A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

CAMBIO CLIMÁTICO E GUERRAS

Hoxe, un día si e outro tamén se está a falar do cambio climático.Na vindeira semana comezará o cumio de Copenhague.Hai maís de sesenta anos RSP xa comentaba a información que estaban a dar os científicos sobre a relación que poden ter eventos como as guerras nos cambios do clima.Todo un adiantado.


30 de noviembre de 1942

LA GUERRA Y EL CLIMA


Por Ramón Suárez Picallo

Don Julio Bustos Navarrete, director del benemérito Observatorio Astronómico de El Salto, acaba de meternos el alma en un puño, como quien dice. Afirma, en uno de sus últimos boletines, que la guerra influye en cuantía muy importante en los cambios y trastornos climatéricos. De tal manera, que los recientes cambios bruscos de temperatura –frío polar y lluvias torrenciales en pleno verano- son, a su juicio de astrónomo, imputables a los vaivenes bélicos, y dependen del fragor de los combates de Túnez, Burma y Stalingrado.

Devotísimos de Flamarión y del buen Abate Moreaux, aficionados a la Astronomía, como fuente de una literatura deliciosa por lo amable, creíamos que la eterna inmanencia de los astros y de los mundos plurales, dependía de una Dirección Suprema y extra humana, absolutamente apartada de los activos pleitos de Cancillería, y de los planes de los Estados Mayores. Recordábamos y dábamos por bueno, aquel bellísimo proverbio árabe que dice: “Si buscas a Dios, levanta tus ojos al firmamento estrellado, y lo hallarás en la armonía inmutable del Universo”.

Y ahora, resulta que no así: el alcance y calibre de los cañones, el poder explosivo de las bombas aéreas, la velocidad de los torpedos marinos, son capaces de enmendarle la plana a la naturaleza y producir frío polar en el verano, y calor tropical en el invierno; originar movimientos sísmicos e influir en la marcha tranquila y matemática de los planetas.

Pues señor, era lo único que nos faltaba atribuir a esta endemoniada guerra: la falta de gasolina, la carestía de los artículos, los pleitos políticos, las amenazas del Japón, y los sermones reaccionarios de los curas pro-nazis, y, ahora para remachar el clavo, los cambios bruscos de temperatura y quién sabe si alguno que otro temblor, en grado de terremoto.

De todos modos, es muy de agradecer a don Julio Bustos Navarrete y a su observatorio, el que nos pongan en guardia, para no atrapar una pulmonía en pleno verano, por habernos aligerado de ropas. Se lo agradecemos mucho, aunque nos duela y se nos venga abajo una concepción lírica, empírica, y un poco sobrenatural, de la Astronomía, que, por lo visto tiene muchísimo que ver con cañones y bombas aéreas, fabricadas, por manos humanas en los grandes arsenales de guerra.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o 30 de novembro de ... 1942)
Guerra y cambio climático
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Natureza e Medio Ambiente - Publicado o 30-11-2009 13:47
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal