A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

LA HORA Y EL PARTIDO RADICAL EN CHILE
La Hora, xornal no que está a colaborar RSP pasa a a ser o voceiro do Partido Radical Chileno e ao respecto escribe: "La Hora, desde hace pocos días, pertenece, en efecto, al partido Radical, y de acuerdo con esta calidad inicio una nueva etapa en su vida periodística. Este diario está, pues, al servicio de una ideología y de un programa perfectamente definidos, tanto en el terreno político, como en el económico y social... Así pues, los radicales de todo el país, por remoto que sea el lugar de su residencia, y por modesta que sea su situación, verán en este diario un verdadero hogar espiritual, en el que, por derecho propio, encontrarán el amparo que necesiten y la voz que hará resonar por ellos sus inquietudes y anhelos..."




6 de marzo de 1947

“LA HORA” EN SU NUEVA ETAPA


Por Ramón Suárez Picallo

El Presidente en ejercicio del partido Radical se ha dirigido a los radicales del todo el país para confirmarles la noticia de que esta colectividad política cuenta con un órgano de prensa propia, y explicarles lo que será este diario en el concierto periodístico nacional.

“La Hora”, desde hace pocos días, pertenece, en efecto, al partido Radical, y de acuerdo con esta calidad inicio una nueva etapa en su vida periodística. Este diario está, pues, al servicio de una ideología y de un programa perfectamente definidos, tanto en el terreno político, como en el económico y social. Tratará así de inspirar su acción en la tradición política de un partido que, acaso como ninguno, está vinculado al desarrollo y perfeccionamiento de nuestra Democracia, en memorables campañas de opinión que se han transformado en las más positivas etapas del progreso en la historia de nuestro país. Comprendemos que no es ésta una tarea fácil, porque constituye una pesada responsabilidad recoger la abrumadora herencia de un pasado glorioso, para mantener la brillante trayectoria de un partido que ha producido grandes próceres, eminentes hombres públicos y destacados estadistas. Sin embargo, inspirada en esa misma tradición, es que “La hora” tratará de hacerse digna de representar el sentir del Radicalismo nacional.

Queremos hacer resaltar que, acaso por primera vez, un órgano de prensa se presenta ante la opinión pública como intérprete genuino de un partido político de la importancia del Radical. Esto significa que este diario no representará intereses personales de ninguna especie, que por elevados que ellos sean, siempre empequeñecen al debate de los grandes problemas nacionales, y que tratará en todo momento de hablar en forma impersonal y abstracta, inspirado solamente en el programa del partido político a que pertenece.

Esta condición, que trataremos de reafirmar prácticamente en el trabajo cotidiano, dará a este diario una situación de independencia y de libertad excepcionales en el examen de los problemas públicos y de la actualidad nacional, sin que atienda a ninguna otra consideración que al progreso del país, buscando las soluciones adecuadas dentro del amplio programa ideológico y doctrinario del Partido radical.

Reconocerá y aplaudirá, pues, todas las iniciativas acertadas y justas, así como propiciará todas las soluciones que el patriotismo le indique como convenientes para el interés nacional y el perfeccionamiento de nuestra Democracia. Pero, al mismo tiempo, será este diario inflexible en el mantenimiento y defensa de los principios y doctrinas que forman el estatuto de nuestro Partido. Es así como no vacilará en ejercer sin limitación su derecho al examen y a la crítica de los problemas públicos, de sus orígenes y consecuencias, y del modo como lo encaran los Poderes del Estado, aunque en esta tarea resulten lesionados los que, por representación democrática o en razón de su carácter de gobernantes o funcionarios, tengan a su cargo la solución directa de esas materias. Y en este sentido no será suficiente la calidad e radical para que el político o funcionario negligente o culpable se crea a salvo de nuestra crítica, que siempre se ejercitará en forma elevada y serena.

Esta imparcialidad en el examen de los problemas y de las cuestiones de interés nacional, no significará, por cierto, que no tomemos con decisión y energía la defensa de nuestro Partido y de todos los radicales de país, cuando se vean injustamente amenazados o postergados en sus campañas de bien público o en la satisfacción de sus legítimas aspiraciones.

Así pues, los radicales de todo el país, por remoto que sea el lugar de su residencia, y por modesta que sea su situación, verán en este diario un verdadero hogar espiritual, en el que, por derecho propio, encontrarán el amparo que necesiten y la voz que hará resonar por ellos sus inquietudes y anhelos.

El hecho de que es este diario representa la corriente ideológica de un partido, no quiere decir, que supuesto, que descuide todos los demás aspectos de la actualidad nacional y extranjera. Aspiramos a que este diario perciba y reproduzca todos los acontecimientos que interesen a los lectores, para lo cual organizará sus servicios en el más amplio pie de eficiencia, en todas sus secciones, sin omitir esfuerzos para que el público esté bien informado de lo que ocurra en todas las actividades del país y de mundo.

Tenemos también la decisión, y así lo declaramos en forma explícita, de mantener nuestras campañas y polémicas, cuando ellas se susciten y, en general, todas las apreciaciones que nos merezcan los problemas y los hombres en un terreno de respeto por las colectividades y personas, respeto que también exigimos para nosotros. Creemos que los intereses del país no permiten sino la más absoluta franqueza en el examen de los problemas públicos; pero, asimismo, estimamos que la intemperancia en el lengua no hace sino obstaculizar el logro de las soluciones que se buscan.

“La Hora” se presenta, pues, en la nueva etapa de su vida periodística, inspirada en el más sincero anhelo de cooperar al progreso del país y satisfacer las exigencias del público lector para lo cual llevará en alto y sin reservas la bandera del Radicalismo nacional


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o 6 de marzo de ... 1947)
O Partido Radical Chileno
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Libros, prensa, cultura, arte. - Publicado o 06-03-2010 00:45
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal