A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

Fontes e lavadoiros no Concello de Sada
Trátase dun primeiro achegamento fotográfico ao tema do primeiro documental de "Gallaecia filmes", a produtora do Equipo de Dinamización da Lingua Galega do IES Isaac Díaz Pardo. Con esta presentación queren explicar o seu proxecto de documental para que deste xeito todos os sadenses lles fagan chegar as súas fotografías, testemuños...


Comentarios (0) - Categoría: Actualidade - Publicado o 11-12-2012 23:24
# Ligazón permanente a este artigo
LA CRISIS EN EL CAFÉ
Unha nova colaboración -dende Chile- de Edmundo Moure lembrando a Valle Inclán e as tertulias no café...



Café de la Montaña, entre la calle de Alcalá y la carrera de San Jerónimo, corazón del Madrid decimonónico, una tarde de la primera semana de noviembre, año 1896 (Ramón María del Valle-Inclán Peña y Montenegro acaba de cumplir treinta años). Sentados a una mesa le vemos junto a Manuel Bueno, a Fernández Bahamonde, a López del Castillo, a Ricardo Baroja y al joven poeta Alejandro Sawa, que luce su rostro famélico y aceitunado, como lámpara en vías de extinción. Los contertulios discuten acaloradamente; se trata de un posible lance de duelo que afecta al joven López del Castillo, cuyo padrino potencial es el propio Valle, quien discute con Bueno su competencia para tales efectos de honor en el juego mortal de las pistolas. Manuel Bueno discrepa a la española, alza su bastón con médula de hierro y lanza un terrible mandoble contra Valle-Inclán, quien opone su antebrazo izquierdo. El golpe, quizá no tan demoledor, da en el gemelo del puño, produciéndole una fea herida que compromete el hueso, aunque en la tensión de la refriega nadie parece enterarse.

Vuelve la calma. Uno de los presentes ofrece de su cuenta café y copas de licor. La conversación continúa por los carriles de la tolerancia, como si de pronto aquellos tertulianos no fuesen españoles sino comedidos ingleses. Al filo de la medianoche, se deshace la cofradía y don Ramón entra en su estrecho cuarto, dejándose caer, vestido, en su mísero jergón de soltero. No sabemos si ha logrado dormir, pero a la mañana siguiente la fiebre le hace delirar. Su brazo izquierdo es una masa tumefacta que bulle y pulsa como fragua enloquecida. Gangrena y septicemia le acechan sin remedio.

La portera le conduce a la casa de salud. El médico es rotundo: amputación por arriba de la articulación del codo. Don Ramón asiente, con la displicencia de un paladín. Aparecen los camaradas de la tertulia, salvo el verdugo del bastón, que llegará más tarde a congraciarse con el héroe-víctima. Valle-Inclán acepta de buen grado el cercenamiento del brazo, con la condición de que sea sin anestesia. Como paliativo menor, pide una botella de coñac que comienza a beber antes de que la enfermera le desprenda la camisa ensangrentada. No hay quejidos, pero don Ramón se desmaya dos veces.

Es ahora otro manco ilustre de la literatura universal, aunque no haya perdido su extremidad siniestra en la batalla de Lepanto ni en otro glorioso combate. Pero su imaginación urdirá una veintena de historias memorables en torno a la pérdida del brazo. (A mí, la versión que más me gusta es la de la princesa maya, a quien salva de las garras de un jaguar, en plena selva del Yucatán, ofrendando el sacrificio de lo que llamará más tarde “mi brazo inútil”).

Estos parroquianos del café nuestro de cada día son todos –o casi- pobres menesterosos que pugnan por ocultar su condición, vistiéndola con la capa raída y astrosa de la vieja hidalguía española. Don Ramón es una virtual leyenda de esta actitud que en la Península constituye género literario aparte. Muchas veces, puesto en trance de ser invitado al yantar o a la cena, por algunos compañeros mejor dispuestos de voluntad y faltriquera, Valle-Inclán rehúsa y rechaza, poniendo la palma de la mano sobre su garganta, en gesto de rotundo hartazgo. –Hombre, que sí, que ya he comido, y muy bien, por supuesto-. Aunque en los ojos el hambre le clavase su tenedor en las pupilas desoladas.

La crisis es permanente en el café; no dura lo que éstas que nos son anunciadas cada tres o cuatro años por los corifeos del capitalismo salvaje. Si damos un salto en los calendarios de Cronos y entramos en el Café de la Montaña o en el de Artistas, tres décadas después de aquella violenta aventura, encontraremos parecidos fieles en el rito cotidiano de la conversación, juntando sus monedas para afrontar el modesto consumo. Esto haría decir a Valle-Inclán que su vida en Madrid consistía en cambiar oro por calderilla: el metal precioso de sus palabras hechas crónicas por el sucio níquel de las transacciones mínimas, mendrugos incapaces de saciar el hambre desmesurada de los sueños.

En la década de los 40’, la crisis asumió en España la ferocidad de las fotografías en blanco y negro de la posguerra, cuya elocuencia es superior a todas las palabras. Algo de esto hemos visto en La Colmena, la novela de Camilo José Cela hecha película galardonada. El narrador gallego nos nuestra aquella galería de personajes aferrados a su miseria, tratando de subsistir a punta de engañar el estómago con sus mentiras literarias y pequeñas trapacerías, como si un café con leche fuese una cena opípara que nos dejara abotagados en los vapores del hartazgo. No obstante, aquellos pendolistas amigos del Nobel gallego iban a conformar un equipo de mercenarios de la pluma, unidos para afrontar esos concursos literarios que nunca han faltado en España. Premunidos de hábil estrategia, informándose en detalle de los jurados de cada certamen, se dieron maña para preparar textos que se adecuaran al criterio estético (o a la falta de éste) de los jueces encargados de discernir. Si hemos de creer a Cela, durante cinco años ganaron tres o cuatro de cada diez concursos, repartiendo su fruto pecuniario de manera fraterna y equitativa en la mesa del café. Hasta que alguien descubrió la tramoya y aquellos actores gráficos volvieron a su acostumbrada estrechez, es decir todo igual entre desayuno y cena, como si jamás les hubiese abandonado la crisis.

En Chile no tenemos la tradición del café como lugar de tertulia. Este espacio lo asume el bar o la “fuente de soda”, aunque jamás con el grado de asiduidad que se le ha consagrado en España a lo largo de dos siglos... Así, los españoles que llegaron a Chile en el Winnipeg o en otras naves menos epopéyicas, se quejaron de la falta de espacios adecuados para la tertulia, tanto en el puerto de Valparaíso como en Santiago del Nuevo Extremo. Otro Ramón ilustre, Suárez Picallo, escribió sobre el tópico, porque para él no existía mayor miseria que una existencia desprovista de conversaciones agudas y controvertidas. Eso sí que podría considerarse una crisis terminal: la ausencia de mesas donde desgranar las palabras.

En los años aciagos de la dictadura, la vida bohemia –nunca muy abundosa en Chile- sufrió el golpe artero del “toque de queda” y muchos bares debieron cerrar sus puertas, dando paso a esa suerte de clínicas de comida rápida que importamos de Gringolandia, con el puritanismo insoportable de los pollos fritos y las hamburguesas insípidas que se ingieren con bebidas gaseosas. ¿Qué conversación interesante y lúcida se podría articular en esos antros de la asepsia estreñida del american way of life?

El bar Unión Chica, en Nueva York 11, sobrevivió al desastre estético del Chile militar. En sus mesas oscuras y arrinconadas siguieron dialogando los poetas y escribiendo entre copa y copa sus versos desgarrados. Allí estaban Jorge Teillier, Rolando Cárdenas, Stella Díaz Varín, Aristóteles España, Rony Muñoz, Francisco Véjar y otros que mencionar no puedo. Todos ellos en crisis permanente e irreparable, porque la verdadera literatura no se aviene con el bienestar ampuloso de los burgueses ni con la fanfarronería mediática de los satisfechos, ni menos fluctúa con las alzas y bajas de la Bolsa. Desde Francois Villon hasta Jorge Teillier ha ocurrido así, y nada hace pensar que esto cambiará.

Aunque no sé si habrá hoy poetas menesterosos en los cafés y bares de España (en Chile los sigue habiendo). Yo no tuve la fortuna de frecuentarlos, ni siquiera en Galicia, donde compartí con “reventados” que no parecían padecer penurias económicas, aunque estuviesen sumidos en otro tipo de crisis existenciales o angustias metafísicas, aligeradas por el cáñamo índico o la “diosa blanca”. Pero en el tercer mundo la miseria ostenta apariencias más desarrapadas y apremiantes, hasta el extremo que un poeta puede pedirte una moneda de quinientos pesos para asegurar la cama en el albergue de caridad, por la sola y desnuda noche, tiempo que encierra para él pasado, presente y futuro.

Por eso, yo me declaro en crisis permanente, pese a que no conozco los retortijones del hambre y a que aún tengo mi refugio seguro en Bar Amigo, donde los momentos críticos se aligeran humedeciendo en buen vino la palabra ávida, tengas o no dinero en la cartera… Porque “peor es mascar la hucha”, como suele decirse, hermanos poetas, aunque sea en la mesa del café o en el ara del bar.

Edmundo Moure
Noviembre 2012
Comentarios (0) - Categoría: Colaboración de Edmundo Moure Rojas - Publicado o 11-12-2012 10:07
# Ligazón permanente a este artigo
A FILLA DA RÍA DE PRATA
Compartimos hoxe un fermoso documental sobre o concello de Sada. É un proxecto didáctico desenvolvido no IES O Mosteirón con alumnos de 4º de PDC.
Na actualidade, alumnos do IES Isaac Díaz Pardo están a traballar nun documental Fontes e lavadoiros no concello de Sada, que de seguro será moi interesante e didáctico.



Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 09-12-2012 13:13
# Ligazón permanente a este artigo
Documental dos anos 80 sobre Sada
Deixamos hoxe un enlace a un curioso documental sobre Sada gravado nos anos 80. Pódense ver claramente os cambios que desde entón sufriu a nosa vila.



Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 07-12-2012 12:04
# Ligazón permanente a este artigo
Actividades en Sada organizadas polo Grupo de Acción Costeira “Golfo Ártabro”



- "ESTRATEXIAS PARA A MELLORA AMBIENTAL NO GOLFO ARTABRO"
O obxecto desta Xornada é coñecer as oportunidades que xurden para a conservación ambiental das rías do Golfo Ártabro, a visión desde o sector do mar, así como as estratexias postas en marcha para mellorar o estado de conservación destes espazos naturais.
DATA: 10 DE DECEMBRO DE 2012
HORA: 17.00 A 20.00 HORAS
LUGAR: CASA DO MAR DE SADA

- "RETOS PARA INNOVACIÓN NO SECTOR DO MAR"
O obxecto desta Xornada é coñecer as oportunidades que xurden da colaboración entre o sector do mar e os axentes adicados á investigación e innovación.
DATA: MARTES 11 DE DECEMBRO DE 2012
HORA: 17.00 A 20.00 HORAS
LUGAR: CASA DO MAR DE SADA

Inscrición gratuíta: gacgolfoartabro@gmail.com
Comentarios (0) - Categoría: Actividades - Publicado o 06-12-2012 14:22
# Ligazón permanente a este artigo
Falade ben baixo
Lembramos hoxe esta gravación do tradicional galego arranxado por Rupert Twine quen acompaña a Susana de Lorenzo na presentación do nº 4 da revista Areal, da Asociación Cultural Irmáns Suárez Picallo na Capela de San Roque. Agardamos que vos guste tanto como a nos.



Ver tamén Melodía de Arrabal
Comentarios (1) - Categoría: Actividades - Publicado o 05-12-2012 10:13
# Ligazón permanente a este artigo
AUTOMOVILISMO (OSCAR GÁLVEZ) EN 1947

Oscar Gálvez, piloto de carreiras arxentino, gañou o seu primeiro campeonato en 1947; despois virían outros catro mais...(certamente en condicións moi diferentes aos actuais campionatos de automovilismo).
RSP, dende Chile, comenta dita nova así como os cartos recibidos pola "proeza" como premio -aparte da honra de ser recibido polo presidente do país- e lamenta que, eminentes intelectuais, artistas ou gobernantes non recibisen nunca tanto diñeiro...


4 de diciembre de 1947

UN GRAN PREMIO


Por Ramón Suárez Picallo

Oscar Gálvez, excelente chofer argentino, ha ganado el Gran Premio Internacional de Automovilismo, recientemente disputado de una carrera apasionante, que abarcó diversos sectores camineros de los territorios de Argentina y Chile.

Según, noticia que tenemos a la vista, el afortunado ganador de la tan aireada competición, ha percibido, por su hazaña, en dinero contante y sonante, la bonita suma de 70 mil pesos argentinos, equivalentes –pesos más, pesos menos– a unos 700 mil chilenos. Además, ya ha sido recibido por el Ministerio de Hacienda de su país y lo será, de un momento a otro, por el General Juan Domingo Perón, Presidente de la República hermana, en su condición de héroe de la velocidad.

¿Y por qué todo eso? Porque el gran chofer, manejando un buen automóvil, se lanzó como bala por los caminos, espantando y matando cerdos, asnos, gallinas, perros, gatos y otros animales cachazudos y pacíficos y poniendo en grave riesgo la vida de muchos otros viandantes de dos pies.

Mientras tanto, sabios eminentes, excelsos poetas, grandes escritores, artistas geniales y aún estadistas y gobernantes de primera jerarquía, que nunca tuvieron juntos en sus manos, setecientos mil pesos, ganados de una vez, pueden decir para su coleto: ¿Quién pudiera, señor, ser un buen chofer y tener un auto lanzado a los caminos del mundo, para llegar primero a cualquier parte?.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1947)
Sobre Oscar Alfredo Gálvez
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Deportes - Publicado o 04-12-2012 09:50
# Ligazón permanente a este artigo
ESPIRITUALISMO TIBETANO (1947)
Neste artigo RSP fala dun Congreso Mundial Espiritualista que se celebrou en París en setembro e outubro 1947 onde participou como representante do Agartha tibetano o Gran Mestre Maha Chohan Kout Houmi Lal Singh (según se desprende da referencia que se indica ao pé do artigo pois RSP non cita o seu nome.)


3 de diciembre de 1947

EL GRAN SECRETO


Por Ramón Suárez Picallo

El Gran Iniciado y Director del Consejo de los Sabios del Tíbet, cuyo nombre simbólico es el de Maha-Cholan han estado recientemente en París como delegado de la misteriosa comunidad oriental a un Congreso Mundial Espiritualista. Su presencia en la capital francesa causó verdadera sensación en los círculos ocultistas de las diversas ramas y tendencias europeas, pues es la primera vez que un Gran Maestro Tibetano sale del Claustro legendario para ponerse en contacto con este mundo occidental terriblemente desquiciado y dejado de la mano de Dios.

El Agartha o Gran Consejo que representa el Maha-Cholan goza de mucho prestigio en los grupos ocultistas, muchos más numerosos en todo el mundo de lo que se cree y casi todas las instituciones que se dedican a la perfección espiritual de la criatura humana –de carácter secreto unas y público otras– le rinden pleitesía, suponiéndolo depositario de grandes poderes secretos, de alucinantes profecías y de extraordinarios misterios, referentes a la vida humana en el orden individual y colectivo. Hay en su torno una copiosa literatura –con circulación casi exclusiva entre los iniciados-, llena de sugerencias y no escasa de belleza a la que no fueron indiferentes los poetas, los escritores y los dramaturgos de varios países. El número siete –clave de misterios y tótem de sabiduría a todo lo largo de la Historia– y el nombre cautivante del Tíbet, fueron y son sortilegio para quienes no se resignan a la triste condición de la Humanidad actual y esperan de lo extrahumano, el milagro de la paz y de la fraternidad, aunque tan codiciados bienes vengan por el camino del agüero y de la hechicería, “hágase el milagro y hágalo el diablo”. Las ciencias y las religiones positivas han fracasado como elementos de bienestar para el género humano, según aseveración de los sabios tibetanos. Y de ahí que ellos estén dispuestos a revelarle al mundo todos los secretos científicos, religiosos y proféticos de que disponen para ver si las cosas se arreglan por las buenas. Debidamente autorizados, irán a la remota estribación de los Himalayas, periodistas, fotógrafos, operadores de cine y “expertos” en temas filosóficos orientales, a los cuales les será revelado el milenario misterio, para que ellos, a su vez lo divulguen “urbi et orbi”.

No nos atrevemos a decir que la revelación del gran secreto tibetano tenga mayor éxito, en el sentido de hacer variar los trabucados rumbos de la Historia Contemporánea; en cambio estamos conmovidos ante el generoso sacrificio de la Santa Sede Ocultista, al desprenderse del secreto tesoro de su sabiduría; y seguros de que su divulgación, no pasará de ser un buen tema para la industria cinematográfica, que no entra ni sale en los grandes problemas que envuelven al género humano en espesos nubarrones de incertidumbre y de angustia.


UNA CIUDAD, UN MENSAJE Y UNA CARTA

Mientras tanto, el Congreso Mundial a que antes nos referíamos con el asentimiento del representante del Agartha tibetano, ha declarado a París como capital de la acción espiritualista en todo el Occidente, porque, en virtud de su tradición es, desde hace mucho, la capital espiritual del mundo. Claro que tal declaración se produjo en octubre; es decir, mucho antes de las actuales huelgas de la limpieza de correos y de los medios de locomoción que la tienen convertida hoy en la capital del caos y del encono, escasamente espiritualista y muy poco apta para dar mensajes de paz a las otras ciudades y tierras del planeta.

Pero los del Tíbet, que saben de lo que se trata, ya que son sabios, no variarán su generoso empeño por huelgas más o por huelgas menos y dirán su doctrina en un documento que se llamará la “Carta del Espíritu”, inspirada en este bello pensamiento: “Que el reino del amor y de la sabiduría sea pronto nuestro y de las nuevas generaciones”. Y nosotros, escépticos acerca del valor de las “cartas” dictadas últimamente para hacer feliz a la Humanidad, le deseamos un triunfo feliz a esta carta nueva, sabiendo, como sabemos, que sus autores, además de los ocultos e impresionantes poderes que se les atribuyen, son gentes de buena fe y de buena voluntad, lo cual es mucho en los tiempos que corren.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de...1947)
Sobre o Congreso Mundial Espiritualista de 1947 en París
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Institucións e Sociedades - Publicado o 03-12-2012 00:03
# Ligazón permanente a este artigo
AS FESTAS DE CARNOEDO NO 1933
Ata hai poucas décadas, todas as parroquias de Sada celebraban as súas festas patronais. Facíano con escasos recursos, pero con amplos programas que garantían a diversión, especialmente dos máis novos.

En torno ao 30 de novembro, Carnoedo celebraba ao seu patrón, San Andrés (tamén se festexaba, en agosto, o San Amede). Rescatamos hoxe unha nota de La Voz de Galicia do 1 de decembro de 1933 na que se relata o programa daquelas festas. Non faltaban as verbenas, os bailes nos salóns da parroquia, as romarías, as cucañas, as carreiras de bicicleta ou os partidos de fútbol.
Comentarios (0) - Categoría: Historia local - Publicado o 01-12-2012 17:36
# Ligazón permanente a este artigo
PREPARANDO O FIN DA 2ª GUERRA MUNDIAL

A finais de 1943 se constata que o Tercer Reich está a perder a guerra e que os mandatarios Winston Churchill, Franklin Delano Roosevelt, Xosé Stalin e outros se reunirán en secreto para organizar e decidir o futuro.
Na foto os asistentes á Conferencia de El Cairo en novembro de 1943.

RSP, adianta neste artigo cales poden ser os puntos a tratar nesa conferencia...


1 de diciembre de 1943

“EN ALGÚN PUNTO"


Por Ramón Suárez Picallo

Parece indudable, a juzgar por indicios, detalles y circunstancias muy significativos, que a estas horas, “en algún punto del mundo” –Persia o el Egipto, quizá– están reunidos, tres, cuatro, o cinco hombres, sobre cuyos hombros pesa la mayor responsabilidad, nacional e internacional, que hayan tenido nunca, ningunos otros gobernantes de la Historia de la Humanidad.

Se supone, efectivamente, que Winston Churchill, Franklin Delano Roosevelt y José Stalin –en la presencia posible de Chiang Kai Shek de China y el doctor Eduardo Benes de Checoeslovaquia– están celebrando una conferencia, por todas razones decisivas, en el presente y en el próximo porvenir del mundo. Los tres primeros, representan al mayor grupo internacional, en poder material, político, humano y geográfico, en hombres y cosas, en decisión y en voluntad de triunfo de todos los tiempos; Chiang Kai Shek, representa el viejo y fabuloso mundo asiático en guerra, incorporado a la comunidad de los pueblos occidentales por los caminos de la Democracia, de la libertad, del entendimiento y de la humana comprensión; el otro, Eduardo Benes, no tiene representación material considerable, es el gobernante de un pueblo ocupado, peregrino por el mundo, sin tierra propia y suya donde asentar sus pies.

Ello no obstante, el doctor Benes, Presidente de Checoeslovakia, Mandatario de un pueblo tan ejemplar como infortunado, tiene o tendría en la histórica reunión, si estuviese en ella, un altísimo significado: la tolerancia democrática, el equilibrio espiritual, la simbiosis admirable de todo lo bueno del mundo que se va, con lo inquieto, dinámico y renovador del mundo que se viene, sintetizada en la República que fundara Massryk y que Benes quiso sostener. ¡Por eso su ausencia o su presencia, en cualquier parte es siempre conmovedora!

Tres, cuatro o cinco los reunidos a estas horas “en algún sitio del mundo”, es lo cierto que encima de la mesa, en torno a la cual ellos discurren, están colocados los destinos del género humano trascendental sobre el mañana y sobre el pasado mañana.

Todos juntos y cada uno de por sí, gozan de un margen de universal confianza sin parigual, por su sabiduría, su honestidad y su devoción a la causa de los suyos y de los demás pueblos del planeta. Ellos lo saben; y a esa conciencia de su alta representación y de la consiguiente responsabilidad, habrán de acomodarse las históricas decisiones que adopten, dondequiera que se hallen.

Al resto del género humano, le queda el deber de acompañarlos con la fe; y con los mejores votos: ¡Qué Dios los guíe y los ilumine y los proteja y ampare! ¡A ellos y a lo que ellos representan!


DE QUÉ TRATAN

Una zarabanda de rumores, suposiciones y conjeturas, está llenando el mundo acerca de lo que estarían tratando los tres, los cuatro o los cinco, reunidos en algún punto del mundo.

Desde unas ciertas o supuestas gestiones de paz atribuidas al Tercer Reich a través de la Santa Sede Romana, hasta una invasión europea por gigantescos contingentes democráticos pasando por la destrucción aérea de toda Alemania, hay rumores para todos los gustos y para satisfacer todas las fantasías. Pero, todos ellos, arrancan de una premisa previa: El Tercer Reich ha perdido ya la guerra de manera irremediable. De ahí para adelante, ya todo lo demás; la posible intervención de sectores económicos, militares, y hasta religiosos, alemanes, para lograr un armisticio; la agitación de los elementos monárquicos, austríacos, españoles e italianos, para no caer con el nazifascismo; crisis política en Finlandia, en Rumania y en Hungría, en evitación de correr la suerte del amo y del socio; vaticinio de la derrota totalitaria hecha por generales franceses al servicio de Vichy, dispuestos a bienquistarse con los vencedores; discurso triste, angustiado y pesimista de Hitler a sus cadetes militares diciéndoles: “Las cosas van muy mal, pero tendremos que morir matando, por qué de ningún otro modo podremos vivir”, es la zarabanda de verdades o de infundios, precursora de la gran catástrofe totalitaria, parecida como lo son dos gotas de agua entre sí, a la otra que en su día preludió el fin de la guerra de 1914-1918 con la derrota alemana.

Con tal panorama y perspectivas a la vista no es difícil señalar los puntos esenciales de la discusión y diálogo en que están ocupados los líderes democráticos. Podrían ser perfectamente los siguientes:

PRIMERO: Llamamiento, a modo de ultimátum, a las potencias totalitarias, para que se rindan inmediatamente y pongan fin a una guerra que tienen irremediablemente perdida, para evitar un inútil derramamiento de sangre y la destrucción de bienes cuantiosos, cuya conservación importa a todos.

SEGUNDO: En previsión de una negativa a aquel llamamiento, planear, preparar y llevar a cabo, simultáneamente, la gran ofensiva final, con todas las fuerzas disponibles, sincronizadas y ordenadas por distintos puntos, con vistas a una meta común: llegar a Berlín para proclamar desde allí la victoria democrática.

TERCERO: En un caso como en el otro, la rendición de los totalitarios y de sus secuaces y satélites, plantea a las Democracias el problema de la reorganización política, geográfica y social del mundo, sobre bases justas y equitativas explicadas, globalmente, en la Carta del Atlántico, pero que deberán ser estudiadas, particular y específicamente –con nombres y apellidos, como quien dice– en la reunión actual o próxima de los grandes dirigentes.

CUATRO: Ganada la guerra, las cuatro grandes potencias combatientes –el Imperio Británico, la Unión Soviética, los Estados Unidos de Norteamérica y la China de Chiang Kai Shek– deberán conservar y aún estrechar más, su actual alianza para hacer fecunda y justa la paz, garantizar la seguridad individual y colectiva de todas las naciones y hacer imposible una nueva guerra mundial.

Tales, a nuestro juicio –y salvando otros mejores– los puntos capitales en diálogo entre Churchill, Roosevelt y Stalin, con la posible presencia de Chiang Kai Shek y del doctor Benes.

¿Las soluciones halladas? Serán sin duda las más justas, las mejores y las más convenientes, para afianzar la fe y la esperanza y para rematar venturosamente, lo que aún falte de la grande y dura jornada.

Dentro de días, de horas quizá, el mundo habrá de conocerlas en su letra y en su texto. Después las conocerá por su espíritu y por sus frutos. ¡Esperémoslas con confianza!

(Artigo publicado no xornal La Hora de Santiago de Chile,tal día como hoxe pero de...1943)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Segunda Guerra Mundial - Publicado o 01-12-2012 13:14
# Ligazón permanente a este artigo
[1] 2
© by Abertal