A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

FESTIVIDADE DE SAN PEDRO
En moitas parroquias de Galicia se celebra hoxe a festividade de San Pedro.
RSP evoca neste artigo, escrito hai sesenta e dous anos, a figura do apóstolo Pedro e invita e anima a Igrexa a imitar a sua sinxeleza...


29 de junio de 1950
La Feria del Mundo

Por Pick–Up (Ramón Suárez Picallo)

PEDRO, EL PESCADOR


Festeja e evoca hoy en el mundo cristiano la figura de Apóstol Pedro, el humilde pescador del Mar de Galilea, elegido por Jesús el Redentor, para que fuese el Albacea testamentario de su Doctrina a lo largo y a lo ancho de todas las tierras, conocidas y desconocidas. Después de muchos hechos y prodigios que rodean la personalidad de Simón –que así se llamo antes de llamarse Pedro- la multiplicación de los peces, la tormenta vencida, el paso sobre las olas, vino el reniego, la negación por tres veces, y después la fe clara, sólida, iluminada, una Fe de piedra a prueba de piqueta.

“Tú eres Pedro -le dijo el maestro– y sobre esa piedra edificare mi Iglesia; y a ti te daré las llaves de mi Reino, y todo lo que atares o desatares en la tierra, atado y desatado será en las alturas”. El Testamento hizo de Pedro el Vicario de Cristo en la Tierra, el Príncipe de sus Apóstoles y el primer Pontífice de la Comunión de los fieles cristianos.

El Testamento fue cabalmente cumplido, a costa de presiones, tormentos y martirios: El pescador fue el gran Apóstol. Desaparecido el Maestro, por muerte en cruz, su continuador recorrió todas las tierras de Galilea agrupando a los fieles dispersos, consolando a los entristecidos, animando a los pesimistas y protegiendo con su autoridad moral a los desamparados. Y de pescador y de peces se lanzó a ser pescador de almas de hombres –como le dijera el Maestro- por comarcas gentiles.

Pero su institución le indicó que era Roma, la capital del Gran Imperio, el campo adecuado para darle solidez y universalidad a la “Eclesía” que debía levantar. Y allá llegó Pedro a cumplir la gran misión. Junto con grupos reducidísimo de adeptos, multiplicados después al ciento por uno en los tugurios más inverosímiles de los esclavos, en el laberinto de las catacumbas y a veces, en las villas y en los palacios de los más encopetados patricios, la figura enjuta, ascética, bondadosa y venerable de Pedro proyectó su sombra mágica y se hizo amada y familiar. En la yacija sobre tierra monda donde agonizaba el esclavo encadenado; al lado de la docena perseguida por la lujuria de los mandones, junto al adepto de la nueva fe, que vacilaba ante el castigo de la justicia humana; frente al Circo Neroniano donde miles de criaturas humanas eran pasto de las fieras para divertir a los poderosos de la sociedad romana, caída en las más viles depravaciones, la figura de Pedro aparecía aureolada de consuelos mágicos. Su mirada, una palabra suya, un gesto, o el ademán de bendecir era el “Consolatrix aflictórum” universal. Y fue sobre la sencillez humilde del gran pescador que nació la gran Construcción; Pablo de Tarso, el alucinado del camino de Damasco, le daría después solidez doctrinal y universal extensión en sus sapientes y magnificas Epístolas; más tarde los Padres y después los Doctores le darían sentido dialéctico y ciencia Teológica, pero la gran figura de Pedro, el pescador de peces y de almas, sería para siempre la del Creador, después de la del Maestro.

La Iglesia de nuestros días, amiga de los poderosos y ricos en bienes materiales, evoca en las grandes catedrales, opulentas de lujo, a Pedro primer Obispo y primer Pontífice con las llaves en la mano y la triple tiara en la cabeza, símbolo de la grandeza del Poder. En cambio, no faltan humildes iglesias –especialmente en las costas- donde se le representa y festeja en el día de hoy como a un sencillo pescador; con ambas manos extendidas llevando en cada una de ellas un pez de plata a modo de recuerdo de su primera condición humilde, cuando Jesús lo conoció sobre las aguas del Mar de Galilea y lo atrajo a su causa.

Y en estos días en que la Construcción de Pedro, fortaleza espiritual de millones de almas, es acosada por fuertes vendavales, venidos de diversas latitudes del globo, quizá convenga volver a la sencillez del primer Apóstol, a su fe clara y a su amor por los pobres, los tristes, los desconsolados y los perseguidos por todas las injusticias humanas.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1950)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Relixión - Publicado o 29-06-2012 01:20
# Ligazón permanente a este artigo
FRAGAS DO MANDEO · ACTO EN SADA HOXE
Comentarios (0) - Categoría: Actualidade - Publicado o 27-06-2012 00:49
# Ligazón permanente a este artigo
FRANCESCO MAZZUOLI
En ocasións, as colaboracións de RSP na prensa reducíanse a simples pés de foto como neste caso referida a unha obra de Francesco Mazzuoli,el Parmesano,(1503-1540) titulada Visión de San Jerónimo unha pintura en aceite sobre tela (343x149 cm) que data de 1526 - 1527 e se conserva na National Gallery de Londres.


26 de junio de 1951
LA FERIA DEL MUNDO

FRANCESCO MAZZUOLI

Francesco Mazzuoli es el autor de esta obra magistral que representa la visión de San Jerónimo, de El Parmesano, la que ha sido recientemente restaurada.


(Pé de foto publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de...1951)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (outros) - Publicado o 26-06-2012 01:08
# Ligazón permanente a este artigo
OS MINEIROS (1947)

Agora que está de penosa actualidade en España o problema da minería polos recortes nas axudas á reestructuración do sector, difundimos este artigo de RSP, publicado en 1947 en Chile, no que facía referencia as deficientes condicións de traballo nas minas.
Curiosamente Pablo Neruda, tamén nun discurso en 1947 no Senado de Chile, denunciaba as condicións de vida dos mineiros do seu país...


25 de junio de 1947

DRAMA MINERO


Por Ramón Suárez Picallo

No somos amigos de la mina. Compartimos íntegramente el pensamiento que inspira a una famosa novela española –“La aldea perdida”– y a otra no menos famosa inglesa –“Cuan verde era mi valle”– tan parecidas ambas como lo son entre sí dos gotas de agua. Aparte de la que escribió en su día el Doctor Cronin, titulada “Las estrellas miran hacia abajo”. Espeluznantes dramas, individuales y colectivos, que estremecen de cuando en cuando, a las poblaciones mineras de Asturias, del Rhur y de Gales, en Europa; Pensylvania, en los Estados Unidos; y de Concepción, Lota y Coronel, en Chile, aquí, en el Continente Americano. “Vivir y morir asfixiados bajo la tierra, como topos, por no poder vivir ni morir al aire libre sobre ella, ‘como cristianos’”, según afirma la sabidora abuela, creada por Palacio Valdés .

Pero hay, en cambio, en la mina un elemento humano, el “dramatis personae” de la tragedia, que nos conmueve hasta los tuétanos: es el minero, el buceador subterráneo, que arranca todos los días y todas las noches de las entrañas de la tierra y de más abajo del fondo del mar, su pan y el pan de sus hijos pequeños. En busca del carbón que ha de vitalizar la usina, que ha de mover la industria; y que ha de calentar la casa del rico, se tropieza habitualmente, a bocajarro, con la muerte, sintetizada, para él, en una sola palabra: Grisú. Para el técnico, la palabreja es sólo un tema de ensayo; para el Presidente del consejo de la Empresa; no pasa de ser un “accidente” más; pero para el hombre que la enfrenta por un mísero jornal, es mucho más que todo eso: es su vida y es el pan, la sal y el calor de sus hijos, a los que deja huérfanos y ateridos de frío, una sola palabra; Grisú.

Hoy le toca a Chile, país de minas ricas y de mineros pobres, sentir sobre su carne le latigazo del rudo drama minero. Dos decenas de muertos y varias más de heridos, resumen en cifras, el resultado de la tremenda explosión del fondo del mar, en el Pique de una mina de carbón, y de cuyos dolorosos detalles da minuciosa crónica la prensa diaria.

El suceso se produce en momentos muy especiales. Cuando sociólogos de tres al cuarto, comentaristas de mala fe y escritores de tanto por cuanto, están realizando una campaña en contra de los obreros de las minas de carbón; que se exigen mucho y trabajan poco, que si piden esto, aquello y lo de más allá, que ganan demasiado, en relación con lo que ganan los “pobres capitalistas”, que no bajaron nunca al fondo de la mina.

¿Y ahora? Ahí están veinte muertos y más de treinta heridos, quemados y semiasfixiados adverando sus diatribas antiobreras y anticristianas -¡ellos que se dicen católicos!- ¿Se paga eso? ¿Tienen precio esas vidas útiles, en dinero contante y sonante? En tal caso, deben fijárselo ellos; a tanto cada cuerpo, a tanto cada alma, y a tanto el hambre, el frío, la orfandad y el desamparo de cada niño huérfano. Y después, que rindan cuentas de esos precios, ante el justo e inexorable Tribunal de Dios.

Mientras tanto, nosotros, inclinamos el cuerpo y el alma ante los cadáveres de las víctimas del gran grisú de las minas de Lota, y les decimos a modo de responso: No sabemos si producíais más o si producíais menos. Sabemos de cierto, eso sí, que habéis muerto debajo de la tierra como topos, por no poder vivir como personas sobre ellas. ¡Paz en vuestras tumbas y paz para vuestras almas, hermanos mineros, hurones en las obscuras entrañas de la tierra para que otros, que nunca se toparon con el grisú, alumbren y calienten sus casas ricas! ¡A lo mejor, vuestros niños huérfanos, pedirán en sus puertas venturosas, una limosna por amor de Dios!

(Artigo publicado no xornal La Hora,en Santiago de Chile tal día como hoxe pero de... 1947)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (outros) - Publicado o 25-06-2012 02:02
# Ligazón permanente a este artigo
PRESENTACIÓN DE DOUS LIBROS SOBRE A REPRESIÓN FRANQUISTA
O pasado venres, día 22, na Casa Municipal da Xuventude de Sada, entre as 20:00 e as 22:00 h., tivo lugar a presentación dos seguintes libros:

VIXIADOS
Represión, investigación e vixilancia na Galiza da Guerra Civil (1936-1939)

Autores: Emilio Grandío Seoane (coord.), Javier Rodríguez González, Manuel Pérez Lorenzo, Rosalía Regueiro Méndez, Pilar Mera Costas, Xurxo Pantaleón.
Ed. Laiovento.

A REPRESIÓN FRANQUISTA NA COMARCA DA CORUÑA
Vidas na memoria

Autores: Proxecto Interuniversitario Nomes e Voces. Emilio Grandío, Eliseo Fernández, Dionisio Pereira. A iniciativa da Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica da Coruña.
Ed. Laiovento.

Interviñeron no acto os autores Emilio Grandío, Manuel Pérez Lorenzo e Eliseo Fernández, comentando o proceso de xestación e o contido de ambas obras. A continuación houbo un interesante espazo para o debate, con varias intervencións do público.




Comentarios (0) - Categoría: Actividades - Publicado o 23-06-2012 10:03
# Ligazón permanente a este artigo
HOXE VENRES 22 · PRESENTACIÓN DE 2 LIBROS EN SADA

Hoxe venres 22 ás 20:00 h. na Casa Municipal da Xuventude de Sada a A. C. Irmáns Suárez Picallo presenta os seguintes libros:

-Vixiados. Represión, investigación e vixilancia na Galiza da Guerra Civil

-A represión franquista na comarca da Coruña. Vidas na memoria.

Falarán Emilio Grandío, Manuel Pérez Lorenzo e Eliseo Fernández.
Comentarios (0) - Categoría: Actividades - Publicado o 20-06-2012 00:02
# Ligazón permanente a este artigo
ARMA SECRETA DE HITLER

19 de junio de 1944

EL ARMA SECRETA DE HITLER


Por Ramón Suárez Picallo

No se nos da la gana, sumarnos a la consternación, emoción e inquietud, producidas en el mundo, por la aparición de “armas secretas” de Hitler con grande estruendo y pomposa luminaria, ocurrida por estos días, en los cielos brumosos de la Inglaterra.

No queremos “darle por el chis” al doctor Goebbels, ni a su propaganda pirotécnica. Preferimos más bien, tomar por el lado de la chunga, el extraño artilugio volador, que es, en principio y como idea, tan viejo como el andar a pie. ¿Qué hace estrago, mete miedo, y asombra a las gentes sin imaginación? Pueden allá los interesados; que se las entiendan con el aparato y con quienes lo lanzan, y busquen el modo y manera de entenderlas con sus efectos y consecuencias. ¡Que por aquello de que “donde las dan las toman” y por aquello otro de que “nunca falta un roto para un descosido” puede que den con el quid de atajar al aéreo enemigo, encontrándole el “antídoto” como dijo un Ministro inglés, que se lo estaban buscando.


FANTASÍA Y LITERATURA

Lo encontrarán con una condición, la de que abandonen quienes lo buscan, el campo del realismo, de lo juicioso, de la técnica fría y de la especulación matemática, y hagan una incursión por los dominios de la fantasía, y de la literatura fantástica sin miedo a entrar en los linderos de la gloriosa chifladura. Julio Verne, Héctor G. Wells, “La sombra” “El doctor Savage” y “El vengador”, pueden ser una orientación y referencia mucho mejor que las universidades y escuelas técnicas donde se estudian Física, Química y Radioelectricidad, Ondas Hertzianas y leyes de atracción magnética.

Creemos sinceramente, que los ingleses están bastante flojillos en el conocimiento de este campo. Quizá los norteamericanos, o los rusos, protectores natos de gentes “deschavetadas”, extravagantes y fabulosas, los saquen del aprieto. Desde luego no será Mr. Churchill, pese a haber sido él, quien aupó los tanques. Los tanques andaban a ras de tierra, pegados al suelo, eran armas realistas, tangibles y al alcance de la mano; más esto de ahora, anda por los aires en los dominios de lo inasequible y de lo fantástico, y el viejo y glorioso primer inglés, ya no está para esas alturas.


¿ES ESPAÑOL EL INVENTO?

Un vespertino de ayer, publicó noticias de Madrid, referentes al famoso avión sin piloto, proyectil con alas, cohete motorizado o lo que sea. La prensa falangista y los “expertos” que la sirven, afirman que el aéreo cacharro de marras, es español, invención del famoso ingeniero Torres Quevedo, de fama universal, muy conocido en los Estados Unidos por haber tenido mucho que ver en las famosas Cataratas del Niágara.

Aunque sólo sea por una vez, estamos a punto de compartir la opinión de la prensa falangista de Madrid, sobre el origen del aparato. A lo mejor, Mr. Winston Churchill, muy dado en estos últimos tiempos a ensalzar, elogiar y admirar la cosas de España, resulta ser de la misma opinión, muy a su pesar y muy a pesar de los ingleses; todo por puro culto a la amistad, a Catalina de Aragón, a Felipe II, al Duque de Wellington, al Peñón de Gibraltar, y a otras cosas igualmente gloriosas, que ilustran la historia de las relaciones hispano–británicas.

Aquella historia quedaría completísima, redonda y perfecta, si ahora, además de las naranjas explosivas de Valencia, mandadas a Inglaterra, resultase también español el estrepitoso, luminoso y explosivo artilugio secreto de Hitler. ¡Vaya tema para un discurso en los Comunes!


FOLKLORE

Ante la supradicha información de Madrid nosotros hemos tratado de hablar con varios españoles, de las dos aceras, en procura de opiniones. Y hubo entre ellos; una previa coincidencia. Que si el aparato no es español, podría –o quizá debería– serlo porque en España, aseguraron los opinantes, hay muchísimos antecedentes, sobre cosas que vuelan y andan por el aire, o por debajo del mar y de la tierra. Se dice que el primer aviador del mundo fue un chiflado de Tarancón, en la provincia de Cuenca, de hace varios cientos de años. Y un tal “Habilidades” de Galicia inventó una “voadoira” –cosa que vuela sola– a fines del siglo XVIII, que recorrió cerca de un kilómetro, desde Sada a Oleiros, en La Coruña. En cuanto a que lo que vuela lleve lumbre en el rabo y explote a su debido tiempo, ahí están los pirotécnicos populares, llamados “fogueteiros” que lanzan sus “cubos de tres estallos” por encima de pueblos, ríos y rías a varias millas de distancia para que vayan a reventar encima de la otra villa, donde se celebra la misma fiesta, y hagan rabiar de enfado de sus habitantes y al otro pirotécnico. ¿Qué de extraño tiene pues, que un pueblo con tales antecedentes, produzca este ruidoso aparato de ahora? Nada en absoluto.


VOTO CONDICIONADO

Deseamos muy de veras que los ingleses hallen, lo antes posible, el “antídoto” de que hablo Mr. Morrison, para neutralizar al infernal artilugio de Hitler. Que lo busquen en el viejo principio de “similia similibus curantur” o sea, más o menos que el mal se remedia con el mal mismo: Que no lo busquen en el “realismo razonable”, sino que en el campo de la literatura, la fantasía y la chifladura. A lo mejor lo encuentran -¡quién lo sabe!- en España misma donde hay mucho de todo eso.

Y ahora en serio: fuera esas caras largas y compungidas, todas asustadas, por la aparición del arma secreta. Las guerras ¡esta también! -las ganan los hombres y las armas, empuñadas, manejadas y conducidas por los hombres, con voluntad y ansias de victoria.

Frente a la fría mecánica nazi, marítima, terrestre y aérea, está el espíritu, el alma, la voluntad, el anhelo y la esperanza de millones de hombres, armados también, dispuestos a ganar la contienda definitiva del espíritu libre, contra la fuerza bruta mecanizada, por muy perfecta que ésta sea.
Y estos hombres -así con mayúscula- ganarán esta guerra frente y en contra de todas las armas, conocidas y secretas, mal que les pese a quienes quieren convertir al mundo en una máquina gigantesca, y a sus criaturas en resortes de ellas.


Artigo publicado no xornal La Hora en Santiago de Chile, tal día como hoxe, pero de... 1944)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 19-06-2012 10:15
# Ligazón permanente a este artigo
LOS VÁSTAGOS DEL MERCADO. Edmundo Moure
Un amigo, gerente y empresario, para mayor abundamiento, me pide ayuda con el propósito de escribir unos textos sobre “marketing”, que serán parte de una cátedra universitaria y quizá se transformen en libro impreso. Le respondo que sobre ese tópico no sé nada. Me dice que no tiene importancia, que me entregará una docena de libros sobre la materia, marcándome los capítulos que tengo que leer para abordar los diversos temas de esta virtual “ciencia”. Las comillas van de mi cuenta, porque él está convencido que esta cosa del mercadeo a grandes volúmenes es algo tan científico como los trabajos de Newton o de Pasteur o de Einstein. Luego –agrega- todo es cosa de apelar al apropiado manejo del lenguaje y a una buena dosis de sagacidad verbal para reinventar lo dicho y escrito por aquellos expertos de la obviedad mercantil; algo así como preparar un plato común que parezca exótico. Es lo que suelen hacer algunos de estos iluminados de la publicidad esclavizante, que arriban a nuestra aldea sureña, para dictar conferencias a tantos dólares el minuto, frente a un auditorio hipnotizado por conceptos que son letras de silabario básico combinadas con chispazos de audacia vendedora… No hablaremos aquí de inteligencia; bástenos con las armas de la astucia, para más no da la sabiduría contemporánea.

El amigo del que hablo me ofrece un modesto pago por mi concurso, dinero que necesito, válgame Dios, aun a riesgo de sentirme prostituido en lo más esencial del oficio –al arte de escribir me refiero-. Acepto, con la condición de examinar el material y ver si puedo desenvolverme en sus presupuestos. Porque para mí es como si te pidiera yo una exegesis sobre el realismo mágico –le digo-. Sonríe, optimista como buen marketeador, y me insta a la tarea, mencionando la posible publicación como acicate, aunque mi nombre no figurará en semejante empresa, pues mi pudor aún supera el apremio mercenario de la necesidad.

El sábado por la tarde reviso los manuales de la nueva ciencia. Quedo sorprendido. El lenguaje es de una simplicidad transparente, elemental, con un contenido donde refulge la atroz bisutería de los lugares comunes vueltos máximas de conducta vendedora-compradora. Las frases hechas se suceden, como las cuentas de un collar de pacotilla. Sus perpetradores son, en su mayoría, gringos de Gringolandia, especímenes con tan exitosos currículos como haber sido artífices de las mejores campañas de Coca Cola o de la General Motors o de Adidas o de Caldos Maggie… Un mundo feliz que espera por los innovadores para expoliar nuevos mercados, compuestos, claro está, por seres humanos que van sustituyendo y ampliando las compulsiones de las necesidades imprescindibles por el ansia creciente de nuevos estímulos, artificiales y manipulados sin misericordia… Me acuerdo de una frase del Diario de Thomas Bernhardt, hablando de Viena, su ciudad natal: “La urbe se dividía en dos segmentos: los comerciantes y sus víctimas”; también el aserto de Borges, inmune a cualquier “contagio” socialista, cuando afirmaba que: “No puede ser más aberrante un sistema donde el que fabrica te dice lo que tienes que comprar”.

Lo que sí refulge, con luces más perdurables y siniestras, es la ideología que inspira a la sociedad de libre mercado, al neoliberalismo y al capitalismo salvaje, restituyendo, con inigualable eficacia, la adoración del becerro de oro. Se trata, ni más ni menos, que de persuadir a los siete mil millones de bípedos pensantes de que no existe ni puede existir un mejor sistema de relaciones económicas, sociales y políticas, para lo cual el argumento está al alcance de la mano: el fracaso del socialismo que conocimos como realidad de estado, junto a la estadística que nos revela los grandes logros de la libertad económica y de sus masivos productos tecnológicos. De aquí un paso para “demostrar” que nunca ha habido más individuos felices sobre la faz de la tierra.

Volvamos al mercadeo o “marketing”. Uno de sus aspectos primordiales como “ciencia” es el estudio psicológico de los consumidores en cuanto a los móviles psíquicos de su comportamiento frente a las incitaciones de la oferta y la demanda. En este terreno, los análisis de los exegetas tampoco destacan por su complejidad, ni van más lejos del juego creciente de novedades que predispone al esclavo del consumo a obtener, a toda costa, los repetidos y supuestos hallazgos que satisfarán su dicha temporal hasta la próxima adquisición. Huelgan aquí los concursos sapientes de Sigmund Freud, Carl Gustav Jung o Hernán Villarino, porque no se trata de síndromes graves ni de neurosis intrincadas ni de histerias recurrentes ni de complejos surgidos de la infancia y simbolizados en sueños abstrusos. Más útil y certero sería recurrir al reflejo condicionado de Pavlov, aplicado por él a los canes.

Esta disciplina, supuestamente científica, estudia medios y recursos –materiales y humanos- para llevar a cabo sus tareas, analiza las múltiples condiciones y circunstancias del mercado, sopesa las posibilidades de cumplir las metas propuestas, que son vender cada día más y aumentar de modo progresivo los beneficios: ganancias netas versus costos, de propietarios y accionistas. Si reflexionamos con raciocinio veraz sobre esta constante progresión de resultados, concluiremos que, más temprano que tarde, los límites inherentes al propio mecanismo de producción y a las variables de consumo hacen inviable el ascenso permanente de aquellos logros planificados. No parece tan difícil entender que las materias primas disminuyen, tanto como los recursos agrícolas e hídricos, mientras que la población del planeta alcanza cifras alarmantes… Sobrevendrán, pues, las crisis recurrentes que hemos podido apreciar en los últimos veinte años. La entelequia carece de base científica; es una gigantesca falacia que estallará como burbuja multicolor, agotada y consumida en sí misma.

Mi amigo gerente, ajeno a mis fatalistas reflexiones, se muestra complacido por la tarea encomendada a este escriba jornalero. Le ha felicitado el decano de su academia lucrativa, asimismo sus colegas especialistas, destacando la precisión del lenguaje y la propiedad de los conceptos vertidos, aunque han echado en falta más citas textuales extraídas de la profusa bibliografía. Se hace lo que se puede.

El tema en cuestión no pasaría de un simple anecdotario de especialidades pragmáticas al uso, según la geométrica división del trabajo, pero se trata de una de las variables axiológicas clave de quienes gobiernan hoy, sin contrapeso, esta agobiada esfera que se desliza en el cosmos, imponiéndonos reglas y normas de comportamiento que el poder induce y controla con sus hábiles y férreos mecanismos, transformando al Estado en arca providencial de los capitalistas (Foucault). Casi todos los servicios y actividades funcionan como agentes del mercado: la educación, la salud, el transporte, la agricultura, la producción extractiva y de bienes de consumo, el deporte, los medios de comunicación y sus canales de esparcimiento; también muchas manifestaciones del arte están siendo controladas por “el señor del castillo”: léase presidente de multinacionales y corporaciones. Los mercaderes no están hoy en el atrio del templo, desde donde los expulsó Jesús, sino que se han adueñado por completo de iglesias, mezquitas, sinagogas y otras casas culturales de la divinidad, echando sus cuentas en el mismísimo altar, desde donde penetran toda intimidad con sus rituales al servicio del sistema, en una suerte de ecumenismo perverso y subliminal.

Lo que nunca mencionan estos profetas y corifeos del comercio a gran escala es el hecho irrefutable de la dimensión acotada del tiempo humano, pues si no lograremos jamás añadir un codo a nuestra estatura, tampoco dispondremos de un minuto de sobra para prolongar el espejismo de la felicidad consumista.


Edmundo Moure
Junio 2012
Comentarios (0) - Categoría: Colaboración de Edmundo Moure Rojas - Publicado o 18-06-2012 10:06
# Ligazón permanente a este artigo
NENOS INDIXENTES
Non é a primeira vez que RSP adica os seus artigos á infancia e o desamparo dos nenos chilenos e as suas vivencias infantís. Velaquí unha mostra...


16 de junio de 1947

EL NIÑO CANTOR


Por Ramón Suárez Picallo

Días pasados a la puerta de un lujoso cinematógrafo de la calle Huérfanos, y a la salida de la sesión especial nos hemos tropezado con la voz desgarrada del niño cantor. Tendría cuando más sus buenos siete años; rubio, bello como un niño–Dios; descalcito de pie y pierna, cubría el resto de sus carnes amoratadas y aterecidas por el frío con unos harapos sucios sin forma alguna de vestimenta conocida.

Centenares de damas y caballeros llevando de la mano a sus criaturas bien vestidas y arropadas, pasaban indiferentes al lado del ruiseñor proletario oyendo su cántico como quien oye llover. Y eso que el niño si no tuviera hambre, si estuviera abrigado y si sintiera sobre su cabeza hirsuta la caricia de una mano maternal cantaría como los propios ángeles, pero su bella voz se quebraba en arrepíos friolentos y en fatiga de desnutrido y más que una canción era la suya una blasfemia contra la fría impiedad de lo humano y de lo divino.

Estuvimos cerca de él hasta que salió la última persona del elegante salón. El niño cantor recibió como premio a su alarde lírico–trágico tres chauchas en total, entre las cuales estaba una nuestra que somos pobres de solemnidad. Y nos pusimos a reflexionar: ¿Cuántas de aquellas personas que pasaron, frías e indiferentes, al lado del tremendo drama infantil, sin dejar en la gorrita del protagonista una moneda o una mirada de piedad, se llaman católicas, bondadosas y cristianas? ¿Cuántas de ellas van el domingo a la misa de doce a darse golpes de pecho pidiendo perdón a Dios por sus pecados? ¿Y cuántas desempeñan cargos públicos, como legisladores, jueces, funcionarios y filántropos oficiales de una democracia popular que pasaron sin dejar su óbolo al niño hambriento?

Conocemos la réplica, el gastado argumento de todos los sórdidos, de todos los tacaños, de todos los guardadores y usufructuarios de riquezas mal habidas; ese niño que pide limosna cantando es víctima de un explotador miserable que hace de su pobreza, de su voz y de su gracia un vil comercio. Esto es relativamente cierto pero ¿quién protege, sostiene y ampara y defiende a ese explotador miserable? ¿Dónde esta a ley y los magistrados que castiguen el vil comercio, con el desamparo y el desvalimiento de los pobres niños?

Mientras los políticos, los legisladores, los filántropos y los sacerdotes de todas las jerarquías y religiones, pasen indiferentes al lado de los niños mendigos que piden limosna cantando en los pórticos o en las laterales de las iglesias, a las salidas de los teatros o durmiendo acurrucados al pie de las estatuas de los padres de la Patria, no tiene derecho a hablar de Democracia, de Cristianismo ni de Derecho porque su indiferencia es complicidad en un horrendo crimen contra el género humano.

PAN, TECHO Y AMOR PARA LOS NIÑOS

Lo hemos dicho otras veces y –aunque nos duela– lo repetimos hoy: Chile es el país de Sudamérica donde existe mayor indiferencia por la infancia desvalida. Los niños chilenos de origen humilde están absolutamente desamparados. Nunca llegó a ellos ni la sombra de la protección oficial. Las “colonias” infantiles de los puentes del Mapocho, constituyeron un baldón para la sociedad chilena, para sus autoridades y para sus instituciones benéficas hasta que Polidoro Yáñez recogió a sus habitantes para hacer de ellos ciudadanos útiles. Su esfuerzo individual, en ese sentido, realizado a costa de enormes sacrificios y de duros desencantos, es apenas, una ligera reivindicación del carácter sedicente cristiano de las clases rocas de Chile.

Don Pedro Aguirre Cerda, el inolvidable Presidente y Patriarca, abrió en su día, a los niños pobres de su patria las puertas de la piedad, de la protección y de la misericordia. Él fue el primer jefe de estado que posó sus ojos bondadosos en los chiquillos abandonados de todos, incluso de sus propios Padres, y bajo la advocación de su nombre bendecido, se creó una fundación encargada de ampararlos brindándoles pan, techo y amor.

Bajo el auspicio de su memoria sagrada se inaugurará el día 30 del mes en curso la “posada del niño”. No será, según se anuncia, ni una cárcel, ni un asilo, ni un correccional. Será un refugio voluntario abierto de par en par, con mesa tendida para matar el hambre, con cama limpia para descansar, con duchas y baños de agua limpia para lavar el cuerpo y con ademán amoroso para suavizar el espíritu. Y tendrán además, los infantiles huéspedes el consejo prudente, la enseñanza moral y la orientación que les muestre el recto camino del trabajo honesto, fecundo y creador, por el que se llega siempre, a las largas o las cortas, a la metas del bien y del progreso individual y colectivo.

No una, sino que cien posadas del niño, deben abrirse en todo Chile, para elevar la condición espiritual y moral de su pueblo. Y para evitar que en los días futuros de la Patria se registren –como se registran hoy- hechos abominables, crímenes espeluznantes y sórdidos, robos con alevosía y asesinatos cargados de crueldad y de sevicia, deshonrando la crónica de la vida diaria de la república especialmente en sus principales ciudades.

Y es que, como decía un gran criminalista Inglés, “los hombres son la resultante de cómo fueron los niños de ayer”. De ahí que las naciones más progresivas, más cultas y más civilizadas del mundo, vuelquen sus mejores esfuerzos en cuidar al niño de hoy, con vistas a hacer de él la base del hombre del mañana. Y esto como en muchas otras partes cada cual –persona, nación o pueblo– tiene siempre, a la hora de la cosecha, el fruto de lo que haya sembrado.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile tal día como hoxe pero de... 1947)


Esta páxina que leva xa TRINTA E DOUS meses de andaina na rede, ten publicadas 945 entradas, das que 704 son artigos de Ramón Suárez Picallo.
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Infancia - Publicado o 17-06-2012 18:49
# Ligazón permanente a este artigo
NOVAS REALIZACIÓNS DOS RAPACES DO IES MOSTEIRÓN
Temos o gusto de publicar hoxe no noso blogue dúas das últimas realizacións dos rapaces do IES Mosteirón, neste caso dos de 4º PDC, co seu profesor Xosé A. Seoane Cao.
Trátase dunha guía de Sada e dun documental sobre o noso concello. Dúas xoias que nos ensinan a amar e respectar o máis propio.
Reiterámoslles os nosos parabéns a todas as alumnas e alumnos participantes por un traballo serio e trementamente útil para a cidadanía, e a Xosé Seoane por tan feliz iniciativa.




A FILLA DA RÍA DE PRATA (GUÍA DE SADA)

A guía de Sada que mostramos a continuación, é o resultado dun proxecto de traballo dentro do programa Galicia: para vivírmola deseñado e desenvolvido no noso centro para o alumnado de PDC (Programa de diversificación curricular) baixo a coordinación do profesor Xosé Seoane Cao.

Este documento, resultado da suma de traballos escolares nun longo proceso, recolle a información máis relevante do concello de Sada e compleméntase cun folleto turístico, unha presentación audiovisual, unha exposición de hórreos, cruceiros, fontes e lavadoiros e un documental (que tamén publicaremos neste blog en breve). Dedícase o traballo a Isaac Díaz Pardo, galeguista histórico e exemplo a seguir, no ano do seu pasamento.




http://edelingua.blogspot.com.es/2012/06/filla-da-ria-de-prata.html



A FILLA DA RÍA DE PRATA (DOCUMENTAL)

É un documental que nos ofrece unha visión moi persoal do concello de Sada. Forma parte do proxecto didáctico do ámbito lingüístico e social deseñado e desenvolvido por Xosé Anxo Seoane Cao co alumnado de 4º de PDC no IES O Mosteirón no curso 2011/2012. Complementa a guía do concello de Sada editada tamén dentro deste proxecto. Javier González Garrido encargouse da cámara e da montaxe; Katherine, Pamela, Adrián, Marcela, Anna, Héctor, Álex, Nerea, Lucía e Thiago da documentación. Foi producida por Édelingua.



http://edelingua.blogspot.com.es/2012/06/filla-da-ria-de-prata-documental.html
Comentarios (0) - Categoría: Actualidade - Publicado o 15-06-2012 20:21
# Ligazón permanente a este artigo
1 [2]
© by Abertal