A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

CONDE DE ROMANONES
RSP adica esta artigo a D. Álvaro de Figueroa, Conde de Romanones, político que, na proclamación da República xestionou a saída de Alfonso XIII de España. Cando escribe o artigo o Conde de Romanones tiña 85 anos e morreu en 1950, aos 87 anos..
.

POLÍTICOS VIEJOS Y VIEJOS POLÍTICOS


Por Ramón Suárez Picallo

14 de enero de 1948

Don Álvaro de Figueroa, Conde de Romanones, es el político más viejo del mundo. Tiene alrededor de 90 años de edad y hace política desde “su más tierna infancia”. O como decía Guerra Junqueiro, “para los cien años le faltaba un día y ha noventa y cuatro ya era pastor”.

El famoso Conde –uno de los hombres más ricos de España, dueño y señor económico y político de la histórica provincia de Guadalajara durante la monarquía y aún durante la República– fue jefe del Partido Liberal Español, Presidente del Consejo de Ministros varias veces y Ministro todas cuantas quiso serlo. Fue él quién gestionó el 14 de abril de 1931, con el Comité Revolucionario que trajo la República, la salida de Alfonso XIII; acompañó al día siguiente hasta El Escorial a la Reina Victoria Eugenia y a los Infantes, cuando salían de España; en las Cortes Constituyentes hizo de abogado del Rey sin que nadie se lo pidiese en la memorable sesión en que vio su proceso y más tarde cuando se promulgó la Ley de Reforma Agraria, él se adelantó a los trámites señalados y repartió entre los campesinos una buena parte de sus tierras de la Alcarria; estuvo a partir un piñón con Lerroux y con Gil Robles durante el bienio negro y después del triunfo electoral del Frente Popular en febrero de 1936 se cogió del brazo de los líderes más ilustres del Partido Socialista. Al estallar la guerra civil estaba veraneando en una de las zonas más difíciles de las Milicias Republicanas. Lo respetaron y le facilitaron el paso a Francia desde donde se trasladó después a la zona franquista.

Todo ello por virtud de su cautivante y cordial simpatía. Porque el Conde de Romanones es uno de los pícaros más distinguidos de la política española, de los últimos tiempos: macuco, cazurrón, raposo y además multimillonario, tremendamente cojo y sordo como una tapia, el mismo capitaliza estas condiciones. “Cuando llego tarde a algún sitio adonde no me interesa llegar temprano -dice- tengo en mi pierna baldada el gran pretexto y cuando se dicen cosas políticas que no me agradan, no oigo una sola palabra por causa de mi sordera”.

Se enfurece cuando le dicen “viejo político” aclarando que el es un “político viejo”, cosas a su juicio muy distintas en significado y contenido.

Pues bien, el señor Conde acaba de afirmar que el mundo presente debe ser gobernado por los longevos, con prescindencia absoluta de los efebos, teniendo por tales a los que no cumplieron aún los 50 años. Y como no quiere tirar solo en la vieja cuerda, llama al compañero Winston Churchill citándolo como ejemplo de político viejo en años, pero fresco, joven y fecundo en esperanzas a quien le asegura un brillante porvenir.

Y las malas lenguas españolas, que conocen a don Álvaro, están meditando a estas horas esta pregunta: ¿a quién piensa acompañar a la estación el señor Conde de Romanones? ¡ Y a sus años!.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o 14 de xaneiro de ...1948)
Sobre el Conde de Romanones
Más sobre el Conde de Romanones
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 14-01-2010 00:50
# Ligazón permanente a este artigo
OLA DE FRÍO EN EUROPA
Acabamos de pasar, nestes primeiros días de 2010, unha ola de frío que deixou Europa e España cubertas de neve e moitas estradas cortadas así como as pistas pechadas de diversos aeropor-tos.
RSP fai referencia as dificultades e penurias económicas que está a sofrir a Europa da postguerra aos que se engade unha intensa ola de frío nestas mesmas datas pero de 1947 e cita como exemplo a cidade alemana de Hamburgo....
A foto corresponde ao conxelado porto de Hamburgo en xaneiro de 2003 e publicada n
a Voz de Galicia.


13 de enero de 1947

¡F R Í O!


Por Ramón Suárez Picallo

Los europeos están ahora en pleno invierno. La dura y empinada “cuesta de enero”, es este año terrible en el viejo y destrozado Continente. No hay pan, ni carne, ni papas, ni materias grasas, ni ropas con que cubrir los cuerpos ateridos. Muchas de sus ciudades están destruidas casi totalmente, por lo cual tampoco hay techo bajo el que las gentes puedan cobijarse en las noches interminables.

Y por si todo eso fuera poco, una ola de frío sin precedentes la recorre de punta a cabo a manera de maldición de Dios o de la Naturaleza por sus muchos y muy terribles pecados cometidos en los últimos años. De todos aquellos países uno de los que más sufren las consecuencias de tal desolación es la Alemania derrotada. He aquí, al respecto, una conmovedora noticia procedente de Berlín, retransmitida de Hamburgo, publicada aquí hace pocas horas.

“Han muerto de frío, sólo en nueve días, 21 personas y 66 tuvieron que ser internadas en hospitales, con las extremidades heladas, en la ciudad de Hamburgo”.

Las autoridades municipales ordenaron que los almacenes que no expendan productos alimenticios sólo tendrán derecho a estar abiertos dos veces a la semana a causa de la falta de carbón y de corriente eléctrica.

Y termina así la noticia: “El Partido Comunista de Hamburgo ha invitado al pueblo por medio de grandes afiches a concurrir a un mitin de protesta contra el frío y el hambre”.

Hamburgo, hoy hecha escombros, fue una de la más ricas ciudades portuarias de Alemania, con todas las características de gracia, de universalidad y de buen humor de los grandes puertos del mundo. Pero fue, también, un recio baluarte del nazismo, causante de su actual desventura, así como de la desventura de todo el resto de Europa. De sus muelles salieron buques y soldados a sembrar en tierras y mares el espanto y la desolación; y a sus muelles, durante muchos y muy largos inviernos, llegaban repletos de víveres de pueblos saqueados, quitados a viva fuerza de las bocas hambrientas de sus gentes.

Pese a todo ello, nos duele el tremendo drama de Hamburgo; y le deseamos mucho éxito al mitin comunista “de protesta en contra del hambre y del frío”. Ojalá que los discursos que en él se pronuncien tengan la mágica virtud de hacer subir la temperatura y brillar el sol, hasta derretir la nieve y de reconstruir las casas derribadas y de hacer que las papas, los repollos, las zanahorias y las betarragas, nazcan y se críen por generación espontánea y rindan a ciento por mata.

Todo puede ser. Hemos conocido a un furioso opositor del régimen de su país, quien refiriéndose a una gran sequía, gritaba a voz en cuello: “Llovería a cántaros si el Gobierno quisiera”. “¿Está brava la mar y no podemos ir de pesca? “El gobierno tiene la culpa”. Claro que en el Gobierno no estaba Hitler, en cuyo caso no hubieran protestado ni los grillos.
Ola de frío en la Vanguardia del 8-01-1947
Ola de frío en ABC 8-01-1947
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Pobos, cidades e lugares - Publicado o 13-01-2010 00:20
# Ligazón permanente a este artigo
SOBRE A CORUÑA

Na fotografía,da época actual, o concello de A Coruña, ubicado na plaza de María Pita co monumento levantado en honra da heroína coruñesa.

12 de enero de 1947

ELOGIO DE LA CORUÑA


Por Ramón Suárez Picallo

En “La Hora” de ayer, la UP, su gran agencia informativa, anuncia una ola de crímenes en La Coruña, provincia natal del General Franco y capital indiscutible de Galicia.

Efectivamente, en menos de 48 horas hubo en su territorio cuatro asesinatos, con circunstancias especiales: Jesús Villar, industrial, fue asesinado junto a la aldea de Cambre, distante unos treinta kilómetros de la ciudad. Jesús Villar que era falangista y había formado parte de los piquetes de Falange encargados de ejecutar de noche, en escampados y baldíos a centenares de republicanos en la estación ferroviaria de Curtis, fue liquidado a tiros. Curtis es un pueblecillo del Distrito de Azúa, donde se concentra el tráfico de autobuses al interior de Galicia, sobre la vía férrea Coruña–Madrid. Al estallar la guerra civil, un grupo de personalidades republicanas que iban de Madrid a La Coruña, fue detenido en Curtis. Iban en él, abogados, médicos, industriales, diputados a Cortes, Jefes de Diputaciones, provinciales y varios alcaldes de villas y ciudades. Todos los detenidos fueron fusilados a los pocos días por los sublevados franquistas acusados de rebelión militar.

En el pueblo de Cee, partido judicial de Corcubión, a la caída del río Tambre y a la sombra del Pindo, el monte sagrado de Galicia, fue liquidado a tiros el encargado de la empresa de autobuses. Antonio Guillén. Cee es un pueblecito encantador de pescadores y labriegos. Y tenía además, una fábrica de carburo en la que trabajaban varios centenares de obreros, pertenecientes al Partido Socialista Obrero Español y a la Unión General de Trabajadores.

También al estallar la guerra la empresa Guillen reunió todos sus vehículos y los puso al servicio de la Falange Española, para que realizaran en Cee una “Incursión punitiva” que dio por resultado muchos muertos, fusilados con juicios los unos y “paseados” los otros.

En Mesía, pueblecito del distrito de Carballo, fue, igualmente muerto a tiros el ex alcalde Antonio Mosquera. Al proclamarse la República hubo en Mesía una pequeña revolución popular sin efusión de sangre; perdieron el dominio allí los viejos caciques que se habían enriquecido en tiempos de la monarquía, comprando bienes del clero en los tiempos de Mendizábal; la justicia, las obras públicas, el Municipio y los tributos habían caído en sus manos y lo administraban todo con criterio feudal, entre sus paniaguados . La República barrió con ellos. Pero, al producirse la Guerra Civil, volvieron a recuperarlo todo, después de haberse cometido en aquella comarca hechos espeluznantes. Antonio Mosquera fue el primer alcalde de la insurrección, separado más tarde de su cargo por haber utilizado en provecho personal –sin dar parte a los otros– los frutos del “glorioso movimiento”.

Tales las víctimas de los sucesos de La Coruña, que destaca la información de ayer de la U. P., publicada en la sección cables “de La Hora”. Y tal es el lugar y las circunstancias del tiempo y paisaje y condición humana que las rodean, según nuestro directo conocimiento.


¿BANDIDOS?

Habla la información que comentamos de una “banda de atracadores”, o bandoleros, que obraría de acuerdo en puntos que distan entre sí más de trescientos kilómetros. Pero agrega que “ciertos observadores” suponen “motivos políticos” como móvil de tales hechos que tienen alarmada a toda la provincia que equivocadamente llaman ‘El Caudillo’ porque en una de sus ciudades –El Ferrol– nació en General Francisco Franco Bahamonde.

Por nuestra parte no vacilamos en inclinarnos del lado de los agudos “observadores”. Véase el por qué. A Coruña, ciudad capital de la provincia del mismo nombre, hermana mayor de las otras tres que forman Galicia: Ourense, Lugo y Pontevedra, tiene una tradición heroica, liberal, republicana y verticalmente independentista. Una mujer María Pita, la defendió de las furias de Drake; otra mujer, Juana de Vega, Condesa de Espoz y Mina, aya de Isabel II, hizo de su casa asilo de la libertad contra el absolutismo de Fernando VII y de los carlistas; frente a los cien mil hijos de San Luis, resistió A Coruña, sitiada por los cuatro costados, protegió la insurrección contra el dictador Narváez y coronó poeta a Curros Enríquez, cuando tenía encima una condena “por escarnio al dogma”. Caída la primera República, A Coruña, que fuera su mejor sostén, tuvo ayuntamiento republicano durante 27 años. Su palacio Municipal es el único de toda España que no tiene ni tuvo antes corona real ni flores de lis.

Al proclamarse la Segunda República, A Coruña fue un baluarte del régimen; de los 17 diputados que le corresponden por su censo electoral, 14 eran republicanos. Al estallar la guerra civil cayó en poder de los insurrectos franquistas, por causas políticas y militares que no es del caso examinar aquí. Dos generales, un almirante, cien médicos, más de 200 abogados y 15 mil obreros, marineros y campesinos, fueron fusilados allí por haber defendido la República. En el primer grupo cayeron el Gobernador Pérez Carballo, abogado; y su esposa de 24 años, doctora en Filosofía, fue asesinada después; el Alcalde Suárez Ferrín, comerciante; el Diputado Manuel Guzmán, millonario; el secretario del Ayuntamiento Martín Martínez, profesor y abogado; Mazariegos, banquero y así sucesivamente, sin contar los líderes políticos, sindicales y los generales Caridad Pita y Salcedo con el almirante Azarola, ejecutados en el Castillo de San Antón, donde en la época del terror Fernandino, fueron ultimados el general Porlier y Sinforiano López, diputado a las Cortes de Cádiz.

Esta es una brevísima semblanza política de A Coruña en la que, a nuestro juicio debe buscarse la entraña, la médula y la raíz, de los hechos a que venimos refiriéndonos, dados a conocer por la United Press.

¿Bandidos? Tuvo uno famoso A Coruña: Toribio Mamed Casanova, natural de Ortigueira, que anduvo en romances de ciegos y papeles de ferias y romerías a comienzos del siglo. Mató siete guardias civiles, dio gran susto a ricachos desprevenidos, y ayudó, en sus faenas, a carreteros y campesinos. Estuvo condenado a muerte tres veces y las tres salvó la pelleja; penó veinte años en Ceuta y murió, hace poco, estando ya libre, como un pacífico vecino del relleno y de los Cantones en la hermosa ciudad de A Coruña.

¿Qué allí nació el Generalísimo? Cierto. Pero también nacieron Pablo Iglesias, jefe del Socialismo español; Concepción Arenal, la insigne penalista, Rosalía de Castro, Eduardo Pondal, altísimos poetas; José Canalejas el gran liberal; Novoa Santos el Gran Médico republicano, con cien sabios más de Compostela: Valle Incián y Fray Pedro, el autor de la “Salve Regina Mater”.

Viejo cantil noroestano, con los cabos Finisterre y Ortega y su fenicia torre de Hércules sobre el Atlántico, es el estribo de la Europa atormentada hacía esta América, que grita su angustia como puede; con oraciones o con versos, con gestos de martirio y otras veces con ruido de tiros de pistolas. Según el medio de que pueda disponer.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, o 12 de xaneiro de ... 1947)
(Tamén aparece na antoloxía de LA FERIA DEL MUNDO, páxinas 261-264, editado polo CCG no ano 2008)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Galicia - Publicado o 12-01-2010 00:41
# Ligazón permanente a este artigo
ACTIVIDADES DOS GREMIOS. Suárez Picallo, sindicalista na Arxentina (3)
Ramón Suárez (Picallo) relata nesta crónica as actividades sociais ou asembleas de varias organizacións sindicais como a Unión Cociñeiros Mozos e Anexos de a Bordo, Unión de Obreriros Xoieiros ou a Sociedade de Oficios Varios, alá polo ano 1919...



Buenos Aires, 9 de enero de 1919

SECCIÓN GREMIAL(1)


Sociedad Unión Cocineros Mozos y Anexos de a Bordo

Esta sociedad realizó el sábado 4 del corriente mes la anunciada fiesta, cuyo beneficio había de destinarse a favor del “Socorro Mutuo” que ese sindicato tiene establecido entre sus adherentes.
Resultó espléndida la fiesta. Hubo mucho entusiasmo entre los que asistieron a ella. Y mucho compañerismo; prueba evidente del profundo sentimiento de solidaridad que la acción inteligente de los miembros de ese sindicato pudo crear en cada uno de los componentes del gremio de los mozos y cocineros de a bordo.
Un cuadro de aficionados representó discretamente el hermoso drama del inolvidable Florencio Sánchez Los muertos.2
Nuestro compañero Luis Miranda, ex secretario del Comité de Propaganda Gremial,3 organizador de esa sociedad obrera, dio la conferencia que se le había encomendado sobre el tema “Organización a base múltiple”, fue muy breve, y explicó el porqué. Una fiesta es el lugar menos propicio para la realización de una conferencia. Todos los que asisten a la fiesta lo hacen con el manifiesto propósito de abandonar, durante varias horas de grata diversión, las luchas diarias. Y el espíritu está en esos momentos indispuesto para la atención de una disertación extensa. Pero ya que la comisión administrativa del sindicato había tenido para con él la deferencia de solicitarle que hablase en la fiesta, había de hacerlo pronunciando breves palabras. Entre otras, dijo las siguientes:
La organización a base múltiple es la que adopta todo movimiento obrero al alcanzar un desarrollo perfecto. Hay revolucionarios que la combatieron y combaten todavía; incurren con ello en un gravísimo error. La organización a base múltiple no destruye el espíritu revolucionario de los sindicatos, sino que, por el contrario, presta a ese espíritu mayor fuerza y consistencia al darle como fundamento una solidaridad efectiva y continua, que se manifiesta en el socorro mutuo, que diariamente se prestan los asociados para beneficiarse mutuamente.4
Recomendó el camarada Miranda a las numerosas mujeres que se hallaban presentes, prestasen siempre su necesario concurso al engrandecimiento del sindicato, pues que la suerte de ellas estaba íntimamente ligada a la suerte de sus padres, esposos e hijos, la que a su vez dependía de la fuerza que tuviera el sindicato.
Terminó recordando los acontecimientos europeos. Como epílogo de la guerra, dijo, que desencadenaron los capitalismos de todos los países, surgía vengativo el maximalismo, dispuesto a crear un mundo donde todos fuesen libres e iguales; y auguró que en la Argentina los sindicatos fuesen los portavoces del ideal maximalista.
Con un continuado y estruendoso aplauso el auditorio asocióse a las manifestaciones de Miranda, haciéndolas suyas.
A continuación dióse comienzo al baile que duró hasta la madrugada y que fue muy animado y brillante.
Hemos de hacer constar que la dirección de La Internacional fue especialmente invitada a asistir a esa hermosa velada y que el compañero que esta dirección envió allí para que la representase y saludase a los compañeros de la comisión de ese sindicato recibió de ellos una amabilísima acogida. Les quedamos profundamente agradecidos y deseamos que su organización prospere aceleradamente.

Unión Obreros Joyeros

Esta sociedad en su asamblea del 19 resolvió ponerse de pie en homenaje al extinto obrero Venancio Vázquez, protestar por el inicuo asesinato de que fue víctima por los sicarios del capitalismo y contribuir con la cantidad de diez pesos ($ 10 moneda nacional) a la subscripción que se ha levantado a favor de la viuda e hijos de tan noble compañero.

De Colón

La Sociedad Oficios Varios
, adherida a la F.O.R.A., cuenta con 2.200 socios; los huelguistas son 2.000 aparte.5 Reina entusiasmo indescriptible. Han rechazado el arreglo que se les proponía por considerarlo inaceptable; consistía en un aumento de 25 centavos a algunas secciones. Quieren obtener el pliego íntegro que en general es ínfimo. El jueves la fábrica lanzó un folleto invitando a los obreros a volver al trabajo, el que fracasó ruidosamente. No se presentó ninguno. El jueves di una conferencia a la que, a pesar de no haberse podido comunicar a todos por vivir en localidades distantes, concurrieron 700 personas, más de la mitad mujeres huelguistas. La conferencia versó sobre “Beneficios de la acción gremial”, la que terminó en medio de vivas a la organización obrera y a la huelga. Hablé en mi carácter de socio de la F.O.M. y de tripulante del vapor Helios. Al otro día era esperado un delegado de la F.O.R.A. Concurrieron a recibirlo al puerto más de mil obreros; produjo mala impresión su inasistencia.

Su atto.
R. SUÁREZ



1. La Internacional, n° 18, 9 de enero de 1919. Bajo este título general se transcriben en el periódico comunista tres actividades en las que Ramón Suárez participó.
2. Florencio Sánchez (1875-1910), dramaturgo uruguayo de ideas libertarias. Es interesante observar que incluso en una fiesta de un sindicato pequeño como éste se acostumbraba representar una obra teatral de un autor comprometido con la causa social.
3. Luis Miranda fue, como dice Suárez Picallo, secretario del Comité de Propaganda Gremial en 1916 y 1917 y luego fundador del Partido Socialista Internacional. Por varios años fue uno de los mejores oradores del naciente comunismo, caracterizándose por un estilo popular, según destaca el periódico.
4. Para la consigna de organizar los sindicatos por “base múltiple”, véase la Introducción.
5. Las referencias aquí no son claras. Aparentemente hay 2.200 afiliados al Sindicato de Oficios Varios en todo Colón, pero están haciendo huelga 2.000 en una fábrica en particular, cuyo nombre no se indica.



(Artigo recomplilado por Hernán Díaz e publicado no xornal LA INTERNACIONAL,en Buenos Aires 9 de xaneiro de...1919)
Outros artigos anteriores
Historia de la F.O.R.A.
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 11-01-2010 00:11
# Ligazón permanente a este artigo
MARISCO CHILENO (MEXILLÓNS E OSTRAS)
Nun novo artigo RSP anima ao consumo de alimentos do mar a pesares de que polo seu precio poidan estar fóra do alcance de moitos petos...

10 de enero de 1948

MARISCOS DE CHILE


Por Ramón Suárez Picallo

El Honorable parlamentario chileno, señor González Madariaga, está empeñado en la noble empresa, de fomentar el cultivo de las ostras y de los choros en las costas de su mar, opulento en dones y bienes; a tal efecto habló ya dos veces en la Cámara de Diputados de que forma parte, en torno a una ley que se refiere a la creación de viveros en Llanquihue y Chiloé donde se probarán los dos abundantes y exquisitos mariscos, de acuerdo con las normas científicas más modernas ensayadas ya en otros países con extraordinario éxito.

Si en vez de dos manos tuviésemos ocho, aplaudiríamos con todas ellas el empeñoso y útil afán del señor González Madariaga, como solemos aplaudir siempre cuanta iniciativa signifique un interés y una preocupación por las cuantiosas riquezas inéditas que el mar chileno le ofrece, como regalía imponderable a su pueblo.

Y, en este caso, el aplauso tiene que ser más fervoroso por tratarse, como se trata de los choros y de las ostras, dos sabrosísimos productos marisqueros de estas latitudes, quizá sin par igual en todos los litorales del mundo. Y más aún; entre cien discursos sobre si éste o aquél partido están en lo cierto, con referencia a las doctrinas, los principios y las esencias de tales o cuales fundamentos políticos y filosóficos, y unas pocas palabras sobre grandes riquezas del mar o de la tierra, nosotros nos quedamos, decididamente con las últimas, en atención a su mayor interés social y nacional. Nos atenemos, para tal preferencia, a unas frases de Joaquín Costa que siguen siendo aún hoy, un programa político: “Escuela y Despensa. Versos y Granos. Las artesas llenas de pan y, después las cabezas llenas de ideas”. Y luego esta otra: “Cuando vuestro partido me demuestre que sabe cuadruplicar los granos de las mazorcas del maíz y producir en las espigas del trigo, el milagro del ciento por uno, yo seré de vuestro partido; y tanto mejor si a esto agregáis el valor moral de las altas ideas y de los nobles pensamientos”.


LOS CHOROS (MEJILLONES)

Y dicho lo que dicho queda, hablemos ahora de los dos productos por cuyo bienestar y acrecentamiento viene bregando el aludido parlamentario. En primer lugar del choro, por ser más proletario, más popular y más prolífico. Antes de nada tenemos que decir que en castellano se llama mejillón, en catalán, muslo, en francés, de mull, y en portugués, mexilhao. Y quizá sea por eso que en la costa chilena, donde abundan más, haya dos lugares, que se llaman Mejillones, bien conocidos de todos los navegantes. Tiene además un noble y erudito nombre latino. “Mytilus adulis” y pertenece a la clase de los lamelibranquius, orden de los asifonados y familia de los mitílidos.

En Europa se da en los rudos acantilados del mar batido y se le explota desde hace más de tres mil años, como alimento de miles de personas, especialmente en tiempos de ruda invernía y de temporales, cuando los otros frutos del mar son inaccesibles. Por eso son pequeños, y por eso, un choro o una cholga chilena de Puerto Montt, puesto en la mesa de un restaurante de París, de Londres, de Buenos Aires de Madrid o de Barcelona, valdría una fortuna como singular placer de un rico gastrónomo. Hasta hace más o menos medio siglo, el choro o el mejillón se comía sólo en forma elemental, asado en su propio jugo, hervido o cuando más, con una salsa de ajo picado con perejil, aceite y pimentón en crudo.


LAS OSTRAS

Y viene ahora a cuento hablar de las ostras, el más prócer, aristocrático, rico y legendario de todos los mariscos conocidos. Las citan en sus versos los poetas orientales, como a madres nutridas de las perlas: Juvenal, el gran poeta romano les canta como a fuente vital y afrodisíaca, y Marcial, el poeta español, aragonés y biloilitano, en uno de sus famosos epigramas, injuria a un amigo suyo patero del Cesar, porque tiene en su plato las riquísimas ostras de la Arcadia de un pueblecillo gallego llamado Arcade, donde aún hoy se producen las ostras más ricas de Europa, mientras él tiene en el suyo, un triste cangrejo del Tíber.

Últimamente se hicieron en cierta ciudad medieval española grandes excavaciones para hallar la vivienda de un Obispo que fue en el siglo XII, más poderoso que los reyes de Castilla y de Aragón: Lacayo del primer Emperador de España, Alfonso VI, y contrincante de gran volumen de San Martín de Tours; pues bien, el comedor de su palacio, de purísimo estilo románico, tenía como ornamentos, grupos de cocineros que portaban grandes azafates llenos de ostras, murenas, anguilas y lampreas, como símbolos del bien comer.

Por lo demás, aparte de su sin par exquisitez- sobre todo si se las “rocía” con dorado vino Jerezano- tiene un altísimo valor simbólico y heráldico en la historia de la cultura universal, junto con el ostión, la venera peregrina de Santiago el Mayor.

Y así como suele decirse que el aceite, el trigo y el vino, son los frutos terrestres, representativos de la civilización; por eso las más exquisitas de toda Europa, se producen en España, en Francia, en Grecia, en Italia y en las costas del viejo Egipto. Y a su lado sin tener que pedirles nada, en finura ni en calidad las más sabrosas de todo el Continente americano, son las que se dan en las aguas ricas del sur de Chile.

A nosotros nos parece estar oyendo el amable lector común, esta reflexión pesimista. Y a mí qué me importa todo eso, si, por su carestía, yo no puedo comer ostras ni choros, pese a ser tan abundantes en el mar de mi patria, problema es ese que incumbe a otros, encargados de resolverlo y de estudiar y no a nosotros. Nos basta decir que si en Chile se trata de una vez en serio, la cuestión del marisco y del pescado, los más exquisitos productos de su mar podrán ser alimento habitual en la mesa de todos sus ciudadanos: Incluso las ostras, los choros, los locos, las jaibas y los erizos que hoy están vedados a los que no sean millonarios. Y por algo se empieza.


(Artigo publicado no xofrnal La Hora, en Santiago de Chile o 10 de xaneiro de... 1948)
Festa da ostra en Arcade
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Consumo de peixe - Publicado o 10-01-2010 09:51
# Ligazón permanente a este artigo
JUAN NEGRÍN LÓPEZ
Ramón Suárez Picallo, sofre como moitos republicanos a dureza , sinsabores e ingratitude do exhilio,e coñecedor das inxustas críticas e fadadurias que se están a dicir nos distintos medios do derradeiro Presidente do Goberno Republicano Dr. Negrín escribe dende Chile a comezos de 1943, este corto artigo na sua defensa, valorando as cualidades e virtudes que como persoa o caracterizan.
A fotografía que ilustra este artigo pertenze a portada lo libro do que é autor G. Jackson e foi editado pola editorial Crítica en 2008.



9 DE ENERO DE 1943

EL DOCTOR NEGRÍN



Por Ramón Suárez Picallo



Don Juan Negrín, Presidente del último Gobierno republicano español, es uno de los políticos más discutidos de Europa, incluso entre los propios republicanos españoles. Médico ilustre, profesor de Fisiología de la Universidad Central de Madrid, diputado republicano por sus Islas natales, las Canarias, ex Ministro de Hacienda y de Defensa Nacional, Premier del último Gobierno de 1ª República, es, además de todo eso, uno de los más deliciosos conversadores de España.

Los clásicos griegos y latinos, el siglo de oro español, o las “folias” populares de Canarias, mezclado con las virtudes de las vitaminas “C” o “K”, le son temas igualmente familiares, en inglés, en alemán, en francés o en español. Pecador de varios pecados capitales, -entre otros el tercero y el quinto-, tiene la “manga ancha” de todo pecador, para juzgar pecados ajenos. El doctor Negrín pertenece, políticamente, al Partido Socialista Obrero Español, cuyos correligionarios, -educados en la escuela austera de Pablo Iglesias-, no le perdonan sus “deslices” pecaminosos. Pero nadie le niega, ni siquiera sus enemigos más encarnizados su talento y sus condiciones de “casseur” de primer orden.

Decimos todo esto del doctor Negrín, porque, de un tiempo a esta parte su persona y su nombre están siendo tema de las más sorprendentes conjeturas, dentro de la zona del Eje totalitarlo donde lo miran con ojos poco amistosos. A poco de ocupar los aliados el Marruecos francés, lo dieron como presente en Casablanca, organizando una legión de combatientes españoles dispuesta a entrar en la zona española, en la que tendría la intención de organizar un gobierno republicano, reconocido por las Democracias; lo vieron después en Tánger, usando un extraño disfraz musulmán, conspirando a más no poder; más tarde se atribuyó a su presencia en África, la reunión de los Cancilleres de España y Portugal, aliándose, estrechamente, para combatir las siniestras intenciones del médico canario, mientras ayer, una agencia italiana lo da como conferenciando con el general norteamericano Eisenhower, y con el Embajador de Su Majestad Británica en Madrid, Sir Samuel Hoare.

Mientras tanto, fuentes republicanas españolas altamente autorizadas, aseguran que el doctor Juan Negrín no se ha movido de Londres, donde reside desde la caída de la Francia Republicana.

No obstante, la agencia oficial italiana, con una falta de imaginación que mete miedo, pregunta: ¿Qué hace en África el doctor Negrín? ¿De qué habla con el general norteamericano Eisenhower? Y todo, por no preguntárselo directamente al interesado. Si lo hicieran, él habría contestado, con su habitual gracejo:

-¿En África? Pienso visitar la Meca, aunque sea en carácter de infiel. Y en cuanto al general norteamericano, hemos hablado de las vitaminas “A”, “B” y “C”, además de la importancia de la vena aorta en la circulación general de la sangre.

A todo esto, el doctor Juan Negrín, sin comerlo ni beberlo, sin moverse de Londres, según unos para bien, y para mal según otros, es el más popular de los canarios después de Pérez Galdós, que era paisano suyo.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 9 de xaneiro de... 1943)
Cronobiografía
Sobre D, Juan Negrín
Más sobre D. Juan Negrín
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 09-01-2010 01:24
# Ligazón permanente a este artigo
A CALOR E O FRÍO
Nesta época do ano, no hemisferio sur, están no verán, e RSP nos días asfixiantes ou agobiantes lembra que, a ola de calor que están a pasar en Santiago de Chile, ocurre tamén noutros lugares e aínda peor e consólase pensando nelo e que ao xantar, en lugar sopa e mellor comer ensaladas... E pola contra, no hemisferio norte, nestas datas están a pasar polo frío do inverno, asi que cada un que aguante co seu e sen enfadarse que hai cousas peores...


8 de enero de 1949

DIATRIBA CONTRA EL CALOR


El tema es de los que en la jerga del oficio se llama “de pie forzado”. Nos lo da el jefe con su tanto y cuanto de chunga, “al respetive” –como diría un castizo- de la invencible flojera física y mental, que el calor produce en las gentes de clima templado. Sí. Una diatriba contra el calor está muy bien en estos días de ahogo. Y no estaría mal tampoco enmendarle algo la plana al señor Don Pedro de Valdivia y a la descripción muy optimista del clima de Chile en su magnífica epístola al Emperador, que ayer hemos leído por centésima vez en la estribación del Cerro Santa Lucía con Alameda. Porque estamos seguros de que si la hubiese escrito en el estado de ánimo en que nosotros pergeñamos esta gacetilla, otro y muy otro sería su texto. Pero, en fin, dejemos de lado rectificaciones históricas, y a lo que íbamos.


MAL DE MUCHOS

“Esta terrible ola de calor” –porque sin duda alguna se trata de una ola de La Misma que nos envuelve todos los años por esta época- no es el patrimonio sólo de aquí; en Río de Janeiro marcaron ya los 38 grados a la sombra y se informa que en el pavimento de la hermosa Rúa do Auvidor pueden freírse huevos como en una sartén puesta a la lumbre. Y de Buenos Aires no digamos; los “porteños” de la otra banda están bramando de puro calor –un calor húmedo pegajoso con vaho del Río de La Plata, capaz de poner neurasténico a un elefante- y, ellos no tienen el consuelo nuestro de esperar la noche fresca. Allí la noche es peor que el día. Las azoteas se cubren de colchones y los colchones de gente abafada y sin ropa que no puede dormir de ninguna manera por falta de una brisa fresca. Y en los otros países de la América del Sur –salvo el Uruguay- todo es para peor, tanto en esto de la canícula como en otras muchas cosas… ¿Y los de Haití, Santo Domingo y demás? ¡Dios los tenga de su mano, con sus 42 grados! Total: que nos proponíamos escribir una diatriba contra el calor y no nos sale. No tenemos ninguna gana de desacreditar el clima chileno ni en verano, ni en invierno ni en ninguna otra estación, pese a la orden del jefe. Al fin y al cabo, con calor y todo, aquí no la pasamos tan mal. Casi lo pasaríamos bien si en los vehículos de locomoción no viajásemos apretujados por exceso de pasajeros: si los ciudadanos peatones no se aglomerasen en las aceras con sombra, dándose de narices unos con otros; y, sobre todo, si en el restaurante donde a veces nos echan de comer, en vez de ponernos con imperturbable regularidad un plato de hirviente sopa, nos pusiesen una abundante fuente de ensalada y otras de frutas de la sazón.

Conformémonos pues, en lo que tenemos, pensando en que otros están mucho peor. Y ya se sabe aquello de “mal de muchos más llevadero es” según un refrán vizcaíno absolutamente inédito, o inaudito, que para el caso es más o menos igual.


CONTRASTE

En cambio y por estar, como lo están, trabucados en los climas según los hemisferios he aquí algunos párrafos de una carta proveniente de una ciudad del “otro” –del otro hemisferio se entiende- “La ciudad ofrece el mismo aspecto de todos los otros inviernos. En las esquinas de las calles más frecuentadas, muchos días y muchas noches cubiertas de nieve y cruzadas por el viento de la próxima sierra, las viejas vendedoras de castañas, ofrecen las ricas pilongas calentitas, cocidas con ramos de anís y de yerba buena, en la ventruda olla de barro, que invita al transeúnte a calentarse las manos en su humillo perfumado. Y junto a las castañeras –y a veces ellas mismas- las que pregonan otra golosina popular en los anocheceres invernales de la urbe: las clásicas “chuletas de huerta” –de las otras de animal comestible hay muy pocas y las que hay cuestan un ojo de la cara- que tienen siempre abundante clientela”.

(Aclaración del copista: En la ciudad de que se trata se les llama “chuletas de huerta” a las papas grandes partidas en dos a lo largo, y asadas en los rescoldos del horno o de la llar La misma operación suele hacerse con las berenjenas, que así preparadas se llaman también “chuletas vegetales”).

Y prosigue la carta: “El invierno es aquí la estación ideal para los señorones y señoronas que tienen en sus casas buena calefacción, ropa abundante y pueden ir por las noches al teatro, bien arrebujados con abrigos, tapados, capas y bufandas, después o antes de una buena cena. En cambio, para los pobres es la estación temida y prefieren los calores del verano por sofocantes que sean. Porque hambre con frío, es tener hambre dos veces y lo único que el pobre tiene aún de balde es el calor que le ofrece el sol”.

Como verá el paciente lector, nada hay escrito sobre esto del calor y del frío, en lo tocante a preferencias por lo uno o por lo otro y no es el caso hacerle diatribas a las estaciones sobre cuál de ellas es mejor o peor.

Mientras tanto, apechuguemos con lo que venga, plácidamente, sin enfadarnos mucho con el clima que bastantes otros motivos de enfado tenemos ya, creados por nosotros mismos, para buscar otros en los “fenómenos de la Naturaleza”, o como diría mi amigo el doctor naturista, que se zampa un baño de sol diario, como si fuera un refresco frutal. Y ahí queda la gacetilla que debía ser una diatriba contra el calor. Y que se fastidie el jefe. Si tiene calor, que lo aguante, que es al fin y al cabo lo que hacemos todos, gústenos o no la estación canicular.
Sensación de calor ou frío
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 08-01-2010 10:45
# Ligazón permanente a este artigo
PASAMENTO DE CASTELAO
Castealo finou o 7 de xaneiro na cidade de Bos Aires.O día 9 foi soterrado na Chacarita.Cúmplense pois, sesenta ano de tales feitos.Ramón Suárez Picallo, que estaba exhiliado en Chile, escribiu este obituario.

9 de enero de 1950

CASTELAO


BUENOS AIRES, 8 – (Especial para “La Hora”). – En la mañana de hoy, falleció en esta ciudad, donde residía como exiliado político, el doctor Alfonso R. Castelao, famoso caricaturista escritor y político gallego, ex Diputado y ex Ministro del Gobierno Republicano.

Todas las asociaciones de la colectividad gallega, han decretado duelo oficial, y asistirán en corporación a los funerales, que se celebrarán mañana lunes por la tarde.

Alfonso Rodríguez Castelao, fue, efectivamente, junto con Bagaría, su gran amigo, uno de los más populares caricaturistas de España y de Europa, en lo que va de siglo. Sus dibujos, de entrañable sabor popular, publicados en los principales diarios de Galicia, en “El Sol”, de Madrid, y en “La Vanguardia”, de Barcelona, eran el pan de cada día de los lectores aficionados a la gracia. Muchos de ellos fueron después recogidos en un álbum maravilloso, titulado “Nós”, que causó verdadera sensación.

Era, además, un magnifico escritor, especialmente en lengua gallega, que él dominaba como nadie. “Cousas”, dibujos con textos; “Un ollo de vidro” (drama entre esqueletos), ilustrado con dibujos suyos; “Os dous de sempre” novela con cincuenta estampas; “Sempre en Galiza” , recopilación de estudios políticos, y centenares de ensayos, notas y comentarios, especialmente sobre temas de Arte, lo habían consagrado como a un gran prosista.

Escribió también una obra de teatro originalísima, titulada: “Os vellos non deben de namorarse”, cuyo estreno en el Teatro Mayo de Buenos Aires, ha constituido un sensacional acontecimiento artístico. En ella reivindicada el Teatro de Máscaras, pues todos los actores aparecen con carretas adecuadas a su papel, dibujadas por el propio autor. Diseñó, además los decorados de los vestidos de varias obras de Valle Inclán, su amigo y paisano; entre obras, “Divinas palabras”, en la última versión que hiciera de ella en el Teatro Español de Madrid, Margarita Xirgu. Ilustró centenares de libros, dibujó la presentación de danzas, coros y ballet, entre otros, la famosa Coral Polifónica de Pontevedra.

Fue artista integral, maestro, consejero y protector de artistas. Últimamente había quedado ciego. Y, junto con su esposa y un grupo de amigos devotos, preparaba la publicación en Buenos Aires de la que él consideraba su obra definitiva: “Historia de las Cruces de Piedra”. Subvencionado por el Instituto de Estudios Históricos de Madrid, y por el seminario de estudios Gallegos de Santiago de Compostela, había recorrido toda España y muchos países europeos, en busca de los maravillosos cruceros rurales de piedra viva, en atrios, caminos y encrucijadas. Sólo de Galicia y Asturias, de la Bretaña francesa y de la Normandía, de Irlanda, de Escocia y de Gales –los países de estirpe céltica– había reunido más de cinco mil documentos cruciformes, dibujados por él, con notas explicativas sobre épocas, sensibilidades y estilo. Esta obra, considerada por los eruditos, que la conocen en el original, como la más perfecta y completa en su género, era la última ilusión del gran artista, cuando se le declaró la terrible enfermedad –un cáncer pulmonar– que dio fin a su vida.


RASGOS BIOGRÁFICOS

Alfonso Rodríguez Castelao había nacido en Rianxo, pueblecillo pescador de la provincia de La Coruña, en la Ría de Arousa, hace horas, más o menos, 65 años. Su padre emigró con él a la Argentina, teniendo Alfonso 8 años. Hizo una pequeña fortuna y volvió a Galicia. El muchacho cursó sus estudios de Bachiller y la carrera de médico, en la Universidad de Compostela. Su primer éxito de artista, lo obtuvo, precisamente, siendo estudiante. Dibujó una procesión, presidida por todos los catedráticos de la Universidad, con sus alifafes físicos y sus características espirituales, puesto todo al rojo vivo. Fue un suceso de arte y un escándalo de irrespetuosidad, en la ciudad levítica y jacobea.

Castelao obtuvo su título de doctor en medicina, pero no ejerció su profesión más que en tres ocasiones: en un parto difícil en una aldea, de la que el médico distaba más de 10 kilómetros; sacó al mundo una niña preciosa, a la que adoraba y besaba paternalmente, siendo ya una lograda doncella; en ocasión de la gripe de 1917, que asoló a media Galicia; y por último, estando de turista en una hirsuta ensenada de la Costa de la Muerte. Castelao fue llamado por un pescador, que tenía agonizando a su único hijo de 14 años. El médico no pudo hacer nada, pero el dibujante le hizo al padre angustiado, un precioso apunte de su hijo, rollizo y hermoso como un dios joven.

Enseguida entró a trabajar en los diarios como caricaturista, mientras el Liceo de Pontevedra le ofrecía la Cátedra de Dibujo e Historia del Arte; pero todo eso daba poco, y Castelao obtuvo, por rigurosa oposición, un puesto en el Instituto Geográfico y Estadístico de España, con unos mapas maravillosos.

Castelao, que era refractario a la política, entró en ella al proclamarse la República. Fue elegido dos veces diputado a Cortes, por Pontevedra, con la más alta votación registrada nunca allí: ciento seis mil votos, la última vez. Durante la guerra civil publicó dos álbumes de dibujos, reeditados en todo el mundo con los “pies”, originalmente escritos en gallego y castellano, traducidos al inglés, al francés, al alemán y al sueco.

En 1938, a causa de su ceguera y de lo precario de su salud, salió de España para Francia. De allí pasó después a Cuba y a los Estados Unidos, donde hizo una memorable exposición de sus dibujos y pronunció más de cien conferencias. De Nueva York salió para Buenos Aires, donde había fijado su residencia definitiva, en medio de trescientos mil gallegos, que lo tenían por líder y por patriarca. En la capital argentina –que es, además, la más grande ciudad gallega – trabajó como ilustrador de libros infantiles, en una gran editorial, mientras preparaba la publicación de sus obras completas.

Allí constituyó el Consejo de Galicia, que lo nombró presidente, y de allí salió para París, cuando el Gobierno Republicano en exilio, que presidió don José Giral, lo nombró Ministro de su Gabinete.

Alfonso Castelao murió en el Sanatorio del Centro Gallego de Buenos Aires, la más poderosa y perfecta institución mutualista de toda la América del Sur, dirigida, indistintamente, por amigos y adversarios políticos del artista y del líder; pese a lo cual presidirán las honras fúnebres del esclarecido compatriota, que honró a su tierra, como artista, como político y como hombre de bien.

Porque debe saberse que Alfonso R. Castelao, fue, con Valle–Inclán y el Padre Feijóo, el hijo más ilustre de Galicia, desde el Arzobispo Gelmírez hasta nuestros días.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o 9 de xaniero de...1950)
(Este artigo aparece tamén no libro LA FERIA DEL MUNDO editado no ano 2008 polo CCG)
Falamos de Castealo no noso blog (2)
Falamos de Castealo no noso blog (1)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Galegos de sona - Publicado o 07-01-2010 19:13
# Ligazón permanente a este artigo
ORACION PRA CASTELAO
Hoxe cumprénse 60 anos do pasamento de Castelao.
RSP, que residía en Chile, publicou o dia do seu enterro no cemiterio de A Chacarita un obituario o día nove de xaneiro no xornal La Hora, de Santiago de Chile e que publicaremos nesa data.
Dez anos despois, Ramón Suárez Picallo, tal día como hoxe, na noite do 7 de xaneiro,hai cincuenta anos, no Centro Gallego de Buenos Aires e no lugar do seu velatorio leeu este texto que, respetando a grafía do autor, publicamos a continuación.


7 de xaneiro de 1960

ORACIÓN PRA CASTELAO


Por Ramón Suárez Picallo

En terra allea, como se fora un pelegrino. En casa amiga, arrodeado de xentes fraternas e devotas, como si fora un Profeta ou un Patriarca bíblico, tivo pasamento eiquí, nesta casa, e sobor deste teito acolledor, o noso Castelao, fai hoxe, a ista mesma hora des anos xustos.

Os médicos ilustres que o trataron, dianosticadores das doenzas do corpo carna, deran, facía xa tempo, seu ditame: Castelao estaba afeitado dun mal físico que non perdoa. Que mata irremediablemente.

Mais os poetas, que adoitan pescudar nas doenzas do Esprito, deron tamén o seu dianóstico, por boca do seu Mestre maor, Ramón Cabanillas, morto tamén fai poucos días, nun poema que formula unha pregunta e da unha resposta:
“¿De que mal morreu a nosa prenda?”
“Morreu de amor a Terra”.


Si, irmáns, deso morreu a nosa prenda. Do que fora amor dos seus amores. Sustancia e consustancia da sua vida imorredoira. Ispiración e hálito do seu xenio de artista, ilusión i esperanza da sua emoción e da sua vocación de guieiro, de conductor e de redentor do seu pobo e da sua nación , en trance de renacer e de recrear a sua personalidade política, histórica, espiritual e corporal.

Si, deso e por eso morreu Castelao. Dunha lonxanía de Galicia no tempo e no espacio, carne do seu Corpo e pulso do seu Esprito.

E nós seus irmáns e seus amigos, que cremos firmemente nunha vida perenne alén da morte física, invocámolo i evocámolo hoxe, por si, en Esprito, quer estar xunta nós, a nosa veira, esta noite da sua lembranza. Invocámolo en omnipresencia. Na presencia da sua fe, da sua espranza, e do seu outísimo nos outos destinos da Patria, asoballada, tronzada pola traición a sua traietoria histórica.

Invocámolo os que fomos seus compañeiros e camiños. Polos camiños da angustia e da agonía nos intres tremendos da desespranza e do desconsolo. E ate polos camiños áridos e poirentos do eisilio e o desterro.

E con nós, invocádelo vós, galegos da emigración, que sabedes dos seus traballos, do seu vivir, e do seu desvivirse por darlle contido sólido, conciencia patriótica e política, os vosos traballos a prol da galeguidade. Que dialogástedes con él encol de problemas esenciaes de Galicia. E que gozástedes da gracia da sua verba socarrona contando anéidotas todas con fío e punta. Que o arrodeástedes no seu mal incurable, e que erguéstedes esquí, niste mesmo luga, a capela pro seu velatorio, como se vela un santo, un héroi ou mártir.

Evocámolo e lembrámolo todos nós, para que a sua lembranza siga ahumeando e ispirando os nosos esforzos e os nosos traballos a prol das suas deidades, da sua emoción maísima e permanente: Galicia e a sua libertade. Até que a Patria libre poida acollelo no seu seo como fillo, fidelísimo e dileito, cando él volva polo mar, cubrindo singladuras de emoción Baixo as Galaxias tremelucentes do firmamento.

****


Esprito luminoso de Castelao, o sempre ben amado de Galicia e dos Galegos, que estás entre nós, a nosa veira, esta noite: Eiquí quedan para ti para tua lembranza istas verbas a xeito de oración.
Ou, si ti queres, a xeito de doce mainiña choiva que regue e fecunde o xardín onde frolecerán, no seu día, as tuas ilusións, as tuas espranzas, os teus esforzos todos, nunha amanecida auroral de nosa Patria Galega, ¡Así sexa!


(Este texto publicouse en Bos Aires na Opinión Gallega en febreiro de 1960)
(No libro "Ramón Suárez Picallo. Escolma de textos en galego" publicado polo CCG e o Concello de Sada en 2008 tamén está recollido.)
Biografía de Castelao
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Galegos de sona - Publicado o 07-01-2010 14:44
# Ligazón permanente a este artigo
OBSCURO OU OSCURO?

RSP retoma novamente o tema lingüistico coa palabra "oscuro ou obscuro" aclarando que a RAE admite as dúas acepcións. Explica o uso de unha e outra recurrindo a anécdotas como a de Unamuno e decántase polo uso de oscuro. Hoxe en día,na mesma rede pode verse e seguir coa citada polémica.
(Este mesmo artigo, pero dun xeito máis breve e conciso aparece publicado -con anterioridade- no xornal La Hora do día 8 de agosto de 1942)


7 de enero de 1943

OSCURO, NO OBSCURO


Por Ramón Suárez Picallo

Camarada, litógrafo y corrector: sintiéndolo mucho, tengo que reñir, amablemente, con ustedes. Lo he hecho antes, en muchos sitios, sin que la sangre hubiera llegado al río. Una especie de riña académica, intelectual. en torno a un tema lingüístico, sobre el cual se han librado grandísimas batallas, en las que participaron, como adalides Lope de Vega, don Juan Valera y don Miguel de Unamuno, además de otros soldados, no menos arriscados ni valerosos. Y vamos al tema: ¿obscuro u oscuro? La ex Real Academia de la Lengua, que como es sabido, existe en el mundo para fijar, limpiar y dar esplendor a nuestro idioma, dice que de las dos maneras puede escribirse la palabra. De acuerdo con la grafía -sentido ornamental- es obscuro; pero de acuerdo con la eufonía -sentido musical- es oscuro. Ya nosotros, en esto, como en otras muchas cosas, entre la arquitectura y la música nos quedamos con la música; ¡qué por eso somos esencialmente líricos! Y la lengua castellana es, principalmente, una lengua musical.

Por eso, Lope de Vega, el Fénix de los Ingenios, en uno de sus sonetos más famosos, escribe: “Pasas las noches del invierno oscuras”. Y don Miguel de Unamuno, -que sabía de esto, todo cuanto hay que saber- fue, por la misma cosa, protagonista de un duelo filológico con un tipógrafo, que también sabía lo suyo, como suelen serlo los obreros gráficos de todas las imprentas. La anécdota, la hemos contado ya otra vez. Pero por aquello de que “por mucho trigo nunca es mal año”, la repetimos hoy:

Don Miguel tuvo que enviar sus trabajos manuscritos a una imprenta nueva, cuyos obreros, muy apegadas a las viejas tocatas gramaticales, no conocían el estilo del insigne Profesor de Latín y Griego y Rector de la Universidad de Salamanca. Don Miguel había escrito en un original: oscuro, y el tipógrafo corrigió: obscuro. Don Miguel volvió a corregir y a poner: oscuro. El tipógrafo a su vez, corrigió de nuevo y tiró, con lapiz rojo, una llamada marginal que decía: “ojo”. Y don ‘Miguel, que era vasco, y por ende terco, borró el “ojo” del tipógrafo, y puso en su lugar: “oído”.

Porque, efectivamente, oscuro suena muchísimo mejor que obscuro. Y de los tres valores de un idioma, -el musical, el expresivo y el ornamental-, el musical es el primero.

¿Y saben ustedes por qué? Pues porque los idiomas nacieron por los sonidos más que por las formas gráficas. Fueron “escuchados” antes de ser “vistos”. El niño habla lo que escucha, antes de escribir lo que ve. Y hay países que tienen un idioma, por pura tradición oral, sin saber nadie cómo se escribe, El caso más reciente que conocemos es el de la República de los Kirguises, integrante de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, cuyo idioma no escribía nadie, pero hablaba todo el mundo. Notables filólogos de la Escuela de Lenguas orientales de Moscú, -donde se enseñan 48 idiomas y otras tantas modalidades dialectales- se fueron al territorio de la Kirguisia y, de acuerdo con lo que oyeron, escribieron un alfabeto, fijaron reglas, y compusieron una gramática, un Diccionario, y algunos textos de lectura.

Sin duda, muchos idiomas, célebres hoy, nacieron del mismo modo. Por eso, las lenguas primitivas -la vasca entre las más viejas- son lenguas onomatopéyicas; es decir; que suenan como lo que indican. Por ejemplo el ruido que hace la piedra al caer en el agua, se dice en lengua gaélica: “choupa”. ¿Ven ustedes, como en esto de los idiomas, tenía razón don Miguel, sin que esto, naturalmente, signifique menosprecio, para el bien inestimable de la vista. Pero, cada cosa en su sitio.

Ustedes pueden alegarme que la mayoría de las gentes, -aún las que pasan por letradas y eruditas- escriben obscuro y no oscuro. Están ustedes en lo cierto, pero el buen gusto, la afición a la buena música, el delectante regusto de escuchar un idioma lírico bien hablado, no es característica de las mayorías indoctas e ignaras. Es un privilegio del que gozamos las minorías selectas, entre las cuales -modestia aparte- nos contamos ustedes y yo. Y quedamos en que, si no disponen otra cosa, los doctos y sabios académicos de la lengua, debe escribir oscuro y no obscuro.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o 7 de xaneiro de ... 1943)
(Este artigo aparece tamén na antoloxía LA FERIA DEL MUNDO, editado polo CCG en 2008)
OSCURO no diccionario da RAE
Anécdota de Unamuno
Buscar OSCURO no dicc. hispánico de dudas
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 07-01-2010 00:17
# Ligazón permanente a este artigo
[1] [2] 3 [4]
© by Abertal