña lugar o pasamento de Fresia Rojas Ramírez, chilena, nacida en Valparaíso, descendente de estremeños e nai do noso colaborador e amigo Edmundo Moure Rojas. Hoxe recordando a data, escribelle esta sentida oración.


UNA ORACIÓN



Hace un año que te marchaste. ¡Cómo ha corrido, Madre, esta ficción que conocemos como tiempo! Este invierno he sentido el frío como nunca antes. Será que, buscando tu edad para encontrarte, me he vuelto viejo, como quien mira su rostro y ve a otro, distinto y aun extraño, en el calco de la propia imagen.

Te he soñado en la Casa, de pie en el umbral de aquellos días. A tus espaldas, la luz que ilumina el nogal, el damasco, las verdes hojas del parrón. Y una algarabía de pájaros mañaneros que cantan al sol de la primavera. Alguien nos regaló el sueño para que olvidásemos la muerte. Cotidiana misericordia que aplaca la angustia del devenir. Salvo que ahora despierto solo, sin escuchar tus pasos leves en el largo pasillo de cuartos cerrados y de nombres remotos.

Fue un domingo, el 22 de julio de 2012. Ahora es un lunes, para que coincida el número con la torpeza aciaga del calendario. El domingo eran las empanadas, el asado, el vino en la mesa y las palabras fraternales. El lunes, todo volvía a empezar, desde que recorrías las habitaciones para que nos aprestáramos a la primera jornada de estudios, y revisabas los atuendos, el uniforme, el maletín con cuadernos, libros y útiles varios. En el sentido del deber, sigue siendo así, después de tantos años que caben en ese pequeño y efímero vaso que llamamos ‘ayer’, o mejor sea dicho por el poeta Barquero: “el ruido que hace el día al llenarse como un vaso”.

Esto es la soledad, y yo no lo sabía: tu ausencia. Un vaso vacío sobre la mesa. Una fotografía en que posas con un niño en los brazos. Un sillón donde te sentabas a tejer. Una ventana en la que no aparecerá tu sonrisa, ni tus grandes ojos alegrarán la tarde tras los cristales.

Y las palabras, Madre, esas dulces y precisas palabras que busco y persigo en mis horas quietas, que suelo escuchar en silencio, tal como tú las pronunciaras, sobre todo cuando me instabas a rezar cada noche…

Es eso, nada más, la suma de mi vida y de mi escritura: un ruego que hilvano día y noche, sobre el ancho telar de tus sílabas. Una oración que no pide, sino agradece haber nacido de tus sueños y de la certeza de ese sencillo milagro que fuiste entre nosotros.


Amén.


Edmundo Hijo
22 de julio 2013
Comentarios (0) - Categoría: Colaboración de Edmundo Moure Rojas - Publicado o 22-07-2013 00:50
# Ligazón permanente a este artigo
WILLIAM JOYCE (LORD HAW HAW)
Neste artigo escrito en 1942 RSP critica a actitude de Lord Haw Haw (William Joyce 1906-1946) político fascista estadounidense de orixe irlandés e de propaganda nazi durante a Segunda Guerra Mundial.Lord Haw-Haw era o alcume de varios locutores que en inglés difundían a propaganda do programa de radio Calling Alemania, emitidos polos nazis para os ointes en Gran Bretaña na onda media da estación Reichssender Hamburgo e por onda corta aos Estados Unidos.



21 DE JULIO DE 1942

LA ESPERANZA DEL LORD “HAW HAW"


Por Ramón Suárez Picallo

“Lord Haw Haw” –pronuncie el lector “jau, jau” o “jou jou” y le resultarán dos ladridos de perro enojado– es un personaje lamentablemente famoso, especialmente en Inglaterra y Alemania. Nacido en Nueva York, con ascendientes irlandeses, escoceses y británicos, se educó en Londres y ha hecho en Inglaterra intensa vida política. Militó en varias organizaciones fascistas, participó en disturbios callejeros y fue a dar algunas veces con su turbia humanidad en la cárcel. Tres días antes de estallar la guerra huyó de Gran Bretaña en un avión de su propiedad y aterrizó en Berlín, donde fue amablemente acogido.

Desde entonces, este sujeto, a quien llamaremos por onomatopopeya, “Dos ladridos”, realiza una furiosa propaganda desde las radios alemanas contra su tierra natal, la de sus mayores y la de su juventud, en la que recibió una vasta cultura universitaria. En fin, un apátrida, renegado y traidor, de primera categoría. “Dos ladridos”, para remachar el clavo, acaba de publicar un libro titulado “Crepúsculo sobre Inglaterra”, en cuyo prólogo explica su actitud: “Las cosas en Inglaterra –dice– no iban de acuerdo con mi ideología; consideré un deber de conciencia no luchar a su lado y me vine al Reich a luchar contra Inglaterra”. Además de la explicación, expresa esta esperanza: “Creo y espero –agrega– que el pueblo inglés, cuando de nuevo sea despertada su alma, encontrará el camino del Nacional-socialismo.

Creer no cuesta nada, ciertamente; pero tal como se están poniendo las cosas, nos permitimos aconsejarle que espere sentado… porque si lo hace de pie, va a cansarse ¡y sería una lástima…!
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 21-07-2013 01:03
# Ligazón permanente a este artigo
Lembrando a ENRIQUE BARRENECHEA,actor chileno
Con motivo do pasamento do actor de cine e teatro chileno Enrique Barrenechea, en 1950, RSP publicou este obituario.


19 de julio de 1950
La Feria del Mundo

Por Pick–Up (Ramón Suárez Picallo)

ENRIQUE BARRENECHEA


El Teatro de Chile está de luto. Enrique Barrenechea, uno de sus cultores más constantes, más devotos y más honestos, ha fallecido ayer de un ataque al corazón, en circunstancias especiales dadas a conocer por toda la prensa del país.

Barrenechea era, además de un gran actor, un espíritu fino, y depurado hasta la exquisitez, que ofreció en las tablas y en todas las variantes del noble arte de Tablas un conjunto de valores, estéticos y humanos podían ser parangonados, sin desventaja de su parte, con los más grandes maestros del Teatro Universal, y muy especialmente con los de lengua castellana.

Aficionado al canto y a la música, fue un excelente actor cómico y muy gracioso actor del mismo género. Pero, sureño de noble estirpe vasca, heredero del humorismo común a su paisano Pío Baroja, sentía un profundo desprecio por el “chiste” chabacano, áspero y de mala índole, que estaba tan lejos del humor verdadero, profundo y trascendente como lo estuviera Bernard Shaw.

Barrenechea debía haber nacido –según solía decir él mismo en las amables tertulias de la gente culta que lo escuchaba- en Irlanda, en Escocia, en la Bretaña o en la Galicia donde –según Mark Twain- “detrás de un gran humorista hay siempre un gran dolor”, y por eso en el cielo no hay humoristas de esos países… Hay muchos “cómicos”, pero humoristas, ninguno.

De ahí que cuando el gran actor chileno descubrió este significado del arte superior, se apartó de sus primeros momentos de hacer teatro, y se dedicó, con apostólica devoción, al arte universal, hecho en Chile, por un chileno y en el nombre de Chile, como célula de cultura y de civilización.

Barrenechea, en los últimos y más gloriosos tiempos de su vida artística, fue uno de los hombres más pobres de su país (nos referimos naturalmente, a la pobreza de bienes materiales; porque en otra clase de bienes –los del espíritu– era rico hasta la opulencia).

Por eso el Teatro Chileno, no muy abundante de valores de tan alta jerarquía, está hoy de luto, por su mutis definitivo detrás de unos bastidores que ocultan, para siempre, sus apariciones en escena.

Y quienes lo hemos admirado y aplaudido como actor y estimado como hombre culto, fino y de tensa sensibilidad cordial, en vez de decirle adiós, lo saludamos cariñosamente como lo hiciéramos otras veces, después de la caída del telón, al final de la última escena de una obra maestra, de arte, de bondad, de belleza y de apostolado pedagógico de noble, alto y buen Teatro.
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (artistas) - Publicado o 19-07-2013 00:11
# Ligazón permanente a este artigo
HOXE EN SADA, PRESENTACIÓN DA FOLIADA DAS RÍAS MEDIAS

Comentarios (0) - Categoría: Actividades - Publicado o 13-07-2013 11:04
# Ligazón permanente a este artigo
HOXE EN SADA, PRESENTACIÓN DA FOLIADA DAS RÍAS MEDIAS

Comentarios (0) - Categoría: Actividades - Publicado o 13-07-2013 11:02
# Ligazón permanente a este artigo
1 [2]
© by Abertal