A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

MONARCAS OLVIDADOS
19 de noviembre de 1942

MONARCAS OLVIDADOS


Por Ramón Suárez Picallo

Es muy difícil, mantener a flote en nuestros tiempos vertiginosos, nombres de personajes que otrora hicieron noticia. Sabios, políticos y literatos de fama mundial, viven en el ostracismo, olvidados de sus contemporáneos, en el retiro vigilado o en el exilio forzoso. Hay también, en esta situación algunos monarcas, tronados unos y otros destronados. Sólo de cuando en cuando son mencionados sus nombres, relacionados con menesteres y problemas ajenos totalmente al gobierno de sus súbditos.

¿Sabe alguien dónde está, ni qué hace por ejemplo, el Rey Zogú de Albania? Gobernó despóticamente su reino; se hizo amigo del fascismo italiano, al que cedió buena parte de su soberanía, y, una mañana, sus amigos fascistas invadieron Albania, y el Rey salió pitando con sus familiares, sin que se haya vuelto a tener noticias de él.

Días pasados se celebró en Santiago, una ceremonia religiosa por la ventura personal de Leopoldo de Coburgo, Rey de los belgas, del que tampoco se tienen noticias, desde que pasó a ser obscuro prisionero de guerra de los invasores de su pequeña gran patria. Antes de ser invadida Bélgica, el Rey Leopoldo hizo gestos amistosos al nacional-socialismo; cuando Europa habló de defenderse, -y algunos de sus pueblos se defendían con uñas y dientes-, el hijo de Alberto, el inolvidable Rey popular y caballero, habló de neutralidad a todo trance y obstaculizó cuanto pudo la obra de los que hablaban de defensa nacional. Vino la guerra y Leopoldo, al frente de sus ejércitos, realizó un acto que no está aún calificado: no se sabe si fue traición, cobardía o sacrificio. En su día lo dirá la Historia, pero mientras tanto, el Rey de los belgas vive en la soledad y en el cautiverio.

Del otro, que forma con los dos anteriores la desagradable trilogía, se publicaron noticias ayer: Trátase del insigne perdulario Carol de Rumania aventurero tronado, y traidor a lo humano y lo divino. Después de una vida escasamente ejemplar, recuperó el trono e hizo de su país un “pandemonium”; mostró amistad a cuantos podían serle útiles, y luego los traicionó a todos. Un día iban por él y salió cargado de riquezas. En un país de tránsito armó una zapatiesta diplomática, por causa de unos perritos predilectos de la mujer que lo acompaña, y que no es ciertamente, la Reina de Rumania, mientras en su país, sus amigos de la víspera realizaban una gigantesca matanza humana. Llegó a esta América, confiada y abierta, y quizo ser líder de los rumanos libres. Ahora, se sabe por qué Carol quería manejar –junto con la señora de los perritos -, unos millones rumanos congelados en Estados Unidos. No le hicieron caso, naturalmente, ni se lo harán. Porque hay una providencia histórica que da a cada cual –hombres y pueblos-, aquello que cada cual merece. Por eso hay en el mundo monarcas olvidados y algunos despreciados.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1942)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 19-11-2014 01:51
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal