A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

APÁTRIDAS EN 1943

Reflexións de RSP -en 1943- sobre o significado de "apátrida" e sobre os que entregan o seu país aos estranxeiros,como foi o caso do noruego Quisling (polo que a palabra quisling foi acuñada como sinónimo de traidor) ou os que defenden coa súa vida a independencia ou soberanía dos seus países...


7 de enero de 1943

APÁTRIDAS


Por Ramón Suárez Picallo

Apátrida quiere decir hombre sin Patria. Los regímenes totalitarios, que suelen llamarse también “nacionalistas”, son los creadores de la figura jurídica, como pena; ellos se la aplicaron, sin piedad, a sus enemigos políticos, cubriendo los caminos del mundo, las cárceles y los campos de concentración, de hombres sin protección jurídica, privándolos por decreto arbitrario de su nacionalidad: queriendo borrar, de vil plumazo, el hecho incuestionable de haber nacido sobre la tierra y bajo el sol de una Nación y de un Estado; condenando a miles de hombres a una muerte civil, a veces de más trágicas consecuencias que la misma muerte física. En la España actual, en la Alemania nazi y en la Francia de Vichy, la pena, bárbara, cruel, contraria a los principios universales del Derecho Natural y Divino, ha sido instituída en sus nuevas leyes, y está siendo aplicada a mansalva a todos los mal avenidos con los regímenes imperantes.

Por lo que tiene de cruel, de escarnecedora, de antinatural, de contraria a Derecho, la pena de apatricidio, tiene que repugnar íntimamente a todo espíritu culto y civilizado; pero resulta particularmente intolerable, cuando la aplican los vendepatrias, que entregaron su Nación al extranjero, a aquellos otros, que defendieron con alma y vida los derechos, la independencia y la soberania nacionales.

Tal fue el caso, por ejemplo, de la Francia de Vichy, entregada en cuerpo y alma al invasor, privando de la nacionalidad a los más esclarecidos patriotas franceses; y tal es hoy el caso de Noruega, cuyo traidor máximo, Quisling, que dio con el suyo, un nombre personal a la traición, acaba de declarar apatridas a 30.000 compatriotas suyos, por negarse a colaborar con el invasor que arrasó con la ejemplar nación noruega, y que hizo de ella una colonia del Tercer Reich… ¡Quisling o Laval, declarando traidores a otros hombres; equivale a que el Diablo se haya metido a predicador del Evangelio, y de las virtudes de la Santa Cruz!

Por fortuna, el mundo que importa a las naciones que no han renunciado a las leyes universales que rigen con fuerza moral imponderable las relaciones entre los hombres y sus comunidades nacionales, les reconocen muy poco valor humano y jurídico a los decretos de los vendepatrias; y aún haría falta que les reconociesen mucho menos, en defensa de una solidaridad democrática universal, cada día más necesaria, como defensa, frente a un enemigo organizado en el mundo entero.

Mientras tanto, el hecho, permanente e incuestionable de haber nacido, trabajado, sufrido y llorado, dentro de los linderos de una Patria, al amparo de una bandera y de un orden jurídico, con todos los derechos que le son inherentes no puede ser modificado por un régimen político transitorio, ni por los hombres que le sirven, en medio del odio, y de las maldiciones de sus conciudadanos que los soportan como se soporta una desgracia nacional.


(Arrtigo publicado no xornal La Hora -en Santiago de Chile- tal día como hoxe pero de... 1943)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Segunda Guerra Mundial - Publicado o 07-01-2014 02:39
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal