A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

SAN IGNACIO E OS VASCOS
31 de julio de 1950
La Feria del Mundo
Por Pick–Up (Ramón Suárez Picallo)

LOS VASCOS Y SAN IGNACIO DE LOYOLA


El pueblo vasco, el más cristiano y católico de toda la cristinandad, evoca y festeja en estos días a San Ignacio de Loyola, una de las grandes figuras representativas de su espíritu, de su tesón y de su fe, porque el famoso fundador de la Compañía de Jesús, con su hermano de hábito, San Francisco Javier, y San Miguel del Monte Aralar, forma la trilogía de las grandes devociones. Y no deja de ser interesante el hecho de que este magnífico pueblo que instituyó el primer tema democrático de toda Europa, -el “Habeas Corpus” en Juntas en Consejo Popular, ante las que juraban fidelidad los reyes para poder ejercer el derecho de señorío, y son instituciones de origen vasco– a modo de festividad nacional, a uno de los santos discutidos y combatidos, incluso dentro de la propia Iglesia. Un fundador cuyos discípulos recibieron alguna vez el castigo de expulsión.

Majestades cristianísimas y Pontífices sapientes y virtuosos salieron del seno de su tierra pródiga y feraz. Asimismo, figuras connotadísimas en las Ciencias, las Artes y las Letras de las más ilustres universidades de la España y de la Europa de su época.

Quizá todo junto, pese a su apariencia contradictoria, haya formado el sortilegio devocional que le conceden los vascos, teniéndolo por símbolo de la universalidad de su vieja raza a la que el viejo Unamuno –vasco castellanizado– ensalzaba en sus dos más grandes creaciones: La Compañía de Jesús y la República de Chile.

Mientras tanto los vascos no sólo evocan en estos días al santo miliciano y combatiente, sino que recuerdan también, a la bella tierra donde nació y donde hizo sus primeros aprendizajes: Loyola, uno de los más hermosos valles de toda la Península Ibérica, entre Azpeitía y Azcoitía en la tradicional Guipúzcoa, donde se tiene como puntillo de honor hablar con corrección absoluta la prócer lengua vasca, y donde el canto y la danza son menesteres habituales de sus hijos más ilustres, después de los otros trabajos habituales. Las montañas onduladas y cubiertas de árboles verdiazules, y los más alegres, hospitalarios y acogedores Caseríos del País Vasco presintiendo siempre la proximidad del mar que baña a Donostia, le dan a Loyola el carácter de un santuario estético. Aparte del otro Santuario que evoca y recuerda al santo guipuzcoano sobre su misma casa solariega, mandando honrar por una de las más cultas reinas españolas de todos los tiempos.

Y si a los vascos todos, que evocan en estos días al santo tan discutido, les preguntaremos por qué lo festejan, la mitad diría: por el santo mismo, por su personalidad entrañablemente euzkera; y la otra mitad contestaría: por la tierra donde nació, prodigiosamente bella, donde se reza, se trabaja, se baila y se canta en vascuense, en una sinfonía de voces, en una policromía de colores y en un festival de puntos
.

( Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 31 de xullo de ... 1950)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Relixión - Publicado o 31-07-2011 10:32
# Ligazón permanente a este artigo
APELIDOS GALEGOS EN CHILE (1944)

O apelido Figueroa é de orixe galega, de onde despois exténdese a toda España, como tamén o son Quiroga, Ríos,...
RSP neste artigo, fala dos apelidos galegos que se nomean en Chile, citando numerosos exemplos e que corresponden a unha nutrida representación de galegos residentes no citado país...


30 de julio de 1944

LOS GALLEGOS EN CHILE


Por Ramón Suárez Picallo

Los gallegos residentes en Chile, rematan hoy las festividades conmemorativas de su Día Mayor, de 1944. Oirán Misa, los creyentes, a las diez de la mañana, en el Templo del Pilar, del Colegio Hispano–Americano en la calle Carmen, y luego, a la una de la tarde, sin distinción alguna, se reunirán en la mesa, en el Hotel Crillón , para almorzar al estilo de su tierra.

Hay en Chile, nutridas representaciones de todos los pueblos hispánicos incorporados, en esfuerzo y pensamiento, a su vida nacional: vascos, catalanes, andaluces, asturianos, castellanos de las dos Castillas, extremeños, valencianos, montañeses, murcianos e insulares de las Baleares y las Canarias; pero, pocas veces ha sonado el nombre de los gallegos en este policromo y polífono conjunto, destacando su personalidad diferenciada.

¿Es que no hay en Chile, gallegos de origen y de estirpe? Sí los hay, y para hallarlos, basta sólo leer algunos apellidos, provenientes en línea directa de la tierra noroestana española, de los celtas y de los suevos. Los apellidos gallegos son toponímicos del paisaje o de cosas del paisaje, de lugares y, en menor cuantía de oficios y profesiones. Quizá el primero que haya llegado a Chile, sea Quiroga , original de un rico distrito rural, del mismo nombre, en la provincia de Lugo, que tiene por blasón un hombre estrangulando a un lobo. Le sigue el de Andrade –muy popular en Chiloé que alguna vez se llamó Nueva Galicia– y que proviene de las Puentes del Eume, entre Betanzos y El Ferrol (Coruña) condado célebre de la Historia de Galicia. Figueroa –en su origen Figueiroa– nacido a raíz de la oposición de los gallegos al tributo de las “cien doncellas”. Un grupo de mozos de Bergantiños negaron las doncellas de su tierra a los árabes, armados de ramas de higuera –“figueira” en gallego-, y allí nació un apellido y un marquesado ilustre en Galicia, como protector y cultor de las Artes y las Letras.

Ríos es también apellido gallego, nacido en la conjunción del Miño, con el Avia y el Sil, en la provincia de Ourense, lugar llamado de los “Tres ríos”; tierra anacreóntica, de buen vino y pan llevar , donde florecieron santos, poetas y monjes ilustres, entre ellos Fray Benito Jerónimo Feijóo y Montenegro. Vienen luego los Barros -Barreira y Barrera, comunes a Galicia y Portugal- Lamas, Barreiro, Carballo, O’Pazo, Montes, Castaño, Prado y todos los Castro, nombre, este último, de coto y montículo, de puro origen céltico, por ser lugar de reunión y llamada de las tribus prerrománicas de Galicia, extendido a Inglaterra, más tarde, como “Caster” en la acepción de “Castillo en las alturas”.

Son, asimismo, de origen gallego, todos los terminados en “ero”, “era”, originalmente “eiro” “eira”; Montero, Rivera, Barrera, como son de origen castellano los “ez” de abolengo patronímico personal.

Los gallegos, tienen hoy, en honor de todos, mesa y manteles; por los que fueron y por los que son de su estirpe, en el trabajo y en el pensamiento, en todo esfuerzo creador, que extiende por todas las tierras del mundo –especialmente por las de América– un nombre y una prosapia, de trabajo, de honestidad y de espíritu, proveniente de una de las más viejas tierras del mundo, perdida en la noche de los tiempos.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o díza 30 de xullo de... 1944)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Galicia - Publicado o 30-07-2011 00:05
# Ligazón permanente a este artigo
STALIN E STALINGRADO
A raiz da defensa que está a levar adiante Stalin -ante a invasión alemana- da cidade de Stalingrado, RSP lembra que, xa coa revolución rusa, Stalin levou adiante unha singular defensa de dita cidade orixinando que deixase de chamarse Tsarizin e pasase a denominarse Stalingrado...


29 de julio de 1942

STALIN EN STALINGRADO


Por Ramón Suárez Picallo

Se anuncia sin confirmación, pero con posibilidades de verosimilitud, que José Stalin está dirigiendo personalmente la defensa de la ciudad que lleva su nombre. Es natural por muchas razones; entre ellas una de orden sentimental a la que no puede ser ajeno el espíritu del gobernante ruso, aunque sea devoto del Materialismo Histórico.

Stalingrado (Ciudad de Stalin) tiene en la vida intensa y agitada del conductor ruso, su gran significado histórico y político. En los tiempos duros de la guerra, civil, la ciudad que entonces se llamaba Tsarizin, ferozmente acosada por los blancos, fue defendida palmo a palmo, sostenida y salvada, por iniciativa de Stalin, en oposición con otros jefes del Ejército Rojo que eran partidarios de abandonarla. El hecho fue un éxito militar y político de Stalin, en recuerdo del cual la ciudad lleva su nombre actual. Por otra parte a muy pocos hombres en la Historia, les fue dada la oportunidad de defender, como Comandante en Jefe de un ejército gigantesco y valeroso, una ciudad que lleva su propio nombre, como anticipo de inmortalidad.

En el gran frente ruso, además de dos ejércitos sin parigual en la historia militar, están en lucha dos místicas, con su correspondiente representación humana, de carne y hueso. Encarnación viva de una de ellas es José Stalin, hombre de acero, con sus combatientes en el fragor de la contienda. Es una concesión a la psicología de un ejército en lucha de posibles grandes consecuencias militares, aunque opinen en contrario los técnicos y los lógicos de la guerra. Stalin en Stalingrado, vale por una división motorizada. Es el apóstol entre sus devotos, defendiendo la común doctrina, ante la cual, la vida es lo de menos para el uno y para los otros, Stalin defiende personalmente su ciudad. “Su” ciudad. Jamás un hombre pudo usar con mayor plenitud el posesivo. Por lo pronto “Stalingrado” está ya incorporada a la geografía heroica de nuestro tiempo.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 29 de xullo de... 1942)
Stalin e Stalingrado
Comentarios (1) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 29-07-2011 02:02
# Ligazón permanente a este artigo
FALANXISMO E FASCISMO EN 1943

RSP analiza neste artigo as orixes do falanxismo español e que ten sempre como referente ao fascismo italiano...


28 de julio de 1943

Por Ramón Suárez Picallo

¿CURÁNDOSE EN SALUD?


Habrá observado, el agudo lector, cómo, de un tiempo a esta parte, desde las Democracias llevan las de ganar, ha variado mucho la opinión que, acerca de ellas, se hacía pública en la prensa controlada de Madrid. Eran esto, lo otro, aquello y lo de más allá. En cambio, los países totalitarios que propugnaban por el “Nuevo Orden”, esos sí que eran cosa de aplaudir, de admirar y de imitar. Si tuviésemos humor y tiempo para ello, haríamos una antología con textos de discursos, revistas y libros, publicados con censura previa, que vendría a darle la razón a un célebre filósofo de Getafe, cuando sentenciaba, solemnemente, que “los tiempos cambian mucho”. Pero si nosotros no hacemos una recopilación, no faltará quien la haga en momento oportuno porque, sospechamos, que va a ser necesario para que cada santo cargue con su vela, cuando sea la hora de dar o quitar a cada cual lo que es de justicia.

Las cosas que están sucediendo en Italia, y las que sucederán, vienen a acelerar aquel “cambio” en Madrid, de una manera tal, que mismamente parece que las cosas van a darse vuelta con lo de abajo para arriba, en menos que canta un gallo. ¡Oh, si la gente perdiera, de repente, la memoria, las cosas que se verían!, pero la gente sigue teniendo memoria y recordando todo cuanto debe ser recordado. ¡Véase en Italia, por ejemplo, como está viva en los espíritus, la memoria de cosas sucedidas hace más de 28 años!

Pero, a lo que íbamos: en Madrid han comenzado los reniegos. Hay hijos que reniegan de sus mayores y amigos que reniegan de la amistad, cuando ella puede ser comprometedora. ¡Y eso no está bien! No es hidalgo, ni español, ni generoso, ni tradicional, ni nada.


CASTICISMO DUDOSO

¿Pues no están diciendo ahora, desde la villa del Oso y del Madroño, que el falangismo español no tiene nada que ver con el fascismo italiano? ¿Asegurando, de paso, que el falangismo es más castizo, allí, que el chotis de “La Verbena de la Paloma”? Otra vez lo dicho: “que cada santo aguante su vela” y que el falangismo no reniegue de su origen ni de su afiliación. Y su filiación, excepción hecha de los tradicionalistas y requetés, que en muy escaso número le fueron acoplados por la fuerza a la Falange, casi al final de la guerra, es una copia textual, sin aumentar, ni corregir, del fascismo italiano: en el saludo, en la organización interna, desde los grupos infantiles y juveniles, hasta el Gran Consejo, pasando por los “triunviros”, “cuadrunviros”, “escuadras”, “legiones” y demás y hasta en la manera de desfilar por las calles.

Para que la copia fuese del todo fiel, estuvieron en Italia los organizadores más destacados de Falange introducidos allí por Eugenio Montes, que en los tiempos de la organización del fascismo español, era corresponsal, en Roma, de un diario derechista madrileño; lo estudiaron todo, desde los “squadristia” , hasta el servicio secreto de información y policía y lo explicaron después en España en cursos de asistencia obligatoria para cientos “iniciados”.

Puede discutirse la poca o mucha similitud formal del falangismo español con el nazismo alemán; pero es absolutamente indiscutible su parentesco de primer grado con el artilugio mussoliniano, que por querer ser romano e imperial, y por ende latino, les pareció a los falangistas españoles, que podría ser también, madrileño, salmantino o zaragozano.

Por lo demás, todas las Cancillerías del mundo conocen aquel famoso documento firmado por Goicoechea, el General Barrera y el Conde Rodeano, en el que constan las condiciones en que el señor Mussolini, ayudaría con dinero, armas y hombres, a la insurrección contra la República: el documento fue publicado miles de veces en todas las lenguas del mundo, y volverá a serlo cuando haya necesidad de fijar posiciones definitivamente.

¿Castigo al falangismo? Aunque lo fuese algo, dejaría de serlo del todo, con su actitud actual, renegando de su origen y dejando en la estacada a su hermano y amigo que lo ayudó en las horas de la dura prueba. ¿Castizo eso? No lo fue nunca ni lo será jamás en España.


LO CASTIZO ERA ESTO OTRO

No es la primera vez que la España oficial, por mal de sus pecados, que fueron y son muchos, se encuentra comprometida con amigos y aliados poco deseables. Y siempre salió con honor de esos compromisos, porque supo ser fiel a la palabra dada, aunque muchas veces, esa fidelidad, fuera en perjuicio de sus intereses.

Recuérdese, por ejemplo, a Trafalgar. Antes de la famosa batalla, sabían los marinos españoles, que la ganarían, irremisiblemente, los ingleses. Y así se lo dijeron a los franceses, lisa y llanamente, después de examinar todas las posibilidades. Frente a los argumentos, el Almirante francés –que tenía que dar la batalla a toda costa obedeciendo órdenes imperiosas y en salvaguardia de su carrera en peligro– invocó el honor de España, aliada de Francia entonces; y, para subrayar su dicho, aún parece que habló de miedo, de valentía, o de algo así.

No hubo más palabras. Los marinos españoles –estaban allí Churruca y Gravina– dieron las órdenes pertinentes, salieron al mar y dieron la batalla que sabían de antemano perdida. España hizo honor a su palabra y perdió su flota, como preámbulo de otras grandes e irreparables pérdidas. ¿Poco práctico? Es posible; pero muy español, eso sí. Aún no se habían olvidado los tiempos en que sus caballeros, después de algún gesto, grandioso y disparatado, podrían inclinarse ante la dama asombrada, y justificando, barriendo el suelo con las plumas de su sombrero:

-España y yo, somos así, señora.

Eso era lo castizo, lo verdaderamente castizo. ¿Esto de ahora? Esto tiene otro nombre, expresado raras veces en español, porque es horriblemente feo. Se dice por allí: “Malos son los hijos que reniegan de su padres, de sus hermanos o de sus parientes”.

De seguir así las cosas, un día cualquiera nos enteramos de que la “División Azul”, que está luchando en el frente soviético, contra las Democracias, no salió de España, ni tuvo nunca nada que ver con España. Está allí, llovida del cielo, enviada por San Pedro, para castigar al herejote de Pepe Stalin y a sus fielísimas huestes. Porque, en plan de negar y de renegar, se llega, en todas partes a muy lejos.

¡Cuánto sabe de eso, a estas horas, el ex Duce de Italia, Benito Mussolini!

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 28 de xullo de ... 1943)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Franco e franquismo - Publicado o 28-07-2011 02:10
# Ligazón permanente a este artigo
IMPORTANCIA DO MAR
(Imaxe tomada de elblogverde.com)
RSP reflexiona neste artigo sobre a importancia do mar para as xentes e os pobos..."porque o mar é, dende sempre o campo onde florecen as grandes fraternidades, e o camiño por onde discurren"
.


27 de julio de 1950
La Feria del Mundo

DEJADLES VER EL MAR


Por Ramón Suárez Picallo

Entre muchas diferencias políticas, espirituales y líricas en que se dividieron todos los hombres y los pueblos, hay una muy esencial: los que no ven en el mar y los que ven el mar todos los días. Los primeros son introvertidos, temerosos, desconfiados y con una limitada y minifundista visión del mundo y de sus problemas.

En los últimos tiempos, ilustres gobernantes, que también eran grandes humanistas, crearon una doctrina nueva: el libre acceso de todas las naciones a las fuentes de riqueza, entre las cuales se encuentra el mar. Como una de las principales fuentes, como ruta, delectación estética, y el mar como despensa de los pueblos y al conjuro de ella, fue creciendo su valor político, jurídico y diplomático.

Simón Bolívar, entre otros grandes líderes de la Independencia, quiso corregir los viejos errores dándole vida a una América unida a base de la Gran Colombia; pero su ensueño panamericano fracasó: había arado en el mar, para decirlo con sus propias y últimas palabras. Mas, pese a su fracaso, la idea está ahí, tendida y extendida sobre el Continente de la Esperanza, rodeado del mar por todas partes. Por eso quizá sea injusto, pese a todo los antecedentes históricos y diplomáticos, militares y políticos, mantener aislado del gran predio líquido y azul, a alguno de sus pueblos. Porque ello significaría privarlo de rutas, caminos y extensiones espirituales, abiertos hoy de par en par, a modo de estimulo pacifico y anchuroso para vivir y convivir, ir y venir y volver a ir, hacia todas las latitudes.

Y recordamos al respecto, la frase de una gran poeta de periferia, cuyo pueblo no era comprendido por las gentes de la tierra adentro: y que daba como remedio para que la hermandad se estableciese, este consejo:
“Dejadles ver el mar y serán nuestros hermanos...” porque el mar es, desde siempre el campo donde florecen las grandes fraternidades, y el camino por donde discurren.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 27 de xullo de ... 1950)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 27-07-2011 01:24
# Ligazón permanente a este artigo
AS TORRES DE MEIRÁS NO 1906
Recuperamos hoxe esta detallada descrición das Torres de Meirás -daquela en construción- que nos ofrece no 1906 un visitante que asina como El Hidalgo de Tor. O texto foi publicado en El Noroeste o 09/09/1906.
Contra os que afirman que o pazo de Meirás carece de valor histórico ou artístico e, escudándose niso, pretenden defender intereses da familia Franco a costa de incumprir a legalidade (retirando o dereito da cidadanía a visitalo en agosto), cómpre lembrar este pasado tan interesante que fai do pazo un edificio singular.


subir imagenes
Comentarios (0) - Categoría: Textos históricos - Publicado o 26-07-2011 16:55
# Ligazón permanente a este artigo
DIA DE GALICIA (en 1944)

RSP adicou varios artigos para lembrar o 25 de xullo, o Día de Galicia. Hoxe presentamos este que escribiu dende Chile en 1944.


25 de julio de 1944

DÍA DE GALICIA


Por Ramón Suárez Picallo

Los gallegos, diseminados por todo el mundo, recuerdan hoy, con emoción fervorosa, a su tierra nativa en la advocación de Santiago de Compostela, la ciudad docta y santa, que la representa en la Historia, en la Tradición, en la Cultura, en la Fe y en el Espíritu creador de cosas bellas.
La elección de esta fecha -Festividad del Apóstol Santiago- como Día de Galicia, capaz de resumir, simbólicamente, el pensamiento y la emoción de más de diez siglos de Historia y de creación artística y cultural, que va desde un idioma propio, hasta el portento granítico compostelano, ha sido consagrada por todos, sin discrepancia alguna, no solo como efemérides, religiosa en su origen, sino que como Díada civil.

La proclamación de Compostela como una de las tres ciudades apostólicas de la Cristiandad cuando las otras dos, Roma y Jerusalén, no tenían expeditos sus caminos, significó para Galicia, convertirse en el mayor centro de peregrinación, de ir y venir, de ecumenidad, de toda la Europa de la Baja Edad Media. Santos y poetas artífices y guerreros, reyes y campesinos, canteros y constructores llegaron hasta el extremo occidente de Europa, en las riveras acantiladas del Mar tenebroso, en el finisterre gallego. Toda la Edad Media española tuvo la salida al mundo por los caminos de Santiago y por esos mismos caminos, vino a España el conocimiento de la Europa de entonces.

Desde que Galicia fuera cruzada por las legiones romanas, hasta que siglos después, sus hijos salieron como emigrantes a las tierras del Nuevo Mundo, ningún otro acontecimiento habría de darle mayor universalidad a una de las tierras más perfiladas de todo la Iberia. La aportación hecha por los “cancioneros” galaico-portugueses a la lírica medieval, nació y se desarrolló en Compostela y en sus caminos; el arte románico marca su cumbre más alta en el “Pórtico de la gloria” de su catedral y las más nobles artesanías en piedras, maderas, metales preciosos y azabaches, florecieron en la gran urbe jacobea en los siglos XII y XIII con jocundidez de jardín primaveral, en contacto con la mejor Europa de aquellos tiempos.

Después de cuatro siglos de uniformidad -que no de unidad- política española, jurídica, cultural y económica, Galicia tuvo en la última mitad del siglo XIX, un temblor de renacimiento para reanudar, condicionándolo a circunstancias de tiempo y lugar, su signo histórico en consonancia con su personalidad diferenciada. La lengua vernácula, guardada amorosamente por los campesinos y los marineros y por las madres en el hogar, volvió a ser instrumento sin par de una espléndida literatura; el arte popular, la canción, la danza, el teatro, la pintura, la escultura, el cuento, la novela, el ensayo filosófico, y hasta la investigación arqueológica y prehistórica, absorbieron la atención y el esfuerzo de dos magnificas generaciones. Compostela, con su Universidad y sus Escuelas especiales, y con su carácter de centro geográfico rural de Galicia, volvió a ser, como en los viejos tiempos, el punto de reunión, el laboratorio y el resumen de aquellos esfuerzos, tendentes a crear una vida en lo político, en lo cultural, en lo social y en lo económico. Y la celebración de las fiestas de tal día como hoy, en los años inmediatamente anteriores a 1936, eran pretexto para reuniones de entidades de todo género, que trataban sus problemas, adoptaban resoluciones y daban a conocer su pensamiento al país entero.

Centro artístico y cultural, centro geográfico, centro de atracción religiosa, con enorme prestigio histórico, ir aunque sólo fuese una vez al año a Compostela, con ocasión de sus fiestas, era un deber, una ilusión y una esperanza, para todo gallego pobre o rico, mozo o viejo, de Izquierda y de Derecha, tanto para los que vivían en la patria como para los que, fuese de ella, la añoran y la veneran, con la saudade de las lejanías y de los “alén mar” .

Tal ilusión, tal esperanza, el cumplimiento de ese voto de lealtad a la tierra Matria, es el que hoy renuevan todos los gallegos del mundo, sin distinción alguna. Con los ojos del espíritu puestos en las torres de Compostela, y los oídos atentos a las doce “badaladas” del reloj de “la Berenguela” : la voz sagrada de Galicia, hecha bronce en los siglos, recordándoles a sus hijos su eternidad en el tiempo y en el espacio.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 25 de xullo de... 1944)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Galicia - Publicado o 25-07-2011 03:58
# Ligazón permanente a este artigo
UNHA VISTA DE SADA DESDE O CARGADOIRO

A presente fotografía de Francisco Varela Posse, publicada en Eco de Galicia o 12/10/1928, corresponde a unha vista da vila de Sada tomada desde o cargadoiro. Pódense observar as embarcacións en primeiro plano, a Terraza á esquerda e a Barrosa á dereita.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 24-07-2011 09:43
# Ligazón permanente a este artigo
ONDAS DE IRMANDADE
Desde hai unha semana, a exposición Ondas de Irmandade, realizada por 8mares e organizada pola Confraría de Pescadores, pódese visitar na capela de San Roque.

A mostra, elaborada de xeito que resulta didáctica, componse dunha serie de paneis nos que, mediante textos e imaxes, se explica o desenvolvemento do asociacionismo mariñeiro en Sada, desde as súas orixes no 1909, coa Sociedad de Vigilancia de la Ría. Ademais, realízase un percorrido pola evolución tecnolóxica da flota e achégase documentación gráfica sobre a Sada da época.

A exposición acompáñase dun documental de 45 min. de duración no que se combinan entrevistas realizadas a homes e mulleres de Sada que, dun ou doutro xeito, viviron do mar. Proxéctase os domingos ás 12:30 h.

Recomendamos a veciños e visitantes que non deixen de visitar esta exposición, pois é todo un homenaxe aos nosos maiores, que decidiron, desde hai un século, asociarse para conseguir melloras colectivas e avanzar cara un mundo máis xusto. Ao mesmo tempo, damos a nosa noraboa a 8mares polo excelente traballo realizado.
Comentarios (0) - Categoría: Actualidade - Publicado o 23-07-2011 10:02
# Ligazón permanente a este artigo
CARMEN FRANCO POLO raíña?
Agora que volve a ser noticia o Pazo de Meirás xa que non poderá visitarse no mes de agosto pola presencia nel da familia Franco,en especial da sua filla Carmen,publicamos este artigo de RSP -escrito en 1947 no exilio en Chile- sobre Carmen Franco Polo.


22 de julio de 1947

CARMIÑA PRIMERA


Por Ramón Suárez Picallo

Acabamos de leer, sin ningún asombro una información proveniente de París, según la cual el General Franco quiere hacer a su hija reina de España. El Caudillo español, tiene en sus manos todos los medios aptos para lograr tal propósito. La famosa “Ley de sucesión”, recientemente aprobada, lo faculta para darle a la Nación un rey escogido por él. Y como después del famoso lío que armó en la Península, la declaración de la Ley Sálica, el trono puede ser ocupado indistintamente por varón o por hembra –“tanto monta y monta tanto”– puede hacer al respecto lo que se le venga en gana. Él desea restablecer la monarquía. Sobre eso no existe la menor duda; pero quiere una monarquía a su imagen y semejanza, dócil a sus designios y a la continuidad de su régimen. Véase como, según la información que comentamos:

“Muy astutamente sabe, según ha ido jugando sus cartas, que a pesar de las aclaraciones que recibe de las Cortes, él no puede coronarse rey. Pero tiene una hija encantadora, Carmencita Franco Polo, quien según piensa podría ser reina de España por su matrimonio con un príncipe de la familia Borbón. Si esta unión resultara imposible debido a la intransigencia de ciertos sectores monárquicos realmente intransigentes, entonces Franco podría casar a su hija con un príncipe de familia real extranjera, que aceptaría todas las resoluciones que adoptara su suegro”.

La información es impecable, menos en un punto: la señorita Carmen Franco Polo, supuesta candidata al infantado, no tiene nada de encantadora; es feílla, esmirriada, triste y poco graciosa, y está educada en un ambiente pechoño(1) y oscuro, dirigido por beatas solteronas más feas que pegarle al padre. Con ella no van ahora, ni irán nunca, los versos famosos y jocundos de Valle Inclán, describiendo a una reina de España.

No, Carmiña Primera sólo tiene un bonito nombre de pila, muy popular en España, y especialmente en Galicia. Canciones, romances, poemas y novelas, hablan de Carmiñas y de Carmelas, dulces, generosas y románticas como el paisaje, y con las que la hija de Mandamás no tiene ningún parentesco.

Pero en España no basta un nombre de pila para ser reina; allí están los apellidos Franco, Bahamonde y Polo, oliendo a plebeyez, con su tanto y cuanto semítico. Frente a los Borbones, Habsburgo, Lorena y Battenberg, que llevan todas las de ganar, aunque sólo sea por pura resonancia. Mas, ¡quién sabe!, en España pasan cosas muy peregrinas, que hacen posible lo que parece imposible. Por eso no renunciamos a la esperanza de saludar a Carmiña Primera como reina. Lo que nunca haremos es saludar a su padre como “rey suegro” ¡Eso no, vive Dios” y mal que le pese a la “Ley de Sucesión”!

(1)pechoño, ña. 1. adj. Bol. santurrón (‖ exagerado en los actos de devoción). U. t. c. s.
(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 22 de xullo de...1947)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Franco e franquismo - Publicado o 22-07-2011 00:36
# Ligazón permanente a este artigo
1 [2] [3] [4]
© by Abertal