A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

XA SE PODE DESCARGAR O CADERNO DEDICADO AO FOTÓGRAFO VARELA POSSE

O pasado mes de outubro realizabamos unha exposición na Capela de San Roque de fotografías tomadas por Francisco Varela Posse da Sada dos anos 20-50. En paralelo, publicabamos un nº dedicado a el dos nosos Cadernos de Estudos Locais. Hoxe subímolo ao blogue en formato dixital:

PUBLICACIÓNS DA A. C. IRMÁNS SUÁREZ PICALLO
Comentarios (2) - Categoría: Xeral - Publicado o 31-10-2012 12:09
# Ligazón permanente a este artigo
14 de OUTUBRO · OFRENDA FLORAL A RAMÓN SUÁREZ PICALLO

Como vimos facendo cada 14 de outubro, este ano tamén rendimos homenaxe a Ramón Suárez Picallo o día no que se cumpren 48 anos do seu falecemento e 4 desde o traslado dos seus restos a Sada. Fixémolo, como sempre, cunha ofrenda floral no cemiterio do Fiunchedo, na que se leron varios textos alusivos a súa persoa.

Reproducimos un deses textos:


Ramón Suárez Picallo
Por Eliseo Pulpeiro


“Con el traje de tierra que estranaste”
Francisco Luis Bernárdez


El altivo desaliño de Ramón, su orgullosa inelegancia fue siempre motivo de preocupación para los colindantes que lo querían bien. Sus compañeros de tripulación en aquellos barcos a rueda que remontaban las aguas de esos grandes ríos que llevan a Asunción del Paraguay, tuvieron alguna vez que comprarle a riguroso escote un terno para que lo luciese por las calles coloniales de la capital paraguaya. (Vosotros sabéis que no estoy mintiendo, Pan, Garrido, Seijo…) Una vez pudo escabullirse de la vigilancia de sus amigos y se escapó a Ginebra en aquella delegación del doctor Pinto a la Conferencia Internacional del Trabajo, con su propia vestimenta y más orgulloso que Diógenes. Pero años después, en Madrid, lo atrapa Castelao y le hace estrenar una flamante chaqueta para su lucimiento en los escaños de las Cortes Republicanas.
Cuando pega el brinco trasandino y vuelve a vivir otra vez entre nosotros, Abraira lo somete al tormento de sus hilvanes y entretelas.

Quien en aquellas horas precursoras de la Semana Trágica (Semana de Holgorio le llamó amargamente el hondo humorismo gallego de Arturo Cancela), acudía a presencia de Yrigoyen, representando a sus compañeros marítimos, y altivo y desmelenado discutía con el enlevitado caballero que se llamó Joaquín de Anchorena, tuvo que sentir siempre él, el incomprensible acoso de los fanáticos de la estética indumentaria.

Los que lo conocimos bien, sabemos que Ramón estuvo siempre muy por encima de esas banalidades. Quede esa preocupación para don Miguel de Unamuno que se resiste a ir a recoger el título de doctor Honoris Causa de la Universidad de Oxford porque teme las miradas de la pulcra sociedad inglesa y cuando Pérez de Ayala logra convencerlo dice “Bueno, iré a ver si vuelvo aliviado de mis aldeanerías bilbaínas. Yo me asombro de que Baroja, más ogro y más aldeano que yo, se atreva a ataviarse para entrar en la Real Academia”. Don Pío, a su vez, le contesta a Enrique Méndez Calzada que lo tienta a venir a la Argentina: “Sí, iría, pero habría que empezar por ir al sastre”. Y por eso, nada más que por eso, renuncia a la aventura transatlántica.

A mí me parece que Ramón intuía que su elegancia radicaba exclusivamente en su oratoria. A él, el orador más puramente orador de todos los gallegos coetáneos, lo vestían sus palabras, sus metáforas, sus tropos, el cálido tono de su voz, sus gestos, con algunas arrugas gramaticales o dialécticas que hasta Unamuno observó un día en una intervención parlamentaria del Diputado gallego. “Estuvo usted muy bien, pero esa frase latina se pronuncia así…”, y en seguida la gran soberbia vizcaína del Profesor: “Pero no se preocupe, de eso solamente puedo darme cuenta yo”. Cuando Ramón bajaba de la tribuna, volvía a su ser natural, desmadejado y desaliñado, pero él no se daba cuenta y seguía su invariable senda.

Su verbo encendido y casi místico, producía a veces efectos sorprendentes. Ante la sala llena del viejo Teatro Mayo y con motivo del estreno de su Marola, dice un prólogo en su idioma gallego. Un público en gran parte ignorante, se ríe estimando acaso que esa lengua sólo sirve para cuentos chocarreros y diálogos de fiada y entonces, ¡ay!, surge el león, avanza hacia las candilejas y con vibrantes palabras que les obliga a recordar los arrullos de sus madres aldeanas, los sufrimientos labriegos, la dulzura del único hablar que sintieron en su infancia los paraliza, los enmudece y al final los hace romper en un cerrado y clamoroso aplauso.

Años antes, cuando Ramón Suárez no se había añadido todavía el Picallo, que lo separó de las lides sociales y lo trajo al fervor de nuestra causa, conmovía a un público inmenso que celebraba un funeral cívico a la muerte de Lenin. Su voz era suave, profética, sin enconos, sin denuestos y las gentes salían de la sala conmovidas y algunas sollozando. Este era así apacible, cordial, apostólico, ya hablase de la dulce Rosalía ya del severo revolucionario eslavo.

Por eso, amigo Regueira, ahora ha llegado el momento de tejerle a nuestro Ramón una veste, una túnica que lo libre de una ausencia desoladora y definitiva. A pesar de brillantes páginas marineras que complementan su obra de brillantes alegorías, de atinadas inquisiciones en el ser gallego, él era sobre todas las cosas orador y ya sabemos el sino fatal de los oradores. Ni de Donoso Carlés, ni de Maura podía recogerse en libros su esencia fundamental. Ni en libro, ni siquiera en grabaciones.

Y hay que hacer algo por la permanencia de Ramón entre los jóvenes que nos seguirán. De vosotros (Eduardo, José, Rafael, Luis, Emilio…) quedará siempre un poema, una novela, un ensayo que descubrirá sorprendido un muchacho de mañana y reviviréis. Pero Ramón está en trance de no volver. Contribuyamos a que eso no ocurra, y aquel peregrino que paseó por las dos Américas su agudo ingenio y además, en tiempos aciagos, la imagen y la veste ensangrentada de una patria destrozada, y que lo hizo con dolor pero sin odio, os mirará sonriente desde la eternidad.



Publicado en Orientación Gallega nº 26, Buenos Aires, outubro-novembro de 1964
Comentarios (0) - Categoría: Actividades - Publicado o 30-10-2012 09:57
# Ligazón permanente a este artigo
13 de OUTUBRO · PRESENTACIÓN DO Nº 5 DE AREAL

O pasado sábado 13 de outubro tiña lugar na Capela de San Roque, rehabilitada e reconvertida en espazo cultural en marzo de 2011, a presentación do nº 5 da nosa revista Areal. Ante un público que abarrotaba o edificio (preto de 150 persoas), actuou a Coral Polifónica da S. R. C. D. de Sada, interpretando pezas galegas e 3 obras da autoría do escritor sadense Ricardo Flores, a quen temos homenaxeado recentemente con motivo do 10º aniversario da súa morte. A Coral foi finalmente agasallada cunha peza do escultor e directivo da nosa asociación Xosé Val Díaz, Valdi.

Posteriormente, o socio Manuel Pérez Lorenzo realizou un percorrido polos contidos do presente número de Areal, que conta cunha sección especial dedicada ao propio Ricardo Flores.

Finalizou o acto cunha intervención excepcional: a da actriz Carmen Moreno, que representara obras de Ricardo Flores no Buenos Aires dos anos 50. Nesta ocasión, representou un anaco da obra Un ovo de dúas xemas, deleitando ao público coa súa vitalidade e simpatía.


Presentou e coordinou todo o acto o noso presidente Paco Pita.
Comentarios (2) - Categoría: Actividades - Publicado o 29-10-2012 11:01
# Ligazón permanente a este artigo
DISPOÑIBLE NO BLOGUE O Nº 4 DE AREAL

O pasado fin de semana presentabamos o nº 5 da revista Areal. Hoxe subimos ao blogue o nº 4 (dedicado en gran parte a Isaac Díaz Pardo), que xa está dispoñible para descargar na seguinte ligazón:


Areal - nº 4

Nos próximos días colgaremos fotografías e información acerca dos actos dos días 13 e 14.
Comentarios (0) - Categoría: PUBLICACIÓNS - Publicado o 28-10-2012 10:11
# Ligazón permanente a este artigo
MÁIS SOBRE CONSUMO DE PEIXE EN CHILE
Neste artigo faise referencia a unha polémica con Pick Up (Ramón Suárez Picallo) pero según Edmundo Moure, recompilador destes artigos, non está claro si este cronista existiu realmente ou é un heterónimo utilizado polo mesmo RSP para crear polémica...


27 de octubre de 1947

LA ESPADA Y EL CUCHARÓN


Por LOIS VAUGH

Pues señor, aunque era lo que menos podíamos esperar, un desafío es lo único que hasta ahora hemos cosechado en nuestro empeño de vulgarizar la culinaria del pescado en sus aspectos menos dispendiosos. Enfrascados en nuestras experiencias con distintas especies de pescado que nos interesan y en el estudio de sus particularidades gastro-económicas, excluimos de nuestra preocupación las propiedades que pudieran singularizar a nuestros ilustrados predecesores de esta campaña. Y parece ser que la más notable de uno de ellos, el señor Pick Up, es la susceptibilidad. Ante una alusión nuestra a los teorizantes en la materia, ha dado un sacudón como el que da la desprevenida albacora al sentir el arponazo, y, también como la albacora lo hace algunas veces nos ha arremetido hecho una furia y con la espada en ristre. Y es el caso de preguntarse: si quien ha reaccionado de ese modo es en realidad uno de los teorizantes a que nos referíamos al final de nuestro artículo sobre la sierra, ¿por qué se revuelve de esa manera contra una observación que en tal caso sería enteramente justa, aparte de estar desprovista de toda intención agresiva? Y si, como lo declara el señor Pick Up en su airada respuesta, él no es un teorizante de esos, sino un práctico, es decir, una persona que además de decir que sabe hacer las cosas, efectivamente las hace, ¿por qué se da por aludido?

Nuestro inesperado desafiante se mete con nosotros sin que por nuestra parte hayamos tenido la menor idea de meternos con él, y mucho menos la de invadirle su terreno culinario-periodístico, que es muy distinto y está muy lejos del modesto predio en que operamos, como él mismo lo pone en evidencia al formular su desafío.

Porque la contienda a que nos invita es una competencia sobre una materia en que nuestras reflexiones sobre el consumo de pescado no entra ni sale. Nos reta a un duelo culinario en que el vencedor sería el que elaborase los platos más ricos, a juicio de un tribunal que se designaría especialmente para el caso, y nosotros hemos discurrido sólo alrededor de las maneras más baratas de alimentarse agradablemente y bien, aprovechando la gran variedad de pescados de poco precio que hay al alcance del consumidor chileno, y cuyas cualidades este consumidor, por lo común ignora, lamentablemente. Siendo así, su desafío viene a colocarnos en una situación comparable a la que se vería, llegando al terreno del horror, un duelista que hubiera de afrontar con un cucharón a un adversario armado con una tizona de las forjas toledanas. En un encuentro realizado en tales condiciones, antes de medio minuto nuestro contendor nos dejaría secos de una estocada, pero esto, ¿qué vendría a demostrar? Nada, fuera de la evidente superioridad de la espada sobre el cucharón para batirse en duelo. Cosa que todo el mundo sabe desde que espadas y cucharones existen y de lo cual el duelista de la espada puede convencer a todo el mundo sin necesidad de matar a nadie. De lo que no lograría convencer a alma nacida este hipotético duelista es de que él es más valiente, mejor esgrimista y más honorable que su contendor el cucharón.

Ni qué decir tiene que si elaboramos guisos de pescado usando aceite puro de oliva de a 120 pesos el litro y los condimentamos con especies escogidas que valen su peso en oro, lo que nos resulte será digno de la mesa de un príncipe en día de gala. Pero no se trata de eso, ni nada parecido hemos tenido en vista al meter nuestro cucharón en esto de la vulgarización del consumo de pescado. Ya sólo con decir “vulgarización” quedan enunciados nuestros modestos propósitos. No nos interesan los manjares para príncipes, sino para la mesa del pobre, en la que a estas horas la carne bloqueada en la cordillera por la nieve algunas veces y otras por la falta de divisas, podría y debería ya haber sido reemplazada por el pescado. Pero, entendámonos, el pecado en las formas más fáciles, económicamente y culinariamente, que hemos venido preconizando.

En cualquier caso, creemos sinceramente que nuestra intervención en la campaña del pescado podría dar lugar a cualquier cosa, menos a que alguien resultara enojándose con nosotros. Las preparaciones que nos hemos permitido ofrecerle al público son sencillas y desprovistas de esos condimentos fuertes, picantes e intensos que son tan gratos al paladar de algunos gourmets, y que a la postre suelen dejar mal sabor de boca. Las verdad es que en la elaboración de nuestros guisos no acostumbramos usar el ají y en la de nuestros artículos tampoco. Así hemos obrado bajo la ingenua creencia de que ni lo que guisáramos ni lo que escribiéramos le escocería a nadie.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1947)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Consumo de peixe - Publicado o 27-10-2012 09:25
# Ligazón permanente a este artigo
PEIXE CHILENO
Novo artigo de RSP onde comentaba -hai 55 anos- as polémicas que mantiña na prensa sobre o consumo de peixe chileno ao tempo que trataba de incentivar o seu consumo entre a poboación, aínda que destacaba a calidade do peixe galego...
Pódense consultar na categoría Consumo de peixe outros artigos coa mesma temática.


26 de octubre de 1947

ARRIMANDO EL ASCUA A SU SARDINA


Por Ramón Suárez Picallo

Por si fuese poco para nosotros el tener que habérnoslas con el señor E. Louis Vaugh, adversario de gran volumen, en un diálogo sobre modos y maneras de guisar y de comer pescado, nos sale ahora al paso un nuevo contrincante de no menor envergadura, si hemos de juzgarlo por el nombre y el apellido. Llámase, nada menos, que Don Rodrigo, como el rey Godo, que perdió la batalla del Guadalete, como el de Vivar, que ganó batallas de vivo, y después de muerto, y como aquel otro que murió en el patíbulo, con tal gallardía, que suele decirse de él en dicho popular: ”tiene más orgullo que don Rodrigo en la horca”. En cuanto al apellido, ¡ahí no es nada lo del ojo! De la cavo, que quiere decir acción de cavar, refiriéndose al cultivo de las viñas y también al cuidado que se tiene en Palacio del agua y del vino que se sirve en la mesa a las personas principales, del Rey al paje. Pues, sí señor, don Rodrigo. La cava echa su cuarto a espadas, “por una sardina”, en esta amable polémica, en franca defensa de nuestro contrincante, bajo las apariencias de una imparcialidad más que dudosa. Por su estilo, por su gracia y por su malicia, se parece al señor Lois Vaugh como se parecen entre sí, dos calabazas de igual clase, color y tamaño. O, como solemos afirmar los grandes eruditos en paremiología: “Cada cual arrima al ascua su sardina”, ya que de sardina se trata.


UNA AFIRMACIÓN DEL TODO INJUSTA

Queremos pasar por alto, aún estimándolas mucho, las amables apreciaciones del señor de la Cava (don Rodrigo) sobre las condiciones periodísticas de cada cual. Vivimos como podemos y no como queríamos vivir, quizás. El caso es vivir con decoro, tratando de serle útil, de algún modo, al país donde por suerte nos toca estar, compartiendo su pan, su libertad y su paz. Por eso nos duele mucho una afirmación injusta del señor de la Cava: lo que él supone el pecado, imperdonable de nuestra parte si fuese cierto, de menospreciar al mar chileno y a sus especies. Mediante la palabra hablada, desde la alta tribuna de la Universidad, en centros culturales y pedagógicos, y por la palabra escrita en la prensa, hemos hablado reiteradas veces del mar de Chile, como ruta, como delectación estética (paisaje) y como opulenta fuente de riqueza. Y no por delirio literario ni por afán de “hacer la pata”, sino que por razones más poderosas de entrañable emoción subjetiva. Desde el año 1918 al 1922, hemos navegado en este mar desde Punta Arenas hasta Arica; y hemos ganado muy buen dinero llevando choros y centollas, desde la capital del estrecho a Buenos Aires, en el frigorífico de barcos en los que éramos despenseros, cambuceros o cosa parecida. Lo conocemos, puerto por puerto y caleta por caleta, y lo amamos por aquello de que conocer es el principio del amar.


NACIONALISMO AL REVÉS

No somos nacionalistas, y mucho menos en orden a juzgar los frutos del mar anchuroso, que por fortuna, aún no tiene fronteras. “Los peces no saben de aguas jurisdiccionales” y es de ellos el gran predio de los océanos, más allá y por encima de las normas jurídicas. Por eso no podemos afirmar, honestamente, que las sardinas y las merluzas de Chile, sean superiores a las de Santurce, de Rianjo, de Villagarcía, de Campelo o de la Puebla del Caramiñal. En España y en el resto de Europa, las sardinas de estos lugares se cotizan a mayores precios que todas las otras, por las razones siguientes:

1.a. - Por que nacen en la conjunción del río de agua clara con el mar, y se crían en la ría, o sea, en aguas híbridas, entre dulces y saladas.

2.a. - Porque la sardina de esos lugares se alimenta en los “cebados”, especie de praderas submarinas, que sólo existen en aquellos sitios, donde el mar y el río crean un lodo espumoso que les es muy propicio como manjar, y

3.a. - Porque allí la sardina sólo se pesca y se conserva en ciertas épocas del año, que van de junio al octubre y en varios días del mes de enero. En el resto del año está vedado pescarla.
No, los nacionalistas no somos nosotros.


PEJES DE OTRA LAYA

Si hablásemos del congrio colorado, del róbalo, del roncador o de la albacora, diríamos, sin temor a ser desmentidos, que las especies chilenas son únicas y muy superiores a todas sus similares del mundo. Y haríamos igual afirmación en lo que se refiere a los mariscos: el choro grande, la cholga , el erizo y el loco chilenos no tienen par igual, como, a nuestro juicio, no lo tienen tampoco las ostras, ni siquiera las de Arcade de Pontevedra, a las que alude Marcial en uno de sus epigramas, refiriéndose a la mesa del César, cuando dice: “Mientras tú tienes en tu plato las ricas ostras y los sabrosos sollos de Galicia, yo tengo el mío, un triste cangrejo del Tíber”. (El sollo es, con alguna variante, el lenguado, que en Chile nadie estima). Al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios. Porque ni en Europa, ni en América, ni en África, ni en Asia, ni en la Oceanía hay sardinas iguales a las del Norte y Noroeste de España, contando, geográficamente desde Santurce hasta el puerto de Leixoes en Portugal. Por algo es que los productos pesqueros de allí –más caros y todo- conservan el cetro mundial en las buenas mesas ¿Por preconcepto esnobista? Algo de eso hay, pero también hay mucho de lo otro: su calidad aún no superada.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de...1947)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Consumo de peixe - Publicado o 26-10-2012 01:42
# Ligazón permanente a este artigo
MÁXIMO SEVERO, periodista e escritor chileno

Juan Tejeda Oliva(1916 - 1972). Escritor e periodista chileno. Colaborou co diario “La Nación” e as revistas “Vea” e “Pobre diablo”. Publicou duas obras de teatro: “Fuga” e “Robar no cuesta nada”, ademáis de ensaios e novelas, tamén o libro de poesía “Malversación del alma” (1963). Como periodista, escribía co pseudónimo de “Máximo Severo”.
RSP adicalle a sua columna ao concederselle un premio destacando a sua capacidad de síntesis e brevidade dos seus artigos.


25 de octubre de 1949

MINUTOS
MÁXIMO SEVERO


Por Ramón Suárez Picallo

No conocemos personalmente, a Máximo Severo. Pero leemos todos los días sus grandes crónicas, casi nunca mayores de tres líneas de columna.

Conocimos, en cambio, hace mucho tiempo, a cierto administrador de periódico, que pagaba por centímetro de columna el trabajo de sus redactores y colaboradores, según dimensión y la largura.

El administrador de nuestro conocimiento, murió, para bien del periodismo hace 50 años; en cambio, Máximo Severo acaba de obtener el premio “Camilo Henríquez”, concedido al mejor trabajo periodístico del último semestre.

Lo cual va en grande honra de Máximo Severo y de un sabio filósofo aragonés, llamado Baltasar Gracián, que decía: “Si lo bueno breve, dos veces bueno”.

Breve conto de Máximo Severo
Ler máis sobre Máximo Severo
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 25-10-2012 15:58
# Ligazón permanente a este artigo
Agradecemento aos que fixeron que o nº 5 de Areal fose posible
Grazas aos establecementos:
Río da Ponte, Café Bar Riobao, Charcutería Las Delicias IV, Floristería Zona Verde, Panadería Carnoedo, Clínica Dental Alident, El Chiringuito, Ciclos Paco, El Rincón del Abuelo, Lencería Marichelo, Centro Veterinario del Noroeste Sada, Galerna, Axencia de Viaxes Voar, Óptica José M. Muíño, Don Chuletón, Peluquería Abad, Frutas Sánchez, Tita Chas, Discoteca Grecos, Centro de Fisioterapia Ines Calaza Cal, Mecánica Dominsada, Libraría Brañas, Mar de Lira, Cafetería Marfil e Cafetería Bahía de Sada.
Sen a axuda dos comerciantes que se publicitan en Areal, a revista non podería existir. Moitísimas grazas a tod@s!!

E moitísimas grazas aos colaboradores deste nº 5 de Areal, por compartir con nós os vosos traballos!
E son: Edmundo Moure, Ana Luisa Bouza Santiago, Mª do Carme Ríos Panisse, Xosé Anxo Seoane Cao, Manuel Pérez Lorenzo, Manuel Lugrís Rodríguez, Antón Santamarina Delgado, José Mª Monterroso Devesa, Xaime Rodríguez Rodríguez, Ricardo Seixo, Vanesa Santiago Vázquez, Marisa Naveiro López, Francisco Arturo Pita Fernández.

No seguinte enlace podedes descargar as anteriores publicacións da AC Irmáns Suárez Picallo, tanto revistas, como cadernos de estudos locais e libros.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 24-10-2012 10:01
# Ligazón permanente a este artigo
NO EXILIO, LEMBRANDO A ESPAÑA
Desde o seu obrigado exilio en Chile,onde chegou hai xa seis anos,e nese "camiño a ningures"que representa a sua vida de exiliado, RSP ante a proxección dun documental sobre España, reflexiona, lembra e comenta as impresións que percibe ante as novas que presenta dita reportaxe (Compostela, Manolete...)


23 de octubre de 1948

REMANSO EN EL CAMINO.
ESPAÑA ANTE LOS OJOS


Por Ramón Suárez Picallo

Días pasados hemos recibido una amable invitación para ver proyectada en las pantallas de un gran cine de Santiago, películas de actualidades y documentales de España, y por aquello de que la cortesía es el arte del bien cumplir, nos fuimos a presenciar él espectáculo, sin preconceptos ni prejuicios, debidos más que nada al origen político de los que lo patrocinaban. Pues bien; tenemos que declarar, lentamente, haber pasado uno de los momentos más emocionados de nuestro largo peregrinar por los caminos del mundo. ¡Ojalá en el árido desierto espiritual de las almas que tienen tierra suya para reposar! ¡Remanso en un camino árido y largo, que por ser camino de exilio no conduce a ninguna parte! España, el nombre sagrado de las letras rotundas y sonoras, para el amor que se siente en la carne del corazón, y sortilegio… Sustantividad eterna en el tiempo y en el espacio; ayer, mañana y siempre, en la vida y en la muerte y más allá de la muerte. ¡Ahí es nada tenerla por unos minutos delante de los ojos!


B O D A

En Mallorca, clara isla mediterránea y clásica, de aguas de mar encendidas en luz, hay una boda. Los amigos del novio y las amigas de la novia, acompañan el cortejo cantándole a la pareja canciones de fecunda bienandanza. Los caminos helénicos y las arboledas a punto de revelar un viejo mito pagano, están florecidas de primavera. El alcalde místico y el cura, sencillo como un niño, repiten por multimilésima vez la frase generatriz: “Creced y multiplicaos”, para la mayor gloria de Dios y para cubrir de niños sanos y robustos las plazas, los parques y los jardines. Una añeja canción de los tiempos de Ramón Lull, sube hasta las torres catedralicias a modo de himno y de bendición. Es una boda en Mallorca.

Compostela –la docta y augusta “Campus Stellae”– aparece luego ante los ojos alampados de los que tenemos por “Alma Mater” a su Universidad, que nos hemos mojado y remojado. Platería, Gloria y la Quintana de los Muertos; que hemos escuchado, con el alma de rodillas a las 12 de la noche, las badaladas del reloj de la Berenguela, la torre más alta, más bella y más cristiana de todas las torres españolas, que hemos abrazado al Santo Peregrino, amable y bondadoso, en una bellísima imagen del siglo XII, con bordón, sandalias y veneras, sin la menor idea ni intención de convertirse en homicida, que hemos correspondido a la sonrisa del profeta –la primera sonrisa graciosa de la Edad Media anunciando el Renacimiento– con un tú para tú ante el Maestro Mateo, su creador.

La urbe ecuménica como Roma y Jerusalén, camino europeo del ir y del venir de la Cristiandad, guiados los caminantes por el ronsel estrellado de la Vía Láctea. La lluvia eterna –“Como chove miudiño, como miudiño chove, pola banda de Laiño, pola banda de Lestrove ”- haciéndole música a la leyenda florecida sobre las piedras que pisaron los pies de Dante y de Francisco de Asís y de san Rosendo de Celavona, del Cid Campeador y del Rey Sabio.

Una versión cinematográfica documental de las más hermosas que hemos visto.


MANOLETE

No fuimos, no somos ni seremos nunca amigos de los toreros, ni de las corridas de toros. Hemos nacido y nos hemos criado en tierras de labranzas y de pan llevar, donde los animales vacunos son amigos y compañeros de labrador. Por eso nunca tendremos por profesión honorable la de matar animales aptos para las nobles faenas, campesinas. Y además, por razones de sensibilidad y de cultura, no creeremos nunca que un toro –por muy valiente que sea– pueda ser una figura heroica y nacional de España; nos quedamos con Cervantes y con Lope; con Ramón y Cajal y con Torres Quevedo; con Gelmirez y con Unamuno; como con el Cid y con el Gran Capitán. Pero si no tratamos de reconocer valores permanentes humanos, tenemos que declarar que un resumen cinematográfico de la vida toreril de Manolete nos ha impresionado. En ocasión de su muerte, en la Plaza de Linares, escribimos contra la “torería” y lo seguiremos haciendo cada vez que el tema se presente. Grandeza de lo que a nuestro juicio es una profesión poco estimable.

Sobrio, elegante, triste como los personajes de su paisano Séneca, había en él una soberana y españolísima virtud: su olímpico desprecio por la vida y por la muerte. En ese orden, Manolete, será en su día estatua de belleza.


Y AHORA, LO OTRO

Por entremedio de lo dicho, hubo en el programa números indignos de ser exhibidos en elogio de España. Galia Gómez, que no es española, que quiso ser artista, ahora hace cuarenta años, no debía figurar allí, ni tampoco los incidentes y números de mal football, exhibidos donde se juega balompié muchísimo mejor. Y por último, el relator -“Speaker” si se prefiere– que es lo más malo que hemos escuchado en su género; voz mala y desagradable, lenguaje cursi y pobre y sin gracia, vacilante, torpón, y en la mayoría de los casos, sin saber nade de lo que se trataba. Ello es muy lamentable habida cuenta de que España pervive en América. Más, a pesar de eso, queremos dejar constancia de nuestra emoción por haber tenido unos minutos a España ante los ojos.

(Artigo publicado no xornal La Hora,en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1948)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Exiliados - Publicado o 23-10-2012 16:23
# Ligazón permanente a este artigo
A A.C. IRMÁNS SUÁREZ PICALLO, TRES ANOS NA REDE
Este blogue iniciou a sua andadura na rede o día 17 de outubro de 2009. Cumplimos pois tres anos.
Neste tempo, publicamos 1020 entradas relacionadas coas distintas categorias ou seccións nas que está configurado e alcanzamos as 150.000 visitas.


Ainda que nos ocupamos de difundir textos e informacións relacionados con Sada, tratamos ademais de divulgar os escritos de Ramón Suárez Picallo. Os 730 artigos que -ata hoxe- publicamos de RSP,corresponden case na sua totalidade ao período de permanencia en Chile como exiliado(1942-1956)ainda que tamén publicamos artigos correspondentes a sua etapa como emigrante en Bos Aires(1912-1931) ou como deputado nas Cortes da II República e da sua última etapa na Arxentina(1956-1964)


Os CADERNOS DE ESTUDOS LOCAIS (12 números editados + un extraordinario) e a revista AREAL
-agora na rúa o seu nº 5- son tamén outros materiais editados por esta Asociación, que se poden ler no apartado de Publicacións.
Comentarios (0) - Categoría: Actividades - Publicado o 17-10-2012 17:02
# Ligazón permanente a este artigo
1 [2]
© by Abertal