A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

ANTÁRTIDA
A Antártida, vasto continente con máis de trece millóns de qm2, foi dende sempre un territorio desexado por moitos países.Polo Tratado Antártico, de 1959 hai un acordo internacional de non extracción de minerais da Antártida durante 50 anos (e que remata agora, aínda que, en 1991 suspendeuse xa a posibilidade de tal explotación).
Arxentina reclama casi 1 millón de qm2,entre os meridianos 25º e 74ºO. Chile, entre os paralelos 53º y 90ºO. Reino Unido, Noruega, Australia e Nova Zelanda, reclaman tamén dereitos na zona...
Ao remate da 2ª guerra vólvese a falar da Ántártida e RSP opina ao respecto, inclinándose como é evidente polos dereitos de Chile.



30 de diciembre de 1946

(Sin título)


Por Ramón Suárez Picallo

Estados Unidos, Inglaterra, Noruega, Australia, Nueva Zelanda y la Unión Soviética, reclaman derechos de jurisdicción en el albo y misterioso Continente Antártico. Frente a todos esos países, Chile y Argentina, exhiben razones de indudable fuerza jurídica, geográfica e histórica, para ejercer allí una co-soberanía, que nadie podrá refutar, con textos valederos, ni con antecedentes de facto que acrediten tales derechos.

Y lo peor del caso es que todas las naciones citadas se disponen, ahora, a realizar actos de fuerza por el mar y por el aire, que aseveren su mejor supuesto derecho para adueñarse del inmenso bloque glacial, donde no hay árboles, ni casas ni crece la hierba, ni los pájaros cantan, ni viven los hombres.

Sólo los atontados pingüinos y las barbudas focas pueblan aquellas silenciosas soledades, el único rincón pacífico de todo el globo terráqueo, por eso mismo: porque no viven en él gentes civilizadas, ni sin civilizar.

Un caballero muy aficionado a los tejemanejes de la política internacional, a la vista de este lío polar, nos decía muy lleno de razón: “Habrá guerra por la Antártica. El pleito que tuvo mal fin acerca del Polo Norte se reproducirá en torno al Polo Sur. Las focas, las ballenas y los pingüinos, están en grave peligro de saltar hechos añicos por los efectos de la bomba atómica, sin que a los pobres animalitos les vaya ni les venga nada en el pleito”. “Porque la gente de mal vivir y de morir peor –agregaba el pesimista caballero–no está a gusto si no tiene algo por qué pelear, aunque sea sobre inmensos campos nevados, que no sirven para maldita la cosa, como no sea para armar lío inútilmente con el prójimo”.

Nosotros somos más optimistas que el comentarista de marras. No habrá guerra por causa de la Antártica, por ser aquello muy frío y muy lejano de los centros neurálgicos y acalorados, donde se debaten el futuro y el presente del mundo poblado. Cuando más habrá exhibiciones deportistas, ante las focas asombradas y los pingüinos atontados, incapaces de comprender, cómo hay quien hace esfuerzos tales para no obtener ningún resultado.

Mientras tanto, nosotros, seguimos escuchando los sonoros versos de Ercilla y Zúñiga, que valen por cien tratados de Geografía y de Derecho sobre la tierra discutida:

“Chile fértil provincia y señalada,
en la región Antártica famosa”.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 30 de decembro de... 1946)
Tratado Antártico
Datos da Antártida
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Pobos, cidades e lugares - Publicado o 30-12-2009 02:31
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal