A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

REMEMBRANZA (1)

Neste intre RSP colabora na revista Céltiga fundada en 1924 e dunha periodicidade quincenal. Neste engaiolante artigo lembra como con pouco maís de nove anos se enrola como mariñeiro.
Respetamos a grafía do texto según aparece publicado en 1973.


REMEMBRANZA


Por Ramón Suárez Picallo



La salida de las traineras constituía para mí un espectáculo deleitante; tanto que todos los días, al salir de la escuela, mientras mis compañeros cazaban grillos en los prados vecinos, o entablaban descomunal batalla de pedradas con los muchachos de la otra escuela, íbame yo silenciosamente a presenciar la partida de las embarcaciones pesqueras. En mis oídos sonaban como las notas de música deliciosa el golpe acompasado de los diez remos, al chocar simultáneamente en los toletes, y el chapoteo monorrítmico de las palas, al clavarse en las aguas azules de mi ría encantada.
De mi corazón de niño creyente –donde palpitaba ya el sentimiento marinero heredado de padres y abuelos- salía una ferviente oración para los que se alejaban, que era un augurio de buena suerte.
Había cumplido los nueve años, harto pocos para ganarme el pan con el sudor de mi frente. No obstante, habíame decidido firmemente a plantear a mi madre mi voluntad de ir al mar. Cierto que era pequeño; pero ¿no iban José de Sabela, Antón de Souto y Vicente da Fonte, que tenían mi misma edad? Ese espíritu de emulación que hace que los gallegos vayamos a donde vaya cualquier otro, y que es innato en nuestra recia estirpe celta, diome fuerza para el trance.
Para el caso, había tomado mis medidas. En la compaña de don Fernando Lourido, andaba mi amigo José de Sabela, con quien había ya hablado para ver si había sitio.
- E non ha d´haber, oh. Xa sabes que c’o tío Fernando sempre hay sitio par’os rapaces. Mañán se queres vir, temol’a posta na playa de Miño. Tirouse o Mascato e paréceme que vai haber amorrada.
La profecía de mi amigo, que se las daba ya de entendido en la materia, decidióme del todo y, esa noche obtuve de mi madre el anhelado permiso, no sin una tenaz resistencia de su parte. Rezaba, ¡pobriña! Por un navegante –mi padre emigrado– y desde esa noche rezaría por dos.
Al otro día, mientras colocaba la merienda en el garrucho – que el mar da mucho apetito- me colmó de consejos:
- Serás traballador e honrado; serás humilde e ben falado c’as persoas maores; non serás envidioso, nin respondón, nin embusteir; nin falarás mal dos compañeiros. Serás amigo de todos para que todos sean teus amigos. Sendo un neno, portaraste como un home.
Y cuando iba a salir, después de prometerle sinceramente de seguir sus consejos:
- ¡Espera! – me dijo.
Sacó de sus seno un escapulario de la Virgen del Carmen, patrona de los marineros, y después de besarlo fervorosamente, me lo colocó al cuello con su propia mano. (Preciosísimo relicario, que aún hoy, perdidas, ¡ay!, mis creencias infantiles, guardo cual grato tesoro).
- Que ela, xunto co’as miñas bendiciós, te acompañe filliño.
E hizo, en ademán de bendecir la señal de la cruz sobre mi cabeza, mientras dirigía al cielo sus ojos bañados en lágrimas y sus labios musitaban una oración. Oración de gozo ante el primer hijo dispuesto a contribuir con su esfuerzo al sustento del hogar, y oración de angustia, presintiendo –¡madre gallega!- al futuro emigrante que un día partirá para no volver quizá nunca más.
Bajo la impresión de la bendición de mi madre y recordando la profecía de la amorrada, llegué en santiamén a la rambla de don José Pena, que servía de repisa al pintoresco pueblo de Fontán, colgado en el ribazo, como si quisiera caerse al mar un día de mareira.
La “María Manuela” tenía a bordo la casi totalidad de la tripulación sentado cada hombre en su bancada con los remos ya armados. Al instante llegaron los que faltaban y con ellos don Fernando, el capitán de la diminuta nave, venerable Decano de aquellas playas, maestro de varias generaciones de bravos marineros que, discípulos agradecidos, mirábanlo con cariño filial, lo que constituía su mayor orgullo.
Terminados los últimos detalles, ordenó don Fernando la salida con su lacónico “vamos”.
Al impulso de cinco remos por la banda, la “María Manuela” cortaba veloz las aguas, aquel día tranquilas, proa a la playa de Miño, situada frente a Fontán, a la otra banda de la ría.
Mientras los hombres que formaban la tripulación remaban recia y elegantemente,guardando una absoluta unidad en sus movimientos, don Fernando, sentado en la popa, picaba parsimoniosamente, con una pavorosa sevillana, tabaco para un pitillo, confiado el remo de gobierno a uno de los rapaces que se sentaban a popa. De cuando en cuando orientaba al rapaz-timonel ordenando :
-"Couce". Y al rato. "Asimán".
Notando que el número de los “cazoleiros” –clasificación que los muchahos que por nuestra edad no entrábamos en la compaña y que por lo tanto el pago de nuestro trabajo era el arbitrio del patrón; paga en especies denominada cazola, por suponer que con ella se hacía “cazolada”- había aumentado , buscó la cara nueva, hallándola al instante: Era la mía.
-“¿É a premeira vez que ves o mar, rapás?- preguntó.
-É, si señor- respondí.
-¿E ti de quén es fillo?
-D’o zoqueiro de Veloy.
-Acórdocheme coma se fora oxe, da primeira cazola que ganou teu pai. Ganouna conmigo. Dios queira que trayas sorte.

Llegamos a Miño. (continuará)


(Artigo publicado na revista CÉLTIGA,na data do 25 de xuño de... 1925. Reeditouse novamente no xornal Galicia no número de marzo-abril de... 1973)
Ler a continuación de Remembranza
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Galicia - Publicado o 25-06-2010 19:07
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal