A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

LIGA DE NON FUMADORES EN 1949
Hoxe en día o tabaco e a prohibición de fumar en cafeterias está dando moito que falar. En 1949 xurdiu en España unha Liga de Non Fumadores e RSP coñecedor da noticia da a sua visión ao respecto e xa adianta os males que pode causar o consumo do tabaco...


31 de enero de 1949

ANTITABAQUISMO, O A LA FUERZA AHORCAN


Por Ramón Suárez Picallo

Con el patrocinio del Gobierno de Madrid, se ha formado en España una Liga de No Fumadores. La dirige el Dr. Serrano Piqueras, fabricante de un específico que le quita, a quienes lo toman, la fea, nefanda y carísima costumbre de fumar. Distribuye millares de artículos, panfletos y dibujos en los que se narran las mil y una dolencias y alifafes , provenientes del tabaco y está creando un ambiente terrible contra los echadores de humo. En cambio se deshace en elogios a varios miles de ciudadanos “antihumistas”, que llevan, a modo de distintivo de su virtud, un botoncito en la solapa con una leyenda casi injuriosa para los fumadores.

La campaña está en pleno apogeo y su éxito, en el país más fumador del mundo, tiene asombrados a los higienistas, vegetarianos, naturistas y otros istas, enemigos jurados de Carmen la cigarrera y de su alegre industria. Pero un corresponsal de la U.P., que se dedicó a estudiar el fenómeno, sostiene que se trata sencillamente de trocar en virtud una necesidad. El milagro se debe según, a la escasez de tabaco y a su consiguiente carestía y a que el Gobierno, aún teniéndolo racionado, no alcanza a proveer a las demandas ni en una tercera parte.

Que nos perdone el corresponsal si no coincidimos con sus apreciaciones. Porque en España –lo sabemos de buena tinta- las ganas de fumar, la afición de echar humo por boca y narices es mayor cuanto menos tabaco hay allí. ¡Si lo sabrán los contrabandistas de las dos Navarras, de la frontera de Andorra y de la Línea, en las inmediaciones de Gibraltar, y los de la Raya de Portugal! Por lo demás, la inmensa mayoría de los fumadores españoles aprendieron a serlo sin catar el tabaco: las ramas de papa secas, las barbas del choclo, las hojas crujientes de la zarzamora y las de abedul, envueltas en papel de estraza o en hoja de maíz, fueron su iniciación en el pitillo. Cuanto más se le mixturaba con alguna colilla hurtada o pedida al tío o al abuelo consentidor, en cuyo caso, por cada chupada había que toser una hora.

No señor, no; en España nadie deja de fumar por no tener tabaco. Ni allí ni en ninguna otra parte. Lo que ocurre es que los españoles están entrando por el aro de la ilustración, y comienzan a escuchar las prédicas sapientísimas de sus higienistas, teósofos y vegetarianos, convencidos de que el tabaco es uno de los más grandes enemigos de la salud de las personas: las úlceras, el cáncer, la faringitis, todos los carditis a más de la angina pectoris y la bronquitis, tienen su causa principal en el cochino vicio de fumar. O, como decía el otro, el Diablo predicando el Evangelio y después vendiendo cruces.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, o día 31 de xaneiro de ... 1949)
Entrevista con Serrano Piqueras de la Liga de No Fumadores
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Enfermidades - Publicado o 31-01-2011 10:15
# Ligazón permanente a este artigo
UN MANIFESTO DO CENTRO CULTURAL OBRERO DE SADA
O porto de refuxio foi unha das reivindicacións históricas dos mariñeiros de Sada, desde finais do século XIX ata o ano 1935, cando se colocou a primeira pedra, se ben as obras se demoraron por mor da Guerra Civil.
O Centro Cultural Obrero foi unha organización que, entre 1930 1931, agrupaba a xente de diversas ideoloxías (anarquistas, socialistas, galeguistas...) co fin de realizar actividades solidarias, de difusión cultural, etc. Neste caso presentamos un manifesto no que se reivindica a construción do porto.




LO QUE PIDEN LOS PUEBLOS
EL PUERTO DE REFUGIO DE SADA



El Centro Cultural Obrero de Sada al exponer las demandas de los "hijos del mar", no pide a ciegas, ni aspira a conseguir tales o cuales cosas en nombre de la colectividad. Nos duele que el Estado los tenga en abandono, para cuya industria no se legisló jamás de manera metódica: legislación ordenada y comprensiva de los mil y mil pormenores que se ofrecen.

El mar es el que todo lo da al hogar marinero y el que todo se lo lleva, y el calvario es el mar para sus hijos valientes y mártires para quienes tiene el invierno días amargos, sin pan y sin pesca.

Hay muchos pueblos pesqueros galicianos que como en este de Sada no existen ni muelles ni un pequeño espigón en donde en mareas bajas se pueden realizar directamente la faenas de la pesca. Al regreso de estas faenas los hombres, con agua hasta la rodilla no les queda otra resolución que empujar el bote hasta encallarlo en la arena.

Cuando el mal tiempo sorprende una embarcación en el mal llamado puerto sadense tiene que huir en busca del refugio de La Coruña o río arriba por el Mandeo o el Eume, buscando amparo en la ensenada hospitalaria de Puentedeume o de otros pueblos, o quedar en el mar a merced de la suerte, estrellándose unas contra otras o contra los acantilados de la costa, por falta de una pequeña dársena donde refugiarlas.

Sada vive del mar, de la pesca que da vida a sus diez fábricas de salazón y conservas y a sus 200 motoras pesqueras y otras tantas de remo y vela.
So celebra en la villa diariamente un importante mercado en donde la pesca es adquirida por “tratantes" e intermediarios que a su vez se valen de numerosos camiones, grandes ómnibus de línea y del tranvía eléctrico coruñés para exportarlo a Betanzos, Órdenes, La Coruña y otros pueblos. Y no hablemos del comercio de cabotaje con La Coruña y puertos del Cantábrico, a los cuales se exporta grandes cantidades de madera y pinos con destino a las minas de Asturias. Ello justifica 1a existencia de la Ayudantía de Marina, estafeta de Correos, servicio de Telégrafos y Teléfonos, etcétera con que cuenta Sada.

Y pese a todo este tráfico, Sada tiene un puerto tan inútil que en la marea baja deja al aire su pradera de algas y fondos fangosos en una extensión de mil metros aproximadamente.

El Centro Cultural Obrero de Sada se cree en la obligación de velar por la vida de sus camaradas marineros, haciendo que su voz se eleve por encima de las de aquellos a quienes no les preocupa otra cosa más que su medro personal.

El Estado debiera evitar que el mar siga siendo el calvario y el sudario del pescador, de ese mar que en las noches tenebrosas de invierno todo lo arrasa, todo lo destroza bajo sus negras y rugientes montañas do agua. ¡Bárbaro espectáculo apocalíptico del enfurecido elemento! que mantiene la congoja en centenares de hogares sadenses.

Sada fue el primer puertecito pesquero que ha solicitado la construcción de un puerto do refugio para barcos pesqueros y hasta tenemos entendido que está hecho el proyecto y estudio, pero todavía no ha visto realizadas sus aspiraciones legítimas.

Pero la culpa de este abandono alcanza en gran parte a los pueblos que no se unen para exigir virilmente el cumplimiento de las eternas promesas que siempre son anuncio de unas elecciones.

¡Es inicuo que se hubiese engañado tantas veces al pueblo con "promesas" que nunca ha visto realizadas!

Cada vez que el mar se encrespa y "hace de las suyas" es cuando nos acordamos de “Santa Bárbara" y todas las tragedias de otras invernadas desfilan por la mente de nuestros camaradas "los hijos del mar".

Y esto no puede continuar así. Nuestras industrias pesqueras y marineras están abandonadas a sus esfuerzos.

El Centro Cultural Obrero de Sada, haciéndose eco del sentir popular y recogiendo los angustiosos clamores de los pescadores sadenses, no puede por menos de llamar la atención del Gobierno sobre esta postergación, abandono o lo que sea. Este Municipio contribuye como cualquier otro dentro de sus posibilidades y riquezas a las cargas del Estado.

La idea de celebrar una Asamblea nos parece bien y habremos de prestarle el calor necesario. Y en esas magnas reuniones, y en esos acuerdos, en esos actos, en esos telegramas, en esas cartas y esas comisiones que irían a Madrid, debe exponerse respetuosa pero enérgicamente las aspiraciones de una clase y de un pueblo de diez mil habitantes que desea un puerto de refugio para sus barcos pesqueros.

No hace mucho se ha pedido al municipio el arreglo del pavimento de la rampla del Cargadoiro, única en medianas condiciones de utilización para las faenas de la pesca y ello no es aún lo peor, sino que la parte colindante con el mar no cuenta ni con una mala valla o muro que hiciese las veces de pasamano, de defensa de las personas y vehículos que por aquel lugar transitasen; también se pedía se dotase al citado lugar de un cobertizo en que pudiesen guarecerse en las noches crudas de invierno nuestras trabajadoras y camaradas "tratantas" que en aquel lugar hacen las partidas y tasaciones de la pesca. Y todo esto tiene que hacerse a la intemperie de las heladas e interminables noches de invierno con el agua hasta la rodilla.

Pocos de cuantos gustan del fruto del mar se dan cuenta de lo que cuesta.

Rara es la faena de la pesca que no tenga que realizarse, arrostrando todos los peligros, sorteando todos los vientos, a pecho descubierto y jugando con la muerte. No hay pan que más cueste que el ganado en el mar.

El Centro Cultural Obrero sadense, pide al Gobierno se digne tomar las medidas contundentes a que en el plazo más breve se dote a Sada de un puerto de refugio para barcos de pesca. El presidente, José Monzo. —Vicepresidente, Francisco Vales. —El secretario, M. L. Freire-Calvelo. —El tesorero, Avelino Flórez- Y vocales, José Flórez y Lisardo Abruñedo.



La Voz de Galicia, 28/11/1930
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 30-01-2011 10:51
# Ligazón permanente a este artigo
SÁTIRAS CONTRA RAMÓN SUÁREZ PICALLO

A revista humorística Gracia y Justicia, publicada en Madrid durante os anos da II República, adoitaba empregar o sensacionalismo e a sátira máis despiadada para facer política, nunha liña evidentemente dereitista. Tanto daba se as súas afirmacións eran veraces ou se se valía da esaxeración.
Un dos políticos sobre os que verquía os seus ácidos comentarios era Suárez Picallo, ao que lle criticaba o seu pasado como emigrante na Arxentina (que para a dereita lle quitaba lexitimidade á hora de representar á provincia da Coruña como deputado), e, sobre todo, o seu tardío paso polas aulas (cursando o bacharelato mentres no ano 1932 e licencíandose en Dereito no 1935).
Reproducimos aquí dous textos satíricos, polo seu evidente interese histórico. Ás críticas voraces contra Suárez Picallo súmanse outras contra destacados dirixentes do Partido Galeguista, entre eles o tamén sadense Manuel Lugrís Freire, polo que fica evidente que tras un texto humorístico existe un trasfondo político de desprecio cara os nacionalismos periféricos e cara a cultura galega por parte da prensa madrileña máis cavernícola.



COMO NOS DIVERTIMOS EN EL MITIN GALLEGUISTA DE LA CORUÑA

CORUÑA.—Envío una información completa del mitin galleguista celebrado el domingo en esta capital. Se produjo el suceso en el teatro de Rosalía de Castro, con una gran concurrencia ávida de hacer una apoteosis a los diputados gallegos por su brillante actuación en las Cortes. Apenas aparecieron éstos en el estrado, uno de la Estrada (provincia de Pontevedra) lea gritó entusiasmado:
—¿Por qué non vos quedáchedes nas Cortes?
Algunos coruñeses, que entienden algo el gallego, porque fueron a la escuela que tenía la “Irmandade da fala”, se retorcieron de risa, Víctor Casas torcía el gesto: Lugrís Freire no sabia qué hacer con los cuatro infinitivos de que dispone para él solo cuando habla en la vernácula. Por fin, Suárez Picallo consiguió dejar oír su voz argentina:
—Queridos “connasionale, se venimo” aquí a daros cuenta de nuestra labor que como “gachegos cossiente” emprendimos bajo los pliegues de nuestra bandera.
A “sielo” arrebataron,
nuestros gigantes padres
el blanco y el “seleste”
de nuestro pabellón.
Un camarero de los vapores que hacen la travesía a la América del Sur grita:
—Eso es el himno argentino.
—Si, eso es de Lino, lo del pabellón es de lino.
—Vea, compadre—ruge Suárez Picallo—, a mi no me pisa el poncho ningún otario.
Un notario de Betanzos se da por aludido e increpa al orador. El público en masa canta el conocido tango que empieza: “Fume, compadre”, etc. Por fin un caballero de un palco impone silencio, al decir:
—Dejadlo que hable, que nos recuerda a la Maizani.
Picallo continúa:
—Nosotro hemos conseguido para esta querida capital y para Vigo, los muelles para trasatlánticos que tan necesarios eran.
—¡Adiós, Guadalhorce!—grita uno que estuvo al servicio de la Dictadura.
Picallo continúa impertérrito:
—A nosotros nos debéis la repoblación de los montes de la provincia de Pontevedra, que malas lenguas atribuyen al señor la Sota.
—¡Embustero! —exclaman varios—. Lo del monte se debe a la Sota.
El escándalo es inenarrable. Al pobre Suárez le dan un tute. Lugrís Freire dice a Casas:
—Me parece que hemos hecho las diez de últimas.
El diputado argentino, inmutable, sigue diciendo:
—Hemos conseguido la libre importación del maíz, el abaratamiento de la hoja de lata, el ferrocarril de Zamora a la Coruña. Las obras de éste han adquirido tal intensidad, gracias a nosotros, que dentro de poco vendrá a visitarnos en él don Indalecio Prieto. Ya me parece oír la locomotora que pita.
En este momento la silba en el teatro es tan estrepitosa que se oye en la calle, en la calle de Silva, de Madrid.
Interviene Castelao y por poco se origina la hecatombe. El público cree que el insigne dibujante se burla, porque saca la lengua, la lengua gallega, que casi nadie conoce. Pero el diputado por Pontevedra se apodera de la mayoría, pues arremete contra la minoría gallega del Parlamento. Dirigiéndose a los diputados, dice:
—Sodes un fato de lacazáns.
—¡Que hable en castellano, que estamos en Coruña! —le gritan.
Villar Ponte traduce la frase; pero Lugrís Freire se muestra disconforme con la traducción, y saca a relucir su gramática de los cuatro infinitivos. Villar Ponte, al ver la gramática, queda suspenso, y el público también, porque como en su mayor parte es de coruñeses, sabe tanto gallego como el ministro de Instrucción pública.
Castelao aprovecha la circunstancia para continuar, y consigue apoderase de la atención de la mayoría, porque despotrica contra la minoría. Se declara francamente separatista pues anuncia que se separa de sus compañeros del Parlamento. El público, en masa, también se hace separatista. Es decir, que se separa de sus diputados. Castelao dice luego que el ideal gallego es que la voz de Galicia llegue a Portugal, pasando por encima de los carabineros. Don Alejandro Barreiro manifiesta airadamente que “La Voz de Galicia” ni pasa por encima de los carabineros ni pasa por eso que dice Castelao. Un redactor de “El Ideal Gallego” declara que “La Voz de Galicia” ni va a Portugal ni a ninguna parte. El escándalo es indescriptible. Sólo podría reproducirlo la banda republicana, dirigida por Pérez Madrigal. Se oye rugir, croar, gañir...
—¡Quen me dea un pau doulle un peso! —berra uno.
—¡Ey, Carballeira! —responde otro.
—¡Terra a Nosa! —gritan acullá.
Y allí:
—¡Viva Rusia!
—¡Viva la Constitución checoslovaca!
—¡Viva Coruña! ¡Muera Vigo!
—¡Viva Vigo! ¡Muera Coruña!
Fracasó el galleguismo; pero triunfó la galleguidad. Castelao, triste, morriñento, saudoso, se va recitando los versos de Rosalía:
“Teño unha espiña cravada,
cravada no corazón...”
Suárez Picallo, con su andar de taita de arrabal, canturrea:
“Percanta que me amuraste
en lo mejor de la vida,
dejándome el alma herida
y espina en el corazón.”
El público sale escamado, como Albornoz cuando oye hablar de crisis.


Gracia y Justicia, Madrid, 02/01/1936



SUAREZ PICALLO ESTÁ A LO QUE SE PESCA

En el “Acuarium” encontramos al diputado argentino.
—¿Cómo dise que le va, che, viejo?
—Así, no más, ilustre ex proel. Venia a hablarle a usted de la Marina.
—¿Viene usted de La Coruña?
—No; es de nuestra Marina de guerra.
—No me hable usted de la guerra. A mi lo que me interesa es la pesca. ¿Usted sabe lo que cuesta coger una merluza?
—Con esto del Estatuto del Vino, debe ser un dineral.
—Me refiero al malacopterigio de los subranquiales.
—¡Reproa, qué erudición!
—Acabo de aprobar el bachillerato. Pues coger una merluza, como iba diciendo, cuesta mucho trabajo y mucha zozobra.
—Si, sobre todo cuando el barco zozobra.
—Pues bien, para terminar, la solución del problema de la pesca está contenido en el “folk-lore” gallego.
“Teño lanchas, teño redes,
teño sardiñas no mar,
teño unha muller bonita
xa non quero traballar.”
Y el que quiera entender que entienda.
—Que entienda el gallego, naturalmente.

Gracia y Justicia, Madrid, 10/12/1932
Comentarios (0) - Categoría: Textos históricos - Publicado o 29-01-2011 11:40
# Ligazón permanente a este artigo
O PEIXE E OS PESCADORES CHILENOS

Novo artigo de RSP (xa levamos máis de doce)animando ao consumo de peixe entre a poboación chilena e no que trata e analiza as causas de tal rexeite...


28 de enero de 1947
EL PESCADO Y LOS PESCADORES


Por Ramón Suárez Picallo

Se ha celebrado recientemente en Valparaíso el V Congreso de los Pescadores Chilenos, y entre otros acuerdos de gran interés gremial, aprobaron un proyecto de creación de una Central de Compras y distribución de productos marítimos, tendiente a fomentar un mayor consumo de pescado, en los grandes centros de población de la República, abriéndole cauces a una gran industria chilena y ayudando a resolver el problema de la alimentación popular, que es, hoy por hoy, el problema de los problemas para el pueblo y para el Gobierno.

Fundamentando su acuerdo, los congresistas hacen varias afirmaciones ciertísimas, a saber: 1º Existe una total desorganización y desorientación referente al comercio de la industria pesquera en todos sus aspectos. 2º Por causa de intermediarios inescrupulosos, los productores no perciben una remuneración adecuada a su esfuerzo. 3º A su vez, los consumidores, por esa misma causa, no pueden consumir pescado abundante, barato y de buena calidad. 4º Se está desaprovechando una oportunidad magnífica para fomentar en el pueblo chileno la costumbre de sustituir en su dieta, la carne, escasa, cara y mala por el pescado, nutritivo, abundante, barato y exquisito.

Todas las afirmaciones enunciadas constituyen verdades irrefutables; pero falta otra, que se refiere a los propios pescadores, y es ésta: en Chile, la industria pesquera, en todos sus aspectos, ha tropezado siempre y tropieza aún hoy, con un obstáculo de gran volumen: la falta de conciencia gremial, de sentido de responsabilidad, económica y comercial del pescador chileno que se considera un deportista, que trabaja cuando quiere y como quiere, según sean sus necesidades inmediatas, sin tener en cuenta que una industria nueva de consumo popular hay que servirla con regularidad para mantener su clientela y acrecentarla. Algunas veces, hace apenas unos días, hemos leído que los pescadores de cierto puerto, próximo a Santiago, arrojaron al mar cantidades importantes de pescado por falta de precio remunerador, mientras en la misma población y aquí en la capital numerosas familias pobres no podían probarlo por falta de recursos; inaccesibles a los precios oficiales, o mejor dicho, a los precios que le fijan los acaparadores.

No queremos que nuestros amigos, los pescadores, vean en lo que antecede una censura ni un ataque. Bien sabemos que todo responde a un estado de cosas, señalado muchas veces desde estas columnas, como de indolencia, incompetencia y menosprecio, a una tan caudalosa fuente de riqueza como es el mar chileno. El latifundio, la mina y un comercio artificial que quita mucho y no pone nada en la riqueza de la Nación, absorben todas las atenciones, mientras el mar, que lo da todo y no pide nada, está debajo de la mano de todos menos de los que lucran con el esfuerzo del productor y con la necesidad del consumidor de sus bienes.

Así como hay en Chile los grupos de mineros, de campesinos, de empleados etc., hay o debe haber el grupo social de los pescadores; pero éstos tienen deberes distintos que cumplir, según las especiales características de su trabajo y de su función social, como pioneros de una nueva fuente de riqueza de la que ellos han de ser los primeros beneficiados.
Hay que crear en Chile varias escuelas de pescadores, como la que ya existe en San Vicente, que es, ciertamente, ejemplar, de las que saldrá toda una clase social, culta, apta e inteligente, cuidadora de sus derechos y cumplidora de sus deberes, servidora en primerísimo plano de la Economía Nacional, sabiéndolo todo cuanto se refiere a misión y a su trabajo.

Confiarle a una institución oficial todos los complejos problemas de la industria pesquera, sin que esta industria esté consolidada y perfilada todavía, es, a nuestro juicio, malograrla en sus orígenes. Es atiborrarla con una burocracia improductiva e inepta. Bien está regular ganancias y costos, vigilar el transporte, hacer frigoríficos, establecer plantas industriales, abrir nuevos mercados y todo lo demás. Pero todo ellos, ¿no pueden hacerlo los propios pescadores, mediante en sistema de cooperativas, protegidas y subvencionadas, eso sí, por el Estado, pero administradas por los propios interesados?

Si la organización sindical de los pescadores chilenos, por su cuenta y riesgo, abordase estos problemas, de tipo técnico y económico, y tratase de resolverlos, daría una nota original en el panorama de la República, y prestaría un gran servicio a la causa proletaria, demostrando que los trabajadores –sin necesidad de intermediarios- pueden administrar por su cuenta y con provecho el producto de un trabajo.

Sería mucho más interesante que las declaraciones teóricas y los votos políticos, referidos a terceros que generalmente no saben de lo que se trata. El gremio de pescadores, por sus características especialísimas, por la índole independiente de su trabajo, y por su condición de entidad nueva, puede dar aquella nota y prestarle un gran servicio a Chile.

Por de pronto, es digno de subrayarse el acuerdo de su último Congreso, preocupándose de varios aspectos verdaderamente interesantes, de la industria y del comercio del que son primeros y esenciales forjadores.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, o día 28 de xaneiro de... 1947)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Consumo de peixe - Publicado o 29-01-2011 02:26
# Ligazón permanente a este artigo
LICANTROPÍA
Ao falarse en Chile na prensa da nova dun neno can da motivo a RSP a falar da transformación dunha persoa en can ou lobo.
Fai referencia a estudos realizados por Vicente Risco e do termo lubicán ou lobishome que retomará Valle Inclán en Romance de Lobos...



27 de enero de 1950

LICANTROPÍA


Por Ramón Suárez Picallo

La palabreja se las trae. Es de origen griego y se refiere al caso patológico de un individuo de la especie humana que se cree transformado en perro o en lobo cuyas costumbres adopta. Se llama también Zoantropía; es decir, el hombre que está seguro de ser un animal cuadrúpedo y mamífero de la especie canina. Por ejemplo un Licaor, perrazo de casta híbrida entre el mastín pastor y el lobo carnicero, original de Africa, común en España y en Rusia, tierras ambas de muchos lobos.Este bicho, domesticado y amaestrado, es leal, dócil y servicialísimo, virtudes que ya quisieran para sí muchísimas personas no afectadas por tan rara enfermedad.

Durante la Edad Media y aún en pleno siglo XV, hubo en Europa varios casos de Licantropía. Vicente Risco, notable profesor gallego de Historia y Geografía de la Escuela Normal de Orense, y actualmente catedrático en la Universidad Central de Madrid, en su trabajo de ingreso en la Academia de la Lengua gallega, presentó uno de ellos, ocurrido en Galicia. Creó, además, la palabra que define al enfermo de Licantropía: se llama “lubicán”, la que más tarde, Valle Inclán incorporo al castellano en una de sus más bellas obras teatrales. En el caso presentado por el profesor Risco intervinieron las autoridades civiles, pues el lubicán procesado, además de devorar cuantas cosas comestibles hallado a mano, labrada y aullaba en las altas noches para atraer brujas, nigromantes y otros aliados del Maligno, con el cual se su ponía que tenía hecho pacto. Los jueces civiles no hallaron Ley aplicable al caso y entró entonces a tallar su Tribunal del Santo Oficio, suponiendo en él la presencia de la cosa mágica, en combinación con judíos, moriscos y otras gentes de mal vivir religioso. El lubicán fue absuelto de culpa y cargo, pero eso sí, mandado a atar, por si las moscas.

Esta disquisición viene a cuenta porque hace unos días la prensa sensacionalista de Chile habló de un niño–perro como cosa nunca vista ni oída. Un pobre niño tarado mental con modales y costumbres caninas, que vive cautivo, atado a unas cadenas. Quienes trataron el tema no saben que hay una enfermedad llamada Licantropía o Zoantropía conocida ya en los tiempos de la vieja Grecia.

Por lo demás, no es tan peligroso como parece que una criatura humana se merezca a un animal, aunque sea un lobo o un perro. Lo terrible sería si a un animalito de esa especie se le diese por parecerse a ciertas personas.


(Artigo publicado no xornal La Hora en Santiago de Chile o día 27 de xaneiro de ... 1950)
A licantropía en Galicia
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Galicia - Publicado o 27-01-2011 02:08
# Ligazón permanente a este artigo
AGRESIÓNS A PERIODISTAS

Dende sempre, periodistas e reporteiros gráficos foron e son motivo de diferentes agresións, secuestros, e ata mortes. Hai múltiples exemplos hoxe en día.
RSP lembra neste artigo, agresións a un reporteiro gráfico dun xornal chileno en 1947...


26 de enero de 1947

AGRESIÓN A UN PERIODISTA


Por Ramón Suárez Picallo

Un reportero gráfico de un colega del mediodía fue atacado a mansalva por un grupo de personas, que le sustrajeron la máquina y le propinaron después una tanda de golpes; los atacantes eran, según informaciones que tenemos a la vista, gentes de correcto porte, capaces de entender la misión del periodista que quiere informar a la opinión pública, a través de su diario, de todos los sucesos de la vida colectiva.

En este caso falló el entendimiento y surgió, en lugar del individuo que discierne y razona, el grupo sin personalidad definida, que ataca a un hombre sólo cuando está cumpliendo con el deber que le impone el oficio. Pero lo más desagradable, en el caso que comentamos, fue en la indefensión en que dejaron al compañero agredido, quienes tenían el deber de defenderlo, porque sabían, o debían saber, que nadie tiene derecho a tomarse la justicia por su mano y que la prensa tiene cierto fuero moral en todas partes, donde hay gente civilizada. Por algo se le llama el cuarto poder del Estado.

¡Mal anda, como se ve, nuestro pobre cuarto poder! Se tolera al ebrio que molesta al prójimo en lugares públicos. A veces, hasta se defiende al ratero que mete las manos en bolsillos ajenos en el tranvía o en la góndola. Se hace la vista gorda ante la violación de los reglamentos de tránsito. Y se ataca en grupo a mansalva al reportero de un diario. ¡Mala cosa ciertamente!

Por lo demás, no es ésta la primera vez, ni será la última, en que se agrede a periodistas, en el ejercicio de su profesión. Tenemos muchos enemigos. Nos odian los déspotas, nos envidian los tontos y nos desprecian los fatuos si no ponderamos su fatuidad o si la revelamos tal como es. En algunas parte la censura, en otras la cárcel, en las de más allá la injuria y en otras el ataque en grupos a martillazo limpio.

Y el periodista dale que le das, cumpliendo con el deber de informar y orientar a la opinión pública, para recibir de ella, sopapos y martillazos. ¡Gajes del oficio!


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 26 de xaneiro de... 1947)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 26-01-2011 08:39
# Ligazón permanente a este artigo
CADERNOS DE ESTUDOS LOCAIS - Nº 7
Colgamos hoxe o número 7 dos nosos Cadernos de Estudos Locais, que comprende unha serie de artigos de Ramón Suárez Picallo sobre o Nadal e o Aninovo, e que publicamos con motivo do pasado Nadal.





Cumplidos quince meses de andaina na rede, este blogue da Asociación Cultural Irmáns Suárez Picallo, alcanzou hoxe os cincocentos artigos.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 25-01-2011 08:48
# Ligazón permanente a este artigo
CRISIS ESPIRITUAL
En 1947 Pío XII alertaba da gran crise espiritual que estaba a pasar e vivir a sociedade da época. RSP, neste artigo confirma e se reafirma nas palabras do Papa, pero entendendo que a culpa é da mesma Igrexa pola actitude e posicionamento ante os sucesos que se están a dar...
Sesenta anos despois,estase a vivir unha nova situación de crise espiritual e de novo a Igrexa, aparece como axente causante...


24 de enero de 1947

CRISIS ESPIRITUAL


Por Ramón Suárez Picallo

Su Santidad el Papa Pío XII, en alocución pronunciada ante un grupo de damas de San Vicente Paul, que lo visitaron hasta hace pocas horas, declaró que el mundo atraviesa por una de las más grandes crisis espirituales de la Historia de todos los tiempos. Y agregó que el cristianismo necesita de una falange valerosa de católicos, que, en todo momento, esté dispuesta a combatir por su Fe y por su Cristo y por la Ley de Dios.

Exacta, exactísima, es la primera afirmación del Sumo Pontífice. El género humano ha perdido la fe y la esperanza en las viejas doctrinas espiritualistas, que daban a la vida y a la muerte un sentido trascendente e inmortal; perdió a sí mismo el respeto por la moral y la ética, y rompió los frenos que contenían los malos instintos del hombre. La Humanidad se hizo “realista” “positivista” materialista y maquiavélica, con grave desprecio de los valores eternos e imponderables del espíritu, que hacen del hombre imagen y semejanza de Dios.

Ahora bien; ¿quiénes tienen la culpa de este horrible desquicio moral y espiritual? Muchos son los culpables; entre ellos la Iglesia Católica Apostólica y Romana que, en su carácter de institución política y temporal, tuvo, en los últimos tiempos, claudicaciones y procliveces imperdonables a favor de los enemigos de la libertad y de la dignidad humanas. Salió abierta o encubiertamente con los tiranos totalitarios, de Italia, de Alemania, de España y hasta del Japón. Recuérdese que, en plena guerra, cuando el paganismo japonés se lanzaba a la batalla contra el mundo cristiano, un representante suyo –heredero de los que ahorcaron a San Francisco Javier y a sus seis mil discípulos– era recibido en la Santa Sede romana con todos los honores diplomáticos. Recuérdese que, mientras ilustres católicos italianos sufrirán prisión y destierro por antifascistas, el Papado firmaba pactos con Mussolini, uno de los mayores herejes del mundo. Recuérdese, que, mientras en Alemania el nazismo perseguía brutalmente a los católicos, disolvía sus escuelas y procesaba, por supuestos delitos infamantes, a congregaciones católicas enteras, la Santa Sede tenía relaciones diplomáticas con el Tercer Reich y guardaba grandísimo respeto a su embajador ante la Corte Pontificia.

Recuérdese que frente a la guerra española, la Iglesia tomó partido a través de su jerarquía, en favor de una insurrección armada contra la voluntad de su pueblo, apoyada por el fascismo italiano y el nazismo alemán; y no se olvide que los insurrectos españoles, apoyados por la Iglesia, persiguieron, fusilaron, encarcelaron y desterraron a la mayoría del clero vasco -el más virtuoso y cristiano del mundo- con su Obispo a la cabeza, y que causaron la muerte en exilio del Cardenal Arzobispo de Tarragona, Monseñor Vidal y Barraquet y al más grande orador sagrado de lengua española, el canónigo Vázquez Camarasa. Y debe recordarse, también, que aquí mismo en Santiago de Chile, con ocasión de un Congreso Eucarístico, dirigido y organizado por la Iglesia oficial, fue colocada en el Altar Mayor, al lado de la sencilla y limpia Cruz de Cristo, la torva y ganchuda cruz swástica del nazismo alemán, representante de Hitler, que le llamó a Jesús “judío loco e insolvente”. Y ahora mismo, la Iglesia Católica oficial estimula, apoya, bendice y protege a todas las tiranías, a todas las reacciones y a todos los vestigios que aún quedan en el mundo del totalitarismo nazifascista.

Las multitudes creyentes en Cristo y en sus doctrinas, no tienen por qué entrar ni salir en la política ni en la diplomacia de la Iglesia, materializada, mezclada en ésta o en aquella corriente ideológica como un Estado temporal cualquiera, sin ideas, pero sí, con intereses. La fe es una gracia sencilla, clara y limpia como el agua de manantial, sin complicaciones ni habilidades. En cuanto se la convierte en materia de chalaneo de toma y daca, en interés político de “do ut des”, en instrumento material, vinculado con las pasiones del hombre, el creyente se siente defraudado en lo más íntimo de su ser. Y, sobre todo, quienes han identificado la fe y la doctrina cristianas con la libertad, la dignidad y la igualdad espiritual del hombre, no entenderán jamás cómo sus representantes, pueden tener relaciones próximas ni remotas con los déspotas, los tiranos y los dictadores, enemigos de esos sagrados atributos que Dios le concedió al hombre, al darle al alma humana el don del libre albedrío.

Pues señor, de aquellos polvos vinieron estos lodos. La fuente que debía ser más limpia y más clara de la espiritualidad universal, ha obscurecido y remejido sus aguas con lodos y resacas materialistas, al no saber cumplir el sapiente pensamiento evangélico que dice: “Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”. De ahí que de la crisis espiritual que sufre el mundo, denunciada por el Papa Pío XII, sea la propia Iglesia Católica uno de los primeros y mayores responsables.

En cuanto a la segunda afirmación pontificia de que hace falta “una falange valerosa que luche por Cristo, por su Ley y por su Fe”, también estamos de acuerdo. Sólo que no creemos que esa “valerosa falange” pueda salir de los católicos franceses que con el beneplácito de Roma apoyaron a Petain y sirvieron a los alemanes; ni de los católicos españoles que aman a Dios y maldicen a Franco bendecido y a la Falange Española; ni de los católicos alemanes que frente a Von Papen, combatieron al hereje Hitler.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 24 de xaneiro de... 1947)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Relixión - Publicado o 24-01-2011 00:28
# Ligazón permanente a este artigo
LEMBRANDO A LEI SECA OU LEI VOLSTEAD
Andrew Volstead morreu o 20 de xaneiro de 1947 e alcanzou notoriedade en EEUU pois foi o promotor de que o 17 de xaneiro de 1920 entrara en vigor a lei que prohibía a importación, exportación, fraccionamiento, trasporte, venda ou elaboración de toda bebida alcohólica e estivo vixente ata o ano 1933 cando o candidato do Partido Demócrata, Franklin Delano Roosevelt, asumiu a presidencia dos Estados Unidos.Ese ano, o Congreso votou a enmenda constitucional que derogou a famosa Enmenda 18.
Co motivo do pasamento de Volstead, RSP escribe este artigo lembrando as consecuencias que ocasionou a citada Lei Seca ou Lei Volstead...



23 de enero de 1947

¿QUIÉN RECUERDA LA “LEY SECA"?


Por Ramón Suárez Picallo

Acaba de fallecer en los Estados Unidos, a la edad de 87 años, Andrew Volstead, autor de la enmienda constitucional que lleva su nombre, conocida vulgarmente por el nombre de “Ley Seca” a la que ellos, los norteamericanos dados a empinar el codo, tuvieron que someterse a las “leyes azules” de Guillermo Penn agravadas por el fiero espíritu cuáquero de Mr. Volstead, volcado entero en su famosa enmienda.

Ingerir cualquier líquido que tuviera alcohol, desde la amarga cerveza que allí se gastan, hasta el Whisky explosivo, pasando por el vino, era delito de lesa moral, de lesa raza y de lesa Humanidad para el austero legislador que impuso sus ideas abstemias a toda la Unión Americana en el año 1919 y las mantuvo impuestas cerca de 15 años. La ley fue ardientemente combatida y defendida con pasión. Mientras los defensores afirmaban sus beneficios morales y su influencia en el mejoramiento de la raza, los adversarios aseguraban que la Ley Seca había aumentado el número de borrachos; borrachos insufribles, porque se “curaban” con abominables brebajes clandestinos, desde el “By Rhoom” al agua de colonia mala, pasando por el alcohol de quemar. Esto, los pobres, porque los ricos siguieron bebiendo Whisky, Ron y Jerez, falsificados y pagados a precio de oro.

Como que la famosa ley contra el alcohol creó una poderosa industria Norteamérica: la de los traficantes clandestinos de bebidas alcohólicas. Es decir, la ley hizo ricos a quienes se dedicaron a violarla, como ocurre en todas partes con otras muchísimas leyes. Al Capone, Dillinger, Diamante y otros eminentes caballeros de mala industria, incorporaron a sus anteriores actividades una nueva: el contrabando y falsificación de bebidas imbebibles y, a veces, venenosas. Otra mala industria yanqui se benefició con la Ley de marras. La de películas truculentas, de gangsters y contrabandistas, verdaderas lecciones del arte de vivir fuera de la ley o de mal vivir. La “obra maestra” de películas de este tipo fue “Scarface” y ya que de ello hablamos, véase la coincidencia. El mismo día que se anuncia la muerte de la Ley Seca, se anuncia, también que está agonizando uno de sus más grandes violadores: Al Capone que, según cable de ayer, está “tirando de la cuerda” en su magnifica residencia de Miami. Muertes paralelas de vidas que no lo fueron.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 23 de xaneiro de ... 1947)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (outros) - Publicado o 23-01-2011 00:54
# Ligazón permanente a este artigo
NENOS AUSTRIACOS EN GALICIA (1949)
Tra-lo remate da 2ª Guerra moitos nenos acolléronse en España igual que antes ao remate da Guerra Civil moitos sairon do país.
RSP refírese neste artigo a un grupo de nenos austríacos que estiveron con familias galegas...


21 de enero de 1950

“MEUS NENIÑOS"


Por Ramón Suárez Picallo

Hace seis meses llegó a España un grupo de niños austríacos, acogidos en casas de familias distinguidísimas y en colegios e instituciones benéficas de la Región Gallega. Los chiquillos huéspedes salían de su país triturado por la guerra, entristecidos por las persecuciones a sus padres, y luchando ahora por recuperar su abolengo y soberanía en Europa. Son hermanos y descendientes directos de aquellos dulces alumnos de Franz Schubert, que estudiaban cantando, con música del Maestro, la Tabla de Multiplicar y la conjugación, enreversedísima, de los verbos alemanes, todos empedrados de consonantes. Y llegaron a una tierra suave jugosa, verde y húmeda, cubierta de castaños patriarcales, de añosos robles célticos y de esbeltos pinos insignes, donde el viento música en las altas noches oraciones rumorosas. Tierra de romances, de cantígas y de misterios, quizá algo pobre en bienes materiales, pero rica hasta la opulencia en el caudal de ternuras, de saudades y de hospitalidad de anchas puertas abiertas, para huéspedes, caminantes y peregrinos.

Y los niños de la vieja y prócer nación germánica creyeron de buen grado haber llegado al Paraíso Terrenal. Tuvieron como centro de reunión la ciudad docta y santa de Santiago de Compostela, y sus alrededores campesinos y virgilianos trabajados a modo de primoroso festón de verduras, con vacas nutrices, mansos bueyes de labranza, cabritos infantiles y recentales que comen en las manos las mazorcas del maíz lechoso. Y como fondo, las Torres de la Catedral insigne, oración de piedra levantada por los canteros, con intención de que llegase hasta el mismo trono de Dios. Aquellas torres que muchos ilustres antepasados de los actuales niños de Austria adoraron y reverenciaron al divisarlas a 10 leguas de distancia desde los Altos de Belvís, cuando llegaron allí vistiendo el sayal, el sombrero con veneras y apoyados sobre el cayado de los peregrinos, y bajo las cuales están los pórticos del romántico florido, “La Gloria” y “Las Platerías” y las fachadas del “Obradoiro” y de la “Azabachería”.

Y, además, las gentes y los hogares. Aquellas gentes amables y cristianas que tienen siempre en el rincón de la llar el pote repleto de suculento caldo de gallego, para ofrecerle una cunca caliente a quien lo pida con necesidad. Y los niños, los dulces, agudos, juguetones y cantarines niños de Galicia, más listo que el hambre, desde el “rillote” lustrabotas que sabe latín e inglés, hasta el señorito más empingoratado que estudia para Bachiller y que canta con los otros en el Paseo de la Herradura, en el Pombal y en Santa Susana, el romance de “Don Sancho” y el de “Doña Alda” y el tremendo crimen ocurrido “en la ciudad de Brasil, a cien leguas de La Habana”.

Y así fueron conquistados y cautivados por Galicia los niños de Austria, que hallaron sobre su tierra durante seis meses, paz, ternura, calor y amor. Por eso su despedida, hace unas cuantas horas, ha dado lugar a un espectáculo emocionante –según noticia publica en “La Hora”– juntándose en noble comunión amorosa las lágrimas de los que se iban y las de los que se quedan.

Y ello es muy natural. Los muchachos de Austria que estuvieron acogidos a la hospitalidad gallega, por muchos caminos, naciones y países que recorren a lo largo de sus vidas, o volverán a escuchar las dulces palabras con que en Galicia se les habla a los niños:

“Malpocados” , “Miñas xoias” , “Meus neniños”


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 21 de xaneiro de... 1950)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Infancia - Publicado o 21-01-2011 00:55
# Ligazón permanente a este artigo
1 [2] [3]
© by Abertal