A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

SOBRE RAMÓN, MONCHOS E RAMONISMO
Neste curioso, orixinal e entretido artigo, fala da orixe de San Ramón, e do nome -nada vulgar- así como dos ilustres que o levan,(ata el mesmo)e outros derivados e que tamén teñen as mulleres e xa, para rematar, hai cancións e xogos infantis e tamén libros escritos sobre o Ramonismo na literatura española e o Ramonismo en Galicia...


31 de agosto de 1943

LOS RAMONES Y EL “RAMONISMO"


Por Ramón Suárez Picallo

Hoy es día de San Ramón Nonato. Los Ramones y el “ramonismo” están de días, pues, San Ramón es de origén francés; pero, al igual que otros muchos de sus compatriotas, cruzó los Pirineos, se metió en España y, desde allí, se hizo popular en todo el mundo de lengua española. San Ramón es el patrono de las madres fecundas, que lo recuerdan mucho en determinados trances. En Francia tenía, por eso muy escasa devoción, y prefirió a España, donde cada mujer tiene más de cinco hijos. Es un santo peregrino, humilde y bondadoso, sin relación de ninguna clase con la Santa Inquisición ni con la Santa Sede romana, ni tampoco intervino, que se sepa, en líos de reyes ni en problemas de Estado, ni en luchas contra herejes.

Por lo demás Ramón es nombre sonoro y rotundo que da a quien lo lleva, cierta personalidad; los Ramones suelen ser bondadosos y humoristas, claros y simples, cuando pertenecen a la estirpe popular; navegantes y aventureros cuando son de la clase media, e ingenuamente ampulosos, cuando, por linaje o por talento, logran encumbrarse y lucen delante del nombre, un “Don” señorial: Don Ramón, suena, musicalmente, en un ámbito distinto al de un Ramón a secas. Un muy amigo nuestro a quien por causa de su edad madura suelen llamarle “Don Ramón” sus amigos de menos años, declara que cuando siente que le dicen “don”, le nacen grandes barbas de chivo y tiene la sensación de que le falta un brazo; Recuerda a Don Ramón del Valle de la Cruz, hasta Ramón Gómez de la Serna; con don Ramón Menéndez Pidal, Ramón Otero Pedrayo y Juan Ramón Jiménez, a quien, si le quitasen el Ramón, dejándole sólo el Juan, dejarían a “Platero y yo” casi decapitado y sin alma.

MONCHOS Y MONCHAS

Así como suena muy bien llamar Ramón o don Ramón a un capitán de buque, a un cura o médico rural, a un señor de casa blasonada, o a un escritor de mucho fuste, no es posible llamarle Ramón a un niño pequeño ni Ramona a una mujer; ni siquiera después de que los norteamericanos –capaces de poetizar el nombre de escopeta– lanzaron al mundo, con mucho éxito, un vals-serenata titulado “Ramona” en el cual su admirable fantasía, creía ver un “dulce nombre de mujer”.

Para nosotros, en cambio, Ramona, es nombre de rígida ama de llaves de sargento de carabineros, o de solterona bigotuda y agria, capaz de mandar y comandar una guerrilla. Porque Ramón nació para ser, y es, nombre de hombre. Por eso, a una mujer con ese nombre se la llama con el apelativo familiar de “Moncha” y con el de “Moncho” a los varones mientras visten de corto. Los muchachos, cuando se echan de tiros largos, renuncian al apelativo cariñoso y quieren ser Ramones rotundos, en cambio, las Ramonas se aferran a ser siempre Monchas y, a medida que los años pasan, aún les gusta que les digan “Monchitas” o “Monchiñas”, pero Ramonas ¡jamás!


“RAMONISMO” LITERARIO

Piense el lector en los Ramones que ilustraron e ilustran la literatura española e hispanoamericana, las ciencias y el profesorado –don Santiago Ramón y Cajal, por ejemplo– y descubrirá una rica historia del Ramonismo, en todos esos altos menesteres. Su prestigio es tal, que llegó hasta los dominios del folklore popular, donde, como es sabido, no entra cualquiera así como así…

Efectivamente, hay canciones y romances “ramonistas”, inspirados en el nombre de Ramón, de rima muy fácil: recordamos tres, de los cuales, dos, no deben decirse “habiendo señoras”, porque son de color subido, y aluden a la especialidad en que, el Santo del día de hoy, ha hecho sus mayores y más prodigiosos milagros; la otra es una “canción de rueda” o romance de “rongacatonga”, popularísimo entre niños y niñas, que juegan al corro. He aquí su letra:

“Ramón del alma mía,
del alma mía, Ramón;
si te hubieras casado,
cuando te lo he dicho yo;
te estarías ahora,
sentadito en tu balcón,
mirando como pasan,
los carros de munición…”.

Como pueden ver los Ramones, su nombre no es cosa vulgar. Tiene su buena historia, que podría ser tema de un ensayo, intentado ya en España, por Ramón Gómez de la Serna, titulado “El Ramonismo en la Literatura Española”, a quien, en su día, contestó Ramón Villar Ponte, escritor gallego, con otro titulado “El Ramonismo en Galicia”, tierra de muchísimos Ramones.

Todo lo cual, que dicho y escrito queda, va por San Ramón y por todos los muchos y grandes Ramones, habidos y por haber; y, también -confesado sea esto en riguroso secreto, porque Pick-Up, se llama Ramón.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, o día 31 de agosto de... 1943)
Sobre San Ramón
Outra biografia do santo
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 31-08-2010 02:21
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal