A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

HOXE EN SADA: PROXECCIÓN DE "A PEGADA DOS AVÓS"

Hoxe ás 20:00 h. na Capela de San Roque (Sada), proxección do documental de Xosé Abad "A pegada dos avós", no que sete adolescentes indagan as consecuencias do franquismo. Estará presente o director para falarnos acerca do documental.
Comentarios (0) - Categoría: Actividades - Publicado o 14-11-2014 09:49
# Ligazón permanente a este artigo
Seminario sobre os exilios ibéricos

O Consello da Cultura Galega (Santiago de Compostela) acolle os días 14 e 15 de novembro o seminario "Os exilios ibéricos en clave comparada: nos 70 anos da fundación do Consello de Galiza", arredor dos exilios e das emigracións políticas, partindo dende o caso galego ata unha perspectiva global.
--> Pica aquí para obter máis información sobre o seminario
--> Pica aquí para obter o programa do seminario
Comentarios (0) - Categoría: Actualidade - Publicado o 10-11-2014 23:54
# Ligazón permanente a este artigo
LA CAMPANA DE DEMAJAGUA (CUBA)
A campá da Demajagua, símbolo do fin da escravitude e estandarte da independencia cubana serve a RSP para comentar ao respecto da sua desaparición puntual en 1947...



9 de noviembre de 1947

POR UNA CAMPANA


Por Ramón Suárez Picallo

Don Enrique Ovares, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de La Habana, denunció públicamente el desaparecimiento de la campana de Demajagua, reliquia estimadísima, por haber tocado a rebato en las fechas y hechos más destacados durante la lucha por la independencia de la bella Isla antillana. Estaba situada en el Claustro de los Mártires de la Universidad habanera, y era venerada, devotamente, por la juventud estudiantil que le tenía a modo de llamada para asistir a las clases.

La denuncia del líder estudiantil cubano, causó tan profunda impresión que, inmediatamente de ser conocida, se organizó un desfile de protesta contra el Gobierno del doctor Ramón Grau San Martín, acusándolo del robo de la campana famosa y, como consecuencia del cual, se suspendieron las clases en todas las Facultades.

No se nos alcanza el interés que pudo haber tenido el citado Gobierno en llevarse la campana de marras; pero sí, entendemos perfectamente el significado alegre del mitin estudiantil: Una campana que anuncia el comienzo de las clases, por muy reliquia patriótica que sea, no deja nunca de ser molesta para la gente que tiene que asistir a ellas. Por eso, nos explicaríamos, perfectamente, que el acto de los estudiantes cubanos, en vez de ser realizado en contra del Gobierno, fuese en su favor, en el supuesto naturalmente, de que él fuese quien hubiese quitado de en medio la campana llamadora.

Pero las cosas son protestar, sobre todo, contra el Gobierno. Es la consigna de moda. No importa que la protesta sea justa o injusta. El caso es la protesta en sí, y hacer mucho ruido, ya sea porque quiten o porque pongan una campana. Habría que ver la que se armaría si en vez de quitar la vieja, a que nos referimos, se les ocurriese a los gobernantes de Cuba, poner otra nueva, más resonante y más sonora.

“Si el Gobierno quisiera, decía cierto político opositor de profesión, llovería más y no habría tantos temblores”.

(Artigo publicado no xornal La Hora, de Santiago de Chile, tal día como hoxe de... 1947)


SOBRE LOS SUCESOS DE LA CAMPANA DE LA DEMAJAGUA EN 1947…

...El día 6 de agosto de 1947 un nuevo intento de ultraje se produce: llega a Manzanillo el Ministro de Gobernación del régimen de Grau San Martín, Alejo Cassío del Pino; su objetivo, luego de declaraciones ampulosas y promesas a los veteranos de una pronta devolución del sagrado objeto, era llevarla a La Habana y respaldar con ella un acto por la reelección como Presidente de la República al propio Dr. Ramón Grau San Martín.
El pueblo enérgico se opuso a ello e irrumpió en la Cámara donde se oyó la voz del Consejal César Montejo diciendo: “Ladrones, la campana no. Se lo han robado todo y hasta la campana quieren llevarse”. El pueblo decía en esa ocasión ante el intento: “Este es un gobierno de piratas. No se llevarán la campana de La Demajagua. No se la dejaremos llevar porque lo que harían sería ultrajarla”.
Cassío del Pino tuvo que retirarse ante la vigorosa protesta declarando insultos- a su estilo- a la prensa, saliendo definitivamente derrotado de Manzanillo.
En medio del agudo clima político del Gobierno de Grau San Martín, el joven Fidel, con 21 años de edad, concibió la idea de que la FEU tomara en sus manos la situación, sin pérdidas de tiempo, y que los estudiantes trajeran la reliquia a La Habana, la colocaran en lo alto de la escalinata universitaria y se convocara a un mitin, se agitara a las masas contra el Gobierno y tocara con fervor patriótico por la destitución de Grau como Presidente.
Fidel la llevó personalmente junto a Leonel Sotto Prieto y ayudados ambos por Juvencio Guerrero siendo recibida por una multitud de personas hasta su ubicación en la Galería de los Mártires.
Fue robada por el ganster Eufenio Fernández Larrea y una camarilla gansteril siendo depositada en el apartamento de Tony Santiago, frente al Instituto del Vedado. De ahí fue llevada para el Palacio Presidencial siendo recibida por el Presidente Grau y el Ministro Manuel Alemán.
Fidel acusó al Gobierno por el robo y provocó una manifestación estudiantil logrando la devolución de la campana. Por su parte Manzanillo por esos días se declaraba ciudad muerta ante la pérdida de la campana histórica.
El 12 de noviembre era nuevamente traída- devuelta hasta Manzanillo personalmente por 6 sargentos que la custodiaron desde el aeropuerto de Ciudad Libertad. El viaje lo realizó también custodiando la campana el General de Opereta y General de Ejército de Grau Genovevo Pérez Dámera hasta ser entregada en acto solemne a los manzanilleros concentrados frente al Parque de Céspedes este día del año 1947...

(VER http://es.wikipedia.org/wiki/La_Demajagua )
Historia de la campana de La Demajagua
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Pobos, cidades e lugares - Publicado o 09-11-2014 00:01
# Ligazón permanente a este artigo
Ladrones despistados
7 de noviembre de 1947

FUERON POR LANA Y SALIERON TRASQUILADOS


Por Ramón Suárez Picallo

A veces se equivocan, también los ladrones, aún siendo de los más audaces e inteligentes, en el logro de sus hábiles negocios. ¿Qué no? Pues, he aquí la demostración: en la Ciudad de México, unos cuantos cacos muy enterados y “habilidosos” se propusieron desvalijar un matadero. Entraron en él y se fueron derechito a la caja de caudales en procura de los cuartos que en ella podría haber. La descoyuntaron en menos que canta un gallo, y se llevaron mil cuatrocientos (1.400) dólares que había dentro de ella.
Mientras tanto, llevaban un maletín de mano con 10 mil dólares, y por llevarse lo menos se dejaron lo más: dejaron el maletín con diez mil dólares del ala por llevarse sólo los mil cuatrocientos. Un negocio de mala índole y a pura pérdida, impropio de ladrones que se estimen como tales y que sepan algo del oficio a que se dedican, como técnicos en eso de llevarse los bienes ajenos contra la voluntad de sus dueños.

Y ahora viene lo bueno: los propietarios del negocio robado declararon a la policía que no tienen ningún interés en que los ladrones sean descubiertos; por que, en el mejor de los casos, recuperarían los mil cuatrocientos dólares llevados de su caja, pero tendrían, en cambio, que devolver el maletín con los diez mil dólares que los ladrones dejaron en un imperdonable descuido por no saberse bien la profesión que ejercen. El problema moral les importa un pitacho ; el caso es no salir perdiendo en la aventura, esté dentro o fuera de la ley.

Ínterin los jueces deciden el pleito, es muy del caso recordarles a los ladrones aquello de “ir por lana y salir trasquilado”.


(Artigo publicado no xornal La Hora, de Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1947)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (outros) - Publicado o 07-11-2014 01:05
# Ligazón permanente a este artigo
El caballo afeitado

6 de noviembre de 1942

EL CABALLO AFEITADO


Por Ramón Suárez Picallo

¿Conoce el lector un caballo al que le hayan afeitado al rape los crines y la cola? Difícilmente, un chileno, jinete de raza, aceptaría por cabalgadura tamaño adefesio ¡Un caballo afeitado! Algo así, como un asno en un torneo de caballeros de la Edad Media, llevando por jinete al Cid Campeador o a Quintín Duvard.

Pues, señor, las necesidades de la guerra son tales y tan perentorias, que obligan a los alemanes a afeitar las colas y las crines de los caballos de su Ejército, para convertir las hermosas cerdas en usos industriales según informa a Washington en corresponsal de un diario suizo.

Y tamaño agravio se le hace al noble bruto por los descendientes del Gran Federico, que hizo legendaria en los campos de la vieja germania a la caballería Prusiana. Cierto es que en nuestros días las “Panzer Divisiones” –las unidades de tanques –han sustituido a la vieja romántica y terrible caballería, pero aún así, la noticia es entristecedora para los amantes del caballo que no lo concebimos lanzado al galope sin las crines flotando al viento y la cola estirada en impecable línea horizontal.

Los alemanes tienen un antecedente histórico para afeitar y sus caballos. Y, aunque nos duela decirlo, el antecedente está en América, entre los primeros colonizadores españoles de América. En efecto don Pedro de Mendoza, primer fundador de Buenos Aires, echó a campo traviesa, cuando se vió acosado por los indios, parte de su caballada, que se reprodujo copiosamente. Su continuador don Juan de Garay y sus hombres, cuando fundaron definitivamente la ciudad y se establecieron en ella se asombraron mucho al encontrarse con verdaderas bandadas de “cimarrones” con largas colas y magníficas crines. Se dedicaron a cazarlos y domarlos y a repararlos luego, pues ya entonces las cerdas tenían aplicaciones industriales. Uno de los primeros virreyes –viejo caballero sin duda –prohibió terminalmente rapar a los caballos, aunque fueran cimarrones.

¿Se inspiraron los alemanes en el antecedente citado? Bien podría ser, ahora que se aficionaron tanto a las cosas de España. En tal caso, falta que aparezca el virrey cabalero que repare el caballo con su cola y sus crines, aditamentos con que natura quiso embellecer al buen amigo del hombre.

(Artigo publicado no xornal La Hora , en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1942)
corte de crin y rabo de potro
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Animais - Publicado o 06-11-2014 00:46
# Ligazón permanente a este artigo
Italia en 1942
5 de noviembre de 1942

EFEMÉRIDES FASCISTAS


Por Ramón Suárez Picallo

Por estos días, conmemora la Italia Fascista, tres importantes efemérides: La marcha sobre Roma, el 28 de octubre; Natalicio del Rey Víctor Manuel, el 4 de noviembre y el Día del Imperio, el 11 del mismo mes corriente.

Con tal motivo, los alemanes nacionalsocialistas se han puesto de acuerdo, en todo el mundo, para dedicar a la Italia que le es adicta, un homenaje más o menos sentido.

Y así es como un vespertino que los representa en Santiago, dedica a las mencionadas efemérides una edición extraordinaria de 12 páginas, después de haber anunciado, en tonos amargos, días pasados, que sus ediciones normales serán de cuatro tan sólo por falta de papel; agregando que ni aún las cuatro podrá publicar por mucho tiempo.

“A tal señor tal honor”, dice el refrán francés. Italia, especialmente en estos instantes, es cosa muy seria y bien vale la pena, para mantenerla al lado, gastar en su homenaje unos cuantos kilos de papel, aunque no lo haga después. París vale bien una misa. Ya no lo valen tanto las efemérides que se conmemoran. Frente a ellas se alzan hechos de hoy que les quitan fuerza y trascendencia.

El Imperio, hecho está a punto de trocarse en la marcha de Roma para otra parte y el Rey Víctor Manuel, no pasa de ser una reliquia archivada, sin ninguna actualidad en la vida pública italiana.

Mientras tanto, en un pueblecito mediterráneo ha caído una lluvia de barro que cubrió calles y techos; las mujeres tuvieron que volver a lavar las ropas que tenían tenidas. Pero se conformaron pensando en que cayesen, la cosa hubiera sido mucho peor. Y que en todo hay cosas para mejor y para peor.


(Artigo publicado no xornal La Hora, de Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de ... 1942)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Segunda Guerra Mundial (Italia) - Publicado o 05-11-2014 09:12
# Ligazón permanente a este artigo
120 aniversario do nacemento de RAMÓN SUÁREZ PICALLO

Hoxe cúmplense 120 anos do nacemento de Ramón Suárez Picallo (04-11-1894) no lugar de Veloi (Sada)e que faleceu en Buenos Aires -fai 50 anos- o 14 de outubro de 1964.
Dende hai seis anos as súas cinzas están entre nós, tal como era o seu desexo, no cemiterio de O Fiunchedo.

Neste blogue difundimos -ata o dia de hoxe- 853 artigos de RSP, que corresponden case na sua totalidade ao período de permanencia en Chile como exiliado(1942-1956)ainda que tamén publicamos artigos correspondentes a sua etapa como emigrante en Bos Aires(1912-1931) ou como deputado nas Cortes da II República e da sua última etapa na Arxentina(1956-1964)así como outros escritos que sobre Ramón escribiron persoas que o coñeceron e trataron.

Comentarios (0) - Categoría: Actualidade - Publicado o 04-11-2014 00:27
# Ligazón permanente a este artigo
TERTULIAS
TERTULIAS


A Juan Pablo López Maluenda


Las tertulias o reuniones de personas afines en torno a temas comunes que se conversan o tratan en grupos, al parecer, se iniciaron como tales en la segunda mitad del siglo XVIII, en París, práctica surgida de los afanes de la Ilustración, que luego se extendería a Berlín, Viena, Amsterdam, Praga, Madrid, Lisboa y otras ciudades de acervo cosmopolita… Expresiones de una burguesía que buscaba el conocimiento como ideal filosófico, también como exhibición de prestigio social, pues aquellas reuniones solían ser encabezadas por mujeres, damas de alcurnia que convocaban a sus amistades entre la intelectualidad y las celebridades artísticas.
Famosos fueron los Salones Berlineses, animados por la joven judía Rahel Vernhagen, insertos en la antigua tradición hebrea que hizo posible, desde tiempos remotos, la instrucción de las mujeres en las letras y las artes, desafiando los cánones de la sociedad que prescribían para la mujer sólo quehaceres domésticos y de crianza. La familia de Miguel de Cervantes y Saavedra, de origen judío, conoció esta costumbre, que hizo posible la alfabetización de sus hijas. Este hecho le jugaría en contra cuando pretendió oficializar su “pureza de sangre” y condición de “cristiano viejo”.
En España, y sobre todo en Madrid, en la segunda mitad del siglo XIX, las tertulias se hicieron comunes en los cafés. Algunos de ellos, como el de La Montaña, El Colonial o el de Artistas, convocaban a los más preclaros intelectuales de la Generación del 98, como Jacinto Benavente, Ramón del Valle-Inclán, Manuel Machado, Miguel de Unamuno, Pedro Salinas y otros. Allí se dialogaba, se discutía y también se disputaba con la vehemencia propia de los españoles. En una de esas acaloradas discusiones, Valle-Inclán perdió su brazo izquierdo, luego de un terrible bastonazo que le propinara Manuel Bueno, ofendido por una crítica demoledora en su contra, publicada bajo la firma de don Ramón. Ofensa imperdonable entre pares, que podía llevar a batirse a duelo, con padrinos y pistolas..
Rafel Cansinos Assens, escritor sevillano radicado en Madrid, de origen sefardita, admirado por Borges, en su obra “La Novela de un Literato”, da cuenta, con maestría y humor, de las tertulias madrileñas en los días de la Primera Guerra Mundial, cuando la neutralidad española permitía el desarrollo de una vida más o menos normal para los artistas y bohemios de la época. Extraigo para ti, amigo lector, parte de esa crónica, titulada “El Colonial”:
“Poco a poco, sin yo pretenderlo, me veo convertido en cabecera de una tertulia literaria. Jóvenes poetas, tímidos como lo era yo en otro tiempo para los escritores que admiraba, se me acercan espontáneamente, se me presentan con un primer libro en las manos trémulas o simplemente con un verso no escrito en los labios, solicitando ser admitidos en mi círculo del Colonial. Nuestra mesa toma un carácter marcadamente literario, que aleja a los antiguos amigos como Alsagak, que, con aire de superioridad, miran a estos noveles atacados, como ellos dicen, del sarampión de la literatura…
“Lo cierto es que en este café ruidoso y bullente, de prosa y vulgaridad frívola, nuestro rinconcito es un pequeño Parnaso en el cual sólo se habla de literatura…, se recitan versos, se leen páginas inéditas, se hacen planes de grandes obras, se discuten valores… y se acarician sueños de gloria, que ponen ardientes de fiebre los ojos y los dilatan como estrellas…
“¿Quiénes son estos noveles, todavía ignorados de la Crítica, desdeñados de los colegas, que ya tienen un nombre, y que vienen a mí, como a un hermano mayor, en demanda de comprensión y ayuda? Siempre el mismo entusiasmo loco, la misma exaltación, los mismos ojos de fiebre y el mismo temblor en la voz…
“Entre estos noveles hay la natural emulación, los celos y menudas envidias, propias de todo grupo de humanos. Todos pretenden tener el secreto del arte y de la obra maestra, y todos miran con desdén al compañero. Todos, en una palabra, se creen genios…
“Con una sonrisa comprensiva y alentadora, les oigo sus versos y asisto a sus discusiones acaloradas, que a veces hacen volver la cabeza, asombrados, a los vecinos de mesa… ¡Qué vehemencia, qué gritos, qué disputas tan enconadas, no por una mujer, sino por esa cosa fantástica, irreal, que se llama literatura!...”

Recuerdo las reuniones en el bar Unión Chica, precedidos por el gran poeta Jorge Teillier, acompañados de Rolando Cárdenas y Aristóteles España, en los oscuros años 80’, cuando toda la bohemia vivía bajo sospecha y la noche era, sin eufemismos ni metáforas, la boca del lobo.
Ahora voy los lunes a la Sociedad de Escritores de Chile, procurando reeditar las tertulias en el refugio López Velarde, en torno al vino y la cerveza. Es como hurgar en los anaqueles algo desvaídos de la nostalgia… Cuesta conversar en medio del bárbaro ensimismamiento tecnológico que inunda la ciudad como negra epidemia.
Y aunque mi padre criticara a menudo mi excesiva facundia, yo, porfiado y modesto émulo de tertulianos célebres, encabezo una tertulia semanal en el Café Hamburgo, en la comuna de Ñuñoa, donde resido. Me acompañan amigos y poetas, entre los que destaco a Juan Antonio Massone, a Soledad Molina y a Manuel Andros. Asimismo, a mi buen amigo cordobés, ingeniero de oficio, Gregorio Dobao, y al productor de cine, antiguo compañero de afanes libertarios, Carlos Cabrera. Todos los miércoles, a partir de las siete de la tarde, abrimos este espacio para ejercer uno de los hábitos más placenteros y necesarios: conversar.
Te esperamos, buen amigo lector. Puedes hablar allí de lo que te plazca, y aun escuchar, que es un acto difícil en estos tiempos de incomunicación y de inocua algazara.

Edmundo Moure
Moderador de Tertulias
Comentarios (0) - Categoría: Colaboración de Edmundo Moure Rojas - Publicado o 03-11-2014 00:20
# Ligazón permanente a este artigo
JUAN JOSÉ CASTRO, director de orquesta argentino
2 de noviembre de 1943

JUAN JOSÉ CASTRO


Por Ramón Suárez Picallo

Vivamente conmovidos, entristecidos y amargados, hemos leído la insólita noticia, proveniente de Buenos Aires, de que el maestro Juan José Castro, ha sido privado en la República Argentina, del ejercicio de su noble profesión de Director de orquesta. Juan José Castro, digámoslo antes de nada, es hoy, el primer batuta de América del Sur dirigiendo conjuntos musicales y divulgando bellezas, esencias y valores, de los más grandes maestros de la Humanidad.

Adrede, no queremos, saber que razones –políticas o de otra índole– movieron a los que adoptaron la absurda, ridícula e inconcebible decisión, en contra del maestro argentino. Recordaremos, tan sólo que en la Alemania nazi y en la Italia de Mussolini, fueron los grandes directores de orquesta, los primeros “escabechados” por los dictadores, temerosos e incompatibles de la más bella de las artes: la música. Toscanini es un refugiado político; Mascagni acaba de pedir amparo y protección en la Santa Sede Romana; y, a los pocos días de ascender, Adolfo Hitler al primer puesto del Poder público en Alemania, llegaban a París y a Madrid, echados de su patria, tres o cuatro directores alemanes de orquestra apartados de su labor artística por ser judíos y no nazis. La llegada de uno de ellos a la capital de la España Republicana coincidió con una temporada de conciertos en el Teatro Monumental a cargo de la Sinfonía y de la Polifónica de Madrid dirigidas por el maestro Fernández Arbos y Pérez Casas, respectivamente.

Una tarde de viernes, el exilado alemán, asistía desde el palco de honor del Monumental a uno de los grandes conciertos. Entre otras obras maestras, figuraba en el programa “La Patética”, de Tchaikowsky. El director madrileño se planto en el entarimado ante el atril, hizo las llamadas de atención, y luego, dirigiéndose al palco donde estaba el director exilado, le dijo:

-Maestro: la batuta–. El alemán, conmovido hasta las lágrimas, salió del palco y se dirigió hacia la orquesta, en medio del público, puesto de pie, y aplaudiendo frenéticamente. Fue aquella, dirigida por el proscrito alemán, la mejor versión de “La Patética” escuchada nunca en Madrid.

Y es que, por encima de las fronteras, físicas, raciales y espirituales y políticas, extendía la música, su bella y eterna universalidad ajena y extraña a las cativeces dogmáticas de partidos de capilla. El gesto magnífico, nos lo acaba de recordar repitiéndolo el Decano de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Chile, y del Instituto de Extensión Musical, señor de Santa Cruz, ofreciéndole a Juan José Castro, la dirección de una temporada de conciertos en Chile, en compensación y como protesta por la medida punitiva adoptada por los mandamás de su país, en contra del arte musical y del mejor de sus cultores.

Es un gesto de artista, de hombre y de maestro, que les enaltece y honra por igual, al chileno y al argentino, y que, por su significado espiritual artístico y solidario, vale más allá y por encima, de cien mil decretos dictatoriales.


GRATITUD

Le debemos a Juan José Castro, inolvidables instantes de delectación estética. Se los debe toda la América del Sur, y muy especialmente, la ciudad de Buenos Aires, de cuya sensibilidad musical ha sido él, paciente y esforzado artífice.

Él fue el creador, el realizador y el animador de los famosos conciertos matinales populares del Teatro Colón, patrocinados por la Federación Obrera Regional Argentina y el Profesorado Orquestal, a raíz de una memorable huelga de músicos; el viejo coliseo porteño recibía, en las mañanas de los domingos, inmensas avalanchas de los barrios obreros, a quienes les eran reveladas, por vez primera, las bellezas misteriosas creadas por los grandes maestros: Beethoven, Bach, Schubert, Liszt, y cien más.

La “Misa Solemne”, de Beethoven, fue “puesta” –con ocasión del Centenario del Maestro– en uno de aquellos conciertos, para asombro de quienes jamás habían visto ni oído cosa tal. Fue una de las jornadas apoteósicas de Juan José, contento de ella, como un niño con zapatos nuevos. Su grande ilusión de llevar la gracia inmarcesible de la música clásica, a las grandes capas populares, era una realidad.

A Juan José Castro, se le debe, además, primero que a ningún otro, la revelación en América, de uno de los más grandes músicos españoles de nuestros tiempos. Manuel de Falla, el insigne compositor andaluz, tuvo en el gran director argentino, a uno de sus más devotos discípulos y al más feliz de sus intérpretes. Las versiones argentinas, dirigidas por Castro en Buenos Aires de “Retablo de Maese Pedro”, “Amor Brujo”, “El sombrero de tres picos”, hicieron cátedra y escuela, incluso para la misma España. Federico García Lorca –fusilado en Granada– y Cipriano Rivas Cherif –condenado a 30 años de presidio– cuando presentaron en el Teatro Español de Madrid, una célebre jornada de Arte, bajo la advocación del maestro Falla, declararon, expresamente, que seguían las huellas, trazadas en Buenos Aires, por Juan José Castro.

Últimamente dirigió en Buenos Aires, Juan José, la famosa “Sinfonía de Stalingrado”, ante el asombro y el aplauso de miles de oyentes, pertenecientes a todas las clases sociales, y a los núcleos más selectos de la cultura argentina”.

¿Fue, quizá, ese antecedente, junto con su tradición de artista al servicio del pueblo, una de las causas por las cuales se le priva del ejercicio de su profesión en su país? Él nunca fue político, ni hombre de partido, ni agitador social, como nunca lo fuera Federico García Lorca, fusilado en Granada. No lo sabemos a ciencia cierta. Lo que sí, sabemos, es que, contra él, se ha tomado una medida insólita en una nación culta y civilizada que le debe gratitud como artífice de su sensibilidad musical y de la esbeltización de su espíritu. ¡Ahí es nada, dictar medidas punibles contra la música! Quienes lo hacen, ignoran que el arte objeto de sus rencores, es inaprensible, impalpable, inmortal y universal, más allá y por encima de su paso transitorio por el Poder y por la Historia.

¡Siempre hubo música, desde que el mundo es mundo! Siempre la habrá, mientras vivan seres humanos sobre la haz de la tierra. No puede decirse igual cosa de los dictadores y gobernantes de fuerza, que sólo aparecen de cuando en cuando, esporádicamente, por malas temporadas, como los cataclismos y los grandes males colectivos.

Por eso, desde varios puntos de América –Chile entre ellos– se dirigen los artistas a Juan José de Castro para decirle cordialmente:

-Maestro: la batuta– Cosa que ninguna persona juiciosa, le dirá nunca a un dictador, nacido dentro o fuera de su tierra.
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (artistas) - Publicado o 02-11-2014 00:54
# Ligazón permanente a este artigo
[1] 2
© by Abertal