A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

PRESENTACIÓN DO LIBRO NO PAPEL QUE MUDO ESCOITA, DE MERO (2)

O pasado venres tiña lugar a presentación do libro de Baldomero Iglesias Dobarrio, Mero, No papel que mudo escoita, que recolle parte da súa extensa produción poética.
No acto interviron, ademais do autor, Xoán Xosé Fernández Abella, Alfonso Blanco, David Otero e Xosé Luís Rivas Cruz, Mini. Como non podería ser doutro xeito, tamén houbo parte musical, a cargo do gaiteiro Raúl Gallego e de Mini e Mero.
Comentarios (0) - Categoría: Actividades - Publicado o 30-06-2013 19:21
# Ligazón permanente a este artigo
PRESENTACIÓN EN SADA DE "O CARBALLO", DE CALROS SILVAR

Hoxe as 12:00 h. na capela de San Roque, Calros Silvar presenta o seu libro "O Carballo".
Comentarios (0) - Categoría: Actividades - Publicado o 29-06-2013 09:27
# Ligazón permanente a este artigo
PRESENTACIÓN DO LIBRO NO PAPEL QUE MUDO ESCOITA, DE MERO

Este venres as 20:30 h., na Capela de San Roque de Sada, presentación do libro de Baldomero Iglesias (Mero) No papel que mudo escoita. Intervirán Alfonso Blanco, David Otero, Xoán Xosé Fernández Abella, Mini e Mero. Actuación musical de Raúl Galego, Mini e Mero. Non o perdades!
Comentarios (0) - Categoría: Actividades - Publicado o 25-06-2013 23:39
# Ligazón permanente a este artigo
TURGOT
En 1951 RSP publicou esta breve biografía sobre Turgot, político e economista francés do século XVIII que foi ministro con con Luis XVI e un dos autores la teoría económica da fisiocracia...


23 de junio de 1951
LA FERIA DEL MUNDO

TURGOT


Por Ramón Suárez Picallo

ANA Roberto Jacobo Turgot, nació en París en 1727. Era el menor de tres hermanos y se le destinó a la vida eclesiástica. En el Seminario se hizo notar por sus serias cualidades de penetración y de juicio y por la afición a las materias filosóficas y económicas. En más de una oportunidad declaró que su entusiasmo por el estudio obedecía a dos grandes pasiones que absorbían su mente y su espíritu: “buscar la verdad y el amor a la Humanidad”.

A pesar que la Iglesia tenía serias esperanzas en Turgot, éste, por respeto a la religión, prefirió abandonar los hábitos e ingresar de nuevo al mundo profano. Como Ministro de Luis XVI, reveló sobresalientes condiciones, y debió luchar contra todos aquellos que trataron, en todo momento, de indisponerlo con el Rey. Su Ministerio fue muy corto para lo que se acostumbraba en esa época. Duró sólo 22 meses.

Sin embargo, dedicó su tiempo a reorganizar las finanzas; a crear nuevos conceptos de economía, y lo que mejor le distinguió fue la inteligencia con que pudo contratar empréstitos en el extranjero, a pesar del reconocido descrédito que contaba el Monarca, tanto dentro como más allá de las fronteras.

El espíritu mezquino de Luis XVI no se conformaba con los éxitos que obtenía Turgot en sus reformas y en sus empréstitos. Ello hacía disminuir la personalidad del Monarca, quien deseaba figurar siempre en el primer plano. A esta razón se debió, principalmente, el que los propósitos de Turgot no pudiesen realizarse en toda su magnitud. Sin embargo, por su genio, su inteligencia y energía en la lucha, se le tendrá siempre al lado de Sully, Colbert y Vauban.

(Artigo publicado no xornal La Hora en Santiago de
Chile tal día como hoxe pero de ...1951)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 23-06-2013 10:53
# Ligazón permanente a este artigo
SUPLEMENTEROS O CANILLISTAS por Edmundo Moure

Recibimos esta colaboración de Edmundo Moure e curiosamente RSP escribiu un artigo no que falaba sobre os Canillitas ou suplementeros en novembro de 1943 -que xa publicamos hai tempo- pero que agora se pode consultar de novo ao pé.


SUPLEMENTEROS o CANILLITAS, VÍCTIMAS DEL SISTEMA

Se considera que esta denominación surge debido a la repercusión del sainete "Canillita" de Florencio Sánchez, dramaturgo y periodista uruguayo. La obra recrea la situación de un niño quinceañero que trabaja vendiendo periódicos en la calle para mantener a sus padres, y que es tal su pobreza que exhibe unos pantalones viejos que le han quedado cortos, al crecer el personaje en su adolescencia, mostrando así las "canillas".

A partir de 1879 –hace ciento treinta y cuatro años- se inicia en Chile el oficio del suplementero, que designa a quien distribuye y vende entre la población diarios y revistas. Esta función está asociada, desde sus comienzos, a democratizar el país, difundiendo las ideas a través del periódico que suele –o solía- acompañar el desayuno, para abrir desde sus páginas, aún olorosas a tinta, el abanico impredecible del día.

En los albores de la Guerra del Pacífico, nació el oficio de Suplementero, cuando un grupo de jóvenes canillitas vocean la noticia de los últimos acontecimientos del conflicto, y la llevan rápidamente a la población del Norte de Chile, mediante una hoja de Suplemento. Durante nuestra larga existencia laboral hemos sobrevivido a los distintos períodos de nuestra vida republicana.

Somos un gremio longevo y hoy día nos encontramos en vías de extinción como Trabajadores Suplementeros. Desde el año 1980, cuando entraron en vigencia los Decretos Leyes N° 211 y N° 3500, cambió radicalmente nuestra condición laboral y comercial, quedando sujetos a las reglas del Libre Mercado. La ley 17.393, que regía nuestro Sistema Previsional y Comercial quedó obsoleta…

En Argentina y en Uruguay, se conoce al suplementero, que va de casa en casa enarbolando el amable objeto hecho de frescas palabras, como “canillita”. Su labor, allá y aquí, es parte entrañable de la cultura urbana. Los nuevos medios tecnológicos no lo han desplazado por completo, porque para muchos ciudadanos nada se compara al disfrute de estas hojas volanderas que traen la noticia y el comentario cotidiano que aguardamos.

No es simple coincidencia que, junto al oficio de linotipista, en las antiguas imprentas, los trabajadores con conciencia de clase se agruparan también en el gremio de suplementeros. Eran ambos, quizá, la praxis metafórica de la vieja frase: “la cultura os hará libres”. A partir de las palabras hechas lenguaje de conocimiento, los desposeídos adquirirían la certeza de obtener los medios para su propia liberación. El poder establecido les miraba con odio y recelo. Comunistas, socialistas y anarquistas ideológicos, eran mayoritarios en aquellas labores donde no sólo escapaban al control de patrones esclavizantes, sino que podían organizarse para enfrentar la expoliación y la desigualdad de un sistema inicuo. Muchos aprendieron a leer y escribir bajo el amparo de aquellas agrupaciones, transformándose en líderes políticos dispuestos a la lucha revolucionaria.

Pero hoy ha surgido un virtual y potentísimo enemigo, hidra devoradora y silenciosa que se apodera de la hegemonía de casi todos los servicios de venta y entrega en la economía social de mercado, imponiendo sus leyes tácitas, no escritas, pero sí incontrarrestables. Son las grandes tiendas o mercados totalizadores, que comercializan hoy la amplia gama de objetos de consumo, en todas las áreas, desde los comestibles hasta los medicamentos, pasando por la ropa, los electrodomésticos, artículos de librería y aseo, vinos y licores, suntuarios y baratijas de variada especie. Entre ellos, los diarios y revistas, con la segregación propia de sus mandantes ideológicos: los grandes capitalistas, vástagos aprovechados de las veinte familias que son dueñas de este país o patria poco soberana, pues en los supermercados encontrarás los periódicos de los amos: El Mercurio, La Tercera, Las Últimas Noticias y La Segunda, más todos sus hijastros regionales que acatan y sirven a los mismos patrones. En ninguno de estos grandes almacenes de clientes “cautivos” hallarás El Siglo, El Ciudadano, El Irreverente, Punto Final o The Clinic. La democracia controlada que heredamos de la dictadura posee su filtro “natural” para los detentadores del poder. La supuesta libertad de prensa se transforma así en un mito más de la plutocracia dominante, que maneja y controla de igual manera hegemónica los medios audiovisuales y busca subterfugios para apoderarse de las redes cibernéticas de información.

Mi amigo Julio Donoso, que tiene su kiosco frente a mi departamento, izó la semana pasada una bandera negra junto a nuestro pabellón patrio. Le pregunté qué significaba ese símbolo funerario junto a los colores que alentamos cada vez que nuestros peloteros logran vencer a rivales externos. Me respondió que se trata de una movilización reivindicativa; dicho en sus propias palabras:

-“Nosotros estamos solicitando que se regule el mercado de la prensa escrita. Los suplementeros queremos ser el factor principal de venta y distribución en este país, tal y como lo éramos antes de la promulgación del Decreto 211, con el cual en Chile se instauró el ‘libre mercado’. Ese decreto –que bien pudiéramos catalogar como ‘ley maldita’ desreguló todo lo que estaba regulado en la economía. Con esa mal entendida liberalización pasamos de mandantes de nuestro oficio a último eslabón en la distribución de la prensa escrita, con un competidor abusivo e incontrarrestable”.

-“Estamos luchando como un grupo organizado. Nos hemos entrevistado con la mayor parte de los políticos de este país, con personeros eclesiásticos, con las escuelas de periodismo… Pensar que antiguamente, a quienes repartíamos los periódicos, nos llamaban ‘periodistas’… Algunos políticos, los de la derecha, han reculado, después que ofrecieran apoyarnos. Y es claro, no van a ir en contra de sus intereses de clase ni menos se atreverán a enfrentar a los grupos económicos que los alimentan… Mire usted, El Mercurio y La Tercera controlan todo. No sólo distribuyen, sino que manejan las pautas noticiosas, manipulan con un dedo a sus periodistas y reporteros a sueldo. Son dueños del 95% de la prensa metropolitana y regional…”

El diagnóstico es claro. Así se lo digo a Julio, quien me cuenta que el 24 de mayo, un grupo de dirigentes de su gremio, concurrieron a La Moneda para entregar al Presidente de la República una carta en la que le dan a conocer su desmedrada situación económica y laboral, manifestándole la urgente necesidad de regular y proteger el noble oficio, a lo largo y ancho del país. ¿Qué habrá pensado al respecto nuestro acaudalado Presidente?

Hablamos de la imprescindible unidad de los trabajadores, estudiantes y pequeños empresarios de este Chile campeón de la inequidad, para articular un frente común que sea capaz de contrarrestar los abusos del poder absoluto que ejerce un sistema económico brutal, disfrazado de falsa democracia, al que venimos sirviendo desde los tiempos de la tiranía militar, cuya base de sustentación y premisas ideológicas no han cambiado en cuarenta años, aun cuando resulte penoso reconocer que, en dos décadas de tímidos y tambaleantes gobiernos de la llamada “centro-izquierda”, no logramos modificar un ápice las aberrantes relaciones de producción establecidas por los “bastard boys” de Chicago; por el contrario, Lagos y Compañía se dieron maña para elaborar un doble discurso y una política única que favoreció a los grandes consorcios económicos, nacionales e internacionales.

Seguimos pagando las consecuencias, amigo Julio. Lo de entregar cartas a La Moneda me parece, cuando menos, una parodia teatral extemporánea, pues los políticos de hoy son en su mayoría ágrafos y renuentes a cualquier lectura que no venga expresada en la jerga que conocen y dominan: la del negocio a ultranza y la prevaricación permanente. No es que haya o no políticos deshonestos, Julio, es que el sistema tiene a la deshonestidad como basamento ideológico.



Edmundo Moure
Junio 9, 2013
Canillitas
Comentarios (0) - Categoría: Colaboración de Edmundo Moure Rojas - Publicado o 22-06-2013 08:38
# Ligazón permanente a este artigo
A REPÚBLICA ITALIANA en 1947
RSP analiza a situación da fráxil república italiana e trata de ver as causas delo...

(Foto publicada na revista italiana 30GIORNO en 2006)

19 de junio de 1947

ITALIA EN CRISIS


Por Ramón Suárez Picallo

Porque conocemos a Italia de punta a cabo y hemos convivido meses inolvidables con su pueblo, de Milán a Venecia, de Bolonia a Florencia y de Roma a Nápoles; porque hemos leído su historia espléndida y hemos actuado, codo a codo, con muchos de sus mejores hijos en el trabajo pacífico y en la lucha ardida y dura por la Libertad y por la Democracia en jornadas históricas, seguimos hoy, paso a paso y con el interés con que se siguen las cosas propias, los incidentes, los avatares y las angustias de su vivir colectivo actual.

Italia está en crisis. En una de las más intrincadas y dramáticas crisis políticas y sociales de toda la Europa de nuestros días, incubada a nuestro juicio, a todo lo largo del último siglo de su historia, iniciado con la monarquía de la Casa de Saboya y rematado con el régimen fascista que la llevó a una ingente catástrofe. Italia no había sido nunca, antes de su Unidad consagrada en 1870, ni una Nación ni un Estado, ni espiritual ni orgánicamente. Había sido un maremágnum de reinos, repúblicas y señoríos, cada uno de los cuales vivía su propia vida en concordancia con una peculiar manera de ser y de pensar, unido tan sólo por el vínculo idiomático y por un común emocionado amor al Arte. La Unidad política –la última realizada en Europa– no contempló estos antecedentes y resultó por ello, un artificio intelectual y jurídico. La casa reinante y los políticos que la sirvieron, trataron de compensar esta falta de nexo espiritual entre los pueblos itálicos, con un renacimiento cultural y un sistema político de apariencia democrática, que muy pocas veces tuvo realidad viva en su conjunto, fuera de los libros convenientemente amañados para que sirviesen el pensamiento de las clases dirigentes. Pero entre un napolitano o un siciliano, añorante de sus viejas historias monárquicas, y un genovés o un valenciano, orgullosos de la grandeza de sus viejas repúblicas, seguía habiendo muy largas distancias. Y un romano, súbdito milenario del Poder temporal de los Papas, no se entendía con un florentino que evocaba a su vez todos los días la grandeza artística e intelectual de Lorenzo, el Magnífico. Mussolini y su régimen fascista, fueron la última etapa de esta especie de imposibilidad política, agravada por un sistema de gobierno dictatorial y tiránico, contrario al más vivo espíritu de la colectividad sobre la cual actuaba; y reagravaba, después, al uncir el carro de la barbarie germánica –nacida y criada, según Tácito, al conjuro de la rapiña militarista– al pueblo más fino, más sutil y más artista de todo el conjunto de la Civilización Grecolatina, en una guerra abominable por su materialismo.


LA REPÚBLICA EN PELIGRO

Demasiado tarde y como única salida al pavoroso caos que dejó la guerra, catastróficamente perdida, surgió en Italia la República. Recuérdese que fue el propio Mussolini quien proclamó primero, cuando el Rey y sus adláteres le dieron la zancadilla, que inició su catástrofe final, rematada en Milán con un asesinato y colgamiento de cabeza para abajo. La República que vino después, no traía mejor signo. Los monárquicos de vieja alcurnia, los restos vergonzantes del fascismo que no se atreven a dar su nombre verdadero, y los tibios que sirvieron a la vez a Dios y al Diablo, se cobijaron bajo su alero mientras pasaba la tormenta. Y el nuevo régimen, ni en el orden nacional ni en el internacional, logró diferenciarse, fundamentalmente, del anterior. Levantó la liebre fascista sin atreverse a matarla; la liebre sigue corriendo y, a lo mejor, es ella la que mata al confiado cazador que le dio largas para que corra. El hecho real es que la República Italiana está en peligro. Su crisis política actual no es imputable a éste o a aquel partido político. Tiene todas las apariencias de ser la crisis de un régimen que nadie está dispuesto a defender allí, frente a los poderosos enemigos, descubiertos y ocultos, internos y externos, empeñados en desprestigiarlo primero, para derribarlo después.

No es éste, en verdad, el caso de Italia, porque no puede serlo. Porque mientras en París, en Lyon, en Marsella y en Burdeos inmensas multitudes aclamaban, en 1934, a la República y a la Democracia francesas; y en esas mismas fechas, en Asturias, en Galicia y en Euzkadi, en Cataluña y en Andalucía, se luchaba contra viento y marea por la República Española, en la explanada de la plaza de Venecia, de Roma, multitudes mucho mayores, se desgañitaban gritando: ¡Duce! ¡Duce! ¡Duce! ¡Imperio! ¡Imperio! ¡Imperio! Pues bien, sobre esa multitud vociferante de la plaza de Venecia, quiso echar sus bases la indecisa, vacilante y acobardada República Italiana de los De Nicola y de los De Gasperi. Y, según reza el adagio, sólo puede haber cabritos donde antes hubo cabras; o sea, que no puede haber República democrática donde antes no hubo demócratas y republicanos decididos a implantarla primero y a defenderla después. Y lo decimos, salvando naturalmente, a una magnífica “elite” de italianos, republicanos y valerosos en todos los órdenes que, desgraciadamente, influyen muy poco en la vida de la república; el nuevo régimen fue para ellos una especie de sacramento de la Extrema unción, cuando ya estaban en la agonía. ¿Que pueden vivir aún? ¡Ojalá! Nosotros lo deseamos fervorosamente.


(Artigo publicado no xornal La Hora en Santiago de Chile tal día como hoxe pero de...1947)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Segunda Guerra Mundial (Italia) - Publicado o 20-06-2013 00:06
# Ligazón permanente a este artigo
DE GAULLE EN FRANCIA (1944)

RSP comenta a visita que De Gaulle realiza a Normandía (14 de xuño) días despois do desembarco e comenta os esforzos do militar francés dende Londres animando aos franceses para conseguir a liberación do seu pais...
RSP (que vivía exiliado en Chile) supón a emoción de De Gaulle ao pisar de novo a sua patria -sentimento que tamén anhela RSP pensando no retorno...



16 de junio de 1944

DE GAULLE EN FRANCIA


Por Ramón Suárez Picallo

En ejercicio de un derecho sagrado, incoercible e inalienable, el General Charles de Gaulle, ha estado en Francia, en la zona ya liberada por la invasión aliada. Llegó a las costas de Normandía, a bordo de una nave de guerra francesa que lleva por nombre, “La Combattante” rodeado de compatriotas suyos que lo acompañaron en aquel su gran gesto histórico, de junio de 1940; en el que, al proclamar la continuación de la guerra del pueblo francés contra sus enemigos –malgradó el vergonzoso armisticio de Compiegne– salvaban, para siempre, el honor de la patria aparentemente vencida por la entrega, la traición y la cobardía; pero realmente viva, invencible y palpitante en el corazón de sus mejores hijos.

Bosques de banderas tricolores, blasonadas con la cruz de Lorena, símbolo de la continuidad de Francia, encarnada en la persona y en la acción del ilustre soldado, le han hecho su saludo de buen retorno a la Madre Patria, después de cuatro años de forzosa y amargurada ausencia. Una ausencia en verdad fecunda y bien aprovechada a favor de la reivindicación, y reconquista de Francia, trabajada con ahíncos heroicos y esfuerzos constantes.

La llegada del esforzado paladín francés, a su tierra matria, coincide con el apoyo de la lucha interna contra el nazismo enemigo: varias ciudades importantes, pueblos y villas, carreteras y caminos de hierro y centros agrícolas e industriales de todo el país, están bajo el control de los gloriosos “Maquis” organizados, exaltados, y lanzados a desigual combate, al conjuro del nombre, del gesto y de la obra del General de Gaulle, contra los enemigos de fuera y los traidores de dentro. En este sentido, pocas veces un hombre, apartado contra su voluntad de su nación, fugitivo de una derrota de la que él no era responsable, pudo volver a ella, con más méritos, títulos y bien ganados honores y a quien no pueden alcanzarle rencores ni amarguras, ni complicidades; ni siquiera momentáneas conveniencias políticas y diplomáticas, que pudiesen desvirtuar su gloria inmarcesible. Porque la obra realizada por De Gaulle, después de su salida de Francia, en junio de 1940, sólo tuvo una meta y un objetivo: Francia y su decoro, su reivindicación y su derecho a seguir viviendo en el mundo, en el conjunto y consorcio de los grandes pueblos, con su vigorosa e imborrable personalidad espiritual.

No nos es dado entrar ni salir en las discusiones diplomáticas, ocurridas antes, en y después de esta visita De Gaulle a Francia entre quienes tienen la responsabilidad militar y política de la victoria democrática. Pero mentiríamos si no dijésemos que nuestra simpatía más fervorosa, está y estuvo siempre, al lado del gran soldado francés, y de su derecho a obrar y hablar, en nombre de Francia -a lo menos mientras su pueblo no diga otra cosa, libre y espontáneamente– en calidad de Gobierno provisional de la gran Nación latina.

Mientras tanto nos imaginamos la emoción del General al poner otra vez los pies en la tierra sagrada. Quienes sabemos de separaciones, igual o parecidas, a la que tuvo que afrontar él; y vivimos aún por la gracia ilusionada de la esperanza del retorno, comprendemos el temblor del alma que debió estremecer al viajero, cuando sus pies tomaron contacto otra vez con el suelo bendito y bien amado ¡En junio, en plena primavera, frente a los campos floridos, con los sembradíos en promesa ubérrima, llegar de retorno a la Patria es un cuantioso bien capaz de compensarlo todo! ¡Todo! Hasta el dolor, sin igual, de haber tenido que dejarla un día, envuelta en sudarios y cadenas.

Fugaz y todo, la visita de De Gaulle a Francia, además del anticipo del retorno definitivo que ella augura, le vale a él para renovar su esfuerzo, nunca escatimado, a favor de la próxima reconquista total. Y la visión de los trigales en flor, le han, seguramente, inspirado un voto: volver para las fecundas jornadas de la siega y de la trilla de las doradas espigas; para recoger la cosecha que, este año, ya será la cosecha de Francia, y de su pueblo.

Millones de almas lo acompañan en el voto con sus mejores deseos. ¡Que así sea, General De Gaulle! Por la gloria de Francia y por la vuestra, que son también, gloria de la Democracia y de la Humanidad.

(Artigo publicado no xornal La Hora en Santiago de Chile tal día como hoxe pero de... 1944)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Segunda Guerra Mundial (Francia) - Publicado o 16-06-2013 01:18
# Ligazón permanente a este artigo
EL REY DEL BOLERO, por Edmundo Moure
“Yo tengo un pecado nuevo
que quiero estrenar contigo…”


Me telefonea mi amada mujer desde un fino restaurante, donde disfruta grato almuerzo de cumpleaños con sus amigas Ivonne, Chabela y Julia. –Te comunico con Lucho Gatica- me dice… Escucho risas al otro lado de la línea. Imagino una broma urdida en trance etílico por este peligroso cuarteto, embalado en los fríos de junio, pero una voz inconfundible, suave, pastosa, avienta la mala sospecha y me traslada a fines de la década del 50’, en el salón de la Casa, Paradero 27 de Gran Avenida, palacio de glorias pasadas y mundos perdidos… Hora vespertina del sábado, las muchachas en flor entrando, bellas, airosas y perfumadas, mientras Kiko pulsa las teclas del piano y yo elijo boleros esenciales para encantar a nuestras novias de antaño en el baile contiguo y susurrante: -“Por alto está el cielo en el mundo/ por hondo que sea el mar profundo/ no habrá una barrera en el mundo/ que mi amor profundo no rompa por ti...”.

Saludo hoy a Lucho Gatica, y en mi boca tiemblan las palabras, como si me volviese, a los setenta y dos años, un adolescente tímido ante el gran ídolo musical, rey indiscutible de este género que aún goza de entusiastas fieles y también de ácidos detractores. Como sabemos, en sus inicios el bolero desarrolló su lenguaje a partir de tríos de guitarra, como acompañamiento del cantor. Luego surgirían las llamadas orquestas tropicales y ciertos arreglos de tipo sinfónico que pondrían una elevada y sentimental nota romántica. Cuba y México se convirtieron en la patria ideal para músicos y cantantes del bolero, aunque Perú y Chile no le fueron en zaga. Algunos intelectuales criticones quisieron asociar la profusión de este género de música popular con las dictaduras latinoamericanas, por su ausencia de contenido ideológico y de compromiso circunstancial, favorables a la modorra del pensamiento conformista. Algo semejante, quizá, al papel que cumpliera el cuplé bajo el régimen de Franco: alejar al grueso público de la áspera contingencia y adormecerle con música, fútbol y toreo.

Para nosotros se trataba, ni más ni menos, que de un sensible y entrañable vehículo de encantamiento amoroso, aunque ya estuviésemos comprometidos con los avatares políticos y sociales de un siglo convulsionado. Una cosa no quitaba la otra, como decían los abuelos.

En tierras mexicanas, Lucho Gatica alcanzó el pináculo de su arte y el justo reconocimiento, merced a una voz privilegiada, de variados matices, y a un estilo de fino galán que enloquecía a sus millares de admiradores, incitando a los varones a emular sus dulces requiebros melódicos y a las féminas a rendirse bajo sus versos melosos. Es lo que intentábamos con mi amigo Kiko y con otros camaradas, no siempre con buena fortuna.

No he querido contarle a Lucho aquella anécdota de las postrimerías del colegio, cuando yo me vistiera como él para hacer la parodia de su canto en el auditorium escolar, respaldado por un tocadiscos oculto, especie de play back precario que conocíamos entonces como “fonomímica”. Me ahorré la humillación adolescente de narrarle cómo se pegó la maldita aguja sobre el disco 78, sin que yo me percatara, y mientras yo gesticulaba el parlante repetía, majadero y cacofónico: “Profundo profundo, profundo…” Desperté de aquel lírico transporte con los destemplados gritos de mis compañeros que denostaban, a garabato limpio, mi fallida incursión en los sagrados ámbitos del bolero.

Un sábado de aquéllos elegí con mayor cuidado la música. Me había propuesto enamorar a María Elena, que bailaba con la levedad del colibrí, mientras mi mano sostenía su cintura durante los suaves giros. Calcé mis mejores zapatos de gamuza, sintiéndolos tan ágiles como los de Fred Astaire. Pero el hombre propone y la veleidosa divinidad dispone. Se me adelantó Kiko en la solicitud del baile, y le fue concedida la vibrante elocuencia de “Sabor a mí”, para continuar con “Quizás quizás, quizás” y “Espérame en el cielo”… Luego de tres intentos desesperados, hube de conformarme con los compases aleves y elusivos de “Contigo en la distancia”…

Ofrecí a Lucho Gatica regalarle mi libro “Chiloé y Galicia, Confines Mágicos”. –Aún no soy famoso como tú- le dije, pero estoy en trance de serlo-. Me pidió que se lo llevara al restaurante, donde es huésped asiduo, una de estas tardes de invierno. Quizá bebamos un vino fraternal, aunque no sea en “La Copa Rota”. Espero estrechar su mano y agradecerle por tantas emociones; también por los amores perdidos en la nebulosa del tiempo. Porque eso es el bolero, un dulce desgarramiento, una pasión huidiza entre los dedos de la nostalgia. Igual o parecido que el tango, aunque “Cambalache” desmienta la inocuidad ideológica de sus versos habituales con verdades rotundas.

Después de todo, ¿quién podría afirmar que los sueños de la política son menos efímeros que los anhelos del amor?


Edmundo Moure
Junio 4, 2013
Comentarios (0) - Categoría: Colaboración de Edmundo Moure Rojas - Publicado o 14-06-2013 00:01
# Ligazón permanente a este artigo
MANIFESTACIÓN ONTE CONTRA O PROXECTO DE ENLACE DA VÍA ÁRTABRA CO PORTO

Publicamos imaxes correspondentes a tres momentos da manifestación que tivo lugar onte, convocada pola Plataforma en Defensa da Ría de Sada, para parar o proxecto de enlace da Vía Ártabra co porto por medio dun vial que desvertebra o noso territorio e destrúe o noso patrimonio natural e cultural.

A Asociación Cultural Irmáns Suárez Picallo apoia a Plataforma en Defensa da Ría de Sada nesta campaña que está a levar a cabo na defensa do interese común dos veciños e veciñas de Sada.

As fotos son da autoría do compañeiro Esteban Rodríguez
Comentarios (0) - Categoría: Actividades - Publicado o 10-06-2013 23:27
# Ligazón permanente a este artigo
HOXE, DOMINDO DÍA 9 DE XUÑO, AS 12:00 H. MANIFESTACIÓN FRONTE AO CONCELLO CONTRA O PROXECTO DE ENLACE DA VÍA ÁRTABRA

Comentarios (0) - Categoría: Actividades - Publicado o 08-06-2013 19:14
# Ligazón permanente a este artigo
1 [2]
© by Abertal